Reseña Kannazuki no Miko (Tetsuya Yanagisawa)

Buen intento, pero lo que importa es el resultado

¿Los que parecen adolescentes normales resultan ser los elegidos de una profecía y tener poderes especies? ¿Sólo ellos pueden manejar unas máquinas que son la última esperanza de la humanidad? ¿Se ven obligados a afrontar un destino que los hace desgraciados? ¡O Dios mío, esto es el culmen de la originalidad! Bueno, igual nos suena de algo. Vale, ya lo hemos visto mil veces, ¡pero oye! Hay amor, batallas épicas y mitología, ¿qué más se puede pedir? La respuesta es muuuchas cosas, como coherencia y buen manejo argumental, por ejemplo. La idea tiene potencial, pero no cuaja porque esta tratada con una maestría digna de Mortadelo y Filemón. Los elementos mencionados, más que combinarse, se suceden «a cachos», como si estuviéramos ante un collage en el que se fueran poniendo al azar partes (algunas que no pegan ni con cola y hay que echarles súper glue) de romance, peleas o mitos.

La mitología merece un párrafo aparte para decir que he visto creepypastes de Pokémon con más sentido. Parece que a la hora de escribir el guión dijeron: «Necesitamos una excusa para sacar mechas y hacer los amores imposibles, ¿decimos que lo hizo un mago o buscamos un par de leyendas antiguas y las nombramos al azar? Venga, lo segundo mismamente». Y por favor o por dinero, que alguien me explique que tienen que ver los dioses de antaño con robots gigantes.

Sin títuloVoy a echar la típica escenita de celos entre colegiales y un duelo entre mechas, a ver que sale.

La forma de contar la historia provoca que sucedan cosas a las que les falta sentido, sobre todo común por parte de los personajes. Llamadme rara, pero si me encontrara en una situación comparable al inicio de La guerra de los mundos echaría a correr, cogería el primer vuelo que saliera del país y al bajar del avión seguiría corriendo; sin embargo, aquí parece que lo llevan bien. ¿Ataques de histeria?, ¿problemas derivados de los destrozos?, ¿¡preguntarse qué diablos está pasando!? Naaa, sigamos con nuestra vida, aquí no ha pasado nada. He oído que los japoneses son gente muy tranquila, pero de ahí a ver algo así y al día siguiente salir a la calle tan pancho hay un trecho. Y si después de vivir lo anterior alguien me dijera que está preocupado por cómo organizar una cita dudaría seriamente de su salud mental. DESTRIPE Aquí después de que el pueblo termine medio destruido, al aparecer máquinas humanoides gigantes, todo el mundo vuelve a la escuela o trabajo y se comporta con normalidad. Y, al poco tiempo, Souma y Himeko quedan. ¡Sí que se han tomado bien lo de que se acerca el fin del mundo! FIN DESTRIPE

Además, a ratos sospechaba que estaba ante una forma secreta del Gobierno Japonés de detectar a detectives y videntes. Así se explicaría que la trama tenga más agujeros que un queso gruyer. El objetivo era que el espectador hiciera un ejercicio de deducción y adivinación, porque esa es la única manera de entender cómo y por qué suceden la mayoría de las cosas basándose en el par de datos que te dan (cuando se sienten lo bastante generosos como para dártelos en lugar de dejarlo todo en el aire). DESTRIPE El hermano adoptivo de Souma tiene relación con la profecía de las sacerdotisas, pero no dicen cuál ni por qué. Se supone que todo está destinado y luego Souma y Chikane pueden cambiarse de bando como el que se cambia de ropa, esta última sin consecuencias. Y el final es una fumada que no aclara cómo salvan el mundo ni por qué Chikane es capaz de reencarnarse cuando le da la gana. FIN DESTRIPE A lo mejor es que yo no he superado. Sí, será eso y no que el anime pretende abarcar mucho y lo deja todo a medias.

Ya nos hemos ensañado bastante, digooo… ya hemos analizado de forma seria y objetiva la historia. Ahora hablemos de los personajes.

