Guía básica para no ser un acosador

Primero, déjame que te deje claro que sé que eres un buen chico que respetas (o al menos estás convencido de que respetas) a las mujeres y sólo quieres ligar, encontrar el amor verdadero o lo que sea. OK. Lo entiendo. Pero verás, la sociedad machista en la que vivimos enseña desde pequeñas a las mujeres a temer la violación y desconfiar de los hombres. Se nos dice que sólo van a lo que van, que son violentos por naturaleza y que debemos ser nosotras las responsables de cuidarnos porque nos pueden agredir y violar por la ropa que llevemos o por haber interactuado con ellos; y, encima, será culpa nuestra.

Ya puedo oírte gritando desde el otro lado de la pantalla: «¡Pero yo no soy así y jamás haría eso!». Tranquilo, no te ofusques. Tú no serás así, pero tampoco sabes lo que es vivir con miedo. No sabes lo que es tener que caminar por la noche con las llaves entre los dedos para usarlas como arma en caso de necesidad, ni que te griten guarradas y tener que andar rápido por si intentan hacerte algo en lugar de quedarse sólo en palabras, ni cambiarte de acera o tener que entrar en un bar porque se te acerca (¡o hasta te sigue!) alguien por la calle y no sabes si tiene malas intenciones, ni que entre alguien al mismo ascensor o transporte público que tú y te de un escalofrío porque si resulta ser un violador no tienes vías de escape. Entre otras cosas.

Así que haz un ejercicio de empatía. Sí, tú sabes que eres un encanto, pero yo no estoy en tú cabeza y no lo sé. Cuando un desconocido se me acerca sé que seguramente es un buen tipo… pero no puedo evitar preguntarme «¿y si va a violarme o agredirme de alguna forma?» Nunca puedo estar segura de primeras de que no eres una amenaza, por lo tanto, no puedes esperar que confíe en ti y me sienta segura de entrada.

También sé que eso no es culpa tuya. Sin embargo, ten en cuanta que no eres la parte peor parada y por ello debes respetar y escuchar a la otra. Es posible que lo que consideras normal, galante o una broma inocente para una mujer suponga un mal rato y hasta un trauma.

Que una mujer esté sola no significa que quiera compañía

¿Has visto a una chica en la calle, un café o un medio de transporte y te ha gustado? Pues lo siento, pero abordarla suele ser muy mala idea. Las mujeres no somos cosas que estamos ahí a tu disposición para que nos entres. Lo más probable es que esa chica vaya a la facultad, al trabajo, esté dando un paseo o disfrutando de unos minutos de relajación, no esperando ningún tipo de acercamiento. Sobre todo si está andando con prisa, escuchando música con cascos, leyendo, mirando el móvil o el portátil. Creeme, eso es que no quiere compañía. No importa lo amable, gracioso, simpático ni guapo que seas, ella no tiene obligación de prestar atención a un intento de ligue que no ha buscado ni, probablemente, le interesa.

maxresdefaultAunque creas que estás ligando o siendo amable ella seguramente te ve así.

Todo lo que no sea una aceptación entusiasta debe considerarse un rechazo

Le has entrado a una chica, OK, pues necesitas estar MUY atento a cómo reacciona. A menos que te mire a los ojos e interactúe activa y animadamente contigo o también esté tonteando lo más probable es que quiera ser dejada en paz.

Si te dice de entrada que no está interesada, que está ocupada, que está con otra gente, que no quiere hablar o cualquier otro tipo de rechazo frontal a tu iniciativa está clarísimo. Despídete y aléjate de ella en ese mismo momento. Sin excusas ni excepciones. Desde el segundo en que insistes no sólo la estas acosando sino también minusvalorando como persona, porque desprecias su voluntad poniendo por encima tus ganas de seguir interactuado. Ella no está ahí para ti ni tiene obligación de hacerte caso, así que no te sientas ofendido ni herido. Un rechazo no es un insulto a tu persona ni una humillación, es ni más ni menos que el derecho de esa chica a expresar su voluntad. Respétala.

Si no te ha rechazado de pleno, pero está claramente incómoda, no te mira a la cara, contesta con monosílabos o sólo cuando le preguntas, no inicia nunca la interacción, se echa hacia atrás, se encoje, intenta alejarse a la mínima, te dice que tiene novio o similares déjala en paz. Sí, sí, ya sé que no te ha dicho un «NO» rotundo, pero vuelve a leer el título del apartado. Muchas mujeres por timidez, miedo, vergüenza o educación no son capaces de dar una negativa clara. Eso no significa que estén aceptando y es rastrero considerarlo como tal. Y te hace un acosador.

Sé lo que estás pensado: «Pero es que a veces las chicas sí que quieren y dicen que no por presión social para no sentirse fáciles o porque tienen interiorizado que son los hombres los que deben cortejar e insistir». Aunque pueda haber algún caso en el que eso sea cierto el consentimiento JAMÁS debe presuponerse. Ante la duda siempre hay que retirarse por respeto.

Sin título

¡Quieto! ¡Y las manos donde pueda verlas!

NUNCA invadas el espacio personal de una mujer ni la acorrales ni la toques sin su permiso, muchísimo menos de forma sexual. Si se te ocurre meterle mano o besarla sin su consentimiento ya es que estamos hablando pura y llanamente de agresión sexual.

Recuerda lo que he dicho al principio de vivir con miedo. Es MUY desagradable e incómodo que un desconocido de cuyas intenciones no estás segura invada tu espacio o te toque así por la cara. De verdad, da muy mal rollo y te sientes asqueada y objetivizada. Igual tú no tienes mala intención y lo estás haciendo para intentar parecer decidido, crear intimidad o algo así, pero lo más probable es que yo lo perciba como una amenaza, un avasallamiento o, directamente, acoso sexual. Piensa lo que sería que alguien que consideras que podría ser una amenaza te lo hiciera a ti. Además, recuerda que ella es una persona con voluntad y opiniones propias. Da igual lo caliente que estés, ella no te debe nada ni es una muñeca hinchable que está a tu disposición.

Foto01DoisneauComo crees que estás quedando versus lo que seguramente está sucediendo en realidad.

El espacio público no es tu juzgado ni tu sección de opinión

Probablemente cuando piropeas lo haces sin ninguna maldad, y sé que hay mujeres a las que sí les gusta, pero muchas entendemos el piropo como acoso callejero. Recibir comentarios de desconocidos, muchos de índole sexual, nos hace sentirnos cosificadas, humilladas y, en algunos casos, hasta asustadas, ya que hay veces que el «piropo» es directamente la verbalización de una agresión sexual. Imagínate lo que es vivir con miedo a que te violen y que extraños, cuyas intenciones desconoces, te digan que te follarían, ¿cómo te sentirías?

48982_subitem_full

«¡Pero yo digo cosas bonitas o inocentes con la mejor intención, no burradas!» Aún así es acoso. Hacerle a una mujer comentarios por cómo va vestida o lo que está haciendo es como decirle indirectamente que la consideras un objeto que está ahí para ti y que te crees con derecho a juzgarla. ¿Te parece sexy ver a una chica comiendo un plátano o un polo flash? Pues se lo come porque tiene hambre y/o calor. ¿Te parece que esa minifalda le hace las piernas preciosas? Pues se la ha puesto porque a ella le gustaba. ¿Piensas que es muy guapa? Pues a ella no le interesa tu opinión. En ningún caso busca provocarte ni llamar tu atención, ya que ni siquiera sabe que existes. No te des por aludido ni comentes nada al respecto. Somos personas y tenemos derecho a disfrutar del espacio público sin que cualquiera nos suelte lo que piensa de nosotras.

