Reseña Perdona si te Llamo Amor (Federico Moccia)

Te perdono eso, todo lo demás no

Empecemos con un resumen que abarque toda la historia: una adolescente y un hombre adulto que se llevan veinte años se conocen y se enamoran, fin. Esto el típico relato ñoño romántico juvenil que se podría contar en trescientas páginas (siendo muy, muy generosos), pero tiene casi setecientas. ¿Es que acaso a Moccia le pagaban el libro al peso? ¿Su lema es que el tamaño sí importa? ¡Aquí hay relleno como para montar una fábrica de almohadas! Nos cuentan como la protagonista se levanta y va a clase, como el protagonista sale a cenar o trabaja, lo que hacen los amigos y familiares de ambos, nos citan tropecientas frases de canciones, libros y películas. ¡Sólo falta que nos digan como van todos al baño y si toman yogures para regularse el tránsito intestinal! Tanta página sobre nada termina atrapándote… en una espiral de tedio infinito.

Sin títuloLectura modo: Avisadme cuando pase algo mínimamente interesante o relevante, por favor.

Sobre cómo está escrito el libro, se nota que Moccia intenta ser poético y profundo. Lo malo es que en literatura lo que cuenta no es la intención sino el resultado, y este es que las cosas quedan dichas de modo raro. ¿No me creéis? Intentad adivinar el significado de los siguientes fragmentos:

1) «Me gustaría levantarme de la cama y encontrarme una rosa. Roja no. Blanca. Pura. Para escribir en ella como si fuese una página nueva.»

2) «Ya no queda ni rastro de su sonrisa. Se ha escapado como uno de esos cuervos molestos y pesados, casi aturdidos por haber comido a saber qué.»

3) «Un balón pesado que se aleja hacia el cielo. Silencio. Cada vez más lejos. Luego, trabajosamente, los primeros chirridos. Es como si la gran máquina arrancase de nuevo.»

Los acertantes tenéis derecho a solicitar una tarta virtual. SOLUCIONES: DESTRIPE 

1) Deseo de superar una mala relación y empezar otra. Y esta es de las más normalitas.

2) Advertir que ha pasado algo malo y no entender qué ni por qué. Como yo tampoco entiendo que puñetas pinta ahí un cuervo con intoxicación alimenticia.

3) Tristeza por la muerte de un ser querido y conciencia de que la vida sigue. Si ya parece un narración inadecuada para un momento solemne sabed que detrás venían onomatopeyas. FIN DESTRIPE

Usar más las oraciones complejas igual hubiese ayudado. Ese estilo «frase stop, palabra stop, tres palabras stop» hacía que me imaginara al escritor dictando el libro por un walkie-talkie.

Por otra parte, la premisa sobre la que se asienta la historia está bastante desaprovechada. Una relación tan polémica como la de una adolescente y un hombre maduro tenía mucha chicha, y la sinopsis miente vilmente da a entender que tendrán que afrontar muchos prejuicios y problemas. Nada más lejos de la realidad (en los dos sentidos). Al principio, los de su entorno expresan algunas dudas, pero todos son súper mega comprensivos y acaban diciendo cosas como: «El amor no tiene edad», «Lo importante es que seáis felices» o «El corazón es impredecible, pero hay que escucharlo». Incluso los padres de la chica deciden que lo mejor es dejar a su hija hacer lo que quiera, si le apetece liarse con alguien que tiene la misma edad que ellos pues bueno, ella sabrá lo que hace. DESTRIPE Es más, si a su hija le da la gana irse unos días a otro país con el novio sin avisarlos ni decirles cómo localizarla también les parece perfecto, hacen como que no se han enterado y aquí no ha pasado nada. FIN DESTRIPE Como en la vida misma, ¿eh?

Pasemos a los personajes. Niki Cavalli se supone que es muy madura, pero solo para el sexo y soltar frases sacadas de Internet, porque a ratos en vez de diecisiete años diría que tiene diez. Sobre todo al principio. Con todo lo que le hace pasar a Alessandro, lo raro no es que se enamoren sino que él quiera volver a verla. Parecía que estaba siendo lo más repelente posible a posta. DESTRIPE Lo molesta llamándolo al trabajo, lo obliga estar con ella en horario laboral, hace que le pongan varias multas y le estrella el coche nuevo. Además de llamarlo carca cada vez que este le dice que se comporte. FIN DESTRIPE A mí alguien me trata así y no es que le ponga una orden de alejamiento, es que me la pone ella después de la patada giratoria que le doy.

