Reseña y Crítica Feminista a Seducción (Jodi Ellen Malpas)

La justificación de la misoginia más rancia

Este libro entra en la categoría de vomitivo y pernicioso. No es simplemente que sea malo por estar mal escrito, que lo está; o porque la historia sea aburrida y ridícula, que también. Transmite unos valores horribles que hacen daño en la vida real.

Es la típica pseudo historia (porque es muy discutible que exista argumento) en que una mujer conoce a un hombre, empiezan una relación que se basa sólo en el sexo aunque te intenten vender que es algo más, se suceden un montón de escenas absurdas para rellenar y al final rompen para dejar abierta una continuación. O sea, una copia de Cincuenta sombras de Grey para intentar subirse a la ola del éxito. Y si creíais que la novela de James ya era tóxica esperad a conocer esta. Es que no falla, abras por donde abras el libro te vas a encontrar indefectiblemente con algo de lo siguiente:

1. Justificación de la masculinidad tóxica en su máximo exponente.

Este el tema principal sobre el que gira el libro. Se presenta a un hombre que es el epítome de la masculinidad tóxica: violento, homófobo, maltratador, violador, obsesivo, controlador, putero, con problemas de alcoholismo, una grave psicopatía que le impide preocuparse por nada ni nadie que no sea él y una tremenda megalomanía que hace que jamás asuma responsabilidad por nada. No obstante, las escenas se dedican a justificar absolutamente todos sus comportamientos con mensajes tan chulos como:

– Los hombres son violentos, controladores y muy sexuales por naturaleza y las mujeres deben plegarse a sus deseos. Toda la relación entre Ava y el engendro este se basa en que él se encapricha y decide unilateralmente que ella será suya. A partir de ahí la espía, la acosa sexualmente y la persigue cada vez que intenta alejarse; sudando ampliamente de la voluntad de ella. Lo único que importa es él y sus ganas de follar sentimientos. Y así con todo y especialmente con el sexo: cuando él quiere sexo asume que ella también y no para hasta lograr su objetivo, como los de la Manada, encima jactándose de que ella lo deseaba porque él es muy guapo. Todo este espeluznante proceso de acoso, maltrato y violaciones es ampliamente defendido y romantizado por todo el mundo, que se dedica a presionar a Ava diciendo que tiene suerte de que un tío así le haga caso y que no se haga la difícil.

– Los hombres JAMÁS tienen la culpa de nada. NUNCA. ¿Que se emborrachan y/o se ponen violentos? Culpa de la mujer por dejarlos/no hacerles caso. ¿Que acosan y violan? No se pueden controlar, se ve que no tienen cerebro y no pueden razonar, los pobres; son las mujeres, que provocan con su existencia. ¿Que mienten y manipulan? Es que las pobres mujeres son demasiado idiotas para entender nada, mejor no contarles las cosas. ¿Que un tío se encierra sin permiso con una mujer en una habitación mientras ella está trabajando, se empieza a quitar la ropa y a manosearla a ella y, finalmente, la viola (acto que, por cierto, sucede con la supuesta novia del hombre bajo el mismo techo)? Culpa de la mujer por ser tan guarra de provocarlo respirando el mismo aire que él. ¡Mira lo que has hecho, arpía, has provocado que un pobre e inocente hombre ponga cuernos! ¡¡Mala pécora!! ¡¡¡Tentadora!!! Sí, así es como se trata el tema y no diciendo que ha sido una puñetera violación. Ese es el nivel.

217888_447219978654953_2081413610_n

2. Mentiras que quieren que nos creamos.

Son milongas machistas que el machismo necesita que te tragues para autojustificarse, porque si dudas de ellas querrás desmontarlo y empezarás a exigir el mejor trato que mereces:

– Este libro se supone que es erótico, pero sólo te calentará si lo usas para encender la chimenea, porque las escenas sensuales son aburridas, repetitivas y sosas. Intentan convencer de que el hombre es un dios del sexo para justificar a los hombres que son unos egoístas e inútiles en la cama, porque en realidad folla de pena el tío este. Lo que pasa es que aquí mágicamente con meter los dedos en la vagina (sí, sólo meter los dedos, ¿clítoris? ¿qué es eso, un pokémon?) o apretar un pezón las mujeres ya tienen 3 orgasmos. Con eso y con chupar penes, ya que son caramelos y el semen sabe a gloria divina; vamos, que en el fondo los hombres te hacen un favor al dejar que se la chupes. El sexo se limita a eso y a la penetración, algo que también produce supuestamente múltiples orgasmos porque sí.

Novelas eróticas del mundo: me creeré que un tío es bueno en la cama cuando sepa hacer cunnilingus en condiciones. Si no nada.

– Justo cuando piensas que el hombre ya no puede dar más asco se descubre su trabajo: es proxeneta. Sí, habéis leído bien, es rico a base de vender y explotar mujeres. Pero claro, pintan que la prostitución es fantabulosa y maravillupenda. Ahora resulta que las prostitutas están encantadas y se lo pasan súper bien, es más, casi que los puteros les hacen un favor por tener sexo con ellas, que hacen que disfruten y encima les dan dinero. ¡Viva la prostitución y larga vida a los puteros, que son tipos encantadores y solidarios que ayudan a mujeres!

Os dejo un minuto para que vomitéis o rompáis algo.

¿Habéis vuelto? Bien, sigamos. Pero yo no me alejaría de la bolsa para vomitar.

– Un hombre de 40 años es sensual y maduro sin dejar de ser joven, una mujer de más de 30 es una vieja y si a esa edad no ha encontrado pareja acabará como la loca de los gatos, por lo que debemos agradecer toda la atención masculina siempre no vaya a ser que nos pase eso. ¿Doble moral y posible justificación de la pedofília? ¿Dónde?

3. Situaciones supuestamente (notad la cursiva, es intencional) graciosísimas.

Son escenas de alivio cómico que se supone que están para que te mondes, algo que se recalca por les personajes intervinientes, que se parten cada vez que sucede algo de esto e insisten en lo divertido que ha sido, como cuando en las series te ponen risas enlatadas. Bueno, pues esas escenas son básicamente:

– Agredir y humillar mujeres, a ser posible de forma pública. Ejemplo: una mujer acaba de compararse un teléfono y aún no sabe manejarlo bien, por lo que se equivoca al hacer una llamada. Su marido se lo quita de las manos, le mete un empujón y grita que es una imbécil; luego se disculpa ante les testigues con aire de resignación, en actitud de «perdonad a mi esposa por ser tan retrasada, pobre yo, que la tengo que aguantar y me hace pasar vergüenza públicamente». La audiencia le da la razón y se ríe, compadeciéndolo. Todo correcto.

not-funny¡Le ha gritado a su mujer y le ha metido un empujón que casi la tira al suelo! Jajaja, ¡qué chispa!

– Insultar y ridiculizar a gays. Sí, a gays y no a homosexuales en general porque las lesbianas no existen en este libro. ¿Cómo iba a haber gente cuya vida no girara alrededor de los hombres? ¡Inconcebible Ejemplo: hay un hombre gay, compañero de trabajo de la protagonista, que es presentado del modo más tópico posible y cada vez que aparece se burlan de que es amanerado y femenino. En plan: maricón de mierda tenías que ser, qué asco, no como los machotes.

EXTRA: Por favor, no caigáis en el machismo del libro.

Quiero defender a Ava porque en muchas reseñas negativas la culpan a ella por ser idiota y aguantar el maltrato. STOP. Nunca hay que culpar a una víctima, la culpa es siempre del maltratador. Hacer esto es caer en el mensaje machista de que una mujer merece ser maltratada si soporta la situación por lo que sea. Ava no tiene la culpa de ser una marioneta sin personalidad al servicio de la ¿trama? Si queréis odiar a Ava existen 2 buenas razones para ello, una con mucho más peso que la otra:

– La de peso es ser una pedazo de racista que haría llorar de emoción a Hitler. Cada vez que aparece el único hombre negro de la trama la protagonista no deja de denominarlo mentalmente por apelativos deshumanizantes como «mastodonte», «mole» o «montaña». Además de que lo flipa porque hable y actúe con tranquilidad y sepa hacer cosas como llamar a una puñetera puerta A PESAR de ser negro. Claro, Ava, es que la gente negra es salvaje y debería estar en la selva o en el zoo gruñendo con un taparrabos, ¿verdad? Es alucinante que un negro sepa comportarse como una persona, porque no es que lo sea o algo.

