Reseña A Tres Metros Sobre el Cielo (Federico Moccia) – Parte 2

¿Por qué odias tanto a las mujeres, Moccia?

⚠Contiene muchos spoilers⚠

Continuamos con esta obra cumbre de la literatura universal.

Como decía en la primera parte de la reseña, Moccia está convencido de que sus personajes masculinos son muy graciosos, muy ingeniosos, muy simpáticos y muy guays. Por contraste, tengo el firme convencimiento de que cree que las mujeres somos un conjunto de cabezas huecas que no nos enteramos de nada y que en lo único en lo que pensamos es en noviOs, en ropa y en estar guapas, pues en eso se basaban la grandísima mayoría de las conversaciones que mantienen los personajes femeninos.

Por otro lado, ellas son tratadas en función de su físico. Parece que no se puede resistir a que cada vez que describe a una mujer dice si es guapa o fea, o está gorda o no, acompañado de otros comentarios enormemente sexistas, dando igual que sea una de las chicas de la trama principal u otra que salga esporádicamente.

Este trato también lo reflejan sus simpatiquísimos personajes, que tratan a las chicas de la misma manera que el autor. Ninguno de ellos trata a las mujeres como iguales. Por lo general, las tratan con prepotencia, con un aire de superioridad asqueroso. Y, cómo no, hay una normalización brutal de todo esto. Insisto, no hay ni ápice de crítica a estos comportamientos sino todo lo contrario: lo describe como si fuera todo divertidísimo.

En esta entrada voy a poner algunos ejemplos concretos para que os hagáis una idea general del nivelazo y, para terminar, haré una breve referencia al final.

La fiesta donde surge el amor entre las dos parejas principales

Ambas parejas se conocen en una fiesta donde Step y sus amiguitos se colaron y estuvieron haciendo cosas muy divertidas: robarles a los invitados, acosar a las chicas, tirar comida a mala hostia a los invitados para hacerles daño, romper jarrones, cargarse el mobiliario, etc.

En este idílico contexto es donde Pallina y Pollo, la mejor amiga de Babi y el mejor amigo de Step, se conocen y de una manera extremadamente romántica: mientras él le robaba el dinero del bolso y se burlaba de ella. Pallina, cuando por fin consigue que se lo devuelva  ya desvalijado, en lo primero en lo que se preocupa es en esconder un tampón que aún estaba dentro del bolso porque… ¡vaya a ser que lo vea el chico! SOCORRO, UN TAMPÓN, ESCÁNDALO. Si te lo ve, no le vas a poder gustar al chico que te acaba de robar, Pallina, ¿cómo se te ocurre? ¡Qué humillación que un chico vea que tienes un tampón en el bolso! El chico se ríe y le dice que si tiene la regla no la invitará a cenar ni nada porque si no luego… k asen? ajjjaja k s ase kn una tia si no es foyar?¿?¿ xdddddd. Qué divertido. Me parto. El caso es que a pesar de la gracieta y de lo prepotente que se muestra él con ella, empiezan a salir juntos. El chico la invita a cenar con el dinero que previamente le robó a ella WAJAJA. Me parto, tío, Moccia, qué dominio de la comedia.

1

Pasemos a la pareja principal del libro, Babi y Step, y ojo porque lo que viene a continuación podría ser perfectamente la situación más asquerosa del libro.

Se conocen cuando la chica va al instituto en el coche con su madre. Él se fija en ella y empieza a perseguirla con la moto y a molestarla. Pero es la segunda vez que se ven la definitiva. En la misma fiesta, Step empieza a acosar de nuevo a Babi quien está con su novio. La chica, cansadísima, acaba lanzándole coca-cola a la cara (normal, y para mí se queda corta), cosa que al parecer justifica que Step termine cogiéndola de las piernas (y nadie de su alrededor se digna a intervenir, por cierto) y la meta en la ducha, poniéndole el agua caliente para que se queme. Aquí os dejo con un extracto y veréis lo asustada que está ella y lo gracioso y agudo que es él:

“—¡No! ¡Socorro! ¡Ayudadme!
Step retrocede, le coge las manos, abriéndoselas sin gran dificultad.
Babi decide cambiar de táctica. Trata de hacerse la simpática.
—Venga, va, perdona. Ahora bájame, por favor.
—¿Qué quiere decir por favor? ¿Me tiras la Coca—Cola a la cara y ahora me dices por favor?
—Vale, cometí un error al tirártela.
—Ya sé que cometiste un error.
Step entra en la ducha, se agacha y se coloca bajo la alcachofa.
—Pero el daño ya está hecho. Llegados a este punto no me queda otro remedio que darme una ducha, si no luego dices que estoy pringoso.
—Claro que no, qué tiene que ver. —Un chorro de agua le da de lleno en la cara, ahogándole las palabras en la boca—. ¡Imbécil! —Babi se agita tratando de evitar el agua, pero Step la sujeta dándole la vuelta para que se moje por completo—. Déjame, estúpido, déjame bajar.
—Justo lo que hacía falta, una buena ducha helada para calmarte un poco. ¿Sabes que es muy bueno alternar el agua fría con la caliente? —Coloca el termómetro en el rojo. Del agua empieza a salir humo. Babi chilla aún más fuerte.
—¡Ay, quema! ¡Ciérrala, ciérrala!
—Mira que sienta verdaderamente bien, ensancha los poros, facilita la circulación, llega más sangre al cerebro, así se razona mejor y uno entiende que hay que comportarse bien con la gente… Ser amables y puede que hasta servir una Coca—Cola en lugar de tirarla a la cara.
Schello entra en ese momento.
—Rápido, Step, vámonos. Alguien ha llamado a la policía”.

Sí, efectivamente, alguien tuvo por fin la genial idea de llamar a la policía. Es entonces cuando la amenaza con volver y “lavarle la boca con jabón”, cual niña pequeña que no se ha portado bien, porque a ella se le ha ocurrido mandarlo a tomar por culo. Uf, qué locura, con lo majo que es el chico.

Minutos más tarde la reconoce en la calle. “No se olvida fácilmente a una mujer que insiste tanto para darse una ducha con uno” comenta Moccia. WOOOJAJAJAJAJAJA. Qué tío, qué ocurrencia. No puedo parar de reír.  Pues bien, Step y sus amiguitos empiezan a perseguirlos en sus motos a ella y a su novio, destrozándole el coche y partiéndole la cara de un señor que pasaba por ahí e intentó mediar. La chica, después de que su novio saliera por patas, le ruega a Step que no la deje sola y que la lleve a casa. Él no desaprovecha la ocasión para llamarla gorda, hacerle comentarios de tipo sexual, humillarla un poco más… Pero nada de esto importa. Ella siente miedo, pero se sube a la moto con él y lo abraza, sintiéndose bien. Genial.


Paolo, el hermano de Step. Otro tío la mar de majo

Esta escena tampoco tiene desperdicio. Step va al trabajo de su hermano Paolo a pedirle dinero. En este sitio, trabaja su secretaria quien es objeto de actitudes muy degradantes y ofensivas.

Empieza a relatarnos, por ejemplo, cómo Paolo le mira el sujetador:

“—Sí, dígame. —Paolo deja de revisar las cartas para dedicarse por completo al sostén de la secretaría y, acto seguido, a aquello que le tiene que decir”.

 Ai k piyin xddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddd

Step, al ver a la secretaria, le comenta:

“—Caramba, eliges bien a tus secretarias. —Step da una vuelta completa y se vuelve a colocar frente a su hermano—. Di la verdad, te la has tirado, ¿verdad? O te la has tirado o lo has intentado y ella no ha querido. En este caso, despídela, qué más te da”.

WAJAJAJA si no kiere foyar kntigo pa k la kieres xddddd cmo s a podido atrever a desirt k no tio despidela, k grasioso ajjjajajajaaa

 Step amenaza a Paolo con que, si no le da el dinero, “le arranca las bragas a la secretaria”:

 “Entonces, querido hermanito, si no me das enseguida doscientos euros cuando entre tu secretaria le arranco las bragas”.

WOOOJAJAJA k diablin k ocurrencia m parto xdddddddddd

Al final, cuando le da el dinero, Paolo se arrepiente porque habría estado muy bien ver a la secretaria desnuda y su hermano arrancándole las bragas.

“Paolo mira a la secretaria. Su bonito cuerpo. La falda perfecta e impecable que cubre sus piernas torneadas. Tal vez su hermano tenga razón. Imagina a la secretaria medio desnuda y a Step arrancándole las bragas. Se excita”.