Hay cosas que NO son bromitas ni tonterías

Como ya he dicho, muchas mujeres te perciben como una potencial amenaza. No es tu culpa, pero tienes que entenderlo y tratar de no hacerlas sentir mal. Si ves a una mujer sola por la calle, un aparcamiento o donde sea actuá de manera calmada, intenta no acercarte demasiado y, por lo que más quieras, no la sigas a propósito. Perseguir a una chica no es una tontería para echarse unas risas, es aterrorizarla haciéndole creer que vas a violarla o hacerle daño.

Lo mismo si te encuentras con una chica sola en un ascensor, medio de transporte o sitio del que ella no podría huir. No te sientes o coloques muy cerca ni detrás de ella, y mantente relajado para hacerle saber que no eres una amenaza. Un acercamiento en esa situación podría hacerla pasar mucho miedo. Igualmente, tampoco te acerques a ella más de lo necesario aunque haya otras personas. Y que ni se te pase por la cabeza rozarte contra ella, acorralarla o manosearla porque eso es directamente acosar sexualmente y denigrar.

8837262661355ba7f14bfb9ac2d34fd2Esta pobre mujer recordará esto como uno de los momentos más incómodos y desagradables de su vida.

Siguiendo estos consejos tan simples y que no te cuestan nada puedes ser mejor persona y hacer que las mujeres de tu alrededor se sientan mejor, así que gracias por tu comprensión y colaboración.

Anuncios

33 thoughts on “Guía básica para no ser un acosador

  1. Me acordé del día en que no encontraba taxis para devolverme a mi casa y un señor mayor con una camioneta se ofreció a llevarme; ¡fue horroroso!, casi podía leerle violador en la cara. Y es que en Venezuela no tenemos cultura de autostop, que un completo EXTRAÑO se ofrezca a llevarte a algún lado es más que raro, y se ofreció él solito, no es como si se lo hubiera pedido. Lo peor fue que después de rechazarlo y seguir caminando otro tipo con carro me comentó con una sonrisa de oreja a oreja: Los taxis están difíciles ¿verdad?. Te juro que sentía que había llegado a la calle de los violadores o_O!.

    Me gusta

    • Siento mucho que tuvieras que pasar ese susto Scarlett. Menos mal que se quedó sólo en eso. Entiendo perfectamente lo que me cuentas. Aquí en España hay un poco más de cultura de autostop, pero igual yo no me subiría con uno o varios hombres por miedo. Y es lo que dieces, que muchas veces te lo ofrecen ellos sin que tú se lo pidas ni nada y te entra de todo porque lo primero que piensas es que te quiere violar o hacer algo. A mi me ha pasado ir caminando con una maleta desde la parada del autobús al cortijo de mis abuelos, que son como 500 metros por el arcén de la carretera hasta que llegas al desvió que sube a su pueblo. Pues se paró un coche y el conductor me preguntó: “¿te llevo a algún sitio, guapa?” hasta abriendo la puerta y haciendo ademán de bajarse. Me entró de todo porque en ese sitio solitario sabía que si intentaba meterme a la fuerza en el coche nadie se iba a dar cuenta. Le rechacé dando muchas explicaciones diciendo que iba ahí al lago, que mi familia sabía a que hora había cogido el autobús y les había escrito hace un segundo y ya venían hasta por el camino a lo lejos; luego empecé a andar todo lo rápido que podía. Lo que había dicho era casi todo mentira porque mis abuelos ni siquiera tienen móvil y era súper evidente que por ahí no había ni Dios, pero quería que pensara que podía aparecer alguien en cualquier momento por si se le pasaba por la cabeza intentar hacerme algo. Hasta que arrancó y se fue no respiré tranquila.

      Muchas gracias por pasarte y compartir tu experiencia. A ver si así visibilizamos un poco el problema.

      Me gusta

  2. No se lo he contado nunca a nadie pero, hace tres un tipo llegó a la tienda en la que trabajaba y me preguntó si tenía no se qué. Le contesté “no cariño” y me preguntó si había baño público. El caso es que al momento me dice que la puerta estaba atascada y que no podía pasar al wc. Cuando fui a abrirle, me tiró contra la pared y me tocó sexualmente. Yo, tuve un momento de pánico pero después le empujé y me lo quité de encima. Pues el tío, me dijo que YO le había mandado señales equivicadas al llamarle cariño. Y que si no quería que me tocaran, sería mejor no ir zorreando con clientes.
    No sé qué les pasa, pero simplemente hay tíos que no tienen filtro.

    Me gusta

    • Siento muchísimo lo que te ha pasado Dead. Eres muy valiente al contarlo y, por supuesto, no tienes la culpa de nada. Hay tíos proyectos de violadores que se piensan que las mujeres estamos ahí para ellos y que por vestir de determinada forma o ser amables ya tienen derecho a hacer lo que les de la gana, queramos o no. Sólo buscan una excusa para justificar su actuación y que no les cuelguen la etiqueta de agresores sexuales o, directamente, tienen el machismo tan interiorizado que ni se dan cuenta de que lo son. Y lo peor es que muchas veces por miedo, vergüenza y presión social no denunciamos estas cosas, por lo que se invisibilizan.

      Muchas gracias por pasarte y contar lo que te ha pasado.

      Me gusta

  3. ¡Hola!
    Muy buena guía. En general yo intento ponerme también en los zapatos de los pobres inocentes (los que de verás se acercan con buenas intenciones, que a veces son pocos, a veces muchos…) que no entienden por qué exactamente las mujeres somos tan raras cuando se nos acerca un desconocido de la nada. Explicarle a un hombre que no sé da cuenta del privilegio que tiene es cansado y agotador, sí. MUCHO. Más que nada por qué no notan el privilegio D: Así que cuando le voy a explicar a una pobre alma inocente que sigue preguntándose por qué lo rechazan cuando él cree que le habla a las mujeres completamente normal (y en realidad sólo parece una acosador del tres al cuatro sin darse cuenta) me armo de paciencia 😀
    Ahora les pasaré tu entrada. En serio, es genial. Porque entiendo a los hombres, sí, PERO QUE A ELLOS NO LOS ACOSAN EN LA CALLE. No sé cuantas veces he hecho énfasis en eso. Agradezco tener los amigos que tengo porque siempre me han entendido, siempre han aparecido para salvarme de borrachos (en la UNIVERSIDAD Y NADIE HIZO NADA) y han evitado parecer acosadores.
    Me encanta tu entrada 🙂
    Nea

    Me gusta

    • Hola otra vez Nea.

      Exacto, es muy duro explicarle a los hombres que tienen un privilegio al no ser acosados ni tener miedo por la calle, porque como ellos no han pasado nunca por eso lo consideran lo normal y demasiadas veces ni se plantean que para nosotras sea diferente. Ese era justo mi objetivo al hacer esta guía, que se den cuenta de que muchas cosas a las que ellos no dan importancia o piensan que están bien para nosotras son un mal rato. Yo tengo amigos que creen eso de que deben insistir para demostrarle a la chica que sí están interesados, o que no hay nada de malo en hablarle para pedirle el número a una muchacha que va andando por la calle; por lo que luego no entienden que a veces ellas acaben dándoles números falsos, enfadándose y mandándolos a paseo de malas formas o largándose del sitio. No se dan cuenta de que están haciendo algo mal y por eso no entienden nuestra reacción y dicen que no hay quién nos comprenda.

      Me alegro mucho de que te guste y gracias por pasarte.