Y Alessando (Alex) Belli es un simpersonalus manipulabilis, vulgarmente conocido como pardillo. Se deja mangonear de una forma increíble y actúa sin razón, sólo por hacer algo. DESTRIPE Incluso saliendo con Niki insinúa que es porque las cosas han salido así, pero que quiere a su ex. FIN DESTRIPE ¿En serio alguien que ni conoces te dice que aparques en prohibido, faltes al trabajo o lo invites a un restaurante y le haces caso sin más? El mayor misterio del libro es cómo este tío nunca se arruina ni es víctima de todos los gorrones de Italia.

Por supuesto, a ambos te los describen como guapos, ricos y perfectos (esto último es discutible). Aunque claro, aquí todo el mundo es descrito como guapo, rico y perfecto, siendo los protagonistas los más guapos, ricos y perfectos de todos (ver paréntesis anterior). Niki es preciosa, tiene para salir todos los días, sus padres son muy comprensivos (y guapos), practica varios deportes y saca buenas notas. Y Alex es un atractivo publicista de renombre por quien las mujeres suspiran, está en forma, tiene muuucho dinero y es muuuuy generoso; va por ahí dando limosnas de cincuenta euros y regalos de miles como si nada. Si es verdad lo que aquí se cuenta de los publicistas voy a meterme a ello pero ya. Se gana un pastizal yéndote a hacer lo que te da la gana con la excusa de inspirarte y, encima, te dan un mes para hacer un trabajo que puede hacerse en dos horas. ¡Qué digo!, que una menor puede hacer en dos horas.

Tanto Niki como Alex tienen amigos (guapos y ricos). Las de Niki son: Olly, Diletta y Erica, la que se lía con todos, la que espera el amor verdadero y la que lleva toda la vida con su novio, respectivamente (¡abarquemos todos los tópicos posibles!). Se autodenominan «las Olas», porque toda chupipandi necesita un nombre aleatorio y bobo que la identifique. Los amigos de Alex son: Enrico, que está enamorado de su mujer, pero no confía en ella; Flavio, controlado y amargado por su esposa; y Pietro, el «viva la vida» que le ha puesto a la suya más cuernos que el trineo de Papá Noel. Ninguno tiene personalidad más allá de eso y están de relleno, como casi toda la novela.

El único que no tiene dinero es Mauro, el típico motorista chulo y violento. Su historia no tiene ninguna relación con la principal y sólo está ahí para añadir páginas. Y lo mismo pasa con una chica misteriosa en una habitación añil. Pero como ninguno pinta nada paso de hablar de ellos.

Sin títuloAsí son el 95% de los personajes, pero en súper modelos.

Por último, mencionar que en todo el libro hay un machismo subyacente muy irritante. Menos Niki y sus amigas, a las mujeres se las pinta como amas de casa medio idiotas en el mejor de los casos, y como manipuladoras infieles en el peor. La palma se la lleva Elena, la antigua novia de Alex, porque claro, había que conseguir que Niki fuera un cielo en comparación. Además, las infieles y/o manipuladoras, como malas que son, terminan mal. Sin embargo, de un hombre infiel y manipulador no se dice en ningún momento que sea un hijo de la gran… Italia, se lo trata con desenfado. Eso chirría mucho y es bastante mosqueante. DESTRIPE Y la parte en que Mauro intenta pegarle una paliza a su novia, Paola, ya no por engañarlo, sino simplemente por dejarlo, es de juzgado de guardia. Sobre todo porque luego se da a entender que pobrecito él, que le han roto el corazón, y que ella es una falsa y una arribista. FIN DESTRIPE

Sentencia

Sólo para románticos incurables con mucho tiempo libre y la necesidad de encontrar un montón de frases cursis para decorar su agenda.

Anuncios

24 thoughts on “Reseña Perdona si te Llamo Amor (Federico Moccia)

  1. es un libro precioso no lo insultes xq eres vieja amargada q nadie t aguante los fan de mocia no tienen la culpa. tu si q eres como los de la photo.

    Me gusta

    • Es bastante curioso que estés de acuerdo con el comentario de antes, sobre todo porque el del comentario de antes eres tú mismo según los datos de visitantes a los que tengo acceso como administradora del blog.