Y añade:

“¡Qué gilipollas! Debería haberle obligado a hacerlo. Si Step no le devolvía el dinero, aquel iba a ser su peor negocio de los últimos años. No, no el peor”.

WOOOOOOJOJOJOJO povre ermano lo k abria molao ber cmo estep biolava a la secretaria xddddddddddddddddddd

not-funny

Marco, el exnovio de Babi

Esto también es digno de comentar. Para su aniversario, le hace un juego a Babi súper cursi. Él le dejó notas en distintos puntos de la ciudad y ella debía ir buscándolas y acertando dónde estaba la siguiente. Con cada una de ellas le iba regalando la ropa que a él se le antoja, incluida ropa interior. Esto que parece tan romántico, a mí me recordó más bien a alguien que pide, por ejemplo, una pizza  a domicilio y manda que le pongan los ingredientes que le da la gana a su gusto y que se la traigan a casa calentita. Cuando ya están en su casa, la chica no quiere mantener relaciones con él y se cabrea con ella. ¿Para eso se he gastado el dinero? Vaya timo:

“Marco es dulce y tierno e insiste un buen rato para obtener algo más. En vano. Solo tiene el placer y la suerte de ver cómo está sin la parte de arriba, eso es todo. Más tarde la lleva a casa. La acompaña hasta la puerta y la besa tiernamente disimulando aquella extraña rabia.
Piensa en toda la caza al tesoro, en lo que se ha gastado. El tiempo que ha empleado para componer aquellas frases en rima. Los sitios que ha elegido y todo lo demás”.

Claudio, el padre de Babi

Este hombre también tiene detalles graciosísimos. Vamos con uno de ellos, en el que está viendo la tele:

“Da una bocanada a la pipa mientras hace un recorrido por los canales de televisión. Sabe de antemano dónde detenerse. Unas muchachas descienden por una escalera lateral canturreando una estúpida canción y mostrando sus senos turgentes”.

Su mujer le habla, y enseguida que se vuelve a ir vuelve a poner rápidamente la tele:

“Pero, en lugar de las bellezas de antes, se tiene que conformar con un ama de casa que, enmarcada por un alfabeto, trata de hacerse rica”.

Ajajajajjjja povre ombre una ama d casa k poco secsi xddddddddddddddd

En otra ocasión se va con su yerno Step y liga con una joven brasileña. Sí, lo normal, que un señor mayor ligue con una chica que podría ser su hija. Con este respeto la describía Step:

“—Bonito culo, ¿eh? Es brasileña. Las brasileñas tienen un culo maravilloso. Al menos eso dicen. Yo no lo sé porque todavía no he estado en Brasil, pero si son todas como Francesca… —Step se bebe divertido de un solo trago media cerveza”.

 

La mujeres que no le gustan a Moccia

Observad cómo cambia la descripción si se trata de una mujer que no le gusta. Con este rechazo describía Step a la novia de su hermano:

“Lo de Manuela no se le pasará nunca. Hace seis años que están juntos y no da muestras de ir a ceder. Todo un cardo y, por lo que le ha parecido entender, hasta debe de haber tenido alguna historia por su propia cuenta. Sin contar a su hermano, no alcanza a imaginarse qué otro loco podría tener una historia con Manuela. Fea, antipática y hasta pedante. Una sabelotodo. No hay nada peor. Pobre Paolo. En el fondo, es asunto suyo. Yo me tiraría a la secretaria”.

“No hay nada peor que una sabelotodo”. Ahí me lo ha dicho todo. Si es que para qué hablaran las mujeres. Cn k estén wenas k mas da xdddddd

La Giaci y el estereotipo de la “solterona”

La Giaci es una profesora severa y amargada que les hace la vida imposible a sus alumnas, entre ellas a Babi. Moccia alimenta el más que trillado estereotipo de “la típica solterona amargada que como no tiene ni marido ni hijos tiene que joder al personal y sólo la quiere el perro”. Es que, claro, sin un machote al lado no hay felicidad.

