Reseña El Niño con el Pijama de Rayas (John Boyne)

El niño más tonto del mundo

Llego muy tarde, lo sé. En su momento este libro no me llamó la atención, pensé que era «otro libro más sobre el Holocausto» que mostraba los horrores de la Segunda Guerra Mundial desde los ojos de un niño. Estaba muy equivocada. No es otro libro más, es un insulto a la inteligencia; y tampoco es una visión infantil, es una visión con un retraso mental profundo que raya la estupidez. Parece ser que el autor escribió esta novela en una semana ¡y vaya si se nota!

Estamos ante un libro que explota un tema facilón con el expreso propósito de vender. La gente se enternece con la visión inocente de los niños y está prácticamente programada para echarse a llorar en cuento escucha las palabras «campo de concentración», así que el autor pensó que esa era la suya y que si metía ambos en un libro vendería como rosquillas.

sin-titulo

No lo juzgo por eso, ojo. Es muy legítimo querer ganar pasta con el mínimo esfuerzo, todo el mundo sueña con jubilarse antes de tiempo. Lo que sí voy a juzgar es la porquería de libro que ha escrito, porque tela.

Everything is wrong with this book:

1. Otra obra más que se basa en decir que los nazis eran muy malos sin profundizar más en el asunto. ¡Qué original! ¡Como sólo habrá un billón más que han explotado este tema!

2. El prota es Bruno, un niño de 9 años que vive en la Alemania nazi y es hijo de un general nazi… pero NO sabe qué es el nazismo, ni el símbolo nazi, ni entiende el saludo nazi. De hecho, ni siquiera sabe en qué trabaja el padre porque es incapaz de reconocer un uniforme militar. ¿Pero quién es el padre, Josef Fritzl?

3. Por si alguien lo dudaba, tampoco sabe lo que es un campo de concentración ni un judío. Vive al lado de Auschwitz (y pronuncia el nombre mal porque ni hasta ahí llega), del que su padre es el responsable, y se la pasa preguntándose dónde está y quién es esa gente tan rara que «viste pijamas de rayas».

4. ¡Ni siquiera sabe quién es Hitler! ¡No sabe ni pronunciar (ni lo que significa, por descontado) el título führer y llama a Hitler «el Furias»! ¡Por todas las valquirias del Vingólf! Si no fuera porque Boyne es irlandés creería que se ha basado en este chiste (esta novela sí que es un chiste):

Está Franco visitando una fábrica y se para a charlar con un tornero para que lo saquen los del NO-DO.

-¿Está usted contento con su trabajo? -le pregunta.

-Sí, don Claudio -responde el hombre.

-Y con su salario, ¿está usted contento?

-Sí, don Claudio.

-¿Tiene usted vivienda propia?.

-No, don Claudio -responde el tornero.

Se vuelve Franco al Ministro de la Vivienda y le dice:

-Apúntame a este hombre para las próximas casas baratas que se hagan. Que le den una.

-¡Gracias, don Claudio, que Dios lo bendiga!

-Oiga -le pregunta Franco- ¿Y por qué me llama usted don Claudio?

-Hombre, es que, como todavía no tenemos confianza, me da corte llamarlo Claudillo.

5. Tampoco es capaz de darse cuenta de NADA de lo que ocurre a su alrededor. Ve a los nazis maltratar a los judíos (y estoy hablando de cosas como partirles la cara, hacerlos llorar e incluso llegar a dispararles) y piensa que es bromichi y están jugando o ensayando una obra de teatro.

really_snl_aigflv¿De verdad eres tan tonto o es que te estás esforzando?

Ni inocencia infantil ni leches, que los niños se dan perfecta cuenta de lo que pasa a su alrededor aunque no puedan comprender bien su significado. Esta historia lo que está es contada desde el punto de vista de alguien que ha sido lobotomizado en 5 minutos con una cuchara sucia.

6. ¿He mencionado que, para más inri, todos los demás personajes sí saben perfectamente lo que pasa, como obviamente haría cualquier persona en su sano juicio? Confirmado: el crío esta lobotomizado.

7. ¡Ja! ¡Os he mentido! Sí que hay otro lobotomizado en la historia. Resulta que Bruno se hace amigo de un niño judío que, toma geroma pastillas de goma, ¡tampoco sabe qué es el nazimo ni qué de demonios está pasando! Como que ni siquiera se da cuenta de que la gente, su propia familia incluida, está siendo exterminada a su alrededor.

Desde luego, si algo tiene esta novela es que siempre supera tus expectativas. Cada vez que crees que ya es imposible que se ponga más inverosímil te vuelve a sorprender.

8. Bruno tiene el encefalograma TAN plano que NO nota diferencias entre su situación y la de su amigo judío y hasta se queja porque él está peor (¡¿?!). ¡Maldito capullo retrasado e insensible!

9. Obviamente, para alguien del exterior relacionarse con un prisionero durante MESES sin que nadie se entere es facilísimo. Ni que estuvieran controlados y hubiera vigilancia constante.