– La personal es que no me gusta la gente que se cree superior por tener estudios, pero tampoco el caso contrario de despreciar el conocimiento, la preparación y el esfuerzo. La protagonista se la pasa diciendo que ella es muy buena decoradora, mejor que gente con doctorados, sin haber estudiado nada porque el estilo y buen gusto son cuestión de talento natural e intuición. Mira, vete a pastar. Hay mucha gente que estudia y se prepara muy duro para hacer tu trabajo para que ahora tú vengas de guay a quitarles el mérito diciendo que es un talento natural. Ah, por cierto, se siente gente que estudie decoración: os están tomando el pelo porque, aparentemente, eso no se puede aprender.

Os dejo un ejemplo del gran talento de Ava, porque en realidad es una desgracia en su trabajo, pese a que la autora intenta convencer de lo contrario a base de decirlo en lugar de mostrar. Y también es un ejemplo del nivel de conocimiento del que hace gala el libro en general. Situación: Un danés le dice a Ava que le gustaría que le decorara la casa con un estilo escandinavo tradicional. Bien, Escandinavia en sentido estricto son 3 países (Noruega, Suecia y Dinamarca), en sentido amplio 6 (a los anteriores se añadirían Islandia, Las Islas Feroe y Finlandia) y 7 si hacemos caso a las reivindicaciones de Estonia. Dichos 7 países se parecen interna y externamente como un huevo a un tornillo. ¿Qué hace Ava? ¿Se informa más? Nooo, ella va a usar su intuición, con la que llega a la famtabulosa conclusión de que le va a decorar toda la casa con muebles del Ikea. Tócate un pie.

tumblr_lkir03R6rO1qi62qb.gifEspero impaciente que alguien le diga que quiere que le decore la casa con un estilo estadounidense, ¿qué os apostáis a que se la decora como el McDonald?

EXTRA 2: Carcajadas varias a costa del libro y no con el libro.

Para que no digáis que critico el libro por mal escrito sin razón os dejo también unos pocos ejemplos para que veáis la calidad literaria, para al menos sacar algo de humor de esta… cosa. Son del principio, cuando aún no había caído en la garras del odio y la desesperación:

«Tendrían que anestesiarme para que yo me atreviese con esos pasatiempos que bombean sangre en las venas.»

¡Sangre bombeando para mantenerte con vida! ¡¿Dónde se ha visto semejante cosa?! Y, se ve que la gente que no tiene pasatiempos tampoco sangre, ¿no? A ver si les personajes son zombis y no me he enterado.

«Esboza una gran sonrisa recta […].»

Una sonrisa RECTA. ¡Claro que sí! ¿Alguien puede sonreír manteniendo la boca recta y que eso no quede como una mueca rara y espeluznante? Que mande una foto, que no me lo creo.

«El pelo rojo y largo de Kate tiene tanta personalidad como ella.»

Eso no dice mucho de su personalidad. Me encantan los insultos disfrazados de cumplidos.

«Las cejas de Patrick asienten junto con su cabeza.»

Lo tiene que especificar porque, ya sabéis, hay veces que la gente asiente y sus cejas se quedan tal cual en el aire en lugar de permanecer en su cabeza.

Sentencia

Quemadlo.

Sin título

PS: Os dejo este fantabuloso destripe cortesía de El Club Escarlata para ilustrar bien el nivel de horror al que llega este libro, entiendo que sea difícil de creer.

Anuncios

Queja Trilogía La Materia Oscura (Philip Pullman)

O cómo a veces acabas siendo lo mismo que criticas

Estoy taaan decepcionada con esta trilogía. El primer volumen me gustó. OK, tenía relleno y algunas partes bastante leeentas, pero también una buena protagonista que se comportaba como lo que era: una niña (demasiades escritores confunden «niñe» con «idiota»), buenes personajes secundaries, un mundo atractivo, una historia interesante y un final ÉPICO (con mayúsculas porque es de los mejores que he leído). Así que estaba emocionadísima y me tiré encima de la segunda parte cual si fuera el último helado en el Sahara.

Sin títuloEsta era yo agarrando el segundo tomo.

Pero lo leí y fue como «mmm, bueeeno, se ha reducido bastante el nivel, pero es un libro de transición, seguro que el último ya será el mejor de todos». Pero entonces leí el último y ya fue un «¡¿pero que punta Miércoles (corrector activado) es esta?!». La trilogía empieza muy bien, pero pasa de buena a cuesta abajo, sin frenos y de culo para más inri.

Parece ser que Pullman escribió esta trilogía como una refutación de Las crónicas de Narnia y los valores que esa heptalogía transmite. Ya que ese era el plan del autor le voy a seguir la corriente para explicar por qué creo que la ha acabado cagando de la misma manera que C. S. Lewis.

Racismo

En Narnia les Calormenes, de piel morena y recuerdan a les árabes, son malvades; mientras que les narnianes, que son les buenes, son de piel clara y preferiblemente con el pelo rubio.

Bueeeno, supongo que podemos aceptar los libros de Pullman como animales de compañía antirracistas si pasamos un poco bastante la mano. Hay otras especies y etnias (mulefas, giptanes) que son interesantes y ayudan a les protagonistas, pero son secundarias y al final de protagonistas blanques (Coulter, Will y Mary) y preferiblemente rubies (Asriel y Lyra) no salimos. Si tanto quería luchar contra el racismo eurocéntrico habría sido mejor que les protagonistas fueran de alguna cultura no europea y/o pertenecieran a otra etnia que no fuera la blanca, ¿no?

4cfc688f631f1114558695cd462433ac--jurassic-world-cast-vincent-d-onofrioPongo a secundaries puntuales de otras etnias junto a mis protagonistas guays y relevantes blanques, ¿veis como soy mazo de antirracista?

Machismo

En Narnia los hombres son guerreros y valientes mientras que las mujeres son señoritas dulces y compasivas que suelen quedarse atrás a la hora de luchar.

En este punto el fracaso ha sido tan estrepitoso que duele. Decir «los hombres son fuertes, luchadores y capaces mientras que las mujeres no» es machista, pero también lo es decir «las mujeres pueden ser fuertes, luchadoras y capaces, pero NUNCA más que los hombres, no te vayas a creer». Y en La materia oscura las personajes femeninas parecen diseñadas para palidecer ante los masculinos.

En el primer tomo Lyra es una gran protagonista: inteligente, valiente y capaz de sacarse las castañas del fuego. Sin embargo, en el segundo libro aparece Will y desde entonces él es quien parte el bacalao: toma las decisiones, pelea, idea los planes y ayuda o salva a Lyra porque, repentinamente, esta se vuelve una inepta que no hace más que meter la gamba. DESTRIPE Estaba muriéndose de hambre en Cittàgazze sin saber qué hacer hasta que Will la encuentra, si persigue su propio objetivo en lugar de ayudar a Will sólo consigue que le roben y Will tiene que ayudarla, Coulter la secuestra y es Will quien tiene que salvarle el culo. FIN DESTRIPE ¡Menuda forma de cargarse a una buena protagonista!

Más ejemplos: Asriel es un hombre inteligente que con su carisma consigue lo que quiere, sin embargo, Coulter es el prototipo de femme fatale. Es lista, pero lo que emplea para logar sus objetivos son sus dotes de seducción. Porque claaarooo, los hombres con su labia y su cerebro lo pueden lograr todo, no obstante, las mujeres lo que necesitan es ser sensuales. Una (cis)mujer sólo tiene que restregarle las tetas por la cara a un hombre para tenerlo comiendo de su mano (la tía es más sutil, pero en esencia eso es lo que hace). ¡Con un par… de tetas!

Ya las brujas son el acabose. Son guerreras y capaces, pero también caprichosas, crueles, celosas y abandonan a sus amantes masculinos y/o son infieles cuando quieren; sin embargo, si se encaprichan con un hombre este las tiene que corresponder por narices o tratan de cargárselo. O sea, son como los hombres exponentes de la masculinidad tóxica, pero a ellas se las presenta como arpías y se victimiza a los pobrecitos hombres. Al revés no. ¡Qué casualidad!

Propaganda de una ideología

Los de Narnia son libros descaradamente religiosos en los que suele primar el transmitir valores sobre el argumento, que muchas veces se resuelve por la cara gracias a oportunas apariciones de deus-ex-Aslan.

Pues aquí igual, ¿quién necesita hacer libros coherentes que desarrollen satisfactoriamente la trama? Lo importante es decir que las religiones son muuu malas.

En el primer libro hay una crítica a la religión, pero en el tercero el autor le da una patada a la sutilidad y tira del recurso descarado y facilón de que tooodas las personas religiosas son una panda de manipuladoras sedientas de poder que se dedican a obstaculizar el progreso, torturar y matar. Eso cuando no son extremistas a los que no les importa inmolarse para matar infieles. Pero lo peor es que, con la excusa de vender su ideología, Pullman se pasa el argumento por el forro. ¿Cómo consigue el bando de los anti-dioses, en meses y partiendo de cero, esa mega fortaleza y ese súper ejercito que Mordor y sus huestes son a su lado una chabola y unos pringaos con palos y piedras? ¿Qué pasa con la gente que perseguía a Will? DESTRIPE ¿De dónde sacan los malos esa bomba inter-dimensional que con un mechón de pelo de una persona puede provocar una explosión donde esta se encuentre? Y ¿por qué puñetas dicha bomba no afecta a la raíz del pelo? FIN DESTRIPE Y eso sólo por mencionar algunos ejemplos.