Otra moraleja: las mujeres somos muy malas

La culpa de que Step se comporta así la tiene… ¡una mujer! Normalmente, en libros, animes o pelis, cuando el galán de turno se comporta de manera “extraña” es porque tiene una historia muy trágica detrás para que sintamos pena y entendamos y excusemos su comportamiento. En el caso de Step, también se nos quiere hacer ver que tiene una justificación, pero yo llego a la conclusión de que se comporta así porque simplemente es idiota. Se nos explica que antes era un chico muy responsable y estudioso pero que por culpa de su madre cambió. ¿Qué es eso tan horrible que le ha hecho su madre? Serle infiel a su padre. Imperdonable. No sé cómo es el padre, pero si es igual de encantador que el hijo podemos intuir por dónde van los tiros.  O sea, nos pasamos medio libro viendo como los tíos hacen lo que les da la gana con las tías, infidelidades incluidas, pero eso de que lo haga una mujer es gravísimo.

Pues bien, esto ya es suficiente excusa para que el niño dé la pataleta de su vida y se comporte como un crío de 5 años (cuando esto ocurre está en el último año de instituto, por lo que ya se le presupone un mínimo de madurez). Por eso se echa a perder y pasa a ser de una joya de niño a una mala persona, un gamberro y un imbécil, todo por culpa de su madre, de una mujer, ¿quién si no?

El final

Vamos al final. *Saca violín*. Tenemos a nuestro héroe Step destrozado en la víspera de Navidad… ¡Y es que Babi le ha dejado! Echemos un vistazo a la desolación de nuestro héroe con este fragmento:

🎻Luego se apodera de él un extraño sufrimiento. No lo necesita. Está solo. Aquella idea le hace sentirse aún peor. No tiene hambre, ni sueño, no siente nada. Permanece así boca abajo. Sin saber por cuánto tiempo. Paulatinamente, vuelve a ver aquella habitación en días más felices. Cuántas veces, por la mañana, al despertarse, ha encontrado los pendientes de Babi sobre su mesita; cuántas veces su reloj; cuántas veces han estado juntos en aquella cama, abrazados, enamorados, deseándose. Sonríe.
Recuerda sus pies fríos, aquellos diminutos dedos helados que ella apoyaba sobre sus piernas, más calientes. Después de haber hecho el amor, cuando se quedaban allí, charlando, mirando la luna por la ventana, la lluvia o las estrellas, igualmente felices, ya hiciera frío o calor. Acariciándole el pelo sin importarle lo que sucediese fuera, a pesar de las guerras, los problemas del mundo, las calles nuevas, la gente. 🎻

crying

Deambulando por las calles navideñas sin rumbo…

🎻Más tarde, mientras camina entre la gente, ve los coches con parejas felices en su interior, sumergidos en el tráfico festivo, con los asientos llenos de regalos. Sonríe. Es difícil conducir cuando ella se abraza a ti, cuando quiere meter por fuerza las marchas y no es capaz, cuando tienes una mano sola para llevar el volante y, a la vez, amar. Sigue caminando entre falsos Papá Noel y olor de castañas cocidas, entre guardias con el silbato y gente cargada de paquetes, buscando su pelo, su perfume, la confunde con otra que camina apresuradamente y se ve obligado a frenar a su corazón decepcionado. 🎻

😭Después de esto te quedas pensando QUE-TE-JODAN, NIÑATO  por qué tanta crueldad en el mundo. Un chaval que siempre fue un cielo y la vida lo golpea con esa brutalidad. Es tan hermoso que esté tan hecho polvo, se podría morir, joder este sentimiento agridulce llamado amor. 😭

Con este aflicción y desasosiego te deja el libro, y pensé “por fin he acabado esta mierda” dejándote un vacío en tu interior imposible de llenar.

Venga, a pastar.

Anuncios

18 thoughts on “Reseña A Tres Metros Sobre el Cielo (Federico Moccia) – Parte 2

  1. POR-FA-VOR. ¡Qué cáncer de libro! Deberían prohibirle a Moccia escribir. Es tan jodidamente machista que da arcadas. Me ha puesto de mala hostia y eso que sólo he leído las citas que has puesto y no el libro entero. En serio, puto asco me da este señor, más que Blue Jeans.

