Reseña Love Hina (Ken Akamatsu)

¿Qué love ni qué niño muerto? Fanservice Hina

Sí, voy a meterme con esta obra que tantos adoran y consideran el rey de los harem. Y sí, me ha parecido estúpida, aburrida, repetitiva y un largo etcétera; pero, como dijo Jack el Destripador, vayamos por partes y ensañémo…, quiero decir, reseñemos objetivamente.

El argumento puede resumirse en que un chaval quiere entrar en la Universidad de Tokyo porque de pequeño le prometió a una niña que estudiarían juntos ahí y luego se casarían. Al ser la única que lo ha mirado en su vida, se aferra a eso aunque no pueda recordar su cara ni su nombre (lo que hace la desesperación). Como es un inútil no consigue entrar, así que sus padres se hartan, le dan la patada y se tiene que ir a la posada Hinata, que se ha transformado en una residencia femenina. O sea, típica historia de un perdedor que, por razones más ilógicas que un talibán suicida con casco, termina rodeado de mujeres hermosas que se acabarán enamorando de él.

Sin título

 —peRRo EhZ Ke kUAhndO ZaLiò sHì HerA oRRiJinAL
— No, es de los primeros de esta temática que se han dado a conocer fuera de Japón, pero los harem existían desde muuucho antes.

Siempre digo que no es lo que se cuenta sino cómo se cuenta, aquí el problema es ese cómo. Alguien debería revisar el diccionario de Akamatsu por si han cambiado la definición de «gracioso» por «situaciones tópicas contadas de la manera más estúpida posible», y la de «interesante» por «repetitivo hasta la nausea», eso explicaría muchas cosas. Hay una delgada linea que separa el humor absurdo de lo absurdo a secas; Love Hina la supera por treinta pueblos hasta el punto de ser una sucesión de momentos ridículos, o comprometidos, o ridículamente comprometidos. ¿Ejemplos? el protagonista está paseando y, como que no quiere la cosa, le cae una furgoneta encima; o está hablando con una chica se tropieza y, casualmente, le baja las bragas. Cada vez que la historia amenazaba con ponerse mínimamente seria o emocionante el autor contraatacaba, y aunque algunas de las situaciones son divertidas las primeras cinco o seis veces, a las veinte o treinta como que habían perdido interés, ya a la cuatrocientos mejor me callo lo que pensé porque este blog es para todos los públicos.

El aliciente se supone es averiguar con quién se queda el protagonista, y digo se supone porque es tan predecible que hasta Sandro Rey lo adivinaría en el primer tomo. Y no, no después de leerlo, después de ver la portada.

Pasemos a fustiga… ejem, analizar a los personajes. Hoy tengo un montón de lapsus.

Keitarou Urashima, el mentado protagonista. Inútil para los deportes, más tonto que Abundio, con el atractivo de una nevera por detrás, tan torpe que parece que entrena y fracasado en todo lo que intenta. Nobita de Doraemon con diez años más para haceros una idea. Ve a las chicas desnudas o les mete mano constantemente. Pero ojo, no es que sea un pervertido sino que tiene la peor suerte del universo y, sin querer, acaba en situaciones eróticas. ¡Que desgraciado! Aunque tampoco es de extrañar que no quiera, la mayoría de dichas chicas son tan bestias que Rocky Balboa les duraba medio asalto. ¿Por suerte? Keitarou es inmortal. Da igual que le peguen, lo lancen por los aires o le ataquen con todas las armas existentes, siempre sobrevive y tenemos que seguir aguantándolo.

Sí, este manga parte de que es graciosísimo ver a chicas maltratando a chicos, asunto que se toma a cachondeo porque, ya sabéis, las mujeres son débiles. ¡Ni que estuvieran al mismo nivel que los hombres y también pudiera considerarse una agresión seria y despreciable!

Sin título

Naru Narusegawa. DESTRIPE La que acabará llevándose a Keitarou. Lo he puesto como destripe, pero si no os lo oléis desde el principio… espero que vuestro sueño no fuera ser detectives. FIN DESTRIPE Ostenta el título de «Hostiadora Principal» y su papel se resume en: pegar a Keitarou, pegar a Keitarou por hacer algo pervertido, pegar a Keitarou porque no lo quiere, pegar a Keitarou por mirar a otra chica en lugar de a ella, pegar a Keitarou sin ninguna razón y… ¿he mencionado pegar a Keitarou? Lo anterior me ha hecho desarrollar la teoría de que este en realidad es masoquista, la que más le gusta es la que más lo maltrata.

Sin título¡Oh, síii! ¡¡¡Dame más fuerte Naru!!!

Motoko Aoyama, la practicante de kendo calmada y seria (¡ja!). Como buena tsundere, se dedica a darle espadazos a Keitarou hasta en el carnet de conducir. Al principio porque lo odia o, en defecto de la anterior, por hacer algo pervertido. Luego, al percatarse de que le gusta ¡le da aún más espadazos para disimularlo!

Shinobu Maehara, la lolita llorona, tímida e inocente hasta lo exagerado. Es de las primeras en enamorarse de Keitarou, pero no es capaz de decírselo y se conforma con mirarlo y hacerse ilusiones mientras suena la música de una mala película adolescente. Se la pasa gimoteando por todo u escandalizándose cuando la gente habla de algo tan subido de tono como los besos. Debería meterse a monja de clausura de todas formas no notaríamos su ausencia.

