Reseña Ao Haru Ride (Io Sakisaka)

Cuando ser femenina significa ser gilipollas

Hoy os traigo la reseña de Ao Haru Ride, anime shoujo emitido en verano de 2014, basado en el manga de Io Sakisaka y del que todo el mundo habla maravillas.

Ao haru ride

La protagonista de esta historia, Futaba Yoshioka, tuvo una pequeña historia de amor unos años antes con un niño raro de la hostia introvertido, Kou Tanaka, y aunque parecía ser correspondido no se animaron a confesarse. En aquella época, Futaba era muy “femenina” y al parecer ese era el motivo de su éxito con los chicos. Ahora, en el presente, Futaba ha renunciado a su “feminidad” para no cabrear al resto de chicas, que la ven como una rival en esta primordial tarea de gustarle a los chicos. Tras pasar un tiempo sin verse, se reencuentra con su amorcito, el cual ha cambiado un poco. ¿Qué romántica historia tan emocionante e impredecible nos esperará? ¡Me muero por saberlo!

1Pues bien. Debo reconocer que el anime no está mal en cuanto a trama aunque no se despegue ni un milímetro del argumento de cualquier shoujo estándar, el dibujo es muy bonito y todos los personajes son muy guapos. El problema es el mensaje machista que subyace casi siempre de los shoujo y que (casi) nadie critica en las reseñas que me encuentro en otros blogs donde todo les parece precioso y súper chupi. Pero no os preocupéis, aquí está la feminazi de tita Kodama para poner todo en orden JOJOJOJO. Allá voy.

Vamos con los personajes:

Futaba Yoshioka. En el presente tiene una personalidad guay, libre, relajada… Pero ¡oh, oh! Qué antinatural es eso en una chica: que coma lo que le dé la gana, que se siente en la silla como le dé la gana, que sea desordenada… Aquí falla algo: ah… claro, ¡la chica está fingiendo! ¡No es posible que a una chica le guste hacer esas cosas! ¡Así no les vas a gustar a los chicos, chavala, y eso es terrible!

Y así te lo hacen ver en el anime. La chica actúa en contra de la “naturaleza femenina” y eso la hace infeliz porque los chicos, que al parecer son imbéciles, nunca se fijarían en ella si se sigue comportando así. Un drama.

Kou Tanaka. De peque ya era soso pero en el presente lo es aún más y con una clara necesidad de tomar All Brann en cantidades industriales. La alegría de la huerta el chaval, vaya. Un verdadero imbécil con la chica, engreído, antipático y siempre dando una de cal y otra de arena. Me comentaba una recién licenciada en Medicina, con la que tuve ocasión de ver este anime, que el chico sufría un trastorno bipolar con episodios maniacodepresivos, pero eso se lo dejo a los expertos y yo, persona lega en asuntos psiquiátricos, lo califico simplemente como un capullo integral.

2¿Qué? Ya he dicho que los tratamientos se los dejo a los expertos, yo soy de “remedios” más tradicionales. Y que conste que esto va por los dos protagonistas.

Otros personajes. Yuri Makita, la niña “femenina” por excelencia. Intentan hacer un personaje tierno pero es estúpidamente mojigata. Shuko Murao, la gótica, que está enamorada del profe, hermano de Kou, que es clavadito a él pero se le ve más normal. Por último tenemos a Aya Kominato (clavadito a Bisbal, por cierto), que está enamorado de la gótica. Los tres son un muermo.

El anime es un recopilación de tópicos, yo diría que de dos tipos: los de siempre y el que recalca con especial énfasis este anime.

En cuanto a los primeros, se suceden todas las escenas típicas que encuentras en cualquier shoujo: que si se me tuerce el tobillo y me lleva en brazos el churri, encuentros nocturnos casuales con el churri, que el churri te dé la chaquetita para que no pases frío, que una tercera persona se meta en la relación, que si relación profe-alumna, que si la típica tragedia familiar del galán para que entendamos su gilipollez, etc etc etc. Nada nuevo bajo el sol.

3Y después del aplauso vete, anda. Y no vuelvas

¿Y cuál es el tópico estrella en esta ocasión? Después de lo que he dicho arriba es fácilmente deducible: el concepto de feminidad. La visión de este anime (y no sólo de éste, por desgracia) sobre lo que significa ser femenina incapacita a la mujer como ser humano libre y racional: para ser femenina tienes que ser sumisa, domable, con 0 de personalidad, tu objetivo en la vida tiene que ser gustar a los chicos, y en definitiva, tienes que ser gilipollas.