      Me gusta

  4. Voy a confesar que leí la entrada en cuanto se publico (un hora para ser exactos) y como vi que era dirigida a los hombres estaba esperando a que apareciera un troll para comentar pero viendo los comentarios me ha sorprendido un montón porque a todas les ha pasado algo. Y así pensándolo, me acuerdo una vez en carnavales que un chico borracho me entro y tuve que decirle que el amigo que estaba conmigo era mi novio. Me sentí tan asqueada pero no por el hecho del acoso en si (que también) si por tener que inventarme la escusa de que tenia un hombre para defenderme. Como si el hecho de que yo diga que NO no sea suficiente sino que tiene que sentirte intimidado porque hay otro pene que se puede enfadar y pelearse contigo. Me sentí como un bebe, como alguien cuya opinión no importase. También esta el hecho de que mis amigos (varones) me tenían que acompañar a mi casa por la noche hasta que dije “Basta. Estoy cansada de tener que tener un guardaespaldas por no poder caminar por una puta calle por la noche”. Es que te pones a pensarlo y es un derecho taaaan básico el que no te acosen, la libertad de caminar por un calle tranquila, y la mitad de la ciudadanía no lo tenemos.
    Después dicen que el feminismo no es necesario. Manda cojones.
    Sinceramente me parece una entrada útil y espero que haga abrirle los ojos a mas de uno (y una).

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Mery.

      Pues sí, ya es raro que ninguno haya venido a quejarse muy ofendido al darse por aludido o verse reflejado. Me gustaría creer que es porque se han tomado bien el artículo, han detectado que algunos de sus comportamientos son acoso y han decidido evitarlos; pero me temo que es más bien porque el artículo no se ha difundido demasiado. Bueno, con que a alguno le sirva para replantearse su actitud ya me doy por satisfecha.

      Una de las razones por las que me animé con este artículo es porque he sufrido bastante acoso callejero de mayor o menor gravedad, y es que hablando con mis amigas a todas les ha pasado algo también. No estamos hablando pues de un problema aislado, es algo estructural y hay que denunciarlo. Respecto a lo que dices, sí también he vivido casos parecidos y es lo que dices. Me parece una cosificación y misoginia tremenda, lo que subyace tras esas ideas es que somos débiles y por eso necesitamos que nos cuiden, cuando deberíamos poder ir por la calle con todo el derecho del mundo; o que nos ven como cosas a conseguir y por eso que tengamos novio es un impedimento, porque ya tenemos “dueño”, pero si no lo tenemos pues nuestra simple negativa al parecer no es suficiente y se cuestiona. Al feminismo le queda un larguíiisimo camino por delante.

      Muchas gracias por pasarte.

      Me gusta

  5. Por desgracia, creo que todas las mujeres podemos contar algún caso de este tipo. Yo he sufrido acoso tanto puntual como a lo largo del tiempo, y ambas son situaciones que asustan mucho y te hacen sentir muy vulnerable. Lo que sí es una sorpresa (para bien) es que no apareciese nadie a comentar “los piropos no son tan malos, sois unas exageradas” o cosas así.

    Recuerdo dos casos de acoso callejero tan cantosos que ahora me río de lo obvios que fueron los tipos, pero en el momento lo pasé muy mal. Una vez estaba sentada en un banco en una plazoleta, sola. Un hombre mayor se sentó a mi lado, me mostró un billete de 50 euros y me dijo que me lo daría si me iba con él. Tal cual. Le puse una excusa y salí de ahí pitando, pero tenía que andar mucho para tomar el autobús de vuelta a casa, y me pasé todo el camino mirando por encima del hombro por si me seguía. Otra vez estaba esperando a que mi padre saliera de trabajar y se me acercó un hombre de mediana edad que se puso a darme conversación mientras me hacía un tercer grado: que si estaba sola, que si tenía familia, que si mi padre iba a tardar mucho… Yo le dije que mi padre estaba a punto de salir para ver si se iba, pero no había manera, parecía un chicle. La gente del edificio veía desde dentro lo que estaba pasando pero no hicieron nada, sólo una mujer salió a preguntarme si estaba bien después de que el hombre ya se hubiera largado. Al menos me dejaron esperar dentro después de eso.

    Me gusta

    • Hola Min. La verdad es que creo que si no ha aparecido ningún trol es porque la entrado no se ha difundido demasiado, porque ya es raro con lo a pecho que se lo toman todo.

      Sí, todas podemos contar casos de acoso más o menos graves, lo que demuestra lo estructural y normalizado que está el problema. Y son situaciones que te hacen sentir muy mal y muy vulnerable, como bien dices, porque no sabes cómo reaccionar. ¿Te rebelas? Eso suelen tomárselo mal y quedas tu como la loca histérica, además que te suele dar miedo provocar por si te hacen daño. ¿Aguantas? Luego te sientes fatal, además de que eso suele llevar a que se lo tomen como una luz verde para seguir acosando.

      A mí también me han abordado por la calle tíos y se han liado a preguntarme cosas, así por la cara. Es incomodísimo y lo que no sea bordería pura y dura no se dan por aludidos, pero si eres borde encima se ofenden ellos. Una vez hasta dí un teléfono falso porque es que NO me dejaba tranquila. Y lo peor es que ese luego cuando se diera cuenta pensaría que yo era una zorra y no se plantearía que, oye, ponerse a hablar a la fuerza con una chica que no te conoce de nada y te está diciendo claramente que tiene prisa y se tiene que ir es acoso. Me está imponiendo que le haga casito a su intento de ligue, como si estuviera obligada a ello. Seguramente volverá ha hacer lo mismo con otra.

      Muchas gracias por pasarte y compartir tu experiencia, así visibilizaremos un poco más el problema.