10. Pero eso no es todo, resulta que ¡colarse en o salir de un campo de concentración también está chupado! Ya sabéis, no es que fueran prisiones con altísimas alambradas muy bien aseguradas, inmensos muros, vallas electrificadas y en las que se hacían guardias constantes. No, si al final va a resultar que si los prisioneros no escapaban es porque no le ponían ganas.

11. ¿Podría no ser tan evidente que el libro trata de venderte sensiblería barata para que así pases por alto lo malo que es? Si es que es una orgía de letreros de neón que señalan escenas traumáticas que demuestren que los nazis son muuu malos.

12. ¿Podría no ser tan evidente que la única documentación de este libro es, si acaso, haber visto La vida es bella?

13. ¿A qué publico se supone que se dirige este libro? Si es infantil mal, porque no tendrán los conocimientos para pillar muchas cosas; si es adulto mal, porque es demasiado simploide y remascado como para no sentir que te están llamando imbécil a la cara.

14. El final es lo más predecible del universo. DESTRIPE Por favor, con el estilo lacrimógeno que se gasta era obvio que iban a palmarla. ¿Qué otra cosa iba a pasarles en un puñetero campo de concentración? Además, si es que en este caso era también cuestión de selección natural pura y dura. La evolución no podía dejar tanta estupidez en la piscina genética. FIN DESTRIPE

Sentencia

Esto es prostitución sentimentaloide con el expreso objetivo de ser comercial. Quien quiera un buen libro sobre el nazismo desde el punto de vista de un niño que se lea Cuando Hitler me robó el conejo rosa y no semejante bodrio.

Anuncios

11 thoughts on “Reseña El Niño con el Pijama de Rayas (John Boyne)

  1. ¡Cuando Hitler robó el conejito rosa! Recuerdo que no quería bajo ningún concepto leerlo porque me parecía tan infantil pero claro, era para clase, y me encantó de principio a fin. Un día lo releeré con gusto.
    La verdad es que en su momento me leí este libro y me impactó porque, como dices, afecta porque son niños. Pero no recuerdo mucho de él excepto que me dejó muy extrañada que pudieran entrar en el campo de concentración así sin más. La verdad es que por lo que comentas este sí que no quiero releerlo porque si a ti casi te explota una vena comentándolo creo que a mi me reventaría la cabeza, que me dejo llevar por la furia con demasiada facilidad (?).

    Y la verdad es que los dos niños son un pocoooooo…. dejémoslo ahí. Madre mía. Con razón casi no me acuerdo de nada. Pensar que se desperdicia un buen argumento porque los niños aprenden lo que les enseñan los padres (oye, a lo mejor eso dice mucho del libro) y que habría podido ser un conflicto muy interesante para Bruno… Pero supongo que siempre tendremos Tod y Toby si queremos ver algo así (?).

    Me quedo con el término “prostitución sentimentaloide”.

    Espero que no sufras muuuucho más con el reto (porque esperar que no sufras es pedir demasiado).

    Atte. Rika~

    Me gusta

    • Hola Rika, gracias por pasarte, como siempre.

      Yo también conocí ese libro en el colegio, pensaba que iba a ser una tontería y me gustó mucho. De las pocas lecturas obligatorias que amé, porque aún estoy traumatizada con otras (nooo, “La regenta” no. ¡Me comeré toda la verdura!). Es que el título, así a priori, no queda demasido comercial, la verdad. Suena tonto y paródico hasta que empiezas a leer y entiendes el por qué.

      En este caso diría que más que la historia en sí indigna la intencionalidad descarada que se esconde detrás. Se pretende vender un libro con nula documentación y realismo a base de dar penita explotando el hecho de que sean niños en una de las situaciones más dramáticas de la humanidad, personalmente siento que me están llamando idiota a la cara. Y es una pena porque, bien tratado, el libro efectivamente podría haber sido una interesante reflexión. Podría haber ido de un niño adoctrinado en el nazismo que conoce a judíos que le caen bien y eso le crea conflictos y hace que se plantee el nazismo desde su mente infantil.

      Adelante con usar el término, así lo puedo patentar.

      Gracias por los ánimos. Temo que aún me queda lo peor con “Grey” y similares.

      Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo, desde la primera línea >.<

    Me lo leí hace muuchos años (creo que acababa de empezar el instituto xDD) y me acuerdo de que… no me dijo absolutamente nada. Mi única conclusión fue que el Bruno era imbécil y, como todo el mundo me había dicho que iba a llorar mucho, que era muy duro, etc, me sentía un monstruo sin sentimientos.

    Aunque al hablarlo con más gente me di cuenta de que el problema no era mío (que soy de las criaturas más lloronas del universo) sino del libro. ¡Que el Bruno tardaba meses en darse cuenta de que su amigo estaba raquítico! La inocencia de los niños no funciona así, joder xD

    Por cierto, me encantó el chiste del Claudillo. Aunque me dejó un poco traumatizada que Boyne escribiera este libro en una semana. Venga ya 0.o Así no se hace.

    Que, por cierto, el otro día me encontre otro libro suyo en una librería que parecía un calco de este y que también va de niños y nazis. Si es que, por ganar dinero…

    Bueno, ¡gracias por la reseña!