Respuestas del autor: «el ejercito y la fortaleza las obtienen porque… estooo… ¡pueden controlar el tiempo! Y lo demás… pueees… ¿Qué más da? ¡Estoy intentando vender mi ideología, no escribir buenos libros!».

A Wizard Did It

Oda a la vida y al libre albedrío

De las obras de Narnia parece desprenderse que la vida no es tan importante como lo que viene después y que no hay que cuestionar nunca la fe.

Aquí sólo tienes una vida y hay que aprovecharla. Además, no puedes creerte todo lo que te digan, hay que tener un pensamiento crítico y rebelarse de ser necesario. Todo muy bien, así que sigo sin entender qué le dio al autor para tirar por tierra su trabajo en el final. ¿Se drogó antes de escribirlo? ¿Alguien que le odia le cambió a traición las últimas páginas? ¿Se dio cuenta de que la había cagado en lo demás y decidió rematar la historia para que no sufriera? ¡¿Por qué pasamos de «la voluntad humana lo puede todo» a la resignación, de la capacidad crítica a creernos lo primero que nos dicen y convertimos la rebelión en una pataleta propia de un trastorno de oposición desafiante?! ¡¿POR QUÉ?! Para una vez que sí estaba transmitiendo lo que quería…

DESTRIPE Que Lyra y Will terminen separades es una estupidez. Llevamos la trilogía entera diciendo que no hay nada imposible y las religiones son malosas porque imponen lo que tenemos que hacer. ¿Cómo es posible que ahora llegue una ángel y les diga «ea, cada une a su mundo y cerrando las puertas entre ellos, que vuestro destino es separaros. Hacedme caso que soy una ángel, ya sabéis, una de esos seres contra los que os acabáis de enfrentar por ser mentiroses y controladores» y le hagan caso sin más? ¿A Dios y las autoridades religiosas se las debe cuestionar, pero al destino y le primer «líder» que aparezca hay que bajarles las cabeza? Mi no entender. FIN DESTRIPE

Sin título

Y ¿no iba también la cosa de avanzar y ser personas cada vez más sabias? Entonces, ¿por qué destruir el progreso? Que síii, que usarlo podía traer horribles males, pero también enormes beneficios, así que lo suyo sería emplearlo con cabeza. Es como si decidiéramos destruir los laboratorios porque, aunque crean medicinas que salvan millones de vidas, también se pueden usar para crear drogas, así que mejor que no haya innovaciones en medicina a arriesgarnos. Puede que bastante gente tenga que fastidiarse y morir de enfermedades tratables, pero al menos nadie podrá crear éxtasis. Ajá. Una lógica impecable, qué duda cabe.

DESTRIPE Sí, me estoy refiriendo a lo de destruir la Daga Sutil porque, claramente, las ventajas de unir varios mundos y tener un material que puede cortarlo todo no merecen la pena si al hacer cada corte dimensional aparece un único espanto que además se puede destruir. Mejor ocultar el conocimiento hasta que alguien más lo descubra y empleé sin saber las consecuencias. Anda, ¡lo que ya había pasado y por eso se monta la que se monta con los espantos! FIN DESTRIPE

Sentencia

No son libros anti-Narnia, son Narnia 2.0 versión el ateísmo es chachi pistachi.

Reseña el Ocho (Katherine Neville)

O el arte de rellenar cientos de páginas con conspiranoias y sin decir nada

Hace tiempo que este libro me producía curiosidad. Es el precursor de las obras tipo El código da Vinci y un montón de gente lo adora. Es decir, ha sido algo así como ir a los orígenes del thriller pseudo esotérico con una obra de culto y… ¡santa madona de la pilila enhiesta, menuda fumada de monguis con anfetas turcas de las buenas o malas, no sé!

El libro cuenta dos historias: una sucede durante la Revolución Francesa y su protagonista es Mireille de Remy, una novicia; y la otra ocurre durante la Guerra Fría y la protagonista es Catherine Velis (mirad el nombre de la escritora y decidme que no suena a cuando a los 12 años te auto insertas de modo idealizado en tu historia), una informática que es la primera mujer en lograr su puesto… detalle que sólo sirve para fardar (mirad el paréntesis anterior), ya que en realidad daría igual que fuera dentista o pescadera: su trabajo no afecta lo mas mínimo a la trama. Ambas tramas están relacionadas por un ajedrez mazo misterioso que esconde un gran secreto que nadie sabe qué es, pero todo el mundo quiere porque hay así como leyendas secretas (que luego no lo son tanto dado que las conoce medio mundo) que dicen que da un poder chachi piruli. Así que nuestras intrépidas protas deberán adelantarse a la malvada organización de turno que quiere usarlo «para el maaal» (léase con voz ominosa). Ya sabéis, típico argumento de películas domingueras de sobremesa.

OK, no es lo que se cuenta sino cómo se cuenta. El problema es que el libro es un GRAN «quiero y no puedo». Quiere ser de misterio y contar una historia mazo trascendente y llena de acción e intrigas, pero le sale un churro y no con chocolate rico:

1. Neville intenta convencer de que el secreto del ajedrez es muy importante y arcaico y para ello intenta relacionarlo con un montón de situaciones históricas y temas aleatorios, rollo conspiranoia. No obstante, la forma en que lo hace es tan ridícula que no llega ni a patética. Ejemplos: resulta que la Revolución Francesa fue un engaño orquestado para registrar la abadía de Monglane en que se encuentra al principio el ajedrez. ¿Simplemente asaltar una abadía dejada de la mano de Dios? Nope, mejor instar una revolución que cambie el país como excusa. ¡Claro que sí! O, como hay versos que tienen 8 sílabas y las cadenas de ADN también tienen forma de 8 si las miras desde cierto ángulo… ¡¡Todo está relacionado!! Eso prueba de que este secreto milenario se encuentra oculto en todas las artes y ciencias y es parte de la esencia del ser humano.

its-a-conspiracySíii, todo tiene sentido. Ajústate el sobrero de papel de aluminio, anda, que el grupo reptiliano illuminati seguro que está intentando leerte la mente desde su nave espacial.

2. Por la misma razón también salen un montón de personas reales como Gadafi, Catalina la Grande, Robespierre o Letizia Bonaparte. En realidad no pintan nada. Aparecen de forma aleatoria en algún capítulo, cuentan por la cara algo remotamente relacionado con el número 8 y, por tanto, con el famoso secreto del ajedrez, y se van. En plan: «Hola persona desconocida, ¿cabes que la leyenda de la reina Dido de Cartago en realidad tiene que ver con el secreto milenario que estás buscando porque resulta que ella era pelirroja? Pues sí. Sólo quería que lo supieras. Ala, adiós.»

Sin título

Lo anterior provoca que ¾ del libro sean puro relleno. Si los eliminas en realidad no afecta nada a la trama. Respeto al ¼ que resta… No es mejor:

1. Las investigaciones que hacen Cath, Mireille y Cía consisten en deambular aleatoriamente esperando toparse con el siguiente indicio que les diga qué hacer o dónde ir a continuación; plan que, increíblemente, funciona: siempre encuentran un beduino majo dispuesto enseñar los lugares sagrados de su pueblo, un zarevich enrollado que deja acceder a su cámara del tesoro, o van a la tumba del cardenal Richelieu y hacen una pregunta ¡y aparece el fantasma y contesta! (no es broma). Y así va tirando la trama a fuerza de nuevas pistas y viajes de un sitio a otro.

2. Ejemplo real de uno de los complicadísimos enigmas a los que hacen frente las protas, concretamente un mensaje cifrado que ni la KGB logra desvelar, para que os hagáis una idea del nivel de sesudo misterio:

Sin título

3. La mentalidad de Cath y Mireille es tal que así: «Ese hombre que está leyendo ha pasado la página justo antes de que ese otro estornudara, ¡y al hacer eso la mujer que estaba a su lado le ha dicho un significativo “salud”! ¡¡Son espías y se están comunicando en un código secreto!!» Por ejemplo, el cerebro tras todo lo que le ha pasado a Mireille y una chunga chunguísima… no parece ser consciente de la existencia de Mireille. En las pocas escenas en que sale simplemente se dedica a vivir su vida. Y la mayoría de las veces que les sucede algo malo a las protas es más bien por estar en el lugar y momento equivocados. DESTRIPE Cuando la prima de Mireille muere ella dice que el horrible secreto le ha costado la vida y para nada, es que casualmente la pilla la turba enfurecida de las Masacres de Septiembre. FIN DESTRIPE

4. OK. Sí que hay gente malosa que persigue y acosa a las protas y Cía y sirve para crear un par de escenas de acción, pero sus planes son tan patéticos que no me extraña que pierdan. Son del calibre de: me caso contigo y te aguanto 20 años porque tengo la leve sospecha de que trabajas para el otro bando.

