Reseña Sissi, Emperatriz Accidental (Allison Pataki)

Claro ejemplo de como NO novelar hechos históricos

Un consejo: en contra de lo que pueda parecer, regalar libros es mala idea. Nunca regaléis un libro a menos que lo hayáis leído y conozcáis bien a la persona a quien va dirigido para saber que le gustará. Regalar un libro al azar porque está de moda o es del género que crees que le gusta a alguien no suele salir bien. Justamente este libro me ha caído como regalo de Navidad de parte de una ilusionada familiar diciendo «como a ti te gustan los libros de historia vi este y me acordé de ti» y, como respeto hacia la persona, personalmente siento la obligación moral de leer los libros que me regalan. El problema es que la última vez que me regalaron un libro de historia porque me gusta la temática fue cuando conocí a Ken Follett y ya sabéis lo que pienso de él y su historicidad, ¿verdad? Pues este caso ha sido muy similar. Y ahora mi situación cada vez que mi ilusionada familiar me pregunta si ya he leído el libro y qué me ha parecido es tal que «¿Cómo decir que peor que arrancarme un brazo a mordiscos de forma educada? Yahoo respuestas».

Como se puede adivinar, este libro me ha irritado y aburrido a partes iguales. Parece que la autora lo haya hecho a propósito para cometer todos y cada uno de los errores posibles a la hora de novelar hechos reales y con personajes que de verdad existieron.

Por obvias razones, NO funciona intentar crear intriga con hechos históricos

Para mí es evidente, pero viendo este libro parece que no: los hechos históricos son, ya sabéis, históricos, por lo que ya todo el mundo sabe lo que va a pasar. No obstante, esta novela pierde páginas y páginas con una tensión impostada sobre si Sissi y el emperador se casarán o no (literalmente pierde el primer tercio de la novela con esto), sobre si en sus embarazos Sissi tendrá niñas o niños o sobre si Hungría conseguirá ser reconocida como reino independiente dentro del Imperio Astro-Húngaro (porque no es que se pueda saber con un vistazo a Wikipedia si es que no lo sabes ya). Me abuuuurrooo.

¿Llegará Sissi a ser emperatriz? No había sentido tal intriga desde esa novela “histórica” que dedicó capítulos y capítulos a preguntarse si estallaría o no la Primera Guerra Mundial

No hagáis esto, de verdad. No tiene sentido y no mantiene el interés. Lo importante en las novelas históricas, quizá más que en ningún otro género, es cómo se cuentan dado que suponen narrar un relato del que la gente ya conoce tanto el discurrir como el desenlace.

Si vas a escribir sobre hechos históricos ¿qué tal si cuentas lo que pasó?

El libro (y eso se lo reconozco) está muy bien documentado en lo concerniente a detalles irrelevantes como por ejemplo de qué color era el vestido de Sissi en cierto baile, pero luego cambia a saco u omite hechos importantes bien documentados que aportarían mucho a la hora de entender lo que pasó. El resultado chirría. Mucho.

Por ejemplo, el primer tercio está dedicado a Sissi coqueteando con Franz Joseph y haciendo drama gratuito por haberse enamorado del prometido de su hermana mayor Helene (apodada Néné), mientras que esta odia la idea de su compromiso con el emperador y no deja de quejarse de que le gustaría entrar en un convento y sabotear a propósito sus interacciones hablando poco y hasta rozando la descortesía o vistiéndose lo más fea posible; no obstante, cuando Franz Joseph elige a Sissi Néné se enfada con esta. ¿Por qué? Porque eso fue lo que pasó, que Sissi y su hermana Néné se distanciaron un tiempo debido al compromiso de la primera con el emperador dado que, al contrario de lo que plantea Pataki, Néné quería casarse con el emperador. Llevaba años preparándose para ello y vio el hecho de que la rechazara en favor de su hermana pequeña como una ofensa por parte de él y una traición por parte de ella. Justo Sissi sufrió bastante porque esto la distanció de su hermana cuando ella no tenía la culpa. Aquí obviamente había que mantener la pelea entre las hermanas porque es un hecho real, pero como Pataki cambia como le da la gana la historia ya no tiene sentido la pelea. Pataki sigue los acontecimientos históricos porque no le queda más remedio, pero al cambiar el cómo suceden los hechos según a ella le parece los despoja de su razón de ser.

¿Por qué hace Pataki lo anterior? Porque quiere escribir una historia romántica parecida a las ñoñas películas a despecho de la verdad histórica, pero manteniendo los hechos históricos reales y el resultado es una obvia disonancia.