Chikane Himemiya es guapa, inteligente, hipócrita simpática, con un cuerpazo y la mejor en estudios y deportes. Sin contar que tiene una fortuna que no se consigue ni trabajando dos vidas (en un negocio legal, claro) y vive en un pueblo lleno de gente sin vida propia que se dedica a adorarla. Sí, su marysueismo golpea cual patada voladora de Chuck Norris. Lo único que le da puntos y la hace tolerable es ser el personaje más complejo (aunque con la competencia que tiene se podría decir que es la única con algo de complejidad), pero cuando le da por hacerse violadora te dan ganas de coger esos puntos y tirarlos por un barranco, y a ella detrás.

Sin títuloEsto le hacía yo a quienes justifican agresiones sexuales en el nombre del amor.

Himeko Kurusugawa es la típica chica mongola ingenua, dulce y patosa que no se valora, pero luego resulta (¡o casualidad!) que tiene detrás a los más deseados del lugar. Al menos no es todo el rato una idiota sin personalidad, ni una inútil total (aunque unas collejas para espabilarla no le habrían venido mal). Pero también pierde el poco encanto que tenía cuando le da por actuar como si las agresiones sexuales no tuvieran importancia.

Y Souma Oogami es el héroe abnegado dispuesto a hacer lo correcto aunque no consiga nada a cambio, o sea, todo un caballero andante, sólo que en vez de tener un caballo blanco tiene un robot gigante, que es más moderno. Su apología del deber por el deber sin plantearse siquiera otra opción emocionaría al mismísimo Kant. Una pena que no se profundice más en su historia, tenía potencial, pero termina siendo un típico bueno más plano que una chancla.

Los villanos son de traca. Su deseo de destruir el mundo tiene sentido y podrían haber sido profundos e interesantes de estar trabajados. Sin embargo, excepto la hermana Miyako y Tsubasa (que pedían ya no a gritos sino con focos y cohetes que los trataran en mayor profundidad), están mal planteados, peor logrados y no te los puedes tomar en serio. DESTRIME Especial mención a la mangaka, que se la pasa currando porque tiene que entregar un capítulo (¡¿?!), pero vamos a ver, que vas a destruir el mundo, ¿recuerdas? Y de la chica-gato mejor ni hablar. FIN DESTRIPE Son los típicos enemigos «carne de cañón» que solo están ahí para que los buenos les pateen el trasero (de la manera más estúpida posible) y así demuestren lo buenos buenísimos que son. Su nivel de patetismo es tal que rozan la parodia y no sabes si reírte o sentir pena por ellos.

Sin títuloEsos enemigos cuya única posibilidad de matarte es de un ataque de risa.

A los secundarios no los nombro porque a muchos no se han molestado ni en ponerles nombre, así que ya os podéis hacer una idea de lo importantes que son.

Sentencia

Esto tenía madera para ser un buen anime que mezclara leyendas, guerras y sentimientos, pero se ha quedado en uno típico y cutre.

Anuncios

8 thoughts on “Reseña Kannazuki no Miko (Tetsuya Yanagisawa)

  1. Eres una puta homofoba y no te hagas la ofendida porque vas buscando la polemica y los insultos si te metes aposta con una de las joyas del yuri. Criticas con la única idea de hacer daño y despreciar lo que no te gusta sin intentar en ningún momento comprender a o aceptar que pueda haber chicas a las que les gustan otras chicas. Las intolerantes como tu dais asco y si que habría que tirarte por un barranco.

    Me gusta

    • Ajajajaja. Venga va, ¿cuál de mis conocidos haciéndose el gracioso eres? Un comentario con un troleo tan claro en una entrada recién publicada no puede ser una coincidencia. Confiesa.

      Me gusta

  2. Menos mal que alguien mas esta deacuerdo conmigo. Es el típico yuri que te recomiendan cuando hablas de la temática y lo tienen en un altar y me sigo preguntado por qué. El argumento es una mala excusa para poner mechas y la relación de las chavalas no se la cree nadie y esta casi con calzador. Donde dicen el mejor yuri yo diria el mas sobrevalorado de la historia porque es es único que todo el mundo conoce.

