Reseña Zombi: Guía de Supervivencia (Max Brook)

No descuides el mayor bien que posees: la vida, no la desperdicies leyendo esto

Este libro me ha resultado tan pero taaan decepcionante. Esperaba una mezcla entre enciclopedia fantástica que hablara de zombis, incluyendo sus orígenes, tipología y demás; con mucho humor y multitud de guiños a películas, novelas y videojuegos. ¡Habría sido genial!… Pero nada más lejos de la realidad. ¿Este género que es sinónimo de terror, plantas, gore, acción y hasta crítica social? Pues este libro consigue que sea ABURRIDO con mayúsculas. Antes de llevar ¼ ya estaba bostezando y saltándome páginas.

En lugar de lo que esperaba, el libro es como uno de esos manuales para scout, pero orientado a cómo actuar en caso de amenaza zombi. ¿Por qué creéis que tan poca gente lee guías de supervivencia y así nos va ante catástrofes naturales? Exacto, porque suelen ser un peñazo sólo seguidas por los manuales de instrucciones y los términos y condiciones de uso. Pues imaginaos encima una que es TOTALMENTE INÚTIL porque está pensada para una situación que nunca se dará. Para eso me leo qué hacer durante un tsunami o un terremoto, que es mucho más necesario. La única parte pasable son las supuestas historias reales del final.

—Pero Sele, eso contado con humor puede resultar en una desternillante parodia tanto del género zombi como del survivalismo.

Exacto, SI Y SÓLO SI se hace con humor… *suspiro*. Este libro está etiquetado como humor y, de haberse empleado, habría sido divertido de leer. Pero no. Aquí el humor está más muerto y mucho mejor enterrado que les zombis de Brook. Capítulo por capítulo se describen las mejores armas, los lugares para esconderse, las vestimentas, etcétera; de un modo totalmente serio y aséptico. Ni un mísero atisbo de broma o guiño a quien lee. Hay asuntos que NO puedes tomarte en serio. Este es uno de ellos. ¿Quién quiere leer totalmente en serio la lista detallada de las 36 cosas que tienes que llevar en la mochila y el modelo de vehículo has de usar en un ataque zombi? Zzz.

—Bueno, ¿y qué me dices del valor pedagógico? Igual los consejos sirven para situaciones reales y aprendes supervivencia sin darte cuenta.

Debido a la situación demasiado fantástica que propone no hay nada que sea rescatable para la vida real. Por ejemplo, advierte que nunca hagas señales que delaten tu posición si estás en medio de la naturaleza y quieres que te rescaten, cuando es justamente lo que deberías hacer, porque, claro, les zombis se dirigirán a tu posición. Y, a veces, directamente da información equivocada: dice que si estás en la jungla lo mejor es abrirse camino a machetazos entre la vegetación. Ajá, cuéntame más. Eso está sacado de películas y cómic, pero en realidad así lo único que vas a lograr es, primero, cansarte muy rápido; y segundo, seguramente romper el machete y quedarte con cara de imbécil. Y eso es independiente de que te persiga una horda zombi o no.

Ah, y Brook sólo y exclusivamente se centra en su tipo de zombis made in Hollywood. Me resulta no sólo facilón y una demostración de pereza para informarse, sino directamente racista e irrespetuoso. Siendo que les zombi son criaturas que pertenecen a la religión vudú, procedente de África Occidental, y que EEUU se las ha apropiado y reinterpretado tal como él las presenta, está muy feo ignorar la cultura a la que ha robado, tachándola encima de ignorante y diciendo que sus zombis son supercherías, no como las criaturas mazo «realistas y científicas» de las que habla su guía. Y también mezcla alegremente conceptos sin informarse. Por ejemplo, llama a sus zombis gules como si fueran sinónimos, cuando son otras criaturas distintas procedentes de la mitología árabe. Pero no, es que según él todo son lo mismo, o sea, les zombis que él ha creado. Las culturas de las que ha sacado nombres e ideas representan en el fondo su concepto de zombi, que es el verdadero, lo que pasa es lo hacen mal debido a su ignorancia y superstición en lugar de abordar el tema de modo científico como él. El neo imperialismo y lo de creerse el ombligo del mundo lo llevamos bien, por lo que veo.

CNOfCnmUkAAZ7SX

Veamos ese tipo de zombis «único y verdadero» que son Jesucristo y Lázaro plantea Brook. Resulta que todo es muy científico y nada sobrenatural: se crean por un virus que se transmite por fluidos corporales y mata cualquier especie a la que infecte… menos la humana, porque en ese y sólo en ese caso después de matar a la persona toma mágicamente el control de su cerebro, haciendo que el cuerpo pierda todas las funciones corporales (respiratoria, circulatoria y nerviosa), pero de alguna manera se siga moviendo, sea inmune a la putrefacción y ahora busque comer personas porque patatas (sí, específicamente personas, la carne animal ya no les gusta y sólo la usan como última opción, no son gourmet ni nada). Sep, suena a cencia buena, qué duda cabe. Y aún dejando de lado lo anterior hay varias contradicciones. Por ejemplo, resulta que les zombis no tienen ningún tipo de habilidad sobrehumana, no obstante, son capaces de detectar a una presa aún sin ver, o aunque camufle su olor y tienen súper oído. Habilidades nada sobrehumanas, ¿verdad? ¿O es que yo soy una piltrafilla? Sacadme de dudas, ¿alguien puede ver una brasa de colilla a más de 1 kilómetro y oler u oír a otra persona a 16? Además, son demasiado idiotas para entender que unas escaleras se suben levantando los pies, así que sólo 1 de cada 4 lo logra sin caerse; pero ojo cuidao como vayas en barco y eches el ancla, que si hay zombis en el fondo deducirán en el acto que arriba hay comida, escalarán por el ancla y abordarán tu barco. De eso sí son capaces. Serán zombis piratas.