    Besoos

    Me gusta

    • Bienvenida Iry. Gracias a ti por leer la reseña y molestarte en comentar.

      Me alegro de que estés de acuerdo, pensaba que se me iban a echar encima por esta reseña llamándome monstruo insensible y similares.

      Efectivamente, el problema no es tuyo. Es que este libro trata descaradamente de hacerte llorar para que confundas lacrimógeno con bueno y no repares en lo desastroso que es. Puede que los niños no alcancen a comprender las implicaciones de lo que sucede a su alrededor, pero se dan perfecta cuenta porque son muy sensibles a su entorno. Hasta una vez leí nosedónde que los bebés, que ni siquiera pueden entender las palabras que se dicen o lo que está pasando, perciben cuando su familia peléa y se vuelven más irascibles y llorones. ¿Y me estás diciendo que un crio de 9 años, con el brutal adoctrinamiento que había en el nazismo, no sabe quién el Hitler o lo que es un judío? ¿O que no es capaz de darse cuenta de que alguien está extremadamente delgado, demacrado y sucio? ¡Tú te estás quedando conmigo y me tomas por idiota, Boyne!

      No voy ni a intentarlo con otros libros de este hombre, visto lo visto. A saber qué habra escrito esta vez en un rato con el expreso propósito de enriquecerse. Lo siento, pero paso de llenarle los bolsillos.

      Besos para ti también. 😙

      Me gusta

  3. Dos comentarios al margen del libro, que no me lo leí (y visto lo visto, aparte de que hice bien, no voy a cambiar este hecho):
    1) El autor ha sacado otro libro protagonizado por un crío, que en este caso acaba con su tía que trabaja en la casa de veraneo de Hitler. Me temo por dónde van a ir los tiros, más melodrama. Pensaba darle una oportunidad pero al ver lo que cuentas de su obra cumbre… me da que no. Así que gracias por ahorrarme unos euros XD
    2) No soy de leer libros sobre la II GM aunque sí leí uno interesante: Auslander que habla sobre un chaval (14-16 años) polaco que acaba viviendo con una familia alemana. Está bastante bien porque precisamente no cae en el simplismo de éste. Tal vez te interese echarle un ojo 😉

    Me gusta

    • Hola Beldandy. Me alegro de haber logrado que te ahorres unos euros, están difíciles de ganar como para dedicarlos a engrosar bolsillos que no lo merecen. Y ojo que no he leído nada más de este hombre, igual estoy prejuzgando y ese otro libro es una maravilla, pero mucho habría tenido que mejorar. Tiene pinta de que intenta repetir el éxito que tuvo con este explotando un tema parecido.

      Apuntado queda el libro, gracias por la recomendación. Yo tampoco soy muy de leer libros de la IIGM porque me cuesta mucho, en el sentido de que son tristísimos y sufro, aunque los disfrute por ser buenos y tratar bien la naturaleza humana. Pero me gusta que no se caiga en el simplismo barato de “los nazis son malísimos y los aliados buenísmos, fin”. Fue una ideología horrible, pero detrás había personas como nosotras, con sus blancos y negros, aunque no lo queramos reconocer. Lo pillaré en el futuro.

      Me gusta

  4. Creo que yo sí me lo leí cuando el boom, pero no sé si fue antes o después de la película (que también la vi, aunque creo que por Internet o la tele). El caso es que me cabreé muchísimo al leer el libro. Es que se nota a leguas que es un puto libro que busca la lágrima fácil y la sensiblería de sus lectores para vender. A mí los libros así me ponen mala, por eso acabo evitando el 90% de los libros que van sobre cáncer o sobre nazis. Es siempre la puta misma cosa: hacer dinero con el drama simplón (porque además, los que triunfan y se hacen best-sellers suelen ser mierdas como ésta).

    No puedo con éste libro. Cuando me viene alguien y me dice que le encanta, me entran ganas de darme cabezazos contra las paredes.

    Me gusta

    • Pues entonces está claro que te pasa como a mi. Me siento timada porque se nota que tiene nula documentación y trabajo, simplemente eso: buscaba la lágrima fácil explotando un tema trágico con el expreso propósito de hacer dinero, además de apelar a los sentimientos para que objetivamente no juzguen lo malo que es.

      Que yo respeto que quiera pasta, pero semejante bodrio que ha creado no lo voy respetar. Gracias por pasarte a compartir el odio Beatriz.

      Me gusta

  5. 😮 Lo recomiendo yo y se me olvida comentar. Pero eso. De acuerdo con todo lo dicho y también te tomo lo de “prostitución emocional”. El hombre se vio “la vida es bella” y pensó que se podía forrar con una historia de llorar sin documentación y se nota que no tiene ni puta idea de nada.

    Me gusta

    • En tu conciencia recaerá que me lo haya tenido que leer, igual que el de “Grey” que estoy empezando ahora.

      Lo triste es que se ha salido con la suya y ha logrado hacerse de oro con un libro tan mal hecho. Un minuto de silencio en honor a las/os auténticas/os escritoras/os de novelas sobre el Holocausto que pasan años creando buenos libros, esto tiene que haberles dolido. Primo Levi seguro que se está retorciendo en su tumba.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s