    Me gusta

    • Tienes toda la razón. No estoy tan puesta en el manga/anime, pero en libros estoy cansada de ver como algunos en concreto se hacen famosos y mucha gente los alaba y considera sus favoritos y los mejores de esa temática; luego preguntas… ¡y es que o conocen sólo un par más o directamente ese es el único que conocen!

      Hay muchas obras que por lo que sea tienen buena acogida y se hacen conocidas, como son conocidas más gente las acaba conociendo y alabando, y al final terminan en un pedestal porque es un fenómeno que se retroalimenta.

      Gracias por pasarte y me alegro de que el blog te haga sentir comprendid@ anónim@, ese es nuestro objetivo.

      Me gusta

  3. Lo de que sois putas, en el buen sentido no por insultar, y buscáis la polémica si es cierto. Críticais libros y animes que gustan a mucha gente a sabiendas de que tienen muchas fans que se pueden cabrear. Eso no se hace si no se busca llamar la atención.

    Me gusta

    • Simplemente criticamos aquello que la mayoría de la gente pone en un pedestal porque no nos gusta y nos atrevemos a decirlo. Somos conscientes de que creamos polémica pero no es el objetivo. El objetivo es hacerle ver a otra gente que lo que se dice que es tan bueno igual no lo es tanto y que existen otras opiniones. No creo que tenga nada de malo.

      Precisamente con Kannazuki no Miko no soy tan crítica como Selenita, aunque hay cosas que sí son muy criticables, y el anime no es para tanto. Hay mangas yuri excelentes y nadie les hace ni caso. Sin embargo, a éste lo ponen como uno de los mejores del género. No lo entiendo.

      Me gusta

  4. No sin cierto pesar lo reconozco: me gustó esta serie, me entretuvo, pese a no ser precisamente la octava maravilla. Que disfrutes algo no significa que no te cuestiones los hechos y seas mínimamente objetiva (que no me refiero a que tú hayas dicho lo contrario, pero bueno, yo me entiendo…).

    Por ello, he de afirmar unas cuantas cosas: una violación SIEMPRE es injustificable, y lo peor es que el motivo que exponen en este anime para explicarla es ridículo; Chikane es tan irreal que se merece ese calificativo de Mary Sue, con todas letras; Himeko es una pava, aunque por lo menos va adquiriendo valentía y se supera un poquito a sí misma. Pero es como tú dices: ¿quién en su sano juicio se enamora de la persona que ha abusado de él/ella? En el Yaoi eso pasa mucho, lo sé. Y lo critico porque ser fan no me enceguece ni me atonta.

    Otro apunte con el que estoy de acuerdo es que Souma y Tsubasa daban para un mejor desarrollo e incluso una mayor profundidad en su relación fraternal. Pero no, aquí Souma solo ha servido para encasquetarle el insulso papel del tercero en discordia. Una lástima.

    En resumen: buena y coherente reseña.

    Me gusta

    • Gracias por pasarte Yaoista. Me alegro de que haya gente como tú, eso de que algo te puede gustar/lo puedes disfrutar y aún así reconocer que no por ello tiene que ser bueno es justamente de las cosas que reivindicamos en el blog. Demasiada gente se ofende y siente insultada directamente creyendo que si nos metemos con su obra favoritas la estamos insultando personalmente.

      Suscribo todo lo que dices. Para mi la violación fue el punto de inflexión. Hasta ese momento me parecía un anime estereotipado del montón en que populares que rozan la perfección de modo inverosímil se disputan a chica del montón, solo que aquí una de les populares era chica. Pero cuando pasó la violación incluso dejé de apoyar la relación yuri porque me da asco que se banalice una violación perdonándola como si no fuera nada. Pese a la falta que hace la representación de relaciones no heteronormativas desde ese momento preferí que se hubiera quedado con Souma o sola antes que con una violadora. Y sí, por los pocos yaois que he leído ya he visto que, por desgracia, es muy común. A ver si hay más fan como tú que critican estas cosas para que vayan cambiando lentamente.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s