Reseña El Corredor del Laberinto (James Dashner)

O cómo no basta tener una idea interesante para hacer un buen libro

Esta reseña va dedicada a Zeytah, aunque probablemente no estará de acuerdo conmigo.

Esta es una novela de aventuras ágil, entretenida y que parte de un planteamiento interesante. El problema es que dicho planteamiento no se ha sabido llevar y la historia resulta más falsa e inverosímil que los anuncios de la teletienda. Parece como si el autor no tuviera ningún plan a la hora de escribir, simplemente se le ocurrió la idea de unos chicos en un laberinto y tiró pa’a lante como los de Alicante a ver qué salía. O igual sí lo tenía todo planificado y es que el pobre es muy ineficiente a la hora de cuadrar las cosas, pero me da a mí que el libro surgió así:

Dashner: ¡Se me ha ocurrido una idea chulísima! Unos adolescentes están atrapados en un laberinto. No pueden escapar porqueee… mmm… ¡el laberinto cambia! Y ademáaas… estooo… hay monstruos chungos para darle emoción a la cosa. Los chavales no mueren porqueee… eeem… Hay un lugar seguro. Es seguro porque, pueees… ¡Se cierra por la noche, que es cuando salen los monstruos! Además, los chicos pueden sobrevivir ahí porque… mmm… resulta queeee… ¿les llegan las cosas que necesitan?. ¡Sí, eso! Y están allí porque… ¿por quéee?… No lo saben, lo único que recuerdan es su nombre. Así queda todo más misteriooosooo y enganchará más. ¡Suena genial! Sólo tengo que poner a un prota guay y a una chica para que sea su churri, porque aunque… pooor… ¿alguna razón?… todos los que están en el sitio son hombres y encima adolescentes hormonados la homosexualidad no es políticamente correcta y puedo perder lectores. ¡¡Soy un genio!! Ahora sólo tengo que encontrar alguna excusa para justificar todo ese tinglado.

Y que las explicaciones estén cogidísímas con pinzas (cuando el autor se digna a darlas) y el final sea una fumada total no hace sino confirmar mi impresión. Que sí, que los libros requieren una suspensión de la credibilidad, pero un buen escritor debe saber hilvanar una historia coherente y verosímil aún dentro de la fantasía. Si nada tiene sentido y la única manera de creerte lo que te están contando es fumarte tres porros es que algo falla.

Sin títuloY quien dice Iglesia dice El corredor del laberinto.

A lo anterior se añaden unos personajes más planos que el cartón y muy erráticos (parecen bipolares, cambian de idea o estado de ánimo en segundos) que contradicen lo que el escritor quiere que sean (explicación en el destripe). Todo ello prueba de que al autor le falta habilidad para ejecutar correctamente sus ideas.

Thomas es un protagonista rollo Harry Potter. A primera vista parece un chaval normal, pero (¡sorpresa!) resulta ser especial, tiene una suerte sobrehumana y tooodo el universo termina girando a su alrededor. Descubre secretos que nadie había podido descubrir, todo lo que sucede está relacionado con él y solventa en días lo que los otros no han podido solventar en años. Por supuesto, el elenco se divide en los amigos de Thomas y los enemigos de Thomas, siendo los últimos malos e insoportables. Además, el tío se pasa la mitad del tiempo chuleándose y la otra enfadado con el mundo. No deja de hacerse el gracioso o soltar borderías y aún así siguen apreciándolo y confiando en él, aunque lo conozcan de una semana.

Por cierto, el chaval es un toca narices. No deja de repetir que quiere saber qué está pasando, pero en cuanto alguien amenaza con darle explicaciones, en un nada sutil intento del autor por chinchar dejar misterios para escribir más libros, se tapa las orejas y sale corriendo, literalmente.

Sin títuloEste es Thomas cada vez que alguien intenta darle respuestas.

Luego están Chuck, el amigo graciosete que es menos listo y hábil que el prota, pero en seguida le coge cariño a este y haría lo que fuera por él; Alby, el líder gruñón que en el fondo tiene buen corazón; Newt, el serio y responsable que se preocupa por todos y quiere hacer las cosas bien; Minho, el impulsivo que siempre está dispuesto a actuar; y Teresa, que tiene con Thomas una conexión muy especial (e injustificada) y está para ser el ligue potencial.

