Reseña Sekaiichi Hatsukoi (Shungiku Nakamura)

¿Quieres yaoi ultra tópico? Pues toma ocho tazas

Este manga es tan requetetópico que casi roza la parodia despiadada. Parece hecho por y para regodearse en clichés: tenemos reencuentros, amigos enamorados en secreto, prometida estorbo que sólo está para dar asco/pena, parejas popular-pringado y superior/guay-admirador/subordinado, familia que se opone a la relación de los protagonistas, pasados traumáticos, etcétera, etcétera.

—ZolO Lha kRiticAZ xKe heRez OmHoFovA
—No, porque tengo criterio. Demuestra que sabes leer y mira la reseña antes de hablar.

Esta es la historia de un amargado (no lo digo yo, él mismo lo deja bien claro) que trabaja en la editorial de su familia. Un día oye que sus compañeros lo critican diciendo que es un enchufado y, demostrando gran madurez (y también que eso no es España y no hay problemas para salir del paro), en lugar de ignorarlos coge una rabieta y se va a otra editorial para sacar un gran éxito y restregárselo por la cara. Por desgracia, en su nuevo curro lo no destinan donde él quería, lo explotan y su jefe es un tirano. Pero lo peor es que dicho jefe resulta ser su primer amor, al que dejó por el malentendido más estúpido del universo, que le dice que lo sigue queriendo y lo acosará hasta que vuelvan a salir juntos (¡y él escucha eso y no hace nada al respecto!).

Sin títuloNada preocupante ni aterrador al respecto, no señor.

A partir de ese momento nos cuentan, incluyendo todos los tópicos habidos y por haber, la relación de esos dos y la de algunos de sus compañeros de trabajo. No diré más, no vaya a ser que me emocione y desvele algo que podríais adivinar vosotros mismos en menos de 10 minutos, porque esta obra no es predecible, es lo siguiente.

Pasemos a los personajes. Su historia se cuenta por parejas. Entre el manga y las novelas cortas hay cuatro. Obviando el vil timo hecho de que te vendan una sola cosa por partes, eso está bien porque no habría podido aguantar siempre a los mismos hace el relato más variado.

Pareja número uno y protagonista: Onodera y Takano.

Ritsu Onodera es el amargado, pero no por gusto, ojo: el trauma por romper con Takano lo hizo desengañarse de la vida, no creer en el amor y volverse frío. Sensible el chaval. Además está tan confuso que no se cómo no se hiere a sí mismo. Le dice a Takano que no lo quiere y luego se deprime en cuanto lo ve hablando con otra persona, o llama su atención para, cinco minutos después, enfadarse porque este le hace caso. Aclárate, que no hay quien te tenga contento.

Masamune Takano tenía problemas familiares y cuando Onodera lo dejó se deprimió y su vida se hundió y drama, draaamaaa. Su afición es acosar sexualmente a Onodera, aunque no importa porque este es la definición andante de decir «No» cuando quiere decir «Sí y bien fuerte» para luego, mientras se abrocha los pantalones, decir que no lo quiere y eso no ha significado nada. En el fondo están hechos el uno para el otro. Que bonito, retorcido y enfermizo es el amor.

Pareja número dos: Kisa y Yukina.

Shouta Kisa es el mayor del grupo, pero parece el menor (y en Japón se denomina shoutacon a la pedoflia masculina el gusto por hombres aniñados, ¿guiño?). Es más negativo que un termómetro en Alaska y siempre está deprimido y/o quejándose por tooodo (no mejora en su trabajo, no confía en sí mismo, el día amanece nublado…). Ha tenido tantos amantes que ya quisiera Mata Hari, pero no puede darle un beso a su novio, le da mucha vergüenza y se ruboriza cual cura de clausura (¿?).