5. El interés amoroso de Cath da asco. Se dedica a seguirla, colarse en su habitación y arrastrarla y vapulearla para que haga lo que él dice. Pero atención al momentazo en que comienza su relación: él confiesa a Cath que la ha deseado desde la primera vez que la vio y que la única razón por la que no la tiró al suelo y VIOLÓ (sip) ahí mismo es porque había testigues. Ante esta dulce y sentida declaración, Cath, en lugar de pegarle una patada en la cara y tirarlo por la borda (en ese momento están en un barco), queda impresionada y se besan. Al suceder esto él decide que «ya se ha contenido lo suficiente», se la echa al hombro cual saco de patatas y se la lleva para tener sexo (UNGA, UNGA); pese a que no pregunta ni deja ninguna opción ella encantada, tomándose la situación como si fuera muy divertida y romántica (sip de nuevo). Después de una genialosa sesión se sexo quedan como pareja y se juran amor eterno (y yo vomito).

6. ¿Os he dicho que las protas luchan contra una organización malosa que quiere hacerse con el secreto, verdad? ¡Ja! Os he mentido. Eso es lo que el libro quiere que pienses al leer, pero lo cierto es que no se sustenta en nada. Se supone que son el bando blanco contra el negro y cada personaje representa una pieza (de modo muy forzado y estúpido, pero eso es otra historia), siendo el bando blanco el malísimo y el negro el bueno… porque el negro lo dice. Por lo que sabemos, el bando blanco bien podría buscar acabar con el hambre en el mundo, ya que nunca se conocen sus motivaciones, simplemente son mala gente porque se oponen al negro y san Seacabó. Ambos se dedican ha hacer más o menos lo mismo: matar, robar, traicionar y demás mientras les convenga. Así que a mi estas simplezas morales de que si la contraparte mata es vil, pero si mato yo no pasa nada porque, ¿no acabo de decir que son viles?, como que no me convence.

7. La sorpresa final… de sorpresa tiene poca. Te hueles mucho antes lo que está pasando porque canta como el pescado de 4 semanas, la verdad. Y, a ver, ¿por qué siempre la disyuntiva es destruir el secreto o difundirlo arriesgándose a que lo tenga gente que «no esté preparada»? Igual es que yo soy un monstruo egoísta pero ¿sólo a mi se me ocurre quedármelo para uso personal en lugar de las dos opciones anteriores? Así como idea loca.

Sentencia

Si te encantan los libros de misterio pseudo esotéricos puedes pasar un buen rato, si no mejor ver una de esa películas de sobremesa domingueras, tienen la misma calidad y tardarás menos.

Reseña Harry Potter y el Legado Maldito (Jack Thorne y J. K. Rowling)

O cómo destruir por completo una saga

Esta reseña va dedicada a Erik Reenberg, Blair Waldorf y Carolina.

Quiero empezar pidiendo un aplauso para Thorne. Está claro que su objetivo era emular a Perla Shumajer. No ha podido superarla (¿quién podría?), sin embargo, ha conseguido potenciar al máximo los defectos de los libros originales, eliminar sistemáticamente sus virtudes, hacer irreconocibles a les personajes y limpiarse el culo con el canon. ¡Todo en menos de 400 páginas! Tiene hasta mérito. Damos y caballeras, con ustedes como NO escribir un fanfic.

giphyCelebran haber muerto antes de que saliera la obra y no haber tenido que conocerla.

AVISO: La reseña contiene DESTRIPES importantes de la heptalogía original y algunos de la obra, aunque marcaré los más importantes de esta última para que no os los comáis con curry.

Lección 1: Pásate el canon por el forro, ni que estuvieras escribiendo sobre un universo que no es tuyo y con reglas determinadas.

Thorne tenía el listón alto porque la propia Rowling ya tendía a modificar las reglas de su mundo de un libro para otro, no obstante, se las arregla maravillosamente bien:

1. Los giratiempos sólo valían para retroceder horas y luego tenías que esperar a que volviera a ser tu tiempo. Esto era coherente porque así se establecía que sólo existía una línea temporal y que no se podía ir al pasado remoto para cambiar el presente. Ahora resulta que se pueden fabricar giratiempos que permiten retroceder años y luego volver al presente alternativo que hayas creado según tus acciones. Muy ingenioso Thorne, así te aseguras no sólo de alterar el canon sino de cagarla fijo porque no hay nada más desastroso que los viajes en el tiempo mal llevados.

2. Harry podía hablar pársel y tenía conexión con Voldemort por tener una parte del alma de este dentro, así que cuando dicho fragmento fue eliminado esas habilidades desaparecieron. No obstante, ahora vuelve a tenerlas porque lechuga. Y, de regalo, también tiene sueños premonitorios por la cara. ¡Larga vida a las incoherencias injustificables!

3. Antes los dementores tenían que «besarte» directamente para quitarte el alma, vamos, que necesitaban engancharte sus mandíbulas a la boca. Ahora con acercarse ya te «sale una nube dorada» y te la quitan. ¡Que se note que sólo te has visto las películas, Thorne!

4. Los hechizos para cambiar el aspecto y la poción multijugos sirven sólo para modificar la apariencia. Parece obvio, pero no porque ahora resulta que te alteran también mentalmente y corres el riesgo de convertirte en la persona en que te transformas. ¿Mande?

5. ¿Desde cuando los patronus protegen de TODO mal? Tenía entendido que protegían contra dementores. No me extraña que la gente se rife impartir Defensa contra las Artes Oscuras, si ahora sólo es enseñar un único hechizo trabajarás menos que los Reyes Magos.

¿Veis? Cualquier parecido con el canon es pura coincidencia.

Lección 2: Formatea a todes les personajes, debes lograr que si no fuera por el nombre resultaran imposibles de reconocer.

Harry es un capullo, un padre penoso y da más importancia a prejuicios que a la amistad. Intentan vender que quiere a Albus, pero no lo comprende. ¡Y un mojón! No se da cuenta en AÑOS de que su hijo está sufriendo acoso y va mal en los estudios, si eso no es sudar del tema no se qué será. Tampoco hace nada por combatir los rumores maliciosos sobre Scorpius siendo que él mejor que nadie debería saber qué es ser difamado. Y cuando se decide a hacer algo por Albus sólo se le ocurre aislarlo de Scorpius, su único amigo y apoyo, por prejuicios contra este.

Ron es una máquina de zampar y un payaso sin gracia. Sólo sale porque no podían quitarlo siendo parte del trío dorado. Ojalá le hubiera caído un piano encima en plan dibujos animados, eso sería más divertido que todas sus intervenciones y nos libraría de su presencia.

Hermione no sólo ha dejado de ser responsable, organizada y mandona, sino que te escupen a la cara que si no se hubiera casado con Ron habría acabado siendo una solterona amargada. O sea, que no importa lo inteligente o capaz que seas ni tus férreos valores contra las injusticias, si eres una mujer no puedes ser feliz ni desarrollarte como persona sin un hombre. Encima basan su amor con Ron en los celos de este para descubrir sus sentimientos, porque tampoco es que ella hubiera podido declararse si él no lo hacía, las chicas han de esperar pacientes a que sea el machote quien de el paso, ¿verdad? ¡Toma misoginia y toxicidad!

¿Draco el intolerante? Ahora apuesta por la amistad entre casas y superar prejuicios. Habría molado como evolución si no fuera porque esto lo hace a costa de denigrar a sus antiguas amistades y reconocer que su casa da asco. Esto no es redimir a les Slytherin sino dar la razón a los prejuicios: son lo peor y sólo excepciones valen la pena de esa casa, siempre y cuando renieguen de la misma. Es como el machismo benevolente.

C9zFs1_W0AEatKH

El resto salen tan poco que son irrelevantes. Hay algunos cameos como Snape o McGonagall para intentar desesperadamente apelar a la nostalgia, sin embargo, ¿aprovechar para desarrollar a personajes que se desaprovecharon en los libros originales? Nope, eso sería algo así como hacer un buen trabajo. Luna y Neville ni existen y Ginny sale por estar casada con Harry, pero no hace menos porque iba a ser hasta sospechoso.

Lección 3: Aniquila todo atisbo de coherencia, les lectores han de entrar en un bucle de exclamaciones de WTF!