Lo siento pero la historia de Sissi no es romántica. Si bien Sissi llegó a encariñarse con Franz Joseph, lo conoció acompañando a su madre y su hermana cuando todavía era una niña inocente de quince años y fue el emperador el que se enamoró unilateralmente de ella y pidió su mano. La realidad es que la pobre Sissi no se enteró bien de lo que estaba pasando (era casi una cría y había vivido alejada de la corte) y recibió las atenciones de su primo (sí, ella y Franz Joseph eran primos y tuvieron que pedir una dispensa papal para poder casarse; ya sabéis, el incesto se lleva a tope entre la nobleza) pensando que era amabilidad, dado que no conocía tampoco las costumbres de cortejo de Viena (como que si el emperador te ofrecía ramilletes en un baile no era sólo un gesto de cortesía, sino que estaba demostrando que te favorecía). Cuando supo que Franz Joseph la pedía en matrimonio se puso a llorar, pero tuvo que aceptar porque aunque se suponía que era una pregunta la verdad era que, como le dijo su madre, «al emperador de Austria no se le dan calabazas». Cuando años más tarde recordaba el evento que cambió su vida lo que pensaba Sissi era: «El matrimonio es una institución absurda. Una se ve vendida a los quince años y presta un juramento que no entiende y del que luego se arrepiente a lo largo de treinta años o más, pero que ya no se puede romper».

En fin, no voy a enumerar todos los cambios injustificados o inexactitudes porque que llevaría demasiado, pero es muy molesto y hace que esta novela no tenga valor histórico. Si tanto quería Pataki escribir una historia de amor, ¿por qué no ha escrito algo original en lugar de coger hechos reales y retorcerlos de esta manera? Y lo anterior es cuando los cuenta, porque hay páginas y páginas perdidas en escenas irrelevantes, pero luego se omite completamente la primera vez que Sissi dejó la corte para viajar, que fue un momento muy importante de su vida y cuando empezó su obsesión por la belleza y las dietas que la marcaría para siempre. Pero claro, ¿quién quiere ver una parte fundamental de la historia de la protagonista que explica su carácter? Naaa, mejor dedicar más de 100 páginas a relatar cómo se conocen Sissi y su primo y luego poner un lapso de años. ¿Quién necesita saber manejar los tiempos y la narración?

Pataki escribiendo hechos históricos.

Al escribir sobre personas reales suele ser buena idea mantener su personalidad

¿Quién es toda esta gente? Pataki tiene suerte de que todas las personas de las que habla estén muertas, porque si no la iban a denunciar por difamación dada la forma en que se las presenta.

Sophie, tía y suegra de Sissi, aquí es una villana que no se atusa el bigote porque no tiene. Si bien es cierto que era una absolutista, también hay que reconocer que era una mujer muy fuerte que fue capaz de restaurar el poder de la monarquía y poner a su hijo en el trono cuando estallaron en el Imperio Astro-Húngaro las revoluciones liberales; incluso se la llamaba «el único hombre de la corte». Aquí se la pinta como a una tragaldabas desagradable que se dedica a espiar, controlar y fastidiar (especialmente a Sissi) porque sí. Sus actuaciones se pueden juzgar cuestionables y es históricamente cierto que tuvo una enemistad con Sissi, pero las cosas que hacía como defender a capa y espada el Antiguo Régimen, intentar que Sissi se comportara de cierta forma o querer hacerse cargo de la educación de la descendencia de Sissi las hacía creyendo que era lo correcto porque Sissi era emocionalmente inestable, con tendencia a la depresión y tenía ideologías liberales. Aquí se dice por la cara que le quita su descendencia a Sissi por pura maldad y se la culpa de llevar a la ruina al Impero Astro-Húngaro (ahora resulta que toda la política internacional del momento fue culpa de ella).

De Franz Joseph casi no merece la pena hablar porque es una marioneta en manos de su madre que parece que tiene bipolaridad: cada vez que comparte una escena con Sissi se pone romántico sólo para luego discutir. Es muy raro porque te intentan convencer de que es un hombre muy enamorado de Sissi y a la vez pintarlo como horrible y que es él quien está destruyendo la relación (algo que se entiende después para excusar a Sissi de lo que más adelante comentaré) mientras que Sissi está enamoradíasima y haría lo que fuera por él. Para ser el coprotagonista casi no tiene desarrollo.

Helene, la hermana mayor de Sissi, es retratada como una chica tímida y llorica que hace todo lo que dice Sissi pese a ser la mayor. La realidad es que, si bien algo retraída, también era seria, cultivada y capaz de desenvolverse en los ambientes sociales, ya que se la había educado para ello. Incluso la preceptora de ella y Sissi, la baronesa Wulffen, escribió sobre la segunda que «Elisabeth es por temperamento más débil y con tendencia a escrúpulos y preocupaciones. La hermana mayor la domina». ¿Por qué presentan la relación y las personalidades al revés en este libro?

Carl Theodor, el hermano mejor de Sissi (y que por alguna razón es el heredero, pese a que esto sólo sucedió cuando Ludwig, el primogénito, renunció a su posición para casarse con una actriz; pero Ludwig no existe aquí) y que estaba muy unido a ella por ser su compañero de juegos aquí la llama puta y le pega (¡¿?!). Pero luego pese a lo anterior mantienen el detalle histórico de que se lleven bien, con lo que en una página Sissi le tira piedras y él quiere pegarle en venganza y en la siguiente se abrazan y se dicen que se van a extrañar (ver el punto anterior sobre sinsentidos).