Hay muchos otros chavales en el sitio, pero si los ya mencionados pintan poco y sólo sirven para ayudar al maravillupuendo Thomas dándole pistas cuando no sabe qué hacer, los demás es que directamente son parte del decorado. Me hacía especial gracia cuando el libro quería ponerse dramático por la muerte de alguno. Venga ya Dashner, no te has molestado ni en ponerles nombre ¿en serio esperas que su muerte tenga algún impacto emocional? Uy, sí, te echaré mucho de menos… emm, chico genérico de relleno número dos.

También está Gally, el chico odioso que le coge tirria a Thomas desde el primer vistazo y sólo existe para molestarlo. Ah, y además es feo hasta ser casi deforme, porque, ya se sabe, en literatura juvenil los malos con los que no se vaya a crear tensión sexual deben ser más feos que el culo de un mono.

Y son todos retrasados. DESTRIPE El autor te intenta vender que son genios, pero no se lo cree ni él. FIN DESTRIPE Por ejemplo, al llegar Teresa al claro todos llegan a la conclusión de que está muerta sin que se les ocurra tomarle el pulso o fijarse en si respira. Además, Thomas piensa que hasta ese momento no se había dado cuenta de que en el claro sólo había chicos (¿?). DESTRIPE O, en las paredes del laberinto pone por todas partes «WORLD IN CATASTROPHE: KILLZONE EXPERIMENT DEPARTMENT», tal que así, en mayúscula y bien grande, que sólo le falta un subrayado y unas luces de neón para ser más cantoso. Pues a nadie se le había pasado por la cabeza que el laberinto fuera un experimento hasta que Thomas lo menciona. FIN DESTRIPE ¡Qué capacidad de observación, qué poder de deducción y qué inteligencia! ¡Ni Poirot y Einstein juntos! DESTRIPE Me habéis convencido sin sombra de duda de que sois todos unos genios, sí, sí. FIN DESTRIPE

Sin títuloThomas necesita esta imagen, se le ve algo confuso.

Una lástima. La idea era interesante, pero no cuaja porque el autor no ha tenido la maestría necesaria. Parece que se esfuerza, sin embargo, la mayoría de sus esfuerzos sólo añaden confusión. Por ejemplo, que los chicos se inventen sus propios términos para lo que desconocen y tengan su propia jerga mola porque da más autenticidad, pero ¿para qué inventarse términos cuando ya tenían palabras para algo? ¿Por qué decir «deadheads» y «blood house» pudiendo decir «graveyard» y «slaughterhouse»? Son ganas de complicarse la vida. Y en el final también parece que el pobre hizo todo lo posible por intentar darle un sentido a la historia y a la vez mantener la tensión para dejar a los lectores con ganas de otro libro, pero sólo logra una fumanda que da al traste con la poca credibilidad que quedaba.

Sentencia

Historia entretenida y fácil de leer para matar el rato, pero más artificial que el monstruo de Frankenstein y más increíble que la teletienda.

Anuncios

13 thoughts on “Reseña El Corredor del Laberinto (James Dashner)

    • Lo de la homofobia es porque siendo una minisociedad compuesta sólo por chicos adolescentes todos se comporten entre ellos como asexuales, pero luego aparezca una chica y estén salidísimos: empiezan a hacer bromas sexuales, Thomas piensa que es guapa y esta buenorra (¡aún creyendo que está muerta!). Que el romance o la atracción se ignoraran hasta que aparece alguien del otro sexo, que además tiene pinta de estar ahí de relleno sólo por eso, me da la impresión de que el autor, de forma sibilina, me está vendiendo que sólo puede haber romance o atracción con el otro sexo.

      Gracias por comentar.

      Me gusta

        • Exacto, y eso es porque vivimos en una heteronormatividad. Así que cuando veo que se promueve que la única orientación sexual válida es la heterosexualidad, ignorando deliberadamente a las otras, lo digo.

          Lo más probable es que el escritor ni siquiera lo haya hecho conscientemente, pero a mí eso de que para que puede haber romance sea necesario meter con calzador a alguien del sexo contrario me parece una forma clarísima de heteronormatividad. Porque, insisto, es que todos se comportaban como asexuales hasta que aparece la chica.

          Me gusta

          • Menuda exageración!! Ahora va a resultar que si no pones a gais en los libros eres homofobo. y el derecho de la gente que no quiere ver eso porque se siente incomodo que lo follen no? Igual que la libertad de expresion porque tienes que escribir eso por cojones.
            Quereis pasar de un extremo a otro sin puntos intermedios. Que si que hay hmofobia pero no se puede escudarse en eso para ahora exigir como se tienen que hacer las cosas. Si no vamos a pasar de la homofobia a la tiranía del loby rosa.