      Joder, Selenita. Te llevas todos los insultos. Yo también quiero 😦

      Me gusta

      • Pero Kodama, si es la misma persona es normal que esté de acuerdo consigo misma. Si no lo estuviera entonces sí que sería un caso curioso, sobre todo para los psiquiatras.

        En otro orden de cosas… ¡Mi primer trol! ¡Wiiiiiii!

        Además, míralo. ¿No es adorable? Dos comentarios con un intervalo de pocos minutos, ambos anónimos, diciendo prácticamente lo mismo y con una forma de escribir muy similar y ¿de verdad creía que no nos íbamos a dar cuenta de que es la misma persona? Si es que tanta inocencia resulta casi enternecedora.

        Y sí, soy una avariciosa y acaparo todos los insultos. Tendrás que aplicarte más si quieres superarme, muajajajaja.

        Me gusta

      • Yo con quien coincido es con la autora de esta entrada. De verdad, qué libro más malo y qué pérdida de tiempo fue para mí su lectura. Por cierto, no sé si habéis leído Canciones para Paula, de Blue Jeans, pero el caso es que hay más de un paralelismo entre ambos… ambas… digamos obras :S

        Saludos! 🙂

        Me gusta

  2. Sí, pérdida de tiempo total, sobre todo porque el libro es largo, muuuy laaargo. Si tuviera doscientas páginas pues todavía, porque sería una novela ñoña e inverosímil del montón, pero con tanta página tienes mucho más tiempo para aborrecer el libro y encontrarle defectos. DESTRIPE Cuando los japoneses les rechazan el proyecto casi me dieron ganas de gritar: «nooo, por favor, no me digas que van a empezar otra vez con el rollo de pasearse por ahí en busca de ideas». Pues sí. FIN DESTRIPE

    De Bue Jeans no he leído nada, principalmente por eso que dices de que lo comparan mucho con Moccia. Ya me he aburrido bastante con el autor original como para encima leer copias. Pero igual un día me da por coger un libro suyo sólo por el placer de ponerlo verde.

    Saludos y muchas gracias por pasarte.

    Me gusta

    • Gracias a ti por contestar. La verdad es que hace años que leí esta cosa llamada Perdona si te llamo amor, así que no recuerdo muy bien la obra, pero creo que coincido bastante contigo. Si te lees a Blue Jeans, ten en cuenta eso: que es el Moccia español, así que te puedes imaginar por dónde van a ir los tiros. En Canciones para Paula, que es el que leí, Paula en realidad es Mary Sue y tiene por lo menos a 3 tíos detrás de ella, y viendo su sinopsis te puedes imaginar cómo va a ir.

      Otra cosa: ¿qué me dices del relleno y de las historias paralelas que no aportan nada, como la del ex de la petarda de NIkki, o una relacionada con la pérdida de un portátil o no sé qué rollo?

      Saludos! =)

      Me gusta

      • Pero si te has molestado en volver a pasarte por aquí para contestar y todo. Que amable.

        Ahora estoy bastante ocupada, así que no creo que puedes ver por aquí una reseña de Blue Jeans en un futuro cercano. Pero me apunto tu sugerencia y cuando pueda me pasaré por la biblioteca y pillaré algo del autor, que estoy cansada de toda esa adoración desde que le han hecho una película. Ya es hora de que se metan un poco con él.

        Mientras tanto, si te interesa, puedes echarle un ojo a esta reseña:

        http://literaturajuvenilyfantastica.blogspot.com.es/2013/11/canciones-para-paula-de-blue-jeans.html

        Es de «Juvenil fantástica o la que se tercie», uno de los blog que sigo. Creo que vas a estar bastante de acuerdo con ella por lo que cuentas.

        Sí, «Perdona…» tiene muuucho relleno y algunas cosas parecían puestas con maldad para poder alargarlo. La del portátil es la de la chica en la habitación añil, y sólo la he menciona da pasada porque es una historia paralela ridícula que a nadie le importa ni aporta nada a la historia. Igual que las conversaciones absurdas que intentan ser graciosas entre los padres de Niki, las historia del ex de la niña o todos los recuerdos que tiene Alex de Elena, que están sólo para que veamos lo mala que era, pero que él recuerda como una maravilla y no deja de fantasear con volver con ella pese a estar saliendo con otra. Si no fuera porque quería reseñarlo habría abandonado el libro de puro aburrimiento.