Pero imaginemos por un momento que de verdad hay una invasión zombi y son casualmente como dice Brook. ¿Podrás entonces agitar este manual y reír de satisfacción gritando que has sobrevivido gracias a él cuando todo el mundo creía que te faltaba un tornillo por leerlo? Pues a menos que vivas en EEUU no. Está enfocado 100% para habitantes de ese país:

– ¿Armas? Un subfusil con 50 balas de principal y una pistola con 30 de secundaria. Ajá. No sé si eso será lo típico que hay en cada hogar por allá, pero aquí en España lo más peligroso que puedo encontrar por mi casa es la llave inglesa de la caja de herramientas y el rodillo de amasar pan. En fin, me consolaré pensando que, aunque tenga menos posibilidades de sobrevivir a un ataque zombi, no cualquier loco puede pillar un arma y hacer una matanza.

– ¿Qué hacer si les zombis asedian tu casa? Pillar un hacha y derribar la escalera para atrincherarte en el piso de arriba, ya que no saben escalar a menos que sean anclas. Mmm, supongo que eso servirá para esas casitas de madera tan monas que se ven en las películas, pero en el edificio de pisos en el que vivo yo las escaleras son de cemento y están integradas en la estructura. A menos que fuera familia de Wonderwoman no lo veo factible. Y si fuera familia de Wonderwoman digo yo que no tendría que preocuparme por les zombis, así que sigue sin servirme el consejo.

love_struck_america_x_reader_for_rainbowchick214_by_mew846-d4xyqbyA menos que seas de EEUU, aún en el hipotético caso de ataque zombi, igualmente la guía sólo te vale para limpiarte el culo.

Sentencia

Para reírte mejor ojea las guías de broma de Internet, tienen más gracia, la misma utilidad y son más cortas; y para aprender sobre supervivencia lee guías de verdad.

Anuncios

7 respuestas a “Reseña Zombi: Guía de Supervivencia (Max Brook)

  1. ¡Hola! Wow, parece que hemos leído libros totalmente diferentes…
    Me encanta leer opiniones diversas sobre libros que me han gustado y tu afilada entrada no ha dejado zombi con cabeza… 😉
    En primer lugar creo que el humor de este libro no va al chiste fácil o a la referencia directa, es casi una sátira del género. Tomarse así de en serio a los zombis, como tú bien dices “científico y realista”, ya me parece algo a tener en cuenta, pero hacerlo con esa seriedad a mí me parece un mensaje irónico y claro por parte del autor. A mí me resultó hilarante (y un poco inquietante) que se lo tomara tan en serio. Tengo que reconocer que me reí como hacía mucho con esas situaciones hollywoodienses que plantea, me cuesta creer que este hombre fuera en serio cuando escribió esto.
    Además, no creo que sea atinado olvidar que estamos hablando de pura ficción que se ha disfrazado como no ficción, de unos personajes (no muertos) creados con unas características bastante bien perfiladas, explicando cómo y por qué son como son. A mí me pareció un tipo de zombis (que, no nos engañemos, es el más comercial y común) muy muy bien construido. Desde ahí se monta un manual de scouts (¡me encanta esa definición!) que es bastante original en un género que tiende a estancarse en el gore y la acción.
    Por otro lado, cuando hablas del uso de la palabra gul, es posible que sea problema de la traducción, quizá quedaba un poco cargante hablar de zombis y no muertos constantemente…
    A veces las altas expectativas nos llevan a airadas decepciones, a mí me ha pasado mil veces. Comprendo tu frustración. Espero que la visión de alguien a quien sí le ha gustado sirva para atenuarla un poco.
    Un saludo. 🙂

    P. D.: lo del ancla y la jungla no tiene perdón, 100% de acuerdo.

    Me gusta

    • Jaja, no te preocupes. Si este libro me lo había recomendado un amigo y, junto con “Guerra mundial Z” del mismo autor, es de sus favoritos. He visto que tiene muy buenas críticas, así que sabía que iba a estar en minoría; y también me gusta leer opiniones diversas porque aportan un nuevo enfoque, así que puedes estar todo lo en desacuerdo que quieras. Obviamente esto es mi opinión, no una verdad indiscutible. Si tu has disfruta el libro me alegro mucho.