Kou Yukina, la contrapartida del anterior: es optimista y vive en el país multicolor con la abeja Maya, aunque tiene un lado siniestro en plan mister Hyde. Es guapísimo y toooda mujer que lo ve empieza a babear por él. Será por eso que acaba saturado y, por ninguna razón que se molesten en darnos (mi teoría es que tiene shoutacon), acaba con Kisa; ya que con verlo dos veces sabe que es su amor predestinado (¡¿?!). Bueno, aquí nada es muy coherente ni lógico.

Pareja número tres: Yoshino y Hatori.

Chiaki Yoshino, un idiota. Intentaban hacerlo ingenuo, pero es taaan inútil que no sabe ni alimentarse por su cuenta. Además, hay cosas que no se hacen porque están muy feas, caca. Como salir con alguien al que no estás seguro de querer para seguir teniéndolo pendiente de ti, o quejarte de tu novio a un amigo al que le gustas y tontear con él para luego rechazarlo. Nos intentan convencer de que lo hace sin querer para que no pensemos que es rastrero. No cuela.

Yoshiyuki Hatori es más seco que la mojama y sólo sabe hablar de tres cosas: trabajo, trabajo y trabajo. No es capaz de expresar sus sentimientos ni aunque su vida dependa de ello. Se lo calla todo y luego se enfada porque su novio no es capaz de leerle la mente. ¡Claro que sí, campeón, sigue así! Si tuviera que puntuarlo como pareja del uno al diez le daría un… menos siete, y sólo porque soy magnánima y tengo en cuenta lo inaguantable que es Yoshino.

DESTRIPE Pareja número cuatro: Yokozawa y Kirishima.

Takafumi Yokozawa es un amigo de Takano que está enamorado de él, para así poner a la relación de este con Onodera una pseudodificultad más falsa que una moneda de corcho. Evidentemente, lo rechazan y luego le buscan a alguien para así alargar la historia. Tiene un aspecto intimidante y parece un gruñón, pero en realidad es un típico tsundere al que los animales y los niños adoran.

Zen Kirishima es un editor de mucho éxito, pero incapaz de hacer absolutamente nada más, por lo que es su hija quien tiene que cuidarlo y llevar la casa. Se ve que en Japón son más permisivos con lo que consideran explotación infantil. ¡Ah! Y no acosa a su interés romántico para ganárselo, lo chantajea. Pfff, aún no se que pareja es más ejemplar aquí. FIN DESTRIPE

El desarrollo de la historia es circular y sigue el siguiente esquema en todos los casos: ambos están felices, tienen un problema y/o malentendido, se pelean y/o dudan de si mismos y/o del otro, se reconcilian. Y así hasta el infinito y más allá. Es muy cansino porque en lugar de avanzar con la trama nos relatan lo mismo de distinta manera una y otra y oootraaa vez. Entre eso y que la reconciliación implica una sesión de sexo detallada, sin importar dónde o qué estuvieran haciendo los personajes, al final parece que toda la historia es en realidad una excusa para ver pornografía.

Sin títuloTodos sabemos a lo que venimos cuando nos ponemos a leer este manga.

Sin contar que aquí se da el famoso y homófobo traspaso de roles. Porque claaaro, como lo único natural son las relaciones hombre-mujer, para que exista una pareja de dos hombres uno tiene que ser afeminado y otro machote, lo que, por supuestísimo, está directamente relacionado con la posición que ocupan en la cama. ¡Viva la perpetuación de estereotipos!

—aH my Mhe gUZta, OzEa ke Hez vUeNa
—¿Otra vez tú? *le dispara con una escopeta*

Y un último apunte. No se si la parte del trabajo de las editoriales está basada en hechos reales, pero me imagino perfectamente a la mangaka dibujando cada página en diez minutos mientras su editor le grita que no llegan a la imprenta. El manga entero está lleno de deformaciones esporádicas, errores en la proporción y viñetas colocadas de forma rara que me hicieron bendecir la piratería por no haber tenido que pagar para leerlo.

Sentencia

Si te gustan los shoujos yaoi muuuy tópicos y las fantasías de violación puedes pasar un rato entretenido, en caso contrario huye como si de la peste se tratara.