      Le gusta a 1 persona

  6. Como siempre Selenita un buen trabajo con este mini-tutorial de como ser mejor persona y no morir en el intento. Yo la verdad en este tipo de situaciones que habeis propuesto no he tenido ningun tipo de problema con ninguna chica (soy un chico, si, y además no soy ningún troll). Intento no acercarme demasiado, para saludar doy la mano y otras muchas cosas que en algunas ocasiones piensan que soy el chico mas raro de este mundo. Todo se debe a una mala experiencia dentro de una asociación de jóvenes de aquí de Granada. Yo pensaba que la gente estaba a gusto conmigo cuando en una reunión nos empiezan a llamar a todos uno a uno en plan Gran Hermano y nos preguntan lo siguiente:
    ” ¿Tienes algun problema con alguien de la asociación? ”
    Yo en ese momento me esperaba cualquier otro pregunta en plan ” hay morosos que no pagan sus cuotas” o “hay gente que se escaquea de los salones para no recoger “.
    Me puse a pensar seriamente la pregunta (hay que decir que estaba yo solo contra los 5 final boss del consejo de sabios, el presidente, el tesorero,la secretaria, el enchufado y el que pensaba que era el de la camara oculta). Mi respuesta fue super directa : “No tengo ningún problema con nadie la verdad “.
    Pasaron unos segundos, el consejo de sabios al completo se empieza a mirar entre ellos con movimientos bi-direccionales y me hacen otra pregunta: ” ¿Estas seguro de que no tienes ningún problema con nadie? “. Mi respuesta como siempre muy simple: ” No, ninguno (que yo sepa) “. Esto me hizo que pensar, y claro era obvio que alguien de la asociación tenía algún problema conmigo. Después de eso me dijeron lo siguiente que ya me puso en modo botón rojo de precaucion : “Pues hay gente que se ha quejado de ti por motivos de acoso” . En ese momento baje a nivel 1 sin ningun equipo de defensa y ningún tipo de accesorio que me hiciera retroceder en el tiempo. lo siguiente que dijeron fue la puntilla que dio paso a mi peor situación vivida hasta el momento: ” Esa gente (como era de esperar no iban a decir nombres, ” Se dice el pecado no el pecador ” XD) dice que tocas mucho que cuando les das un abrazo es que te arrimas mucho y no les gusta. En ese momento mi propio cuerpo empezó a encoger y a calentarse mucho. Me estaba quemando mi propia sangre por dentro y quería irme de allí (pero no podia porque habia venido en coche con amigos (los cuales sabian que esto iba a pasar ) y hasta que no se fueran ellos no podia salir de allí. Entonces me hicieron una prueba de abrazo (con un chico evidentemente, no vaya a ser que se me fuera la mano con una chica) y se dieron cuenta de que abraza igual a una chica que a un chico. La cosa iba mejorando por momentos. Lo peor fue después comer todos juntos y mis ojos mirar a todos y cada uno de los personajes que estaban allí (me sentía como el mayordomo del cluedo: “¿Quién habla sido? ¿Quién será la proxima víctima? “) pensando quien sería en que tenía algun problema conmigo porque no entendia el porque habia hecho esto para dejarme en ridículo la verdad. Porque se supone que eran dos personas las que tenian problemas conmigo por motivos de acoso, pero yo pienso que podian haber hablado conmigo sobre ese tema como dos personas de manera civilizada (somos personas, no?)
    Bueno esa tarde pasó (la gente se divertia, yo estaba en la mas absoluta miseria como si estuviera en una esquina y claro nadie se preocupaba por mi ni preguntaba nada, era la oveja negra, lo peor, un acosador).
    Pase del tema un tiempo hasta que hablé con el presidente a solas y le dije que quienes eran las personas que yo no hize nada de ningun tipo de acoso y que me sentia super mal no saber quienes eran (porque yo hablaba con todos saludaba, sabiendo que alguien de ellos estaba disfrutando de que yo hubiera cambiado de manera de saludar, ningún tipo de abrazo, etc. Cosas con las que yo pensaba que era amable y que bajo ningún motivo tenia un objetivo de acoso. Entonces me dijo los nombres y entonces me di cuenta de que ese dia sería otro de los que recordaria. Eran los nombres de dos amigas mías compañeras de clase con las que estudiabamos juntos en bachillerato, con las que estaba a solas en las clases de estudio de matemáticas. Que nos sacamos en bachillerato juntos. no podia creermelo. Era imposible. pero era la verdad. Desde entonces intento no tener demasiada relación con ese tipo de personas (no se que pensais pero para mi fue una puñalada por la espalda una detrás de otra) e intentar llevarme bien con todo el mundo. Aunque en algun momento de sus vidas se aburran y monten un escándalo para hacer sentir a uno que es lo peor.

    Espero que no os haya aburrido mi discurso, pero me hacia falta sacar esto hacia afuera.
    Y de nuevo Selenita, muy buen trabajo con tus tutoriales de como ser mejor persona.
    Sigue así !!!!

    Me gusta

    • Hola Zeytah.

      Siento mucho lo que te pasó. Me temo que te topaste con uno de esos casos en los que el machismo jugó en tu contra. Como según este los hombres no son cariñosos, unido a que es probable que esas chicas hubieran sufrido casos de acoso en el pasado y ellas también tendrían la noción de chicos como potencial amenaza, pensarían que ibas con segundas intenciones. Obviamente no puedo saber cómo era tu relación con ellas, pero si al principio de conocerlas no eras tan efusivo igual fue por eso que interpretaron mal tus demostraciones de cariño. Lo que no veo tan claro es que te lo dijeran directamente. Ya digo que no se tu relación con ellas, pero si eran conocidas en lugar de buenas amigas lo cierto es que yo tampoco sería capaz de decirle a un chico a la cara que me siento incómoda con su forma de comportarse. Te da cosa que pueda reaccionar mal y volverse contra ti, ya que por nuestra educación las mujeres tendemos a pensar que un hombre nos puede si las cosas se ponen mal; igual que vosotros habéis sido educados para pensar que, si la cosa se sale de madre, podéis contra una chica. Es decir, que no creo que lo hicieran para que te sintieras mal sino porque pensaban que ibas con mala intención y las hacías sentirse incómodas y vulnerables.

      No nos has aburrido para nada. Gracias por compartir tu experiencia para ilustrar como se ve a veces la situación desde el otro lado. Me alegro de que haya chicos que aprecien mis concejos.

      Me gusta

  7. Llego tarde 😦
    Pero tampoco tengo mucho que añadir. Toda mujer se ha topado con babosos pesados que tienes que ponerte borde y encima entonces la histérica malfollada eres tu. No te atrevas a seguirles el rollo que eso es provocar y luego se te lanzan, les haces la cobra y eres una calietapollas, una mujer no puede hablar con un hombre en un bar o disco porque le guste la conversación o ser amable, es que queremos pene ¬¬.

    Me gusta

    • Hola Sara. Como siempre, gracias por pasarte.

      Sí, preguntado entre mis amistades es que no se salva ni una. Todas tienen alguna experiencia que contar.

      Lo peor es también eso que dices, te “trasladan la culpa” porque o eres antipática o algunos entienden que les estás dando luz verde y luego te acusan de provocar. Como si sentirse cómoda en una conversación o simplemente ser amable significara algo más allá de que, oye, sigues las reglas de convivencia de la sociedad. Porque lo de ser una borde sistemática como que no te hace quedar bien y crea problemas a la hora de relacionarte. Además de que ser borde tiene aparejado un alto riesgo de que la otra parte, lógicamente, reaccione mal, situación que como mujeres siempre tememos más porque tenemos metido en la cabeza que ellos nos pueden.

      Me gusta

  8. Te digo lo mismo que en el otro post. Es tema es interesante pero si partes de criminalizar a los hombres y tratarlos como enemigos vas a conseguir que sean tus enemigos de verdad. Asi van a ver el feminismo como algo que esta en contra suya y van a luchar contra en lugar de apoyarlo. Mejor cambia el enfoque y ganaras apoyo y no odio porque asi no vas a lograr nada.

    Tal como lo dices parece que no podemos estar a menos de 2m de las mujeres porque no se os puede ni hablar. ¿Sabes cuantas parejas no se habrian creado si siguieramos tus consejos? A la disco se va a ligar y eso se sabe que si vas es para conocer gente. Y hablar un momento con una chica en un bar o por la calle no es un delito ni somos acosadores por eso si sabemos bien cuando parar. Si la chica dice que no me voy no veo el acoso en eso. Si no dime tu como se supone que voya a conocer mujeres si no me puedo ni acercar que les doy miedo por si las voy a violar. Luego vosotras no venis para que nosotros demos el primer paso y si no entramos algunas se lo toman mal. Y tengo amigas que han dado su movil a chicos que les entraron con gracia y sin acoso por ser valientes y tengo numeros por lo mismo. Nunca me han llamado acosador.

    Me gusta

    • La otra entrada que has comentado es de mi compañera Kodama. A lo demás te voy contestar por partes:

      – El feminismo no tiene que ser como le convenga al grupo opresor para no molestarlo mucho y que así se estire y se digne a concedernos algún derecho. Si no nos escuchas y apoyas en lugar de intentar imponer tu visión es que no eres un aliado.