Una historia trabajada e interesante podría haber echo que la obra valiera la pena, por lo que Thorne se ha asegurado de que el argumento no se sostenga ni con muletas. Resulta que Albus se lleva mal con su padre porque Harry suda de él sin ninguna razón, pese a que con James y Lily (que casi ni salen porque pa qué molestarse en desarrollarles) sí le va como la seda. Y a Scorpius lo marginan porque existe un absurdo rumor sobre que es hijo de Voldemort (¿No existen las pruebas de paternidad en el mundo mágico? ¿¡No hay nadie que sepa cálculo básico para darse cuenta de que en ese caso tendría bastante más edad?!). De pronto, ¡un deus-ex-machina giratiempo que permite retroceder años salvaje apareció! y, al enterarse, al padre de Cedric le da un volunto con resucitar a su hijo y va a plantearle el asunto a Harry. Este, obviamente, se niega, pero Albus escucha la conversación y, como no es más tonto porque no entrena y hacía falta urgentemente un argumento, decide robar el giratiempo para cambiar el pasado, arrastrando a Scorpius. A partir de ahí se suceden imparables las escenas ridículas en que Albus y Scorpius, como no podía ser de otra manera, la lían parda con su plan de bomberos-toreros.

Y para que os hagáis una idea de hasta qué punto se ha esforzado Thorne por que la trama sea ridícula necesito destacar lo siguiente:

1. Está chupado colarse en Hogwarts o el Ministerio de Magia y robar un objeto tan valioso y peligroso como el giratiempo del propio despacho de la ministra. Vale que la seguridad en esta saga siempre ha sido tirando a patética, pero que a Hermione le parezca buena idea proteger el giratiempo con una adivinanza de parvulario es otro nivel.

2. No lo dicen oficialmente, pero está claro que les personajes han contratado a Doraemon para que les saque de su bolsillo mágico todo lo que van necesitando sobre la marcha. ¿Poción multijugos y pelos de en quien se quieren transformar? ¿Branquialgas? ¿Otro giratiempo que retrocede años si se les rompe el primero? ¿Todos los materiales para una manualidad Art Attack? Sin problema, casualmente llevan justo eso encima.

tumblr_mzbu8zmv3V1soljxao1_400

3. La escena en que Scorpius y Albus escapan del tren de Hogwarts. Os recomiendo que la leáis porque resulta desternillante de lo absurda que es. Va más o menos así:

Señora del carrito en modo súper saiyan y disparando pasteles de calabaza explosivos: No os permitiré escapar del tren de Hogwarts. ¡Nadie lo ha logrado hasta ahora!

Scorpius y Albus: Vale; adiós. *Saltan del tren.*

Señora del carrito: ¡Oh no, nunca habría podido imaginar que les ocurriría saltar del tren para bajarse del mismo! ¡Era algo inconcebible! ¡¡Mis estudios NO me habían preparado para esto!! ¡¡¡He fracasado en la vida!!! *Cae en la depresión y el alcoholismo.*

⚠️⚠️⚠️

A partir de aquí SPOILER gordísimos, si no queréis leerlos avanzad directamente hasta el siguiente punto.

⬇️

4. Resulta que Cedric, ya sabéis, ese chico noble que ayudó a Harry con la segunda prueba por chivarle lo de las dragonas, que se negó a ganar dejando a Harry atrás y después de morir aún intentó ayudarlo, se pilló una rabieta por perder el Torneo de los Tres Magos y se hizo mortífago. ¿Qué os decía de la habilidad de Thorne para destrozar personajes?

5. Voldemort ganó la guerra porque resulta que Cedric el mortífago mató a Neville en la batalla de Hogwarts antes de que este matara a Nagini. ¿Qué? Digamos que Neville no mató a Nagini, ¿y? Igual Voldemort se habría convertido en un pseudo-fantasma sin cuerpo al rebotarle su propia maldición asesina en el duelo con Harry. Eso lo habría quitado de en medio y teniendo en cuenta que su bando ya estaba acabado sólo habría que haber matado a Nagini tras la batalla para que desapareciera, algo de lo que se habrían ocupado enseguida Harry, Hermione o Ron. Admirad como Thorne no sólo se las arregla para crear un argumento increíble en el sentido literal de la palabra, sino de paso para ser vago porque ¿para qué molestarse en crear une nueve villane? Tiramos de Voldemort y ya, no es cuestión de herniarse.

6. Pero atención que llego a la guinda del pastel. Todo el rollo de inducir a Albus y Scorpius a cambiar el pasado era desde el principio un plan de la hija de Voldemort y Bellatrix para que su padre ganara. ¿¡QUÉEE!? ¡Ni siguiera se por dónde empezar a criticar de tantas cosas que están mal ahí!

– Voldemort NUNCA tendría descendencia, eso es OoC sacado de fanfic malos de las Fosas Marianas de Internet. Pensadlo: Voldemort estaba obsesionado con la inmortalidad, no necesitaba nadie que lo sucediera porque pensaba vivir para siempre; es más, también estaba obsesionado con el poder hasta el punto de no apreciar realmente a sus seguidores ni establecer una jerarquía porque nadie le pudiera hacer sombra. Alguien así JAMÁS se plantearía procrear porque ni lo vería necesario ni se arriesgaría a una persona que, según su megalomanía, podría estar a su nivel por proceder de él mismo.

– Aunque hubiera sido remotamente posible, ¿cómo es que nadie lo sabía? ¿Harry y Cía no notaron el detallito de que Bellatrix estaba embarazada mientras estuvieron prisioneres en Malfoy Manor y la vieron de cerca? ¿Y Draco? VIVÍA CON ELLA. Thorne que un embarazo no es como las hemorroides, con las que puedes llevar la procesión por dentro, a partir de cierto tiempo se te nota sí o sí. Vale que no sepas del universo potteriano, pero eso ya es biología básica de la que enseñan en el cole.

– ¿Cómo es que la criaja monta semejante tinglado en lugar de robar ella misma el giratiempo y cargarse a Harry en el pasado o avisar a su padre? ¿Cómo es que a nadie más se le ha ocurrido ni se le ocurre tratar de cambiar el pasado siendo posible fabricar giratiempos que retroceden años? En el caso de ella se puede pensar que lo de hacer planes como el culo viene de familia pero ¿y el resto? 0 sentido. ¿Veis como no hay nada como viajes en el tiempo mal planificados para estropear un argumento?

⬆️

Fin de los SPOILER, podéis volver a leer tranquilamente.

😌😌😌

Lección 4: Ya que estás escupe prejuicios, nunca están de más el machismo y la LGTBfobia.

Rowling tenía sus menos (como que siempre que aparecía un matrimonio fuera casualmente la mujer la ama de casa y el hombre el que trabajaba fuera), no obstante, no lo hacía mal en cuento a igualdad. Thorne es un machirulo y se encarga de dejarlo meridianamente claro cada vez que puede. No sólo es el destrozo ya mencionado de Hermione, también:

1. En la heptalogía original teníamos al Trío Dorado de Harry, Hermione y Ron, pero ahora son sólo Albus y Scorpius porque, ¿para qué poner a un personaje femenino en uno de los papeles protagónicos? Estaba Rose, que es tan inteligente como su madre y encima se le dan bien los deportes, pero, ñeh, mejor la relegamos a mero interés romántico.

2. Resalta la belleza de las mujeres hasta en las situaciones más inverosímiles:

– Aparece un destacada guerrillera que lleva años viviendo escondida en pésimas condiciones y lo primero que hace es aclarar que igualmente está guapa pese al pelo despeinado y la ropa andrajosa. Claro, porque si eres una mujer la belleza es siempre lo más importante y si no eres guapa tus logros no valen nada, aunque seas la líder y estratega de una resistencia organizada que ha durado años.

– Hay un momento en el que viajan a cuando murieron Lily y James y a Harry sólo se le ocurre pensar en lo guapa que es su madre… justo cuando su padre acaba de ser asesinado y a ella la está viendo llorar y suplicar desesperada antes de morir. ¡¿Pero qué clase de psicopatía es esa?! Con semejante Harry casi que prefiero que gane Voldemort.

3. Deja claro por boca de personajes que está chachi pistachi usar filtros de amor. Es más, si eres un chico con baja autoestima lo ideal es regalarte uno para que pilles cacho y si con él consigues a una chica guapa eres un campeón. ¿¡Comorrr?! El filtro de amor ANULA la voluntad y en la heptalogía original criticaban por ello su uso. Si una persona no está en sus cabales no puede consentir y en ese caso todo lo que le hagas es acoso o violación. Esto es el equivalente mágico a animar a un chico a que emborrache a mujeres para acosarlas y/o violarlas.