Anuncios

15 thoughts on “Reseña Sekaiichi Hatsukoi (Shungiku Nakamura)

  1. ¡Saludos, compañera de batallas!

    A mí lo que más me molesta de este tipo de manga son tres cosas que has mencionado pero que me gustaría recalcar:

    Primero, la distinción de roles en la pareja. Parece que si no se reproduce el estereotipo heterosexual no gusta (o gusta menos). Es decir, ni en éstas nos libramos de los odiosos y machistas roles de género.

    Segundo, me inquieta que la violación (porque básicamente lo es) que aparece con tanta frecuencia en este tipo de manga (seme violando a uke) se vea con toda la naturalidad del mundo. Y no sólo eso, sino que a la gente le suele parecer incluso graciosa y algo muy erótico.

    Tercero, la pobreza argumental. Es decir, es completamente predecible lo que va a pasar, lo que hace que se me haga muy aburrido. Es, como dices, circular. Un bucle infinito diría yo: se pelean, se reconcilian, se pelean, se reconcilian, se pelean, se reconcilian etc, etc, etc. Y la pelea está ocasionada siempre por lo mismo: malos entendidos, terceras personas coñazo que se meten por medio y estupideces variadas.

    En definitiva, que a mí Seikaiichi Hatsukoi y otros parecidos, como Love Stage o Junjou Romantica, no me han aportado nada. No entiendo por qué se les da tanto bombo.

    Me gusta

    • ¡Saludos Komada!

      Has resumido perfectamente mi problema con este tipo de obras y la razón de nuestra cruzada contra ellas.

      Cuando digo que esta obra me parece homófoba la gente me mira como si estuviera loca, pero es que reproducir roles de género es claramente homófobo. Básicamente, parte de dar por hecho que lo único normal o aceptable son las relaciones con una parte femenina y otra masculina, así que no pueden existir otras realidades a menos que las fuerces y retuerzas para que encajen en esa concepción como sea.

      Si preguntas a cualquiera por la calle dirá que está totalmente en contra de las violaciones, pero me parece que tendrían que reconsiderar lo que consideran violación. Mi sentido arácnido me dice que sólo consideran que hay una violación cuando te dan una paliza para luego arrastrarte a la fuerza a un callejón y dejarte desangrándote con un desgarro. Pero violación también es (y, de hecho, la inmensa mayoría de las violaciones son así) lo que pasa aquí: que digas no quiero y la otra parte siga por encima de tu consentimiento. Y no me vale la excusa de que “pero en realidad lo está deseando”, es espeluznante y peligrosísimo seguir alimentando esta creencia porque la gran mayoría de los violadores dicen justo eso para justificarse, que en el fondo la otra parte quería, así que no había que hacer caso de lo que decía. Basta de estas mierdas, si te dicen no es no. Punto y final. Aun en el hipotético caso de que alguien de verdad quisiera y no lo dijera también daría igual, porque nadie tiene derecho a decidir por nadie, así que de todas formas tocaría respetarla hasta que fuera capaz de decir las cosas claras. Decir lo contrario sólo es defender a los violadores o, directamente, ser un violador en potencia. Asumidlo.

      Esto da para escribir un artículo de cada tema, así que me pondré a ello en cuanto pueda. Que quiero tratar el asunto en más profundidad porque en la reseña he intentado mantener el tono humorístico.

      Y yo tampoco entiendo por qué muchas obras más simples y bobas que el mecanismo de un sacapuntas tienen tanta fama, la verdad. Daría para toda una tesis sobre la psicología humana.

      PS: No creas que no me he dado cuenta de que en twitter te quitas toda la responsabilidad y me dejas sola ante los yaoistas furiosos. Que sepas que mi venganza será terrible.

      Me gusta

  2. Q asco me dan los tios q solo ven yaoi para criticar coño.
    Si no t gusta no lo veas.
    Vete a ver fanservice d tetas. d ese no t quejas px ese si te gusta, pues las mujeres tb tnemos derexo a ver lo q nos gusta.
    Si t pican 2 tios juntos t rascas y q revientes. pero deja a las demas q veamos lo q nos de la gana.