      – Lo que estás haciendo se llama “mansplaining” y es una forma de machismo basada en menospreciar la opinión de una mujer poniendo por encima la tuya como hombre. Además que es de una soberbia terrible venir a intentar decirme desde tu privilegio cómo tiene que ser mi lucha.

      – Dices que criminalizo a todos los hombres, pero luego te perece perfecto generalizar sobre lo que queremos todas las mujeres; y de una forma muy falocentrista, por cierto. No estamos ahí para ti, hay miles de razones por las que salimos de fiesta, como por ejemplo pasar un buen rato. Y tampoco tienes que estar conociendo siempre mujeres como si fuéramos pokémon a coleccionar, mucho menos imponiendo que tengamos que conocerte.

      – Que a ti nunca te hayan llamado acosador no quiere decir que ninguna mujer lo haya pensado ni que el acoso no exista. No representas a la raza humana y tus experiencias y vivencias no son universales.

      Gracias por pasarte, en realidad eres un ejemplo perfecto de que el feminismo tiene razón.

      Me gusta

  9. Ahm… Bueno, esto se siente un poco raro, pero bueno, espero explicarme bien.

    He leído tu mini guía, la verdad, me he sentido identificada en algunos puntos y está genial y demás, pero… Creo que la guía es un poco exagerada, es decir, concuerdo con “JuanFran” en algunos casos ¿Cómo se supone que un hombre (O una mujer) puede conocer a otra persona siguiendo estos consejos? Ya no hablo de ligar siquiera, sino de conocerse o entablar amistad con personas del sexo contrario.

    Pongo los ejemplos que a mi personalmente me afectarían: “Todo lo que no sea una respuesta entusiasta debe considerarse un rechazo”
    Personalmente… a mi me cuesta mucho hablar cara a cara, soy tímida y tiendo a mirar a la gente a la boca en vez de a los ojos, independientemente de quien sea que me esté hablando (Amig@s, compañer@s, incluso a algunos de mis familiares). Tiendo a hablar con monosílabas, (Y a veces ni eso, solo suelto una risita para dar a entender que estoy escuchando) Pero eso no significa que no esté disfrutando de la conversación, que me sienta incómoda o que quiera irme, simplemente no está en mi forma de ser ser “entusiasta”… Y no creo que sea la única a la que le pasa.

    “El espacio público no es tu juzgado ni tu sección de opinión”
    Lo de los piropos, totalmente de acuerdo, pero, una cosa es un piropo y otra cosa es un halago. Me parece que en esa parte mezclas un poquito una cosa con otra. Bien, si son comentarios sobre mis piernas, pechos, (Partes del cuerpo íntimas que no mencionaré) ropa y demás y el comentario viene de un tío que no he visto en mi vida, sí, me entra algo de pánico. Yo suelo tintarme el pelo de distintos colores llamativos (Actualmente lo llevo violeta) y es normal que cuando vaya por la calle algunas personas me digan que el pelo les “mola” y no por ello me siento acosada, es más, el comentario tonto de “Me gusta tu pelo” me ha llevado a conversaciones amigables con varias personas que ahora son buenos amigos.
    Solo hay que saber que comentarios son los que un chico puede o no puede decir y, si ve que, aunque el comentario fue dicho con toda la inocencia del mundo, molestó a la chica, disculparse.

    Esos son dos de mis casos personales, la guía está muy bien pero.. lo dicho, me he sentido hasta mal al ponerme en la piel de un buen chico y leerla. Hace quedar a las mujeres como si fuesemos ardillitas asustadas y a los tíos como si fuesen perros salidos.

    ¡Espero haberme explicado bien! No he querido ofender a nadie ni menospreciar el trabajo de la guía, solo quería dar mi opinión. Siento si hice sentir mal a alguien. Un saludo y gracias por leer~

    Me gusta

    • Claro que no me ofendes, puedes dar tu opinión sin problema, Lawiss.

      Mi problema con JuanFran es que está confundiendo de modo muy conveniente “conocer” con “intentar ligar”. Los hombres que abordan a mujeres no están buscando que seas su nueva mejor amiga precisamente. Están buscando satisfacer su deseo de ligar como si tu estuvieras ahí para ellos. Porque si es por conocer gente hay muchas otras formas: se conoce a gente en el trabajo, en la facultad, en el gimnasio, porque te la presente otra persona que tú ya conozcas, etcétera. Y no hace falta abordar a nadie para ello, es muy común que en esos ámbitos surjan interacciones de modo espontaneo y estás lleven a amistades o atracción.

      Pero es que en el caso de ligar tampoco he dicho que no puedan hacerlo, simplemente señalo que entender como “sí” todo lo que no sea una negativa rotunda y seguir imponiendo su presencia a ver si la chica cae es acosarla, y personalmente estoy harta de acosadores que usan la excusa de que no era una negativa clara o que ellos creían que querías para acosar. Ante la duda no hay que insistir, creo que es mejor perder una oportunidad que arriesgarte a hacer pasar un mal rato a otra persona. Si piensan que es una duda razonable como la que expones en tu caso (porque normalmente cuando una persona está incómoda se nota por otras señales que he puesto como lo de encogerse, evitar el contacto físico, estar en tensión, tratar de alejarse a la mínima, dar indirectas como que tienes pareja, forma de hablar más nerviosa, etcétera) puede parar y preguntar directamente, hablando se entiende la gente, o puede esperar y dejar que sea la chica la que continué la interacción si resulta que estaba interesada.

      En lo de los piropos entiendo lo que dices, pero prefiero ser rotunda porque dejar resquicios va a perpetuar el comportamiento, ya que muchos no consideran que lo que digan sea ofensivo y se van a aferrar a eso si empiezo con excepciones; además que cada persona es un mundo y lo que a una mujer no le molesta a otra sí, por lo que no se pueden establecer límites claros. Y a fin de cuentas es una manifestación machista que se debe combatir. Puede que en algunos casos efectivamente sea agradable, pero ante la duda y el hecho de que casi todas las mujeres han sufrido este tipo de acoso creo que es mejor dejarlos para gente conocida en situaciones de confianza. Puede que paguen unos pocos justos por pecadores y se pierdan algunas interacciones agradables, pero creo que es un mal menor comparado con que todas las mujeres puedan salir al espacio público con tranquilidad.

      Gracias por pasarte y compartir tu punto de vista.

      Me gusta

  10. Selenita; no soy yo quien deba decir si dices bien. Pero apoyo el punto de vista de otras personas que consideran que seguir tus consejos llevarían a la humanidad a la perdición (creo que ya exageré 😀 ), porque muchas relaciones inician así. Sería muuuuy restrictivo que yo como hombre tomara una actitud pasiva esperando que una chica se acerque… y así conocer chicas más allá de mi círculo social. NUNCA me ha tocado que alguien se acerque de esa manera (y aquella joven que en el macrobús como que volteaba a verme de modo sospechosamente coqueteador, por no hablarle, no sé dónde esté en este momento; nunca la conocí). Y por otro lado aun cuando no soy un seductor recuerdo con pena que una vez en la universidad en una dinámica de primera clase había una compañera con la que tenía que conversar y yo con naturalidad llegué por la espalda a tomarla de sus hombros y llamar su atención e hizo una mueca que me expresó que se sintió incómoda y nunca lo he vuelto a hacer. En fin, creo que tanto HOMBRES como MUJERES deberíamos tener mejores habilidades sociales… ellos para abordar de una manera que brinde comodidad y aceptar el rechazo y ella para rechazar de forma adecuada y directa o acercarse si lo quisiera. Mientras tanto que hacer? Crees que un vendedor por más que llegue a incomodar deba dejar de vender para conseguir su sustento? No habrá acaso alguien que esté interesado en comprarle, solo que hay que buscarle?