Para terminar de rematar tenemos el hecho de que a lo largo de toda la obra se nota una química evidente entre Albus y Scorpius. Y cuando digo evidente me refiero a jugarse la vida el uno por el otro, acurrucarse juntos en la oscuridad con la cara a centímetros o que uno se pique si el otro habla con una chica. No obstante, al final se sacan de la manga que a Scorpius le gusta Rose, aunque han intercambiado dos palabras en años, y Albus suelta un discurso dejando muy claro que le gustan las mujeres. ¿Poner de protagonista a una pareja homo pese a toda la química que intencionadamente se les da? Jajaja, no. Todo era queerbaiting. Puro morbo para vender. Luego Thorne hará como Rowling y, para quedar bien, dirá a posteriori que es súper tolerante con la comunidad LGTBIA y que había varies personajes que lo eran. Pero a la hora de la verdad se permite jugar con las esperanzas de dicha comunidad sólo para gritar en nuestra cara «¡no homo!» y mostrar a todes cishétero.

217888_447219978654953_2081413610_n

Sentencia

Esta basura no merecía ser canonizada sino CAÑONIZADA bien lejos y si alguien quiere más de Harry Potter aquí y aquí tiene otros fanfic que son infinitamente mejores.

Reseña Los Hombres que no Amaban a las Mujeres (Stieg Larsson)

Los autores que escriben libros demasido laaargos

Varias amistades me han preguntado qué opino de los libros de Millenium así que, en principio, tenía pensado hacer una reseña del primero, que es el único que he leído. Pero lo leí hace ya años y me da una peeereeezaaa mooortaaal releerlo. No sólo es tan gordo que podría servir de arma blanca, sino que, encima, en su momento se me hizo pesadísimo por la saturación de relleno (¡direcciones web copiadas tal cual en medio del texto!, ¿dónde más he visto eso?) y el ritmo de desfile de caracoles al que avanzaba la historia. Además, buceando por Internet he encontrado una reseña maravillupenda que define muy bien lo que pienso del libro y he pensado: «¿para qué me voy a molestar en releerlo y reseñarlo si ya ha hecho alguien ese trabajo por mí?». No pongáis esa cara. ¡Ni que la pereza fuera un delito!

Sin título

¿Lo veis? Todo son ventajas.

Así que aquí os enlazo la reseña para que la disfrutéis. Atreveos a decirme que no es genial y digna de nuestro blog: Críticas Literarias Regina Irae.

PS: Por cierto, ¿soy la única que por el título habría creído que estaba ante un libro sobre la homosexualidad? A mí eso de Los hombres que no amaban a las mujeres no me hace pensar en una novela negra precisamente.

Sin título

Esto es lo que entiendo yo por hombres que no aman a las mujeres.

Reseña y Crítica Feminista a Vida y Muerte: Crepúsculo Reimaginado (Stephenie Meyer)

Demostración de como sí se podía empeorar Crepúsculo

Esta reseña va dedicada a las dos personas que la han hecho posible: Beatriz L. M., gracias a la cual me he leído el libro; y Mery RodVar, que ha sido la inspiradora de la misma.

Considero este libro… ¡Chan, chan, chaaan! ¡Un bodrio machista! Supongo que os lo esperábais porque lo he puesto verde en twitter y tal. Fingid sorpresa y preguntad por qué. O no lo hagáis, total, yo siempre justifico mis opiniones, y pienso hacerlo de la forma que todos estáis esperando (no lo neguéis pequeños sádicos). Sangre.

Meyer, miembra honorífica del club de los «escribidores»

El libro está objetivamente escrito con el culete y si hasta yo, que no soy una experta en literatura, me doy cuenta es que la cosa es grave. No sólo es que se componga exclusivamente de frases simples, es que bastantes están mal construidas. Ejemplos: «Ahora la voz sonó más cerca, y parecía virulenta.» el término «virulenta» sólo se aplica a enfermedades, me parece que intentas decir «violenta». «[V]i entrar a chorros […] una límpida luz» no sólo es que la palabra «chorro» sea para líquidos y gases, además crea una imagen mental bastante rara. ¿Qué problema había con decir que la luz entraba por la ventana? Mejor escribir simple que dárselas de poeta y cagarla.

OK. Haré como que me creo que eso es culpa exclusiva del traductor (dudo que hubiera podido inventarse tantas cosas sin un buen material previo pero bueno). Aún así el vocabulario es paupérrimo. Los mismos términos y expresiones se repiten como si Meyer no conociera más palabras (ni la existencia de los diccionarios de sinónimos). Si me hubieran dado un euro cada vez que leía «hoyuelos», «belleza sobrecogedora», «piel fría» o «segundo eterno» habría escrito esto en un yate en las Fiyi.

Atención al siguiente párrafo: «Eran blancos como la cal […]. Todos tenían ojos muy oscuros […] y ojeras malvas, como si fueran moratones. […] [E]ran de una belleza inhumana y devastadora. [R]ostros como nunca esperas ver, excepto tal vez en las páginas retocadas de una revista de moda o en una valla publicitaria. O en un museo, pintadas por un artista antiguo, como el semblante de un ángel.» ¿Notáis algo raro? Sí, es Meyer pasándose por el forro una de las reglas de oro de los escritores: no digas, muestra. El trabajo de una escritora es escribir para que los lectores puedan crearse impresiones y una imagen de lo que describes, no puedes decirles lo que tienen que pensar y quedarte tan pancha. Y menos sin ser convincente siquiera, porque a mí me hablan de un grupo de gente pálida y ojerosa y lo que pienso es que son yonkis, no tengo que creerme que sean guapísimos sólo porque tu lo dices. Yo puedo decir que soy la Emperatriz de Europa y próxima Zarina de Rusia y no por eso va a ser cierto.

Sin contar que tampoco parece haberse informado para tener una mínima idea sobre lo que está diciendo. Los cánones de belleza han cambiado mucho y es imposible que los Cullen sean como pinturas antiguas o actores publicitarios a la vez porque ambos se parecen tanto como una castaña y un tornillo. Quien quiera dedicarse a escribir tiene que documentarse, que no duele.

Sin título¿Como dioses griegos o ángeles de pinturas antiguas, pero con ojeras? Segurísimo que los vampiros son los sex simbol del instituto, sí, sí.

La historia inempeorable

Hace tiempo que no leía una historia tan mal hecha.

Para empezar, es predecible y típica a muerte. Chico pardillo que por alguna razón tiene a toda la población femenina detrás y se liga a la más deseada, pese a que tiene el carisma de una ameba y la conversación de un plátano. Claro que es mongolo y aún así sigue pensando que es más feo que Cuasimodo. Todo el primer tercio de la novela recuerda a un harem malo.

Para seguir, ¿credibilidad? ¿Qué es eso, se come? NADA se sostiene ni tiene el más mínimo sentido. La historia va de un humano y una vampiresa que se enamoran porque él es un superficial arribista al que le gusta que ella sea guapa y rica, y a ella le pone que él huela bien. Es la única explicación, ya que antes de decir que se gustan han hablado cuatro veces y tres ha sido para insultarse y/o tratarse mal. Meyer es incapaz de construir una relación creíble. Además, el pueblo de Forks donde se desarrolla todo también es increíble en el sentido literal de la palabra. Los vampiros dejan de ir a clase siempre que hay sol, nunca comen, tienen la piel fría y pálida, ojeras y ojos que les cambian de color de manera muy notoria, sin contar que llaman la atención por su belleza y dinero y que en el poblado indio se cuentan historias ancestrales sobre ellos. Nadie se cosca siquiera de que pasa algo raro con ellos. OK.

Para terminar, la historia avanza a base de deus ex machina, incongruencias y clichés. Como por ejemplo poderes que dejan de funcionar justo (mira tú que casualidad) cuando la autora necesita que pase algo que dichos poderes evitarían. DESTRIPE Como que el poder de adivinar el futuro en cuanto alguien toma la decisión que llevará a un acontecimiento se desconecte cuando Beau decide entregarse a la vampiresa que tiene a su madre. FIN DESTRIPE También está la mala que dice «te voy a matar, pero antes te meteré un rollo sobre mis motivos, mi vida, la lista entera de los reyes godos y lo que he desayunado esta mañana para que veas lo mala que soy. ¡Muajajaja!» Todo para dar información que no se ha sabido dar de otra forma y hacer tiempo para que el prota se pueda salvar. DESTRIPE O que los vampiros neófitos sean incontrolables, pero luego en el caso de Beau da la casualidad de que eso no se aplica porque él es especialmente retrasado. FIN DESTRIPE

Sin títuloMi cara durante toda la lectura.

Matadlos, matadlos a todos

Los personajes parecen hechos expresamente para justificar el homicidio fungicidio. ¡¿Cómo pueden ser TAN horribles?!

