Queja Heptalogía Las Crónicas de Narnia (C. S. Lewis)

O cómo adoctrinar a la infancia en el cristianismo, el machismo y el racismo

Sí, sí, ya se que estos libros fueron escritos hace bastante tiempo y son hijos de su época. Y también se que todos los libros reflejan la ideología de quien los ha escrito. Pero es que esta heptalogía está hecha para adoctrinar. Me explico: no es que sean libros cuyas historias contengan machismo, racismo y una apología cristiana por el momento en que fueron escritos, es que han sido escritos específicamente para transmitir esos mensajes. Puede parecerse, pero hay una gran diferencia. Y a mi hacer libros para la infancia, que es especialmente manipulable, con el expreso propósito de adoctrinar subrepticiamente me resulta repugnante.

1467301869-tumblr-inline-nnb0o5fcpm1t7oi6g-500

Y lo peor es que estos libros se consideran clásicos de la literatura infantil y siguen leyéndose y/o recomendándose a la infancia. No digo que haya que prohibirlos, ojo, pero es necesario tener en cuenta que no son un entretenimiento inocente y tomarse el tiempo de explicarle a los peques que no todo lo que sale es bueno y deben cuestionárselo.

Apología descarada del cristianismo

Los libros están hechos para ser alegorías cristianas y enseñar a creer. Aslan es claramente una representación de Cristo y las historias, o son reinterpretaciones de partes de la Biblia (El león, la bruja y el armario es la pasión y resurrección de Jesús y La última batalla es el apocalipsis y el juicio final), o están destinadas a decir que hay que tener fe y no cuestionar los designios de Dios Aslan (El príncipe Caspian y La silla de plata).

El problema de esto, en el ámbito de la calidad literaria, es que transmitir valores pesa más que construir un buen argumento, por lo que las tramas suelen solucionarse con deus-ex-machina como porta-aviones que se resumen en que Aslan aparece y lo resuelve todo a base de agitar su melena Pantene. Pero lo más grave es que el mensaje de los libros es horriespantoso: tienes que creer en Aslan y hacer todo lo que te diga sin cuestionar nada. ¿Que Aslan desaparece durante largos periodos en los que deja a los narnianos siendo esclavizados o aniquilados? Él sabrá y sus motivos tendrá, los caminos del señor son misteriosos no es un león domesticado, igual tienes que creer en él y su infinita bondad. ¿Que Aslan da órdenes cuestionables y cero explicaciones? Pues a obedecer y punto, que lo dice Aslan y no se le puede llevar la contraria por mucho que no te parezca una buena decisión, el razonamiento propio está sobrevalorado. ¿Que Aslan mata, deja morir u ordena matar? Pues OK. Seguro que las personas afectadas son mala gente y está justificado porque Aslan siempre es el bueno. Siempre. Aunque a veces haga casi lo mismo que la gente a la que se enfrenta o haya permitido que se creara el problema en primer lugar. O sea, nada de animar a la infancia para que piense por sí misma, reflexione sobre sus acciones y las consecuencias de estas o desarrolle un sistema de valores. Obediencia y fe ciegas sin cuestionar nada ni permitirse siquiera dudas o atisbos de pensamientos y opiniones propias. ¡Qué buen mensaje!… Para lograr una sociedad fácilmente manipulable, aborregada y llena de fanatismo.

Sin título

Machismo

Los libros están saturados de machismo rancio. La mayor parte de los habitantes de Narnia son animales parlantes y ¡aún así las hembras son amas de casa que cocinan y hacen las labores domésticas mientras los machos sí hacen las cosas que es lógico que hagan como animales! Ejemplo: una castora no puede construir diques, por el hecho de ser hembra su papel tiene que ser cocinar y limpiar para el macho mientras él ya sí construye diques. Además, en las muy escasas ocasiones en que salen animales hembras queda claro que estas son pasivas en contraposición con los machos, que sí mandan y toman la iniciativa. Véase el caso de el caballo Bree y la yegua Hwin.

En el caso de humanas no es mejor. Tienen tres papeles:

– Floreros y premios para los hombres sin más importancia que dar descendencia. Por ejemplo, la esposa de Caspian, que está ahí para que el chaval saque una recompensa de su viaje en La travesía del Viajero del Alba, darle un hijo y luego cascarla para que se empiece la trama de La silla de plata. Jamás se la vuelve a mencionar.

– Brujas malas que quieren esclavizar Narnia. Lo triste es que son las únicas mujeres realmente empoderadas porque claro: mujer poderosa = maldad. ¿¡Cómo van las mujeres a gobernar en lugar de estar subordinadas a los hombres!? ¡Vade retro satanas! ¡¡¡El poder es masculino!!!