    Me gusta

    • Hola Gabo.

      Simplemente he dicho que no se aborde a chicas desconocidas por la calle, transportes y similares y que se las deje en paz si no dicen claramente que sí. No creo que eso vaya a suponer el fin de las relaciones porque hay muchísimas otras maneras de conocer gente. Incluso fuera de tus círculos, porque podría ser que te las presentara otra persona o coincidencias en algún grupo, por ejemplo. Siento que esa vez en la facultad te saliera mal, pero así te diste cuenta de que no fue buena idea eso de coger a alguien por la espalda porque puede ser incómodo y así la próxima vez tu interacción iría mejor con otras compañeras, espero. No porque una vez en un ambiente que se presta a relacionarse no lo hagas o te salga mal quiere decir que ya no puedas relacionarte nunca en dicho ambiente. No creo que haga falta forzar interacciones para poder relacionarse.

      Tampoco he dicho que no puedas intentar entrarle a chicas con las que te estás relacionando sin haber forzado dicha interacción, ya que por la educación que hemos recibido sigue siendo más frecuente que sean los hombres quienes tomen la iniciativa. He dicho que si te dicen claramente que no nunca insistas y que si las ves que parecen incómodas y/o están lanzando indirectas sobre que no les interesa tampoco. Si tienes una duda razonable les puedes preguntar directamente y/o no atosigar y dejar que sea ella la que siga si realmente quiere y es que es tímida, por ejemplo. Sí, puede que pierdas oportunidades; y es cierto que no todo el mundo tiene buenas habilidades sociales, pero nunca se debe presuponer el consentimiento, y nunca debería ser más importante ligar que los sentimientos de la otra parte. No está bien arriesgarse a incomodar con tal de lograr lo que quieres porque eso es falta de empatía. ¿Realmente te parecería bien que un vendedor te acosara hasta que gastes tu dinero en algo que no quieres? Yo más bien acabaría arrepentida por haber comprado por presión y resentida con el vendedor. Si alguien quiere comprar va al mercado, pero no está bien que le obliguen a escuchar ofertas fuera de las tiendas presumiendo que igual le interesan. Además, no creo que sea comparable lo del sustento porque ligar no es ninguna necesidad vital y nadie se muere por no liarse con una chica que le parece mona.

      Con lo de abordar chicas en un transporte o en la calle que creas que sí quieren no voy a desdecirme. Cierto que alguna vez tendrás razón y es posible que pierdas una oportunidad, pero teniendo en cuenta que prácticamente todas la mujeres hemos recibido acoso de ese tipo creo que es preferible perder una oportunidad a arriesgarte a hacer pasar un mal rato a la chica si te equivocas. Es el mal menor. Más que nada porque, como dije en el comentario anterior a los piropos, si se empiezan a hacer excepciones al final se perpetuará el comportamiento. Además que darse cuenta de que alguien te mira de modo coqueteador o con interés es subjetivo. Puedes genuínamente creer que ella está interesada y que fuera cualquier otra cosa, como por ejemplo que le recuerdas a un conocido y no está segura, que la ha gustado tu camiseta, que le parece guapo pero aún así no busca ninguna interacción, etcétera.

      Te pongo un ejemplo real que pasó en mis narices. Iba en el autobús con dos hermanas que son amigas mías y de pronto una nos señaló a un chico que estaba de pié a unos metros. Era porque llevaba una camiseta del grupo Tierra Santa y ella es muy fan de ese grupo, por lo que nos mencionó que le gustaba mucho y querría pillarse una camiseta así. Obvio eso hizo que todas lo miráramos varias veces y charláramos animadamente. Pues de pronto en chico se acercó a pedirle el teléfono diciendo esto de “venga, pero si te he visto lanzarme miraditas”. Ella no quería nada y pasó un mal rato hasta que nos bajamos, y hasta sintiéndose culpable por haberlo mirado, cuando la verdad es que tendría que haber sido él quien no debería haber entendido que por mirarlo ya podía suponer que quería algo con él e ir a pedirle repetidamente el teléfono por toda la cara.

      Gracias por pasarte.

      Me gusta

  11. Hola, concuerdo con muchos puntos de lo que has redactado; me parece un buen acercamiento a los inicios del problema que es, la violencia hacía las mujeres. Y que se entienda, no se está hablando de un problema de parejas, sino de un problema de personas desconocidas en un mismo lugar, al “parecer” interactuando. Violencia expresada en el concepto de acoso (verbal, sexual, etc.)
    Entiendo que muchas personas tienen mayor conflicto para expresar lo que piensan sobre una situación que puede ser vista como acoso. Y otras a las cuales se les facilita hablar y decir lo que piensan sin que lo consideren acoso. Trataré de explicar, desde mi punto de vista lo que me sucedió, y que hasta hoy, sigue hacerme sentir muy mal, incómodo y decepcionado.
    Conocí a una chica que estaba en una misma clase que yo, pero nunca le hablé, ni intente platicar con ella. La primera vez que me acerque con la intención de platicar, fue algo breve y sin rechazos, ni molestías. Lo cual me genero confianza para en una segunda ocasión coincidir y platicar. Asi pasó el tiempo y siempre platicabamos sin que identificara incomodidad, ni nada que se pareciera a acoso. La chica me platicaba de ella, lo que hacía, muchas cosas, nunca hubo rechazo. Una ocasión, le pedí dormir en su ombro y ella aceptó. Como repito, siempre pedí con respeto la oportunidad de acercarme a ella, considerando que todo estaba bien. Una ocasión, en una reunión de compañeros, tomando ella y yo estuvimos platicando, la reunión terminó y todos los que asistieron se dieron cuenta que entre ella y yo todo estuvo bien.
    Ella y yo seguimos nuestras conversaciones en los días siguientes sin que hubiese problema. El problema que me afecta aún, sucedió el día que en una segunda reunión de compañeros, estuve bebiendo al igual que ella, al mirarla a los ojos y ella a mí, dí un acercamiento con la intensión de “robarle un beso”, pero ella se alejó. En ese instante, me dí cuenta que lo que hice estuvo mal. Pero que además todos habían notado la situación, y que lo más seguro es que daría paso a los comentarios (de todo tipo). Traté de tranquilizarme y esperar. Más tarde, esa misma noche, le dije a la chica que me disculpara, que había cometido un error, y ella me dijo que, sí, así había sido, pero que le gustaba platicar conmigo, que le parecía una persona agradable. Desde esa noche, no volví a hablarle.
    Leí tu blog, y me hizo pensar muchas cosas, que desde otra perspectiva “pareciera” todo está al revés. Y desde otra concuerda con la opinión de muchas personas que creen que el hombre es acosador siempre.
    Yo estoy en crisis por esa experiencia. No se cómo tomar lo que hice, lo que dije, y lo que la otra persona al final me dijo. No quiero encontrarla, me daría muchísima pena, pero además no estaría para nada tranquilo, En verdad quisiera huir, esconderme.
    Ahora, platique con varias personas que estuvieron ahí, cuando paso la primera y la segunda reunión, todos me dicen que si la acose, que estuve mal. y acepto que intentar “robarle un beso” no fue lo correcto. Pero ellos desconocen que tiempo previo siempre hablamos bien, con respeto. Que incluso después de lo sucedido, me acerque para disculparme y ella acepto y me dijo lo que ya escribí más arriba. Nunca me pidió me alejara, ni que dejara de molestarla, tampoco me dijo luego hablamos. solo quedo así. No sé que piense ella ahora, ni que esté sucediendo con las demás personas. Lo que si sé es que no me siento a gusto conmigo mismo. Por que sé que jamás quise verme como un acosador, además que si noto que mi presencia es incómoda, o que no hay interacción, o que hay un rechazo, yo me alejo.
    Me gustaría saber cómo tratar esto. He decido no volver a buscarla, pero el problema es que seguimos en una misma clase, convivimos con personas en común, las posibilidades de coincidir son muchas.