    Me gusta

    • Zelenito ez zuper omofovo a mi me pega ziempre x tortiyera halluda¡¡¡¡

      No, ya en serio. La autora es una tía. Y si no lo es, me ha tenido totalmente engañada.
      Si te pasas por otras entradas verás que criticamos mucho la sexualización de los personajes femeninos, tema del que precisamente preparo una entrada.

      Por supuesto que cada uno puede ver lo que le dé la gana. Es más, tienes algo de razón en el sentido de que la gente se queja más del fanservice dirigido a las chicas que el dirigido a los chicos, y éste último es muchísimo más abundante.

      En cuanto al yaoi tipo Sekaiichi, personalmente me inquieta aspectos concretos del mismo que ya enumeré en mi anterior comentario, pero en todo caso no es un ataque general e indiscriminado contra el yaoi.

      Me gusta

    • Pues a mí en cambio me hacéis mucha gracia la gente que comentáis sin haber leído. Decís cada tontería salida de Dios sabe dónde. Así que gracias por pasarte porque me has alegrado el día XD.

      Por cierto, menuda actitud más homófoba la tuya si consideras que el yaoi es algo que debe presentarse de modo estereotipado sólo para que algunas mujeres babeen. Deberías leerte el artículo de Kodama sobre el tema.

      PS: Oye Kodama, eso de que igual te he tenido totalmente engañada no será una indirecta para que te demuestre sin lugar a dudas que soy mujer, ¿no? *mirada sugerente*

      Me gusta

  3. Mis amigas fujoshi tiene a este anime y Junju en un pedestal. Yo vi Junju y me pareció una mierda (uno de los protas es maltratador) y que no tenía argumento. Era como los típicos capítulos de Sin-chan en los que pasaban muchas tonterías (los personajes se comen la cabeza por gilipolleces como: ha saludado a esa mujer, ya no es gay y no me quiere. Extreme facepalm.) Veo que todos los animes del autor siguen el mismo patrón.

    ¿Aceptas sugerencias? Deberías reseñar Junju, alguien tiene que decir que es una mierda entre tanto peloteo de: es super kawai y romántico osea.

    No había caido en lo de los roles de género. Si ya encima es machista lo tiene todo.

    Me gusta

    • Sí, esta obra y “Junjuo romántica” son súper famosas y nunca entenderé por qué. Me han llegado a decir que son lo mejore del género y eso, si lo piensas bien, es un insulto muy gordo al yaoi en general. Porque como esto sea lo mejor… Así que me alegro de que haya más gente que se de cuenta de que la historia es una tontería y las relaciones enfermizas, empezaba a estar muy asustada al ver que a todo el mundo le gustaban.

      En realidad de“Junjuo” ya tengo una reseña hecha y pensaba colgarla justo después de la de “La última princesa”, así que si te interesa puedes seguir por aquí. Ya te adelanto que me ha salido más destructiva que esta, que la he hecho centrándome en el humor.

      Me gusta

  4. muy pooser q tanto no t gusta y t as leido los 2 manga no? si fuera 1 x probar pero los 2 suena q es decir no me gusta x no ser perver.
    si de verda no t gusta xq lees todo lo q hay? xD

    Me gusta

    • Porque el objetivo del blog es hacer reseñas negativas para que la gente sea más consciente del lado malo de obras que se venden como maravillosas. En este caso ambos mangas se consideran historias preciosas cuando son homófobas, machistas y las relaciones que se plantean tóxicas y llenas de abusos sexuales; me parece importante denunciar eso para que la gente sea más consciente.

      Además, con lo destructiva que he sido yo diría que ha quedado claro que no he disfrutado. Pero en el caso de que la hubiera leído por ver porno ¿por qué iba a intentar justificarme? Leo lo que quiero y no tengo que rendir cuentas ni buscar la aprobación de nadie más que de mí misma.