– Apoyo a protas masculinos y ejemplo de «cómo ha de ser la mujer ideal». Sí, hay mujeres con papeles protagónicos importantes (Lucy y Jill) pero se establece una clara dicotomía: mientras los hombres son valientes, decididos y guerreros ellas deben ser protegidas y son dulces, compasivas y encargadas de tareas como la curación de los heridos. Aún en el caso de que alguna peleé se quedan en la retaguardia o se ponen a llorar por el horror de la batalla, no como los machotes, que se dan tortas con decisión en primera línea. El papel de las mujeres es, ante todo, ser señoritas y dejar la esfera pública a los hombres.

Además, mucho ojo con dejar de ser modestas y virtuosas. Una mujer que se sepa guapa y piense en divertirse es lo peor. Sólo hay que ver lo duramente que se juzga a Susan por el imperdonable pecado de aprovechar su hermosura y dedicarse a vivir su vida como le daba la gana en lugar de permanecer casta y pura hasta la sepultura fiel a Narnia, aunque fuera Aslan el que le dijera que ya no podía volver nunca.

Racismo

Mientras que los narnianos son de raza blanca y cultura occidental Calormen, el reino vecino, está habitado por personas que claramente son una alegoría de la raza y cultura árabes. Por supuesto, los calormenos son salvajes, crueles, nada honorables y adoran a Tash, un dios sanguinario que es el anti-Aslan, en una clara referencia al anti-Cristo.

Sí, hay dos personajes de Calormen que son buenos: Aramis y Emeth, pero, a parte de que el segundo no llega ni a terciario, sólo son buenos porque dan la espalda a su cultura para abrazar la narniana y hacerse adoradores de Aslan. El mensaje no puede estar más claro: la raza y cultura blancas son superiores y las demás lo peor, pero si aceptas que tenemos la razón y asumes nuestro modo de pensar haremos una excepción contigo y sí merecerás respeto, no como el resto de quienes son como tu. ¿A que somos buena gente? Pista: NO.

r

Sentencia

Si quieres darles estos libros a peques recuerda enseñarles también a cuestionarlos, no son un entretenimiento inocente.

Anuncios

14 thoughts on “Queja Heptalogía Las Crónicas de Narnia (C. S. Lewis)

  1. Yo recuerdo que comparaba el libro con la película, donde las mujeres igual no hacían mucho pero peleaban un poco más buscando donde estaban las mujeres de la película (que igual eran inútiles y todo porque tenían que ser dignas y bonitas y blablabla) y no las encontraba. Además de que soy una gran fan de Lucy y Susan (sobre todo de Susan) pero arghhhhhhhhhhh el libro insistía en arruinarlas. Como cuando salen en El caballo y su muchacho y Susan sólo está ahí por una propuesta de matrimonio (ese es, de hecho, mi libro favorito, porque adoro Calormen y me imaginaba que si no los pintaran como unos rancios, hijos de puta desagradables machistas, Calormen sería hermoso).
    En fin, argh. Aslan me gusta hecho con CGI (JUAS) y nada más, me parece muy perturbador el “Cree en Aslan y no cuestiones nada porque misteriosos son los caminos del señor” y después, bueeeeeeno, el final fue un shock porque estaban todos muertos menos Susan (que estaba viviendo su vida como quería como una mujer “libre”) y eso no es para niños.

    Nea

    Me gusta

    • Yo de películas sólo he visto la primera y sí que estaba un poquito mejor en lo que respecta a dar importancia a las chicas (porque Susan en “El león, la bruja y el armario” no pinta mucho la pobre), pero igual el problema es que con el material original que había no se podía esperar mucho. O igual es que simplemente el verlo en una hora y media es más ligero y dinámico que leerlo, no se. Porque otra cosa que recuerdo que hicieron bien fue poner algo más de acción incluyendo la batalla final, que en el libro se pasa por encima. Parecería que Lewis quisiera a veces hacerlos aburridos a posta esquivando los momentos de acción.

      El que más me ha gustado a mi es “La silla de plata” porque lo del mundo subterráneo me llama la atención. Aunque “El caballo y el muchacho” también me gusta mucho por lo que dices. Lo cual me hace darme cuenta de que los libros de Narnia que más me gustan son los que NO ocurren en Narnia, ya que también me gusta “El sobrino del mago” porque salen otros mundos y porque la bruja blanca mola XD . Esos son los tres únicos que disfruté algo por la ambientación.

      Si lo piensas, aunque lo de Susan se plantee como un castigo, es la única que se ha librado y podrá crecer para vivir su vida como le de la gana, así que en realidad no sería tan malo. Eso de cascarla en la infancia o final de la adolescencia NO es un mensaje bonito por mucho que se maquille. Me recuerda a “Crepúsculo”.

      Me gusta

  2. Buf, he de decir que estaba algo preocupada leyendo esto…pero tampoco estoy sorprendida.

    También es cierto que yo cuando leí Las Crónicas de Narnia lo leí para entretenerme siendo más bien chiquitita y con una elemento muy específico: sin saber lo beatillo que era CS Lewis. Después de eso, algo en mi cabeza hizo “click” y perdió bastante encanto para mí. Aslan me gustaba mucho más como león mágico que como representación de Dios, y ojalá hubiera sido así. También es cierto que reitero que lo leí siendo muy chiquitita y no recuerdo muchas cosas que seguro que ahora me parecerían perturbadoras.