Pero pasemos a Sissi. Oh, ¿qué le han hecho a la pobre? Elisabeth Amelie Eugenie Duquesa en Baviera fue una mujer fascinante que no se merece esto. Fue culta, liberal y avanzada a su tiempo, pero también muy sensible y con tendencias depresivas. Incapaz de adaptarse a la corte vienesa, acabó con problemas de anorexia nerviosa y comportamientos obsesivos (algo que no se desarrolla más allá de la mención de que come poco, ¿quién necesita perder el tiempo con hechos importantes que de verdad sucedieron?). Aquí la han convertido en una lerda cuya vida gira alrededor de los hombres y la única reminiscencia de sus inquietudes culturales es que dice todo el rato y sin venir a cuento citas de Goethe (mientras que no se menciona ni una vez a Heine, su poeta predilecto). Tal cual que se define y actúa en función a los hombres: al principio está enamorada de su marido y su anorexia se insinúa que se desencadena por el disgusto cuando este le es infiel (no se llega a mencionar la enfermedad, pero antes de la infidelidad come normal y es después cuando se dice que, al contrario que en el pasado, ahora casi no come); además de que parece ser que Sissi acabó traumatizada tras su noche de bodas y no le gustaba el sexo, pero aquí está encantada con el sexo y basa su relación con su marido en eso. Y luego su apoyo a la causa húngara es porque se enamora de Andrássy, volviendo a ser feliz hacia el final cuando se hace amante del anterior. ¡Claro que sí! Que simpatizara con Hungría no puede ser porque le interesara la política y por sus ideas liberales contrarias al absolutismo (no se menciona nada de sus ideas políticas en el libro), eso son cosas muy complicadas que las estúpidas mujeres no podemos entender; las mujeres sólo orbitamos alrededor de los hombres, así que si Sissi se interesó por Hungría es porque se estaba tirando al primer ministro húngaro (cuando el rumor de que eran amantes fue una invención de la corte austriaca para difamarla). Para colmo, resulta que lo único que necesitaba la pobre para ser feliz era sexo; tal cual que es una idealización del tópico misógino de estar mal follada. ¡Los problemas de la mujeres se solucionan cuando tienen sexo bueno, porque es que hasta ese momento la pobre no había disfrutado lo suficiente y por eso estaba anorexia y deprimida! ¡¡¡Claro que sí!!!

Detalles tontos, pero que personalmente me molestan

Son cosas que realmente no tienen mucha importancia en el conjunto del libro si este está bien, pero al no ser el caso aprovecho para quejarme.

Primero, los nombres propios NO se traducen. Si acaso se transcriben cuando emplean otros alfabetos, pero es incorrecto traducirlos. Y sí, sé que esto puede ser medio correcto porque en España eso se hacía antes y muchos libros de historia y páginas web usan los nombres Isabel de Baviera o Francisco José de Austria. No obstante, ya que los van a traducir ¡al menos que sigan un criterio uniforme! Al principio los nombres están todos traducidos, pero luego de pronto hay otros que no, así aleatoriamente. Por ejemplo: al hermano de Sissi, Carl, se le llama Carlos, españolizado; pero luego cuando aparece Grünne a este sí se lo llama Karl en alemán original. Y no es la única vez que sucede. No hay ningún criterio al respecto y resulta muy extraño ese lío de nombres españolizados o en su idioma original, sobre todo cuando toda la gente de una escena se supone que es austriaca o alemana, pero una tiene nombres alemanes y otra no.

Segundo e hilando con lo anterior, lo mismo sucede con el apodo de Elisabeth: a veces es llamada «Sissi» y luego otras veces la llaman «Isa» españolizado en lugar de mantener el apodo por el que es famosa o llamarla «Lisi», que es el diminutivo correcto en alemán (como curiosidad: hay quien cree que «Sissi» es un error de traducción popularizado por las películas y que la llamaban «Lisi»).

Y tercero, ¿en qué idioma se supone que hablan en esta novela? Sé que vais a decir que obviamente en alemán ya que viven en Austria. Eso pensaba yo también, pero entonces me encuentro con párrafos como el siguiente:

«—También era el emperador Francisco. Me pusieron ese nombre en su honor. Franz der Gute.

—Francisco el Bueno —tradujo Sissi—. Como estoy segura de que tú lo serás algún día.»

¿Ein? ¿Pero no estaban hablando en alemán? ¿Entonces a qué idioma traduce? ¿En qué lengua estaban hablando todo este tiempo?

No, no, no; si una historia sucede en un lugar naturalmente se deduce que estarán hablando en la lengua de dicho lugar a menos que se diga lo contrario, así que no hagáis cosas como de repente poner palabras sueltas en la lengua que se supone que están empleando porque, ¿qué se supone que significa eso? ¿Nos están dando a entender que todo el tiempo hablaban en otro idioma y no se han molestado en aclararlo, o que de pronto cambian de lengua? Pensadlo y veréis que no tiene sentido.

Sentencia

Un libro aburrido y con poco valor histórico, tanto quien quiera una novela romántica como quien quiera aprender sobre Sissi debería leer otro libro.