    Se que me he extendido muchísimo, pero es necesario,

    Me gusta

    • Bienvenido Arman, y muchas gracias por compartir tu experiencia.

      En efecto, mi entrada está enfocada a personas desconocidas, específicamente a hombres que fuerzan sus interacciones con las mujeres. Me alegra mucho que entiendas que los acercamientos forzados suponen acoso para la persona a la que se le ha impuesto dicho acercamiento, y también que tú seas un hombre respetuoso que sabe relacionarse de forma natural con mujeres y pide perdón si hace algo mal sin querer.

      Tu problema llegó cuando quisiste convertir la relación de amistad en una de pareja. Si a ti ella te gustaba, pero ella te veía sólo como a un amigo y disfrutaba pasar tiempo contigo, es muy probable que por ello no diera importancia a gestos, como lo del hombro, que igual a ti te hacían entender que sentía algo más por ti. Siento mucho lo que te ha pasado porque parece que fue un simple malentendido por parte de ambos y ahora te está haciendo sentir mal. Por desgracia, es algo que puede pasar. Los sentimientos que desarrollamos hacia las personas no son siempre los que ellas desarrollan hacia nosotros; o que creemos que están desarrollando hacia nosotros, porque cada persona tiene una forma de sentir y actuar concreta e igual lo que para una persona es una muestra de confianza otra lo interpreta como una señal. Así que puede pasar que uno se lleve la decepción de una atracción no correspondida, incluso cuando creía genuínamente que era bilateral. En este caso ella, supongo, te vería como un amigo y no la acosaste ni la obligaste a relacionarse contigo, por supuesto, pero tú la veías de otra manera y por eso al final vuestros sentimientos he intereses no coincidieron y cuando te lanzaste y ella no estaba de acuerdo con eso porque no te veía de esa forma.

      Hubiera sido mejor declararte primero si ella te gustaba, pero tú mismo te diste cuenta de que fue por un error y pediste perdón. No te tortures porque aunque te equivocaras al intentar entrarle de esa forma por interpretar que la atracción era mutua, luego hiciste lo correcto al disculparte. Como me comentaba un chico en más arriba, es cierto que a veces los chicos sufren la consecuencia de la sociedad machista que considera que van a lo que van y por ello la gente los puede juzgar acosadores cuando no tienen culpa ni malas intenciones. Pero errar es humano, los malentendidos son cosas que pasan y tu intención no era mala en absoluto, así que no tienes que verte como mala persona ni sentirte mal contigo mismo por lo que pasó.

      Si quieres volver a relacionarte con ella tienes que tener en cuenta: ¿qué esperas y cómo te sientes con la situación?:

      – Si ella te sigue gustando quizá sea buena idea tomar distancia hasta que se te pase, sobre todo si crees que te va a doler relacionarte con ella, ya que por lo visto no es mutuo.

      – Si simplemente quieres recuperar la amistad y teníais confianza puedes volver a hablar con ella poco a poco. Si te cuesta a la cara puede ser por el móvil o redes sociales, por ejemplo. Si dices que ella aceptó tus disculpas y entendió la situación seguramente también entienda que no la quieres perder como amiga por ese error y que no tienes otras intenciones. Igual al principio vuestras interacciones son más tensas y se sienten raras, porque es incómodo saber que le gustas a una persona, normalmente te sientes culpable por no poder corresponder y no quieres dar falsas esperanza. Pero si teníais confianza con algo de tiempo es muy posible que lo arregléis y las cosas sean como antes.

      – Si la relación se ha enfriado del todo y sólo quieres dejar de estar incómodo en su presencia puedes simplemente tratar de relacionarte con ella con normalidad y cordialidad. Si dices que siempre hay otras personas con vosotros mejor, así no tendréis que centrar vuestra atención en uno en el otro. Puedes intentar empezar simplemente participando en conversaciones en grupo en los que esté, sin centrarte en ella, por ejemplo. Así poco a poco se irá la tensión y todo quedará en cordialidad y la verás como a una conocida más.

      Espero que esos consejos te puedan ayudar en algo. Gracias por pasate.

      Me gusta

  12. El año pasado sufri algo aterrador, muy aterrdor, se que a muchos les ha pasado pero para ser sincera jamas pense que esto pasaba. A mi me acosarón en confesión. Por ingenuidad en la Iglesia católica me confese con un sacerdote que parecia normal pero era un completo desgraciado, no me violo ni nada, pero el malnacido si tenia malas intenciones. Quede muy mal emocionalmente que hasta el día de hoy empece con una enfermedad de los nervios, ya no confio en ningún sacerdote, voy a la iglesia pero ya no confio en esos tipos. Tengan cuidado chicas algunos pueden aprocecharsen de la vulnerabilidad con que va uno y pueden hacer mucho daño. A mi me ocurrio, segui en la Iglesia porque no voy por ellos, voy por Dios y si me tengo que confesar voy a confesionario y que haya muchas personas. Lo que me ocurrio es que en mi país dieron un programa de sacerdotes pedofilos, y entre en juicios me afecto mucho porque soy sobreviviente de ASI (abuso sexual infantil) entre en crisis por asi decirlo me queria desahogar, soy muy desconfiada y no queria perder la comunión de ese primer viernes, desafortunadamente el sacerdote para mi confiable no estaba y me arriesgue con otro que había llegado a mi ciudad, lo unico era que atendia en la sacristia, a puerta cerrada, yo era muy ingenua y confiada, y me arriesgue, no se pero este tipo cuando le dije que odiaba a los violadores, que me afectaba entro en una actitud rarisima, En fin yo no sospeche nada y me puso una penitencia en la cual tenia que volver, cuando volvi unos dias después y fue una pesadilla, alli el tipo algo tramaba pero Dios me ayudo. Ahora se que me libre de una violación porque asi como ese mostruo pregunto tanto de mi vida, yo también lo investigue, y comprobe que era un violador. Un degenerado que lo estaban protegiendo, tal vez pensaba que yo me estaba haciendo o inventando lo que le decia, o que era una periodista, investigadora nose, nunca nunca pense que le estaba contanto mi trauma a un violador, entre en schok, y todo esa crisis emocional revento en una enfermedad de nervios que aun no me han sabido diagnosticar, lo peor ha sido que a estos tipos los protegen, los cambian de parroquia en parroquia y nadie hace nada que triste. Hubiera querido denunciarlo pero en la Iglesia siempre los protegen cuando son estos casos y a las victimas las desprestigian y las hacen quedar como las perseguidoras acosadoras he leido testimonios y asi sean menores a todos los deshonrran y desptrestigian no lo hice ante ellos y tampoco ante las autoridades civiles porque la ley canonica esta por encima de la ley civil, es una competa mafia, que tristeza es horripilante me di cuenta de esto y se que muchos lo han sufrido y es horroros con este articulo comprobe que ese malnacido me acoso ya lo sabia no me manocio gracias a Dios no me toco ni nada, pero fue intimidante mas lo que me decia, me revictimizo porque volvi al panico de mi trauma infantil, me da mucha ira que la Iglesia con ese actual Papa diga hay que perdonar, la misericordia, son unos hipocritas, si es cierto que hay que perdonar pero no encubrir violadores, abusadores de niños y mujeres y quien sabe qeu mas cosas. Yo no le creo nada a ellos, solo la palabra de Dios, la Iglesia católica es Cristo perso esasos malsos sacerdotes No SON TODOS, pero esos degenerados algún día, se que si, algún día LA VERDAD saldra a la luz, Jesus Dijo, Vete y no peques más porque te puede pasar algo peor. E l es misericordioso pero también JUSTO. cuidense chicar, cuiden sus niños, por favor no confien en esos tipos. porque son los más peligrosos, nadie las va a apoyar, los protegen, no se pueden denunciar porque desprestigian a las victimas y todo tan bien planeado que siempre enlodaran nuestros nombres, que triste tanata agresión a la mujer y niños por parte de una institución que se dice protectora. Esto lo escribi para que por favor cuiden y cuidensen, la abominación llego a todo lado. Este mundo es muy hostil para los niños, ancianos y mujeres.

