Queja La Esmeralda de Kazán (Eva Ibbotson)

¿Qué me estás vendiendo Ibbotson?

Este libro no me ha parecido malo, pero ha habido un par de aspectos del mismo que han bastado para estropearme la lectura. Además, la decepción ha sido doble, porque el principio del libro prometía y porque lo demás que he leído de esta mujer me ha gustado, así que no entiendo qué le ha pasado aquí. He dudado sobre si hacer esta queja o no, pero ¿para qué tengo un blog si no es para hablar de lo que me de la gana aunque a nadie le importe?

Sin título¡A dar la brasa con mis quejas se ha ha dicho!

El libro va sobre que en la Viena de principios de siglo vive Annika, una niña que es abandonada al poco de nacer y adoptada por Ellie y Sigrid, dos criadas. La niña es feliz, su pasión es cocinar, tiene dos amigos: Pauline, una niña que siempre está leyendo y es la primera de la la clase; y Stefan, un niño pobre con tropecientos hermanos; y le cae mal Lormarie, una repelente niña rica a la que sus padres siempre están consintiendo (¿venganza guiño de Ibbotson después de que Rowling se inspirara primero en El secreto del andén 13?).

El caso es que la cría es una buena protagonista: espabilada y trabajadora, o eso parece en el primer tercio del libro, porque de pronto aparece una aristócrata alemana que resulta ser la madre perdida de Annika y de ahí en adelante se va todo a la porra. Para mí que falta una escena en la que a la niña la lobotomizan con una cuchara sucia, desde que aparece su madre se vuelve retramonger y no sólo es incapaz de enterarse de lo que pasa en sus narices, es que encima se convierte en una damisela que necesita que la rescaten constantemente. Y, para empeorar más las cosas, en la mayoría de los líos se mete ella por culpa de su imbecilidad. ¡Menuda forma de destrozar a un buena protagonista!

Resulta que la madre está arruinada, pero Annika no es capaz de darse cuenta pese a que pasan hambre, no dejan de desaparecer objetos de valor y la casa se cae a pedazos. Hasta que se lo explican con manzanitas, cree que es que los nobles siguen un entrenamiento especial para ser más duros y por eso viven en esas condiciones. Ajá. Y me tengo que creer que esta es la misma niña que hasta ese momento era espabilada.

No obstante, lo peor es que la niña tiene con su madre una relación tóxica de narices y aguanta lo que sea por amor, aunque su madre la trate como a un trapo. La madre le roba, le miente repetidamente, favorece al resto de la familia dejándola de lado y no deja de hacerle perrerías. DESTRIPE Le roba a Annika su herencia para gastarse el dinero en caprichos para ella y sus otros familiares, aleja a Annika de todos los que quiere, no la deja hacer lo que le gusta y la envía a un internado para niñas indeseadas donde la maltratan. FIN DESTRIPE Y, pese a todo lo anterior, Annika sigue creyendo que su madre la quiere y se lo justifica todo. Pfff. ¿Es que esta niña no sabe sumar dos más dos?

Sin títuloY lo peor es que en tu casa también lo saben y se aprovechan de ti en tu cara.

Para colmo, Annika pone a su madre, a la que conoce desde hace meses (porque si la hubiera criado sería entendible), por encima de su familia adoptiva y sus amigos, con los que ha crecido y que sí la quieren sinceramente y se preocupan por ella. Dicha familia adoptiva y amigos le dan muchas oportunidades de quedarse con ellos y ser feliz, pero nones, la mongola siempre elige a su madre. Luego la madre le hace una faena y son esa familia adoptiva y esos amigos los que tienen que partirse los cuernos por salvarla, sólo para ver como Annika los rechaza y vuelve a tirarse en los brazos de su madre otra vez. DESTRIPE La madre la mete en un internado horrible donde Annika está a punto de plantearse el suicidio de lo mal que lo pasa y, cuando consiguen rescatarla, le dicen que han descubierto que la madre en una ladrona; puede denunciarla, volver a vivir con ellos y ser feliz, pero ella prefiere volver con su madre. FIN DESTRIPE ¿Pero esto qué es, una apología de la importancia de los lazos de sangre por encima del verdadero cariño? DESTRIPE Porque aunque es cierto que termina eligiendo a su familia adoptiva y a sus amigos, lo hace sólo después de enterarse de que esa mujer que decía ser su madre en realidad no lo es, que si no se queda con ella. FIN DESTRIPE ¿Qué tienes en contra de la adopción Ibbotson? ¿Te ha hecho algo para que la odies de esa manera o qué?

Encima, Annika reconoce que con su madre es desgraciada y que preferiría mil veces su vida anterior, así que se la pasa llorando y lamentándose. Pues, no es por quedar como un monstruo sin corazón, pero ajo, agua y resina. Te han dado un montón de oportunidades de librarte de esa situación y sigues en ella porque quieres. Casi deseaba que Annika terminara mal (sí, el libro termina bien, es para niños ¿qué esperabais?). Eso habría enseñado que hay que tener dos dedos de frente y confiar en la gente que te quiere, no defender a alguien que te trata mal sólo porque tiene tu sangre y esperar sin mover un dedo a que los demás te salven de tu estupidez.

Por lo demás es buen libro y me ha gustado la crítica que hace a la nobleza y a la educación que permitía la crueldad con tal de, supuestamente, crear personas de provecho; así como su alabanza al trabajo y a ser útil. Pero ese mensaje anti-adopción y la damiselación de la protagonista me han repateado los higadillos.