            Me gusta

            • Tu comentario es en realidad una prueba de que tengo razón. Nadie reclama su derecho a no ver parejas hetero porque esta considerado algo normal que no incomoda, pero con las parejas homo sí pasa, luego, existe heteronormatividad. Y no, pedir para un grupo los mismo derechos y la misma visibilidad que para la mayoría no es ser extremista, es igualdad.

              Me gusta

  1. Esta reseña es HAMOR. Es lo que pienso yo de toda la trilogía. To’l mundo diciendo que son lo mejor y a mí me dio mucho cáncer, sobre todo con el segundo y el tercero (la precuela no la toco con un palo). Y lo que más me escamó: ¿un porrón de adolescentes con pene y a ninguno le da por liarse con otro o experimentar con sus cuerpos? ¡Venga ya! ¡Los huevos! Tantos años ahí encerrados sin conocer mujer (los que les gustasen) y sin prejuicios hacia la homosexualidad, fijo que más te uno ha tocado pene ajeno…

    Me gusta

    • Me alegro de que te haya gustado. Acabo de leer la tuya y veo que mis intuiciones sobre por donde iban los tiros no estaban desencaminadas. Si este era el mejor libro de la trilogía tengo cosas mejores que hacer que leerme los otros dos, como mirar una pared. Si acaso ya veré las películas cuando las echen por la tele.

      A mí también me escamó eso y pensé lo mismo que tú, por eso se encendió mi detector de homofobia cuando metieron por narices a una chica para que pudiera haber un preludio de romance. Pero viendo la intolerancia que hay todavía (sólo hay que ver al anónimo que ha comentado antes) tampoco me sorprende.

      Muchas gracias por pasarte.

      Me gusta

      • No, por dios, no te leas el resto de la trilogía. No te van a dar ni una respuesta a todas las preguntas que te haces (si te has leído los spoilers que puse, lo sabrás XD). Espero que en las películas los guionistas vean un poco la luz y aclaren algo…

        Al anónimo de arriba y su “derecho a no ver gente gay morreándose”… Te juro que me creía que su primer comentario era ironía. Hasta que he visto que iba en serio. Que penica. Así va el mundo.

        Me gusta

        • Sí que me he leído los spoiler y mi única posible razón para continuar era saber qué puñetas tenía que ver el laberinto con encontrar una cura. Si resulta que no dan respuesta apaga y vámonos. Al menos que quedo con la satisfacción de que mi idea era correcta: el autor no tenía ningún plan ni sabía lo que hacía, simplemente se le ocurrieron cuatro ideas chulas y ver cómo las justificaba.

          Lo que no entiendo es cómo han tenido tanto éxito, yo me siento estafada. Vamos, que estoy echando de menos que exista un libro de reclamaciones para libros.

          Quizá las películas obren la magia del cine y salga algo mejor que el material original, pero lo veo difícil. En todo caso se pierde menos tiempo viendo una peli de dos horas que leyendo los libros.

          Sí, es penoso que siga habiendo gente así por el mundo. No me extraña que haya tanta gente que viva su sexualidad con miedo por salirse de la norma, si es que se te tiran al cuello.

          Me gusta

  2. Hola! Me encanta tu blog!, recién lo descubro 🙂

    Jajajaja yo leí toda la trilogía y si bien consideró que el segundo libro es mucho mejor ya con el tercero todo se hecha a perder con el cúmulo de incoherencias y cosas que no se explican sólo porque sí o porque a Thomas no le importan.

    PD: Yo también pensé que el concepto del laberinto de chicos presentado era homofóbico y poco realista; ¡pensaba que era la única!.

    Me gusta

    • Me alegro de que te guste el blog, si también tienes uno pásame la dirección, por favor. Gracias a los comentarios estoy descubriendo un montón de blog que me están gustando.

      Todo el mundo coincide en que el final es un desastre, me alegro de no haber comprado más que el primero o me estaría tirando de los pelos. Yo llevo muy mal que los autores me suelten cualquier fumada y no me expliquen nada, me hace sentir como si se estuvieran riendo de mí en mi cara.

      ¿Tú también? ¡A mis brazos, hermana (y esto va también por Beatriz)! Me sentía incomprendida porque cuando se lo comentaba a alguien me llamaban exagera que veía homofobia por doquier porque estaba obsesionada.

      Muchas gracias por pasarte.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s