Queja Aprende Inglés en 7 Días (Ramón Campayo Martínez)

Típica promesa vacía de teletienda

AVISOS:

1) En esta entrada voy a usar transcripciones fonéticas. Estas aparecerán entre barras → // y serán según el Alfabeto Fonético Internacional (AFI), que se parece mucho pero NO coincide exactamente con el sistema de transcripción fonética del inglés que usan los diccionarios.

2) El inglés que usaré es el Received English, inglés de la reina, de Oxford o como queráis llamarlo.

Tened ambas circunstancias en cuenta por si veis alguna palabra que aparece transcrita de modo diferente en vuestro diccionario o la pronunciáis diferente porque habláis con otro acento.

Nada más ver el título saltaron mis alarmas. ¿Aprender inglés en 7 días? Sólo se me ocurrían dos tipos de personas que pudieran afirmar algo así: 1) una muy valiente pero muy ignorante, como dirían en las películas; 2) una que quisiera vender la moto, como esos anuncios de teletienda que prometen que adelgazarás sin moverte del sofá y comiendo donuts. Hay que tener narices para afirmar que una semana es suficiente para aprender inglés (y cualquier idioma) y ser capaz de defenderte desde el día 1 (afirmación de la contraportada) cuando hay gente que pasa incluso años estudiando antes de poder mantener conversaciones fluidas, que es lo que entiendo yo por defenderte de forma eficaz (si Campayo entiende que es chapurrear algunas palabras e indicar lo que quieres con signos eso sí puedes lograrlo en una semana, pero obviamente no es aprender un idioma). Aunque quise darle un voto de confianza y leerlo para juzgar. A fin de cuentas Campayo es un campeón mundial de la memoria y quizá pueda enseñar métodos interesantes aplicables al aprendizaje de idiomas.

¿Resultado? No lo recomiendo para nada, es incluso contraproducente. Es más, me atrevería a decir que quien lo ha escrito NO sabe inglés. Paso a justificar mis afirmaciones.

giphy (1).gif

Al César lo que es del César: lo bueno

1. Critica el sistema actual de enseñanza en colegios y academias y tiene mucha razón al destacar los 3 grandes problemas al respecto.

– El aprendizaje de idiomas debe ser diario, no a intervalos entre los cuales no te vuelves a acordar hasta la próxima sesión. Eso provoca que haya tanta gente lamentándose de haber estudiado inglés durante años y no saber casi nada. Vale más estudiar 15 minutos diarios que 1 hora 3 veces por semana.

– El repaso es fundamental porque los conocimientos se asientan con el uso. No vas a retener la información a la primera. Para aprender vocabulario y automatizar expresiones y construcciones oracionales debes repetirlas cada día, no mirar una lección una vez y pasar a la siguiente.

– Hay que empezar a hablar y escuchar desde el principio. Da igual que pronuncies como el culete y no entiendas ni la mitad, eso SIEMPRE pasa al inicio y la única forma de superarlo es seguir entrenando la pronunciación y el oído. De nada sirve saber mucha gramática si cuando vas a comunicarte nadie te entiende y/o no te enteras de casi nada.

Amén. Esos consejos se los aplaudo y le doy toda la razón.

2. El sistema de aprendizaje que propone me parece simple y efectivo.

– Las asociaciones inverosímiles son útiles para recordar información con facilidad y no sólo en el caso de idiomas (conozco a una amiga que las usa en medicina).

1.pngEn realidad ese es el plural, «hombre» es «man», pero ¿a que con tonterías así te quedas con las palabras?

– Crear tablas con vocabulario y al lado su significado y pronunciación es muy recomendable, porque en inglés no siempre se puede deducir la pronunciación a partir de la escritura y hay bastantes excepciones. Haciendo esto puedes repasar con facilidad.

3. Propone como ejercicio traducir frases y es cierto que es una buena manera de practicar. Así vas memorizando la gramática y las construcciones oracionales, a la vez que aprendes cómo se escriben las palabras, que muchas veces se dan por conocidas y luego al ir a escribirlas dudas.