Sentencia

Un libro entretenido para niños, pero que alguien le ponga a Annika el letrero de «nunca imitar en casa».

Anuncios

4 thoughts on “Queja La Esmeralda de Kazán (Eva Ibbotson)

  1. ¡Buenas!

    Madre mía ¿qué?

    Recuerdo haber leído varios libros de esta señora cuando era niña y que me encantaron, como el Secreto del andén 13, mismamente, y aunque es cierto que hay cosas que uno no entiende de crío y que se pierden con el paso de los años no recordaba que hiciera cosas así. Si esto hubiera sido escrito el siglo pasado en parte habría entendido el tema, ya que me recuerda de una forma un poco retorcida a Oliver Twist donde al final se pone que lo importante es vivir como quien eres (un noble) antes que cualquier otra cosa, aunque evidentemente aquí los nobles sean los malos y los pobres los buenos, al contrario que en esta perlita de don Dickens. Supongo que a la niña sí le hicieron una lobotomía solo que no nos la mostraron: ¿cómo puede creer que los nobles hacen un entrenamiento chungo habiéndose criado con sirvientes? No tiene sentido. Debería saber más de la vida.

    Respecto a sus desgracias pues… Es como esas historias episódicas que deben meterte drama porque sí para que no pierdas el interés. Menuda decepción, la verdad.

    Gracias por la reseña, como siempre~

    Atte. Rika

    Me gusta

    • Buenas otra vez, Rika. Gracias a ti por molestarte en comentar.

      Yo también leí varios de esta mujer de pequeña y me gustaron mucho, así que cuando vi este que no había leído fue como “a recordar mi infancia se ha dicho”… y me quedé a cuadros cuando leí semejantes mensajes. Quiero creer que se le fue la pinza. Porque en “El secreto del andén 13”, por ejemplo, Ben y Odge sí eran buenos protas que se esforzaban por lo que querían y apoyaban a sus amistades y personas queridas.

      La lobotomización pasa sí o sí. Nadie puede ser taaan idiota de pasar hambre, ver que la casa se cae a pedazos, desaparecen objetos y los acreedores tocan a la puerta y creer que es un entrenamiento para ser más duros. Y el problema es que se hace tonta como excusa para que se meta en más líos y la tengan que salvar. Porque que pasen desgracias es lógico y no me quejo, algo tiene que pasar para enganchar. Pero podía haber investigado junto con los amigos o tratado de hacer algo, pero no, se queda llorando por lo desgraciada que es. Cuando no se busca los líos haciendo cosas como que su amigo le diga que no avise a la madre porque es la sospechosa de un robo y que corra a decírselo.

      Lo que lleva al punto número dos que me ha molestado, ¿por qué es más importante la sangre que el cariño y la amistad? ¿Por qué por ser su madre biológica se pone de su parte aunque la trate mal, mientras desprecia el cariño de su familia adoptiva y amigos con esto de “es que es sangre de mi sangre”? ¡No se puede decir eso en un libro para niños! Les creas prejuicios innecesarios sobre la adopción y lo que es la verdadera familia.

      No he leído el original de Oliver Twist, pero no me sorprendería lo que cuentas. Los libros que se escribieron hace tiempo tienen otros valores que entonces eran lo ideal, pero ahora los ves y te escandalizas. Cervantes quitaba importancia a las violaciones si la mujer se casaba con el violador salvaguardando el honor. Y en David Copperfield te venden que la mujer ideal es la abnegada que hace de paño de lágrimas al hombre mientras este se fija en otras para que así el se de cuenta al final de que es la indicada porque es la que vive para él y la elija.

      Me gusta

  2. Para mí Eva Ibbotson, que es de mis escritoras favoritas, brilla con sus novelas de fantasía cercana a la realidad (en especial el Concurso de Brujas me encanta, es un libro que siempre me saca una sonrisa), pero sus novelas como La esmeralda de Kazán o Maia se va al Amazonas, que son historias más realistas, son algo más pobres, a mi parecer. Recuerdo haber leído La esmeralda de Kazán hace años y como con el libro de Maia, me obligué a leerlo porque carecía de esa chispa mágica que, sin ser un puñado de epicidad de magia y brujería como en Tolkien, hacía que las novelas resultaran interesantes (imaginar, por ejemplo, a las Brujas de Todcaster acampar en tiendas de lona e ir de compras a grandes almacenes mientras hacen fechorías es algo que siempre me ha hecho sonreír).

    Como hace mucho que no releo esta novela, hay cosas que no recuerdo, aunque cierto es que Annika va perdiendo puntos de intelecto en la novela con cada cosa… xD

    Un saludo!

    Alex

    Me gusta

    • ¡Saludos y muchas gracias por pasarte Alex!

      Ibbotson también me gusta mucho. “Concurso de brujas”, “El secreto del andén 13” y “Una misión monstruosa” son libros que leí de pequeña, me encantan y considero muy recomendables. No digo que esta sea mala, pero ese mensaje anti adopción y que la prota se vuelva retrasada no me han gustado un pelo, sobre todo en un libro para niños. Supongo que habrá sido una ida de pinza momentánea.

      “Maia se va al Amazonas” es otra que no he leído de ella. Parece que de pequeña tuve la suerte de leer los mejores si dices que tampoco es especialmente bueno.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s