      Mi principal problema ha sido ese: que esperaba otra cosa y me he llevado un chasco. Tampoco quería humor de chiste fácil, pero esperaba un poco de parodia o sátira o comentarios cómplices para meterte más en la lectura. Se me hacía demasiado fría y “científica” y por eso me aburría. Si es que yo cuando algo es fantástico no me convence que se tome en serio (preferencia personal). Lo veo como intentar dar reglas científicas a la magia, es un contrasentido y a poco que rasques te salen mil contradicciones y no me convence. Hubiera preferido que partiera de que existe ese tipo de zombi (que pese a ser el comercial, en eso tienes toda la razón, no hay un canon fijo y cambia según la obra, por ejemplo, los hay que sí hacen cosas de gente viva como si tuvieran recuerdos o que corren o usan herramientas, etcétera) que perfila y desde ahí hubiera dado consejos con ciertas variaciones según el caso y criticado ciertas actuaciones y tópicos (como separarse o las motorieras como armas) con, lo dicho, complicidad en plan “esto es súper secreto porque los gobiernos nos lo ocultan, pero voy a a compartir mi conocimiento contigo aquí en plan camaradas”.

      Saludos y muchas gracias por comentar y dar tu visión. 🙂 La verdad es que no he odiado el libro como sí ha pasado con otros aquí reseñados, sólo me ha aburrido y se supone que en este blog se resalta lo negativo, por eso lo puede parecer; pero me acabaré leyendo el otro suyo que me han recomendado a ver qué tal.

      PS: Menos mal que alguien más ha notado lo del ancla. 😆 O sea, no saben subir escaleras, ¿pero sí trepar que requiere mucha más coordinación? Creo que ahí el autor patinó bastante con respeto a su propio canon.

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡Hola hola, Selenita!

    Yo de este autor leí primera «Guerra Mundial Z», que realmente me gustó porque es como una entrevista antropológica, y ya sabes que esas cosas a mí me molan (sobre todo cuando además soy una gran fan del género zombie). La guía también me moló, pero ya me di cuenta de que en España/resto del mundo sin legislación y construcciones estadounidenses no me servirá de nada. Además, recomienda mucho la compra de un machete, ¿y dónde rayos consigo yo uno?
    Respecto al desprecio ante las culturas creadoras de zombies, fíjate: no me di cuenta. Deshonra sobre mi vaca, porque ahora me siento algo lerda: efectivamente, mis a prioris tomaron partido por los zombies hollywoodienses esta vez. Rayos: pocas veces se encuentra referencia en este tipo de libros/pelis a la cultura originaria o respetando la creación de la criatura…

    Sin embargo, me siento feliz por algo: puede que puedan trepar por anclas (dafuc), pero estos zombies no corren que se las pelan. En serio, me da una rabia cuando en libros/pelis ponen a zombies veloces… ¡Que están muertos, leche! ¡Y te quieren comer! ¡Y dan miedito! ¡¿Por qué también los hacen rápidos?!

    En fin, Selenita. Como siempre, genial crítica. ¡Un besazo!

    Me gusta

    • Bienvenida como siempre, Camino.

      ¿Verdad que sólo es aplicable a EEUU? Y mira que al principio intentan colar que sirve para todas partes. No se allí, pero aquí necesitas mil permisos y test psicológicos para comprar un arma que, a menos que sea mientras cazas, en el salón de tiro o en competiciones, tiene que ir siempre guardada en su funda especial o te cae un buen paquete como te pillen con ella. Y me parece bien, ojo.

      En justicia, no creo que ese ninguneo sea a propósito, pero eso no quita que me parezca feo. Lo de decir que sus zombis son el único tipo real y zombis vudú o de otras culturas meras supersticiones que reinterpretan mal el real propuesto por él sobraba mucho. Es como si, por ejemplo, un japonés shintoísta que sólo conoce lo que es el génesis, los ángeles y a Eva y Adán por el anime Evangelion, coge y escribe un libro al respecto diciendo que la tradición judeo-cristiana es un mito de gente ignorante que ha interpretado mal la idea del anime Evangelion.

      Para mí lo suyo habría sido lo dicho en la reseña, que hiciera una especie de bestiario de criaturas similares a zombis y las tratara una por una, diciendo, por ejemplo, que si te quieres proteges de zombis vudú tienes que llevar sal, ya que el sabor de esta les recuerda que han muerto y rompe el encantamiento. Dentro de eso podría haber dedicado un apartado al tipo de zombi que propone Hollywood, donde en realidad tampoco hay un canon específico pese a unas características comunes. Y si se iba a centrar sólo en ese tipo podría haber inventado 1) una excusa en plan “voy a hablarte de zombis que se crean por este virus que se ha producido en secreto por el gobierno, así en confianza”, así se podía generar un ambiente de camaradería y mezclar realidad con ficción; o 2), explicando que se iba a centrar en el tipo peliculero y hablar de qué hacer en diversos casos, por ejemplo, que en lugar de zombis muertos sean gente infectada que se encuentra en una fase de ira permanente y, como dices, resulta que corre y tiene habilidades motrices.

      Gracias a ti por pasarte y otro besazo. 😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s