Por desgracia aquí termina no bueno y los defectos hacen que lo anterior no sirva por estar mal aplicado.

A los leones el resto: lo malo

1. Prácticamente TODA la pronunciación está mal.

– Dice que las vocales son las mismas y la única diferencia es que algunas veces es como si intentaras decir 2 al mismo tiempo. ¡No es cierto! En español hay 5 sonidos vocálicos, en inglés 12 y no suelen coincidir los españoles. Ejemplo: de los 3 sonidos «A» ingleses /æ, ʌ, ɑ:/ ninguno tiene el mismo sonido que en español /a, ä/ alófonos; que en realidad sí se usa en inglés, pero sólo en diptongos.

– Afirma que las letras «J», «Ñ», «R», «S» y «Z», así como la combinación de letras «Ll», se pueden pronunciar igual que en español. ¡¿Comoooor?!

descarga (1)

Sonido de la «J» en español /x/, sonido en inglés /ʤ/. Sonidos de la «R» en español /r, ɾ/, en inglés /ɹ/; además, Brahma sabrá por qué ya que juro que yo no, le da por distinguir entre un sonido fuerte y otro débil, cuando en inglés sólo hay un sonido para esa letra y si cambia un poco es un alófono. ¿No se supone que quería simplificar y no dificultar? La «S» en español /s/, en inglés /s, z, ʒ/; ¿le entró hambre durante la explicación y decidió comerse 2 sonidos o qué? La «Z» en español (no seseante) /θ/, en inglés /z/. La «Ñ» no existe en inglés, ni la letra ni el sonido. Y si en inglés ves 2 «L» juntas o es una mera cuestión de ortografía histórica y se pronuncian como una sola o pertenecen a sílabas diferentes, esa combinación no representa ningún sonido diferenciado.

– También dice que la «Y» en inglés suena como la «Ll» argentina (¿¡!?). En inglés el sonido de la «Y» /j/ sólo se parece al de la «Ll» en español si eres de esa poca gente que conserva una pronunciación no yeísta. Justamente en el dialecto rioplatense el sonido es aún más diferente porque las letras «Y» y «Ll» suenan /ʃ, ʒ/ como alófonos.

Si es que me he planteado seriamente si el libro no sería una broma, hasta miré la última página varias veces por si ponía «Muajajaja. ¡Te he mentido todo este tiempo! Espero que ahora aprendas que los reclamos sobre aprender sin esfuerzo son un timo». Hubiera preferido creer que algo tan mal hecho sólo podía ser a propósito.

– ¿Qué tienes contra la transcripción fonética oficial inglesa, Campayo? Aquí usa una transcripción inventada por él alegando que es más fácil. Sin embargo, es un desastre porque transcribir fonéticamente palabras inglesas usando las letras del español no es posible dado que: 1) ni tenemos los mismos sonidos ni suenan igual las letras, y 2) el inglés tiene más sonidos que letras. El resultado es que dice que «there» se pronuncia «der» y se queda tan pancho. Realidad: la combinación «TH» en inglés tiene 2 sonidos: /ð, θ/. El primero no existe oficialmente en español y precisamente hay que aprender a diferenciarlo de la pronunciación de nuestra «D» para hablar bien.

Y a este respecto me gustaría añadir que, si quieres aprender inglés, es muy útil conocer la transcripción que emplean los diccionarios, porque así podrás consultarlos para saber cómo pronunciar las palabras sin escucharlas. Mejor invertir tu tiempo aprendiendo esa antes que la propuesta por este libro, sinceramente.

– Aún con su propio sistema hay palabras que transcribe mal. Por ejemplo: «walk» lo transcribe «wo:lk». Sin meterme en si está enseñando un acento británico o estadounidense (al ponerlo con «O» sería el primero, pero en la mayoría de casos su transcripción concuerda más con el segundo), en ambos esa «L» es muda. No suena NUNCA en ningún dialecto.

¿Entendéis ahora por qué dudo seriamente que quien ha escrito el libro sepa inglés?