        Me gusta

  3. Naah, si no hay nada que agradecer. Si estáis empezando, pronto tendréis más gente que os conteste.

    Ah, sí conozco ese blog, me he pasado alguna vez por ahí. Se le ve muy sincero, a ese hombre. Ya ves, tiene a montones de adolescentes idolatrándole como si fuera Dios. Obviamente, estoy bastante de acuerdo con lo que dice. Las entradas dedicadas a Moccia y a Blue Jeans me gustaron, aunque también está bien la que dedica a La selección, ridiculez donde las haya. Yo empecé el primer libro, casi lo acabé y busqué el final de la saga por internet. Era lo que me esperaba.

    Bueno, sean cuales sean esas historias, muchas no dan nada a la trama. Además, al tenerlo tú más reciente que yo, lo recordarás mejor.

    Saludos! 😀

    Me gusta

    • Aun así sienta bien que alguien comente y se agradece.

      De Jorge lo que más me gusta es justamente esa sinceridad. Si le gusta algo lo dice y explica por qué, y si no también. No me gusta este peloteo que se traen muchos blog de decir que todo es buenísimo sin explicar por qué o minimizar los defectos, que luego coges tu el libro emocionada y te sientes como si te hubieran engañado.

      «La selección» no la he leído, ya leí «Los Juegos del Hambre» hace unos años y no he tenido ganas de seguir con la moda pseudodistópica (porque ya no son un recurso para criticar un rasgo de la sociedad actual sino una manera de poner amores imposibles entre adolescentes) que crearon. Sobre todo porque todo son sagas infinitas, si al menos fueran libros individuales.

      Saludos y espero que te siga gustando el blog. 🙂

      Me gusta

      • Si vas a hacer algo así, di lo que te ha parecido, con educación (nada de insultar, que las cosas se pueden decir sin insultos) y diciendo lo que de verdad opinas, justificándolo.

        Lo que tengo claro de Los juegos del hambre es que no querría vivir en un mundo así y que, para poder juzgar la saga, debería acabarla (cosa que haré… algún día… creo), porque dicen que mete la pata bastante con el último libro.

        La Selección es la cosa más previsible que te puedas echar a la cara, creo que ya lo he dicho, y también es algo ridículo. Pertenece a esas sagas infinitas que se podrían haber resumido en un libro o, por lo menos, haberse aprovechado más, pero el caso es que han sacado ya por lo menos 5 libros, entre novelas y novelas breves.

        Saludos! 🙂

        PD: vuelvo ahora debido a la semana tan larga y aburrida que he tenido

        Me gusta

  4. Jo, Anna, voy a tener que nombrarte comenterista oficial del blog. 😀 Me alegro de que te guste lo suficiente como para molestarte en comentar tanto. Pásate cuando quieras, yo tampoco tengo tiempo siempre para escribir o contestar en el blog.

    Siempre intento mantener la educación en las reseñas. Me meto con las obras que reseño, es cierto, pero intento hacerlo en clave de humos y justificar lo que digo. Y si a alguien le parece que estoy siendo insultante u omina distinto a mí que me lo diga sin problema, para eso he dejado que puede comentar quien quiera.

    Personalmente me suelen agotar las series infinitas de libros. Muchas historias ganarían siendo autoconclusivas, porque si no queda nada que contar no queda nada que contar. Pero el dinero es lo que tiene, supongo. Si ves que puedes cobrar cinco libros pues escribes cinco en lugar de uno.

    Me gusta

  5. Este no lo he leído pero si Tengo ganas de tí y me pareció tela de machista. Al prota cani se le perdonaba y justificaba todo mientras las tías las ponían de guarras histéricas (¿podían hacer más típica zorra a la ex? parece salida de un culebrón de sobremesa de las 3).

    Me alegro de que mas gente lo haya notado porque a mis amigas les encanta este escritor y me miraban como si estuviera loca (además de llamarme feminazi que ve machismo everywere) cuando les dije que me parecía machista.