    Me gusta

    • Siento muchísimo lo que cuentas. No me puedo ni imaginar lo que has pasado, ha debido de ser un golpe muy duro ya que te han agredido en un lugar en el que como creyente deberías sentirte segura y por una persona que debería estar ahí para ayudarte y comprenderte. No es culpa tuya ni lo que te ha pasado ni que ya no te puedas fiar, por mucho que sepas que hay muchos que son encantadores ya la experiencia te ha marcado. Como cuando te roban y ya no vuelves a caminar igual de tranquila por la calle.

      Espero que la Iglesia se decida a tomar cartas de una vez en el asunto aunque sea por respeto a sus propios fieles. Es vergonzoso que una institución sirva de parapeto a criminales que justamente se aprovechan de su posición para acceder a gente que saben que es más vulnerable o estará confiada porque se creerá segura.

      Me alegro de que este artículo te haya ayudado en algo, por poco que sea. Y espero que puedas superar lo que te ha pasado y ser feliz. Mucho ánimo y gracias por ser tan valiente como para compartir una experiencia tan dura.

      Me gusta

  13. La verdad y sin animo de ofender,da bastante asco esta pagina feminazi,muchas aqui proclaman conocer a los hombres llenandose de un egocentrismo y sentido de superioridad absurdo con argumentos tan retrogrados y androfobos como que “los hombres no sufren acosos” (como si esas personas que las molestaron,no representaran una amenaza a la seguridad fisica o mental de un hombre sea homosexual,heterosexual,de cualquier raza,credo o edad),”son los unicos con supuestas ventajas” (haciendolos quedar indiferentes a cualquier problema como si no tuvieran sentimiento alguno o tampoco sufran problemas sean de la sociedad o por abusos de derechos de mujeres) o “que el contacto verbal con uno ya es violencia y acoso” (confundiendo cosas tan simples y diferentes como el contacto en una sociedad con intentos de abuso sexual,objetivisacion o denigracion de los derechos humanos),es decir cada uno tiene un sistema de miles de años de evolucion para detectar posibles riegos pero las feministas solo lo vuelven en una campaña de derecha de victimismo,tergiversacion,androfobia y tantas cosas mas,defendiendola con argumentos contradictorios,poco realistas y fobicos a varios niveles.
    por eso nadie las respeta,priemero deberian ordenar un poco sus ideas.

    Me gusta

    • Pues “feminazi” es un insulto, así que empiezas mal si no querías ofender. Eso sin contar que acusas a las feministas en general, por lo que entiendo que me englobas, de odiar a los hombres y ser contradictorias, victimistas y sólo ir a lo suyo. Todo muy irónico teniendo en cuenta que te quejas de que “y los hombres qué” y protestas porque también sufrís (pobre, estoy segura de que cada vez que sales a la calle por la noche, por ejemplo, tienes miedo de que te violen).

      Tal vez deberías seguir tu propio consejo y ordenar un poco tus ideas.

      Me gusta

  14. Hola. Aquí comentando de nuevo entradas antiguas. Es que no puedo, me enervo y tengo que contestar.
    A ver. Soy un hombre transgenero y por lo tanto he podido ponerme en ambas situaciones. Como físicamente me veo como una mujer he sufrido este tipo de acoso y a los otros hombres les digo claramente NO ES UNA EXAGERACIÓN. Yo he ido solo por la calle tanto de noche como de día y he sufrido esto. He tenido que decir “No” he tenido que mentir diciendo que tengo pareja, he tenido que hasta correr porque si, soy un hombre, pero mido 1’54 y tengo la fuerza física de un conejo, así que he tenido que sentirme como un objeto sexual y he tenido miedo de que pudieran llegar a violarme. Se perfectamente como se toman algunos chicos esta entrada. Yo lo soy. Pero en general los hombres no sufrimos esto y casos como el mio no son tantos. RESTO DE HOMBRES DEL MUNDO. Dejad de hacer comentarios del tipo “ya no vamos a poder ni deciros un piropo” Pues no. No podemos. ¿Qué por qué? Porque si a una chica no le gusta ni le interesa oírte tú no tienes que hablar la boca. Ella ya sabe es que bonita y que le sienta bien la ropa que lleva. No te necesita para saberlo y tú no tienes que recordarselo.
    Entiendo también que muchos dicen “¿entonces como nos conocemos?” ¿De verdad necesitas forzarte a conocer a alguien? Yo conozco a personas todos los días y hago amigos sin tener que ir hacia un/@ desconocid@. Lo más probable es que esa persona ni siquiera te haya mirado y no le interesa hablar contigo. Quizas esta ocupada o simplemente no le gusta que gente que no conoce venga a hablar con ella como si tal cosa. ¿O es que a acaso tú estas tranquilamente caminando y se te acerca alguien que no conoces en plan “ey, hola guapo, pues tal…” no piensas “wow. ¿Y quien eres y porque me hablas?”. En mi caso particular ne quedaría igual de incomodo sean hombres o mujeres. Que un desconocido venga como Pedro por su casa en tu espacio personal no es agradable. Y si punto.

    Me gusta

    • Comenta todas las entradas que quieras Aquiles.

      Yo creo que cualquier mujer o persona que la sociedad lea como tal ha sufrido algo de esto y desde muy joven, por desgracia. Y muchos cis hombres no lo entienden porque aunque se lo digas no es algo que entiendan porque no viven así. Si a eso se le suma la cultura y socialización machista, pues de verdad que se creen que tienen derecho a actuar de esa manera.

      La gente que dice eso de “¿y entonces cómo conozco gente?” igual debería ir a que le enseñen a tratar personas, porque yo no he conocido a ninguna de mis amistades abordando/porque me hayan abordado por la calle. ¿No trabajan o van a clase?, ¿no tienen vecines?, ¿no van al gimnasio ni forman parte de algún club de lectura, deporte o similar? Y yo personalmente, además, son una persona introvertida, por lo que sí, pienso exactamente lo que has dicho y me incomoda mucho por mi dificultad para tratar con gente, más si es desconocida e invade mi espacio.

      A ver si poco a poco avanzamos en este aspecto.

      Me gusta

  15. Gracias, ninguna de mis amigas me lo había dicho, ahora entiendo todo. Yo soy un tipo de buenas intenciones, pero me llamaron varias veces acosador y yo como pero por que? Acaso le estoy faltando el respeto. Y me disculpo pero es que lo mas gracioso es que parezco mas acosador. Me has abrido los ojos, muchas gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s