DESTRIPE Kanako Urashima, la hermanastra de Keitarou e hija secreta de Mortadelo, tiene una habilidad para disfrazarse que ya quisiera Johnny Depp. Esta enamoradísima de Keitarou desde siempre, pero jamás se plantea decírselo cuando este está más solo que la una, sólo se declara cuando ya tiene a otra que le gusta para estar segura de que no la corresponda. FIN DESTRIPE

Kaolla Su, la extranjera del grupo y tan hiperactiva que parece que se inyecta cafeína en vena. Por supuesto, lo anterior es una excusa para que haga cosas indecentes «sin querer». Es que claro, ¿cómo va a saber la pobre muchacha que ponerle a alguien las bragas en la cara (sin quitárselas, por si os lo preguntabais) se puede malinterpretar? Si eso se hace en todas partes. ¡La culpa es de los japoneses por ser tan puritanos!

Mitsune Konno, apodada «Kitsune», que significa zorra (en el sentido de que es muy astuta y no en el que todos habéis pensado, ¡cochinos!). Es la tetona liberal, interesada y despreocupada a la que sólo le importa emborracharse y sacar tajada de cualquier situación. Lo mejor que se puede decir de ella es que tontea con Keitarou a propósito y no trata de hacerse la inocente y pudorosa, al contrario que las otras, que son una panda de falsas.

Mutsumi Otohime, torpe y tan enfermiza que no deberían dejarla salir de la UVI, por su bien y el de los que están a su alrededor. Es más gafe que Conan Edogawa y allá donde va provoca accidentes, naufragios y, lo que es peor, fanservice a mansalva. Keitarou pasa de ella aunque también sea de las pocas con las que no tiene que preocuparse por que le partan la cara cada treinta segundos. No obstante, casi que mejor, tanta incompetencia junta podría implosionar el universo.

Sentencia

Patético intento de comedia picante para menores con un anti héroe gafe e imbécil de protagonista.

Anuncios

6 thoughts on “Reseña Love Hina (Ken Akamatsu)

  1. He oído hablar de este anime pero los harem me dan asco en general (o son todos como este, en el que las chicas son estereotipos que no dejan de enseñar bragas y tetas y todas chorreando porque sí por un imbécil, o son reversos y la tía es una retrasada sin personalidad a la que le gusta ser acosada siempre que sea por macizos kawaii). Y cuando te encuentras imagenes como esta te haces a la idea perfectamente de cual es el “argumento” ¬¬:

    https://www.google.es/search?q=love+hina&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjY-o2c_cfJAhUJaxQKHVE2CoQQ_AUIBygB&biw=1536&bih=755#imgrc=HH7oUk8VPEaGfM%3A

    Me gusta

    • ¡Hola Sara!

      Sí, por eso mismo a mí tampoco me gustan nada los harem. En los destinados a hombres las mujeres son prácticamente meros objetos sexuales que están para encarnar estereotipos y enseñar carne para que los espectadores disfruten. Además de que suele pasar lo que en este, maltratan al chico como si eso fuera algo gracioso y aceptable, porque como parten de la mentalidad de que las mujeres son débiles, pues no consideran serias las agresiones que vienen de ellas. Los maltratos de una mujeres a un hombre son presentados como una bromita, jaja, riámonos. Y encima eso les viene perfecto a los machista, que lo usan como argumento para decir: “¿veis como no es machista? ¡Si justamente es el pobre chico al que pegan y las mujeres son las fuertes! ¡¡¡Sois unas exageradas!!!

      Y sí, en lo harem para mujeres ella suele ser continuamente acosada y presentan que eso es algo que les gusta a las mujeres: ser acosadas (las suelen besar o manosear sin su permiso) y consideradas un trofeo que se disputan un montón de tíos. Algo que también sirve para fomentar el estereotipo de que las mujeres somos unas superficiales y unas creídas a las que en realidad nos parece chachi pistachi el acoso siempre que venga de guapos y disfrutamos de que los hombres se peleen por nosotras.

      Esa imagen y Keitarou recibiendo una leche definen perfectamente los catorce tomos del manga. Realmente poco más pasa.

      Me gusta

  2. dcir q es original es x niñatos q no an visto otros anime y creen q xq no conocen otros no hay + no de autenticos otakus. d acuerdo q es una mierda para cascarse una paja hay hentai d verdad mejores y + cortos.

    Me gusta

    • A mí esa supuesta diferenciación entre otakus verdaderos y no verdaderos menospreciando a los segundos siempre me ha parecido una tontería. Suena demasiado a rabieta de críos que quieren sentirse especiales siendo mejores que sus compañeros.

      Y sí, muy largo y aburrido, incluso si el objetivo es únicamente ver tetas.

      Gracias por pasarte.

      Me gusta

  3. […] Para empezar, es predecible y típica a muerte. Chico pardillo que por alguna razón tiene a toda la población femenina detrás y se liga a la más deseada, pese a que tiene el carisma de una ameba y la conversación de un plátano. Claro que es mongolo y aún así sigue pensando que es más feo que Cuasimodo. Todo el primer tercio de la novela recuerda a un harem malo. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s