      Me gusta

  5. Ha pasado ya tiempo desde que escribiste esta reseña, pero aun así siento que debo decir algo.
    Se te llena la boca promulgando el respeto entre las personas; relaciones sanas para allá, relaciones sanas para acá. El concepto de “respeto” es algo que tú, en primer lugar, deberías aplicarte, ya que nos insultas a las que no tenemos los mismos gustos. Y no digas que no lo has hecho porque yo acabo de leer cómo claramente nos llamas ” analfabetas”. O a lo mejor me está fallando la vista y/o me estoy quedando ciega, no lo sé.
    No voy a caer en esgrimir el insulto fácil tal como haces tú, sólo te voy a recomendar que apacigües tus aires de superioridad y tus modales.
    En segundo lugar, si tan abominable te parece el yaoi, ¿por qué te molestas en leerlo? ¿Acaso eres masoca o qué?
    Y por último, el hecho de que disfrutemos con estas historias no significa que las tomemos como referencia en lo que a una relación amorosa se refiere.
    Seguramente este comentario no sea leído y me haya explayado para nada. En cualquier caso, dictum est.

    Me gusta

    • Hola, aunque haya pasado tiempo se puede seguir comentando y lo leo y, a continuación, procedo a contestarte igual.

      En primer lugar, si te fijas bien en la parte a la que aludes para decir que insulto verás que es un diálogo que se refiere únicamente a la acusación de homófoba, no dice que si te gusta el manga/amine seas analfabeta. Es una forma de reírme de las trol que sólo vienen a insultar y odiar por meterme con su obra favorita y, en lugar de rebatir mis argumentos, recurren al comodín de la homofobia para intentar desacreditarme personalmente con excusas (falacia ad hominem). Es para ejemplificar que están quedando como gente que no sabe leer si dicen eso, porque si hubieran leído la reseña verían que la crítica en ningún momento es por ser yaoi. Y hasta ahora todo el mundo lo había entendido como tal, o, si no lo han hecho, eres la primera que lo dice. Pero si así te sientes mejor lo modifico para que quede clarísimo a qué me refiero y me disculpo si te he hecho creer que te estaba insultando porque te guste la obra.

      En segundo lugar, ¿quién ha dicho que el yaoi me parezca abominable? En ningún momento he hablado del yaoi en general, me estoy refiriendo a esta obra en concreto y no por ser yaoi sino por las razones que he dicho. El yaoi y yuri me interesan a priori porque se salen de la heteronorma, pero luego obviamente deben parecerme obrar buenas para gustarme. Y ¿cómo voy a saber si me parece buena o no antes de leerla? No soy adivina. Si hubiera dicho que era mala antes de leerla sólo por ser yaoi sí sería un prejuicio y una demostración de que odio el género.

      Además, en el caso de que fuera masoca y lo que me gustara fuera leer obras que me parecen malas para hacer críticas destructivas, ¿y qué? Hay aficiones de todos los tipos. Eso no invalidaría mi criterio mientras no se rebatieran las razones por las que digo que la obra es mala.

      Tercero, puede que tú seas una persona muy madura y no te la tomes como referencia, pero no todo el mundo tiene esa capacidad. Ya se ha comprobado sobradamente que mucha gente sí toma historias tóxicas como referencia y normaliza comportamientos que son maltrato o violaciones. Si no me crees mira los estudios sobre cómo sube el machismo en la juventud al tomar como referencia obras donde sale maltrato romantizado. O los que hablan sobre como mucha gente no sabe identificar bien qué es una violación porque la cultura, a la que esta obra y otras muchas pertenecen, mandan mensajes confusos al presentar situaciones que son violaciones como si no pasara nada.

      Así que sí, estas obras ya de partida pueden resultar muy perniciosas. Y aún siendo consciente de lo malo que tienen, que guste ver acoso y violaciones no es una fantasía inocente, es una manifestación de la cultura de la violación en la que vivimos. Debería ser algo a deconstruirse, no a defender como una preferencia sin importancia.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s