2. Fuera del ejercicio de traducir frases los demás que propone no tienen sentido.

– Dice que para aprender pronunciación te graves y luego escuches tu propia voz, porque es más fácil de entender que una voz nativa con matices que no vas a pillar. Ejem. Campayo, esos “matices” ¡son los sonidos del inglés que NO has enseñado y para aprender a hablar se necesita reconocerlos y reproducirlos! Lo suyo es escuchar las palabras pronunciadas con acento nativo e imitarlas. Este ejercicio no sólo es absurdo, es contraproducente porque puede hacerte creer que sabes hablar cuando la realidad no y además estás cogiendo vicios de pronunciación que luego tendrás que pulir.

Sin título 1

Además, eso de en lugar de aprender los sonidos del inglés tratar de aproximarlos a los del español que más se le parecen es un error muy común y el culpable de que tras años estudiando no se sepa inglés. El estudio de los sonidos es vital porque el inglés tiene un montón de pares mínimos (palabras que sólo se diferencian en un sonido). El ejemplo clásico son «cortar» (cut → /kʌt/) y «gata» (cat → /kæt/). Se que me estoy poniendo muy pesada con el tema, pero es que como pretendáis saltaros esa parte NUNCA seréis capaces de hablar inglés. Hablaréis un espanglish que sólo entenderán otras personas que también hablen español. Sin contar que cuando alguien os hable en inglés no entenderéis prácticamente nada, pese a que de verlas escritas reconoceríais las palabras que está diciendo. Estoy harta de ver a gente llorando de frustración porque no puede distinguir palabras o mete la pata cada vez que intenta hablar inglés (buena suerte como quieras decir que lo que más te gusta de España es que tiene unas playas muy bonitas sin diferenciar los sonidos «I»).

– No se centra en las palabras que se parecen a las del español porque dice que al ser tan similares te acordarás y/o las reconocerás. MAL. En inglés hay muchas palabras que al verlas escritas adivinas el significado, pero al ser la pronunciación muy diferente no las identificas al oírlas. Ejemplo: ¿a que podéis deducir lo que significa «author»? No obstante, nadie que no se haya molestado en estudiarla la reconoce al escucharla porque la pronunciación es /ɔːθə/.

– Al tener que cumplir el plazo de 7 días, dice que no hay tiempo para refinamientos. Así pues, por ejemplo, dice que en lugar de «How can I get to the station?» puedes decir simplemente «To the station?». ¿No sería mejor aprender bien desde el principio aunque fueras más despacio que avanzar muy rápido y luego tener que volver atrás para pulir? El ejercicio de memorizar frases útiles está bien sólo si las memorizas adecuadamente.

– Y lo anterior es cuando enseña frases útiles, algunas son ridículas: «Una vez vi al perro de Tom correr y entrar en la casa de Rachel. Ella primero saltó, pero después permitió al perro entrar». ¿Para que querría nadie aprender eso? Es infinitamente más útil saber decir: «Hi, what’s up?» o «What’s the matter?»; o saber preguntar «Do you want to go to the (cualquier lugar)?» y responder «Yes, I want to» (comerse el «to» en esas frases es un error súper común).

3. Enseña fatal la gramática afirmando que no es importante y volverás sobre ella “cuando ya hayas aprendido inglés”. Claaaaro, sólo es el conjunto de reglas para poder hablar y escribir correctamente una lengua, ¿quién necesita conocerlas para aprender la lengua en cuestión? E insisto: mejor aprender despacio y bien que rápido y mal.

Lo anterior lo lleva a afirmar que en inglés se habla en infinitivo cual Tarzán (yo querer comer) menos por los verbos «to be» y «to have», que para hacer el pasado basta con poner «-ed» a los verbos, para las acciones en curso «-ing» y para el futuro usar «will». El condicional lo resume en que se hace añadiendo «if» o «would», así, sin explicar la diferencia, y pasa de todo lo demás porque según él “casi no se utiliza de todas formas”.

descarga

Vamos a ver, como dijo Jack el Destripador vayamos por partes:

– Es cierto que en inglés las conjugaciones son más simples que en español, pero eso no quiere decir que no se conjugue. Hay 12 tiempos verbales (sin contar el Going to) en voz activa. Si bien es cierto que algunos son más usados que otros es necesario saber cómo y para qué se utiliza cada uno. El Present simple, que es lo que Campayo llama “hablar como Tarzán”, no se puede usar para todo como te pinta el libro.