    Me gusta

    • El problema es que cuando la gente piensa en machismo sólo asocia el término al machismo extremo y evidente, cosas del estilo: “chúpamela y vete a fregar, puta” o “a las mujeres hay que tratarlas como a los burros y darles zurras de vez en cuando”. En realidad la mayoría del machismo son cosas muchos más sutiles, como lo de este libro, y, en general, comportamientos a los que estamos tan acostumbrados que no nos damos cuenta de que son machistas y los consideramos algo normal. Por eso la gente se extraña y te llama exagerada cuando los señalas. Lo que demuestra que, aunque hemos avanzado bastante, todavía queda un largo camino por recorrer para lograr la igualdad.

      Ánimo y sigue señalando estas cosas. Si nadie lo hace nunca nos plantearemos que es algo que está mal y se seguirá perpetuando. Yo es por eso justamente por lo que lo hago notar.

      Me gusta

  6. Es la mayor basura que he leído en cincuenta años. Lastima de arboles que talaron para imprimirlo.

    Es como una novela de Corin Tellado pero de 700 páginas, no dice nada. ¿Qué nos importa lo que hagan los personajes en clase o en su casa? Luego de 60 páginas y que aun no se conocieran empecé a saltarme páginas e incluso haciendo eso me seguía enterando de todo, no se decía nada interesante. Ya pasadas las 140 páginas desistí de puro aburrimiento.

    Una amiga me dijo que a su hija le gustaba el autor y se lo regalé. Me ofreció pagármelo porque estaba nuevo y le dije que no porque me daba hasta vergüenza pedirle dinero por él.

    Me gusta

    • Gracias por compartir tu opinión.

      Como habrás podido leer, coincido totalmente en que una de las peores cosas es la cantidad de relleno, hace que la historia avance a paso de tortuga y se haga muy aburrida. En doscientas páginas se cuenta lo mismo y mejor. Aunque personalmente el machismo es lo que más me ha tocado las narices.

      Yo también tengo por casa libros tan malos que no los puedo ni regalar. En mi caso me da cosa donarlos a la biblioteca, no quiero que están al alcance de todos y se sigan extendiendo, pero tampoco los quiero en mis estantes ocupando espacio y soy contraria a destruir libros, sean como sean. ¡Que dilema!

      Me gusta

  7. Ah, eso de no poner oraciones complejas también es taaannn Blue Jeans… Que no son malas, yo he escrito oraciones complejas en francés sin tener casi ni idea del idioma, y en alemán he escrito subordinadas dentro de subordinadas y cosas raras por el estilo. (Otra cosa es que estuvieran bien escritas)

    “¿Es que acaso a Moccia le pagaban el libro al peso? ¿Su lema es que el tamaño sí importa? ” Probablemente sí a ambas preguntas.

    «Me gustaría levantarme de la cama y encontrarme una rosa. Roja no. Blanca. Pura. Para escribir en ella como si fuese una página nueva.» Qué pedante y pseudofilosófico suena, igual que las otras que has puesto. Bueno, al menos esta no habla de cuervos con diarrea. It’s something 😛

    Igual es porque me lo leí con 15 años y me pareció bastante malo e inverosímil, pero ¿qué pintaban allí en medio la historia de Paola y la de la chica de la habitación añil? ¿O es que se trataba de la misma chica? ¿Sabes que a Moccia le rechazaron A tres metros sobre el cielo en no sé si fueron 17 o 19 editoriales? Esos fueron listos

    ¡Saludos!

    Me gusta

    • Saludos otra vez y gracias por comentar Carol.

      Sí, lo de las oraciones es muy cantoso. Nadie dice que no pueda usar oraciones simples, pero si parece que tu libro lo ha escrito un nene de primaria al que aún no le han explicado las complejas es otra cosa. Esfuérzate un poco que eres escritor. Y claro, como Blue Jeans es el Moccia español también le ha imitado el estilo de escritura. Ya que iba a copiar podía intentar mejorar el producto original en lugar de imitar lo malo, digo yo.

      Sí, probablemente ambas cosas porque no es normal que a un libro le sobren como 2/3 de las páginas. Si la novela hubiera tenido 200 y pico páginas habría sido más tolerable, pero que los protas tarden como 100 páginas en conocerse y que arranque la historia realmente debería considerarse ensañamiento con los lectores. Más si todas esas páginas se dedican a contar chorras sin importancia como describir el trabajo de Alex o contar cómo Niki va al cole o toma helado con las amigas. Yo recuerdo que al leerlo iba mirando más adelante a ver si se habían conocido ya porque no entendía a qué venían tantas páginas de “prólogo” si lo importante era la historia de amor.