Edythe Cullen es una acosadora enfermiza y una maltratadora de manual. Celosa y controladora, emplea el silencio hostil y la manipulación para salirse con la suya (besa a Beau o se pone triste para convencerlo de que haga cosas). También se dedica a acechar a Beau metiéndose en su habitación para espiarlo o siguiéndolo por la calle; sin contar que no lo deja hacer cosas (no conduzcas que lo haces mal, mejor te llevo yo a todas partes) y lo aísla de sus amistades, especialmente las femeninas (porque se pone celosa, que la amistad entre hombres y mujeres no existe y toda mujer que le habla se lo quiere ligar). Todo ello con la excusa de que es por su bien y lo hace porque lo quiere.

Beau debería llamar a «Blade, Van Helsing & Cia, Exterminadores profesionales de vampiros» y al psicólogo, pero realmente el elemento vampírico está de adorno. Por mucho que Edythe repita que es peligrosa porque se lo quiere comer y no por lo anterior ese es justo el único peligro que NO se percibe en ningún momento. Como lectores sabemos que a Beau no le pasará nada porque la historia está contada en primera persona y porque es una historia ñoña de que el amor lo puede todo, así que también logrará que la vampiresa no se lo meriende.

Ahora, Beau (Beaufort) Swan es otro que qué tal baila. Es tan insufrible que te hace desear que Edythe sí se lo cargue para no tener que aguantarlo. El típico adolescente llorica que se la pasa quejándose de todos y todo hasta extremos ridículos: ñiñiñí esta nublado y todo es demasiado verde, bububú una chica que ni conozco me ignora y no ha venido a clase, buabua, soy un incompredido, ñoñoñó la gente respira a mi alrededor. ¡Arg! No es más que un criajo repelente con complejo de mártir al que le mola regodearse en su propio sufrimiento. Va de víctima incomprendida, pero en el fondo se sabe y siente diferente y desprecia a todos para sus adentros (esa es fea y tiene el pelo graso, ese es un borde, esa una cotilla y una pelma). Incluso critica a su padre, al que no considera como tal y anima a que lo deje solo porque le molesta… para así poder ponerlo verde por ser un mal padre que no se queda con él.

Cuando empieza a salir con Edythe se le pasa todo, está encantadísimo de mandar a sus supuestas amistades a tomar por saco y se dedica exclusivamente a fanboyear con ella. Quiere que estén juntos y si para eso tiene que ponerse en peligro a sí mismo, mentir y destrozar su vida y la de su familia lo hace: «Nunca me habría imaginado una vida como aquella. Había que pagar un precio muy alto, pero habría elegido hacerlo aunque hubiera tenido todo el tiempo del mundo para pensármelo.» DESTRIPE Eso lo dice en su propio funeral, que contempla ya siendo vampiro y en el que acaba de ver a sus padres tan destrozados por su supuesta muerte que su madre no podía ni tenerse en pie. Pero aún así está encantado de la vida planeando casarse con Edythe, para que os hagáis una idea de lo despreciable y egoísta que puede llegar a ser. Bella al menos le dijo a su familia que estaba bien. FIN DESTRIPE Y yo que creía que peor personaje que Bella no podía haber.

Sin título

Con menos se puede montar una fábrica de almohadas

En el libro hay tal nivel de relleno que se podría decir que se ha colado un poco de historia en medio de este. Para lo que cuenta con la mitad de la mitad de las páginas sobraba.

El primer tercio de la novela es una inmensa rajada de Beau quejándose por todo y todos que llega hasta que este descubre que Edythe es vampiresa… lo que supone que NO sirve para nada porque eso ya se sabía desde el principio. En el resto menos las últimas cien páginas Edythe y Beau ya son pareja y están dedicadas casi íntegramente a que Beau siga rajando, solo que esta vez en lugar lloriquear se dedica a repetir incansable lo guapa que es, lo bonitos que tiene los ojos, lo buena que está y lo bien que le huele el aliento a Edythe (de verdad, ¿cómo pudo pensar Meyer que eso quedaba romántico?).

4-1Esto resume muy bien 3/4 partes del libro.

Ya al final aparece la mala y todo termina deprisa y corriendo con un resumen exprés. O sea, más de la mitad del libro no aporta. ¿Sabes cuantos árboles han tenido que morir para que no cuentes nada Meyer? ¡Debería darte vergüenza maltratar así al Amazonas!

Mensajes horriasquerosos

Teniendo en cuenta que en España te detienen si pones un pancarta con la palabra ETA en una obra de teatro no entiendo cómo dejan que se venda esto, que sí es una apología, concretamente de unos valores vomitivos y perjudiciales para cualquier adolescente lo suficientemente influenciable para tomarlos de ejemplo. Presenta como preciosa una relación tóxica basada en la codependencia y el aislamiento, además de que con la excusa de que el chico es torpe pinta como bonito que la novia lo controle y le dirija la vida, supuestamente para protegerlo. En nuestra cultura una situación de dependencia y sumisión romantizada no tiene el mismo impacto y significado social si lo sufre un hombre que si lo sufre una mujer, ya que el segundo caso está más normalizado y el maltrato hacia la mujer es una la lacra; pero está muy mal en todos los casos y NO es aceptable bajo ningún concepto que se le diga a la juventud que es algo deseable.

Sin embargo, eso es sólo la punta del iceberg. Es el mensaje más evidente, pero no el único que aguarda agazapado entre las páginas de esta cosa. También tenemos el hecho de que Beau se siente especial e incomprendido (típico pensamiento adolescente), pero en lugar de tratar esto de un modo sano Meyer ha decidido echar gasolina al fuego. Es un adolescente de 17 años que quiere tomar sin pensar una decisión trascendental que le dicen que puede destrozar su vida (convertirse en vampiro) ¡y el libro te dice que eso está chachi pistachi! ¡Claro que sí! ¿No teníais siempre razón a esa edad? ¿No os alegráis de haber tomado en ese tiempo decisiones irreversibles? ¡Digámosles a los adolescentes que si se sienten diferentes e incomprendidos es que lo son y lo mejor es que sigan sus corazonadas, aunque estas tengan consecuencias y supongan grandes cambios! ¿Qué puede salir mal?

Eso sin contar que Beau y Edythe son unos egoístas a los que no les importa lo que tengan que hacer para estar juntos. Beau deja de lado a sus amistades, miente, abandona a sus padres y les destroza la vida, todo para estar con una chica que es peligrosa para él ¡y también eso está perfecto! El libro tiene la jeta de venderte que lo suyo son amor y felicidad verdaderas, por lo que merece la pena todo lo que hacen. ¿Cómo no iba a estar bien dejarlo todo por un enamoramiento de meses a los 17 años? ¿Cuándo ha pasado que el amor a esa edad no sea maduro y para toda la vida? Bueno, quizá en este caso sí sería para toda la vida, porque otro preciosísimo mensaje es que no se puede ser feliz sin pareja y que si esta te deja o le pasa algo lo mejor es suicidarte. Tienes un único amor predestinado y por eso no sólo tienes que aguantárselo todo sino que sin él no se puede vivir.

71191-arya-stark-burn-in-hell-gif-nuIz¿Necesitáis más pruebas de que lo mejor que se puede hacer con este libro es una barbacoa?

Machismo, machismo por doquier

Sí, además de todo lo anterior el libro es asquerosamente machista porque la autora lo es y no ha podido deshacerse de sus ideas machistas al escribir. Para demostrarlo voy a analizar los cambios que ha hecho Meyer respecto al original.

— Pero Sele, claro que el género cambiaría el modo de ser de los personajes y algunas situaciones. Habrían recibido otra educación y la sociedad los trataría de distinta manera. No sería realista si todo fuera exactamente igual.

Eso es cierto… o lo sería si el libro estuviera bien hecho y pretendiera presentar una historia creíble dentro de la ficción, pero en este caso tengo dos objeciones importantes. Primero, este libro es un experimento que pretendía ver si se podía hacer como con los juegos de Pokémon y vender lo mismo cambiando los nombres subvertir roles y demostrar que la historia original no era sexista sino que iba de «un ser humano normal rodeado por […] superhéroes y supervillanos», por lo que «no hubiera habido ninguna diferencia si el humano hubiera sido un chico y el vampiro una chica: la historia sigue siendo la misma.» Ergo, si luego cambia cosas autodestruye su teoría: resulta que el género sí determinaba a sus personajes y si se daban ciertas situaciones era por ser Bella mujer. Segundo, Meyer se pasa por el arco del triunfo la credibilidad y la congruencia cada vez que le conviene, así no compro la excusa de que justo cuando se trataba de cuestionar un dogma machista había que hacer un cambio porque «uy, no, que eso no iba a quedar creíble ni realista».

A partir de este punto voy a revelar muchas partes de la trama, así que si alguien quiere leer el libro manteniendo la sorpresa (ajajajaja, mmm, perdón, se me ha escapado) que se marche ahora. Aviso por… pues no sé por qué, ya que si no conoces estos libros probablemente vives debajo de una piedra que está en una cueva en lo alto de una montaña. Pero te diré algo: no la cambies por nada, es una piedra bajo la que merece la pena vivir.