– Hay una lista bastante importante de verbos irregulares que no forman el pasado con «-ed», la mayoría de uso cotidiano.

– Todos los tiempos continuos usan «-ing» y se deben diferenciar. Y esta terminación, junto con la mencionada «-ed», también la usan adjetivos.

– Hay 4 tiempos en futuro y todos usan «will», así que como sólo cuentes con eso para distinguirlos te las vas a ver en figurillas. Además que el Future simple también puede usar «shall». Y está el Going to, que es muy usado.

Para poder decir que hablas inglés debes dominar: 1) en presente: el Present simple y el Present continuous, 2) en pasado: el Past simple y Past continuous, y 3) en futuro: el Going to y el Future simple. Y eso es el mínimo imprescindible para comunicarte, para decir que sabes el idioma debes familiarizarte con los demás más las formas en pasivo.

– Hay 4 condicionales “puros” más 1 “mixto”. Todos usan «if» y se forman con diferentes tiempos verbales, por lo que sabiendo estos los puedes diferenciar, pero claro, como Campayo pasa porque no son importantes…

Sentencia

Si quieres saber inglés debes dedícale tiempo y esfuerzo diarios. No hay fórmulas mágicas para aprender rápido y cualquiera que prometa lo contrario se está quedando contigo.

Sin título

PS: Necesito hablar de eso que menciona Campayo sobre que la mejor forma de aprender lenguas es “como se aprendió la materna”, ya que es una frase que he oído más veces y no significa lo que la mayoría cree. Suele entenderse como una forma de aprender sin esfuerzo (bingo como lo diga alguien que presuma de ver las series y películas en VOS y llame a eso estudiar idiomas), ya que la gente alega que en su propio idioma no ha tenido que estudiarse la gramática ni el vocabulario, sino que habla “de forma natural”. En cuanto reflexionas un poco te das cuenta de que no es cierto. En la infancia tenemos que aprender a vocalizar y repetimos miles de veces hasta que asimilamos los sonidos y las palabras; y las conjugaciones y estructuras oracionales las aprendemos también a fuerza de uso (¿quién no decía cosas como «rompido»?). Todo eso ES estudio práctico de gramática y vocabulario, amén de entrenamiento de oído y pronunciación. Teniendo en cuenta que se empieza a hablar más allá del balbuceo sobre los 2 años y se considera que ya se conversa perfectamente a los 5-6, está claro que el “aprendizaje natural” nos toma tiempo. Nuestra lengua la aprendemos con una inmersión 24/7 durante AÑOS. Sin contar que luego tenemos que aprender a leer y escribir y eso también nos lleva un par de años de escuela.

Decidme, ¿en qué se diferencia eso de practicar gramática y vocabulario cada día; además de entrenar la pronunciación y el oído? A parte de que en otra lengua lo haces todo a la vez en lugar de primero hablar y luego escribir, básicamente es lo mismo; la única diferencia es que con tu lengua materna el aprendizaje ha sido últra intensivo. Si puedes y quieres hacer una inmersión total en la que sólo te dediques a escuchar y practicar una lengua, seguro que en un par de años la dominas perfectamente sea cual sea. Aunque aún no he conocido a nadie con tiempo y/o ganas de hacer eso. Así que si crees que vas aprender inglés (o la lengua que sea) únicamente viendo series y películas en VOS ya puedes olvidarte. No, eso no cuenta como estudiar, eso sirve como ayuda y repaso. Y tampoco cuenta que te pases videojuegos en inglés. El esfuerzo y estudio no te los vas a poder saltar. Cuanto antes lo asumas mejor.