      Y sí, se nota que Moccia trata de ir de profundo y filosófico soltando cosas sobre la vida y el amor, pero no le sale. Mejor conocer tus capacidades y hacer un trabajo bien que aspirar muy alto y estrellarte.

      Yo digo que esas historias secundarias dentro de la historia están con el único propósito de alargar aún más el libro. Es la única explicación, porque ni pintan nada ni interesan. Sobre todo la de la habitación azul, que se supone que al final era la historia de una de las amigas de Niki si me enteré bien, porque los fragmentos estaban tan separados entre sí que para cuando llegaba el siguiente me había olvidado de los anteriores y no había continuidad.

      A veces rechazan a buenos escritores, pero está claro que a este le rechazaban con razón. La pena es que al final lo acabaron publicando. Hay la tira de libros como estos y más cortos y sin ese estilo de escritura tan pretencioso, como bien lo llamas, el mundo no necesitaba que apareciera este también.

      Me gusta

  8. Sí, bueno, pues si te quejas de relleno en este, imagínate cómo será el de mi tocaya (Carolina se enamora), que hasta he visto reseñas de fans del autor quejándose de eso.

    Lo de las historias paralelas, aparte de ser relleno, estás que me acuerdo de quién las protagonizaban. Bueno, en realidad estás que me acuerdo de algo de este libro. Recuerdo un poco más cosas de A tres metros sobre el cielo, supongo que por ser el primero que leí suyo, y porque consideré seriamente la posibilidad de arrojarlo a alguna falla (me lo leí durante las vacaciones de fallas).

    Creo que al final aceptaron publicarle el primero, A tres metros sobre el cielo, porque se había autopublicado o algo parecido, y resulta que le había ido bien. Y claro, una vez publicó y tuvo éxito, lo que vino después ya es historia.

    ¡Saludos!

    Carol

    Me gusta

    • Sí, de este autor lo peor es que parece empeorar en lugar de mejorar. Creo que no es el mismo que dices, pero de los últimos que sacó hay uno que va sobre una española que viaja a Italia o algo así. Ese me ha dicho una amiga que es fan del autor que le parece una basura porque es machista y no pasa nada. No quiero ni pensar cómo será ese libro, porque si a mí este, que a ella le encantó, ya me parece un porquería ese otro tiene que ser para arrancarse los ojos.

      Seguro que saca libros como churros porque sabe que se los van a publicar fijo por ser, por desgracia, un autor de éxito. Juro que nunca entenderé cómo triunfan estas cosas si hay mil libros casi idénticos y más baratos. Oí que una vez fue a dar una conferencia a una facultad de literatura y alguien le soltó que qué hacía ahí donde se estudiaba a escritores de verdad como Dante. Quien dijera eso es mi ídolo y me gustaría conocerlo sólo por felicitarlo en persona. ❤

      Me gusta

      • En el de mi tocaya, según he visto en algunas reseñas, llega a describir cómo le pone saldo al móvil. Imagínate qué nivel de relleno debe de haber ahí.

        Creo que sé cuál es el que dices, pero no recuerdo el nombre. Pues si tu amiga, que es fan del autor, dice que es basura porque es machista y no pasa nada, debe de ser para pegarse un tiro. Vamos, porque si este ya es malo…

        No sé tú, pero hace ya tiempo que no oigo nada de que vaya a sacar libros nuevos, así que es posible que yo tuviera razón desde los 15 años, y sus libros no fueran más que modas pasajeras.

        Jojojojojo, esa persona, sea quien sea, los tiene cuadrados :O JAJAJAJAJA, ya ves, yo le pagaría una cerveza, un café, un zumo de naranja o lo que le apetezca. Madre mía, ¡eso en mi facultad es imposible! (Básicamente porque nunca llevarían a ningún autor de ese estilo, son más de organizar otras cosas)

        ¡Saludos!

        Me gusta

        • Madre mía. Segurísimo que este hombre cobra por página.

          Cierto, yo también creo que Moccia es un moda para la juventud igual que lo es ahora Blue Jeans en España. En 20 años, a menos que mejore mucho y escriba un gran libro, no creo que nadie se acuerde de él, aunque en su momento mucha gente se te tire al cuello por criticarlos.

          En mi facultad tampoco sería posible, pero casi me gustaría sólo por el gustazo de decir o escuchar algo así.

          Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s