Pero es más, la protagonista renuncia a su “natural feminidad” para no enfadar al resto de chicas. Es decir, el otro mensaje es lo envidiosas que somos las mujeres, hasta el punto de discriminar a alguien porque nos quitan a los novios.

Partiendo de que somos unas gilipollas envidiosas cuyo único objetivo es pillar novio, es lógico que necesitemos el sabio consejo de alguien perteneciente al género masculino para no perdernos en la vida, en plan protección paternalista, por otra parte visto en numerosos animes shoujo. Por ello, Kou le da toda clase de consejos a la niña tonta: que si no te juntes con ésas, que si no salgas de noche vaya a ser que te violen (porque al parecer si te violan la culpa la tienes tú), que si ahora te hago un simulacro de violación para que veas lo que acojona… Pues eso, una joya de chaval.

4El opening era ya toda una declaración de intenciones. Todo muy “femenino”, con esas cosas que supuestamente nos encanta a las chicas: estrellas, globos, flores, pintauñas (al parecer de estos sparkling), barras de labios, ganchillos, además de explosiones color fantasía (incluidos un gato y un break de leche por ahí al final, muy WTF).

Conclusión: he visto sólo los 12 capítulos del anime pero no tengo ningún interés en seguir esta historia insípida, machista y sin emoción. A otra cosa.

Anuncios

4 thoughts on “Reseña Ao Haru Ride (Io Sakisaka)

  1. Y por eso no me gusta el shojo. Cuando era peque me flipaba pero al crecer empecé a ser mas crítica y me di cuenta de lo machista que era. Siempre igual: chica cuyo único propósito es encontrar novio (joder ya con decir que la felicidad de una mujer depende de pescar un marido, ni que fuera la época victoriana). Así que dejé de empatizar con las historias y ahora leo muy poco.

    Lo mismo con la novela romántica.

    No sé como las mujeres no abre los ojos. Es muy ofensivo que nos representen como inútiles superficiales y avariciosas siempre a la caza de un hombre (porque este tiene que ser guapo y rico, of course). Si quisieran ser físicas nucleares y de paso se enamoraran pues bueno ¡pero basta de que lo mas importante sea poner una polla en tu vida, coño ya! Estos temas me calientan.

    Me gusta

    • Exactamente…

      Lo que “enseñan” estos animes shoujo es que la prioridad de la chica debe ser tener novio para después casarse, y tener hijos y blablabla lo de siempre. Es el concepto que tienen de mujer realizada e ideal. “Cuál es tu sueño?” “Casarme/ser una buena esposa” Esas frases se oyen habitualmente en los shoujo. Es decir, el sueño de la mujer es ser “esposa de”, no una persona autorrealizada por sus propios proyectos, sino que depende para su felicidad del hombre.

      Sin embargo, los shounen son animes protagonizados por chicos en los que estos luchan contra el mal o contra lo que sea, se dan de hostias, y al final son los mejores del mundo. El chico tiene un fin en si mismo, depende de si mismo, se autorrealiza. Y el asunto del amor cae en un segundo plano, o al menos no está tan presente como en el shoujo. En todo caso lo que se ensalza son las características heróicas del chico.

      Me escandaliza que la mayoría de gente no se dé cuenta de estas cosas que parecen tan obvias y que a todo el mundo le parezca todo perfecto. Así podemos seguir.

      Me gusta

  2. A mí me gusta mucho el shojo pero estoy de acuerdo con lo que dices, la idea de que lo mas importante es tener pareja es bastante machista. Pero no creo que la gente se lo tome tan en serio como decís. Es un género que va de romance y se lee para ver romance pero en la realidad a las chicas nos interesan también otras cosas, no somos así. Es simplemente una fantasía porque a muchas nos gustaría tener un novio muy guapo que se desviva por nosotras. Igual que en los majo shojo las protas son muy poderosas y las elegidas, porque es una fantasía sentirse especial y ser la mejor y la que siempre gana por ser la elegida, ya sabemos que en la vida real no es así.

    Me gusta

    • Hola Umi!

      Sí, tienes bastante razón. Si estas cosas se ven con cabeza y te las tomas como lo que son no suponen ningún problema. Es igual que, por ejemplo, jugar a juegos violentos no te convierte en un asesino ni nada de eso XD. Pero todo esto no quita el estereotipo tan odioso que da, y es eso precisamente lo que ataco porque parece que nadie se da cuenta o lo dejan pasar. Podría ser un romance sin necesidad de recurrir a topicazos, con personajes más “elaborados” y no siempre cumpliendo el mismo patrón.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s