    Por otra parte, he de decir que incluso para nuestros tiempos contiene una fantasía bastante fresca y fácil de asimilar para niños; es decir, un chaval de 12 años lo lee y no se lía como podría ocurrir con Canción de Hielo y Fuego; ayuda a esto el hecho de que CS Lewis tiene un estilo bastante más sencillo.

    Creo que es una saga disfrutable y entretenida siempre y cuando se quede en eso; en algo para entretener y no adoctrinar. En este caso, sería como una tablet a un niño; puedes dejar que la use pero bajo control paternal, y OBVIAMENTE sin dejar que sea lo único que lea y aprenda. Es importante para los lectores de cualquier edad aprender a ver diferencias en obras y analizar las mismas obras con el paso del tiempo y ver como han cambiado sus opiniones.

    Yo vivo en el recuerdo de que me entretuve un verano leyendo esos libros, y tan atrás han quedado…debería quedar así, supongo xD

    Me gusta

    • Eso pasa mucho, se leen cosas de pequeña y no te dad mucha cuenta de los mensajes, luego las relees de mayor y te quedas patidifusa. Si los de Narnia también fueron parte de mi infancia y me gustaron porque me chiflan las historias de mundos fantásticos. Por eso no digo que no se lean a la infancia sino que te tomes el tiempo de explicar lo malo que tiene para que no lo asimilen. Es como los cuentos tradicionales, que también tienen valores tóxicos que se van quedando en el subconsciente si no enseñas a que se lo cuestionen.

      Personalmente me da curiosidad releer libros de mi infancia, pero por otra parte le tengo miedo por si pasa esto mismo y estropeo mis recuerdos. Aunque por otra parte está bien para ver cuánto has madurado.

      Gracias por pasarte.

      Me gusta

      • Gracias a ti por responder. Muy de acuerdo con lo que dices. Supongo que este análisis literario también es un interesante factor que ver cuando alguien crece, la manera en la que ve esas historias y cómo cambia según qué influencias.

        PD: No era anónimo, era Xana, pero se me olvidó escribir el nombre. Snif.

        Me gusta

        • Nada, yo siempre respondo. Lo único es que puedo tardar a veces. Gracias a ti por comentar.

          Sí, la del tiempo puede ser una buena prueba. A mi por una parte me gusta comprobar cuánto he cambiado y cuáles libros sobreviven a la prueba de la relectura, pero por otra me da pena porque a veces me estropeo un buen recuerdo que a veces prefiero conservar intacto. En el caso de Narnia de peque me gustaron y ahora si acaso me han interesado por la ambientación fantástica, pero se me ha roto la magia.

          Me gusta

    • Es que si te aburres la película siempre es mejor ya sólo porque es más rápida, no pierdes tanto tiempo de tu vida. Nunca me ha gustado ese elitismo de algunas personas con “pues el libro es mucho mejor y la peli para gente inculta que no lee”.

      A mi me gustan varias partes por la fantasía, pero como obras en su conjunto no por lo dicho.

      Saludos.

      Me gusta

  3. La verdad las sigo desde hace tiempo y me gusta mucho leer sus opiniones, pero es la primera vez que me atrevo a comentar.

    Estoy de acuerdo con el artículo. Recuerdo que cuando estaba leyendo las descripciones que le daban a los calormenos me sentía bastante incómoda. O cuando hacían ver que los que no creían en Aslan “merecían” un castigo. Además de que es irritante que los personajes femeninos siempre tengan el mismo papel.

    Ya no siento esa magia al leer los libros o ver las películas que sentía en mi infancia, pero creo que es bueno tener un lado crítco y saber que el que sean parte de tu pasado no los hace perfectos.

    Los libros me gustan porque me parece entretenido el aspecto fantástico, aunque sus valores sean un NO rotundo.

    Me gusta

    • Hola, anónima/o. Lo primero de todo disculpa por la tardanza en contestar. No se si lo habrás notado pero el blog lleva un tiempo medio muerto, es que estaba terminando la carrera, así que lo hemos dejado bastante de lado.

      Gracias por pasarte y molestarte en comentar cuando te apetezca. Concuerdo totalmente, te pueden gustar, pero hay que tener crítica y los valores de Lewis son horribles. A mi el mundo me gustaba mucho de peque, especialmente el mundo subterráneo y Calormén, pero lo demás molesta mucho. Y Lewis es que era así y lo hace a propósito, porque en otros libros como su Trilogía Cósmica ya es para horrorizarse abiertamente. Hace cosas como justificar que matar no sólo está justificado sino que es un acto bueno si es a gente mala, léase gente que no piensa lo que él; e insultar abiertamente a las feministas porque son escoria que no gusta a los hombres y las mujeres son felices en la cocina, no siendo iguales porque de forma natural están hechas para subordinarse. El último de esa trilogía quería quemarlo a cada rato. Menos mal que esos libros no son demasiado conocidos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s