    Me gusta

  2. Estaba esperando esta entrada y es peor de lo que epensaba. Da puto cáncer de ebola. Tumores de sida. No me extraña con ver la cara de putero y chuloputas que tiene el tío. Se supone que los libros son sus fantasias que no supo vivir, ya sabemos lo que piensa este mamonazo de las mujeres. ¡¡¡salid corriendo si lo veis que os quiere arrancar las bragas!!1 http://cultura.elpais.com/cultura/2011/04/15/actualidad/1302818411_850215.html

    Me gusta

    • No hay palabras para decir lo repulsivo que me resulta ese tío. Por cierto, me hace gracia (sobre todo) la última pregunta del artículo que has puesto: “¿No le parece que sus libros son un poco machistas?” (¿¿¿un poco??? LOL), y en la respuesta se sale por la tangente.

      Me gusta

  3. Al final normal que este destrozado se te a olvidado decir que es por la muerte de su amigo y no de la novia que lo deja. que dejarlo sabiendo que esta hecho mierda por eso es una putada tambien. El quillo no era un cielo pero ella algo zorra al final que pasa de él cuando esta jodido. Lo que pones es del principio y el tambien cambia por ella y le hace favores como lo de que la aprueben.

    Me gusta

    • Su amigo también había muerto, vale. Pero por quien está lloriqueando al final, con ciertos matices de reproche, es por la chica. Precisamente ella lo deja porque no cambia. Y, bueno, no creo que la chica sea una zorra porque tomó la libre decisión de dejar a un tío que es un completo imbécil. Es más, creo que es lo único positivo que puedo sacar del libro.

      Me gusta

    • Pues lo mismo que él, ¿no? ¿Acaso él no se comportó como un cabrón que pasaba como la mierda de lo que la chica pensase y sintiese? Pero cuando se lo hacen a él, huy pobrecito, mírala que zorra. No, si encima va a tener que estar a la fuerza con una persona y aguantar desprecios sólo porque es un mal momento para él. Anda ya.

      Me gusta

  4. Esta triste porque lo han dejado y lo que piensa es como follaba con ella. ¬¬
    Ese su buen momento para recordar y lo que ella le aportaba. Ya no tiene vagina donde meterla, drama.

    Me gusta

  5. Hola, acabo de “instalarme en wordpress” ya que antes estaba en blogger y he descubierto tu blog. Tengo un canal de youtube también y había decidio comenzar a leer la semana pasada “A tres metros sobre el cielo” y no lo he podido soportar. Literalmente lo he dejado en la página 200 porque se me ha hecho insufrible. Desde la típica historia de adolescentes en el que él es el malote y ella la niña tonta, hasta el hecho de que no soporto para nada como deja a las mujeres este “señor” Lo abandoné y decidí leer uno que de verdad me resulta interesante y no esta basura de libro. Me quedo por tu blog. ¡Un saludo!

    Me gusta

    • ¡Hola! ¡Bienvenida!

      Te entiendo perfectamente. Yo pensé dejarlo cuando llevaba unas pocas de páginas porque no lo aguantaba. Se lo comenté incluso a mi compañera de blog, ya a punto de rendirme, y ella me sugirió ir saltándome partes para ahorrarme sufrimiento XD. Al final le eché valor y me lo leí todo, pero me dejó sin fuerzas, agotada mentalmente porque NADA se salvaba y todo me cabreaba. Es ciertamente una pérdida de tiempo total y contraproducente. Al menos, espero que mi tortura sirva para que alguien se dé cuenta de las lindezas de este señor.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!!

      Le gusta a 1 persona

      • Yo desde el capítulo uno ya quería dejarlo, pero a veces empiezas un libro y es verdad que luego se vuelve más interesante. Pensé que quizá me iba a pasar eso con este pero nada más lejos de la realidad. No tengo pensado terminarlo porque no quiero perder el tiempo.

        Me gusta

  6. ¡Hola! 🙂

    Pues mirando en la web de la Casa del libro me he encontrado con esto http://www.casadellibro.com/libro-tres-veces-tu/9788408165996/4737055. Todos sabemos el por qué de este nuevo lanzamiento. Vosotras lo sabéis. Yo lo sé. Incluso ABBA en los 70 ya lo sabía: http://giphy.com/gifs/abba-money-WRTWpWb9b1lL2 Fijaos, por favor, en el número de páginas del librito de marras. Creo que unas 100 páginas serán JORÓBATE FLANDERS.

    Por cierto, cuando sepa poner memes en goodreads os tengo que pasar la reseñita que escribí ahí, que creo que os podría gustar (básicamente porque he metido un enlace al blog, jajaja).

    Un abrazo,

    Carol 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s