Sin título

1. Ya en el preámbulo me encuentro con que Charlie sigue siendo un hombre y Renée una mujer con la excusa de que en esa época no era realista que le dieran la custodia a un hombre desempleado y no ligado a un sitio a menos que la mujer fuera una inepta. Sin repetir lo que acabo de decir… ¡Claaarooo! Eso explica que le dieran la custodia a Renée, que era la que no tenía trabajo, la que se largó de la casa y es tan inútil que tiene que ser el hijo el que cuida de ella. ¡Todo es taaan realista! No. Mi sentido arácnido me avisa de que esto puede tener más que ver con que Meyer no es capaz de ver que un padre soltero y amo de casa cuide a su hijo, ni que una mujer sea policía y se la pase bebiendo cerveza y viendo la tele. Subvertir así los roles de género debía producirle urticaria.

2. También en el preámbulo intentan colar que Beau no tiene el mismo complejo de inferioridad que Bella ni pensamientos tan «poéticos», además de ser menos iracundo. A parte de que es mentira y sí está más acomplejado que el patito feo, ¿es que Meyer creé que los problemas de autoestima, lo poético y perder los nervios con facilidad son cosa de chicas? Supongo que considera que lo relacionado con las emociones y la poesía es muy femenino y no resulta propio de hombres, mejor dejarlo para frágiles damiselas.

Y eso ha sido sin empezar la historia siquiera; la cosa pinta fatal.Sin título

3. Al ver su nueva furgoneta a Bella le gusta sin más, Beau tiene que especificar que no es un chico típico porque no sabe de coches. Si es que claro, como los gustos están determinados biológicamente por el género que a un hombre no le molen las cosas consideradas típicamente masculinas como los coches es una rareza de la naturaleza.

4. Bella menciona simplemente que la casa tiene un solo baño. Beau especifica que le va a costar menos compartir baño con su padre que con su madre porque esta tenía muchas más cosas que él. ¡Toma topicazo de que las mujeres tenemos por obligación un montón de potingues mientras que los hombres no porque lo de arreglarse es cosa nuestra!

5. Bella llora por tener que quedarse en Forks, Beau no. Meyer debe creer que llorar es cosa de nenas y los hombres de verdad no lo hacen.

6. Beau, de nuevo para demostrar lo especial que es, dice que no sabe nada de videojuegos, coches ni béisbol. Es decir, que Meyer considera que eso son cosas de hombres y es rarísimo que no le puedan interesar. Seguro que para ella las chicas gamer son un mito.

anigif_enhanced-buzz-6045-1371237592-14¡Qué es hombre y no le gustan los deportes, los videojuegos ni los coches! ¡¡¡Qué es hombre y no le gustan los deportes, los videojuegos ni los coches!!!

7. Dicho de Royal, la versión masculina de Rosalie: «Llevaba el cabello […] recogido en un moño en la nuca, pero el peinado no tenía nada de femenino.» Tiene que especificarlo porque que un hombre sea mínimamente femenino es un gran insulto.

8. Dice Beau: «[N]oté cómo me subía la sangre a la cara, sin duda formando poco atractivas manchas en mis mejillas y mi cuello.», «Balbuceé, se me llenó la cara de manchas rojas y tropecé con mis propias botas […].», «Notaba las manchas rojas empezando a florecer en mi rostro.» Bella se sonrojaba, pero parece que incluso ese simple verbo era demasiado femenino para que lo usara un machote, así que Beau no se sonroja sino que le salen manchas rojas en la cara y el cuello. Repetid conmigo: riddikulus.

9. El día siguiente a que Edward y Edythe traten a Bella y Beau como si apestaran ambos quieren explicaciones, pero no se atreven a pedirlas. Sin embargo, en al caso de Bella es porque es una cobarde, mientras que en el de Beau es porque Edythe es demasiado guapa para cuestionarla. ¿Mande? ¡Combo de tópicos! No bastaba dejar claro que las chicas son más cobardes, también había que decir que los tíos no pueden nada contra una mujer hermosa. Si es que la belleza es una súper arma de manipulación mejor que la imperius, con ella puedes hacer lo que te de la gana con los hombres. Claro, claro.

10. Cuando Beau se levanta una mañana y ve que ha helado piensa que eso puede ser peligroso porque él es muy patoso. Bella piensa lo mismo, pero además se asusta hasta el punto de gemir de pavor. Sin contar que se victimiza mucho más pensando que el día va a ser un infierno. Pfff. Que sí Meyer, que ya has dejado claro que las mujeres son más miedicas y quejicas que los machotes, no hace falta que lo repitas cada tres páginas.

por-que-no-te-callas-1Que cada vez que haces una aclaración te cubres de gloria.

11. Cuando Edward salva a Bella de la furgoneta él le dice que estaba a su lado y ella lo niega, enfadándose cuando él pone en duda su palabra. Beau se queda idiotizado ante la belleza de Edythe y no sólo es incapaz de enfadarse sino que empieza a dudar de si mismo. Meyer no se cansa de repetir el tópico que en las mujeres la belleza es una especie de arma de control masivo. ¡Qué pesada!

images_1770Fijo que Meyer repite esto todas las mañanas antes de desayunar.

12. Bella se enfada porque Edward se chive de que se ha dado un golpe y por eso le pongan un collarín y lleven en camilla mientras él entra y sale del hospital andando, pero Beau se siente humillado por la situación. Se ve que para los hombres estar heridos y parecer débiles es una humillación tremenda, sobre todo si quedan como más débiles que una mujer.

13. Cuando Edward dice que es peligroso Bella comprende de inmediato que es así, pero cuando lo dice Edythe Beau duda, pensando que ella parece muy delicada y que si no hubiera sido porque la vio parar la camioneta le parecería un chiste que insinuara algo así. Parece que en un hombre es «normal» ser peligroso, así que es fácil creerlo, pero ¿en una mujer? naaa, cómo va a ser eso si las chicas son monas y frágiles por naturaleza, porque ha demostrado que es especial, que si no sería imposible planteárselo siquiera.

14. Cuando Bella se encuentra por primera vez con Jacob coquetea con él para sacarle información sobre los Cullen. Beau no sólo no coquetea con Jules sino que remarca que es Edythe la que puede conseguir lo que quiera de él poniéndole ojitos. Está claro que Meyer cree que la seducción es un arma exclusivamente femenina.

el-poder-de-la-seduccion-de-una-mujer-1-638

15. Cuando Beau se pone a leer para distraerse elige Veinte mil leguas de viaje submarino. En el libro original Bella se pone a leer a Jane Austen. No entiendo este cambio a cuento de nada a menos que Meyer considere que Austen es literatura para chicas y no pueda concebir que a un hombre le puedan gustar los libros «para chicas».

16. Bella va con sus compañeras de clase a Port Angeles a comprar vestidos para el baile. Por lógica, Beau debería ir con sus compañeros a comprar trajes. Sin embargo, se ve que Meyer considera que comprar ropa es muy femenino y ellos van a comprar ramilletes para las chicas. Eso no sólo es un cambio machista, es que no tiene sentido. ¿Acaso van a ir al baile en chándal a lo Barney Stinson en funerales? ¿O desnudos? ¿O son chicos mágicos y se transformarán para arreglarse? Hombres del mundo ¡exijo que me expliquéis cómo conseguís ropa si ir de compras es exclusivo de las mujeres!

¿Ir de compras? ¡No! Nosotros nos arreglamos… ¡Con el poder del Prisma Lunar!

17. Cuando Bella se pierde en Port Angeles la intentan violar unos hombres, por lo que a Beau deberían intentar violarlo unas mujeres. Eso era una buena oportunidad para visibilizar el tema de la violación masculina. Sin embargo, Meyer, como buena machista, piensa que los hombres no pueden ser violados y mucho menos por mujeres, así que cambia la escena porque unos hombres intentan darle una paliza de muerte a Beau. Además, el machismo es doble porque, aunque hay una mujer en el grupo, son hombres los que amenazan a Beau mientras ella se queda atrás. Se ve que Meyer también considera imposible que unas mujeres le puedan dar una paliza a un hombre. Para ella la única manera de que un hombre pueda ser maltratado es por otro hombre, porque claro, ¿cómo iban a poder esos débiles seres contra un machote?

18. Cuando están cenando y a Bella le da frío Edward le da sin más su chaqueta, pero cuando Edythe le ofrece su bufanda a Beau este la rechaza y Edythe tiene que decirle lo siguiente para que se la ponga: «No es una bufanda de mujer, si es eso lo que te preocupa. Se la he quitado a Archie.» Era muy importante especificarlo porque, ya sabéis, usar una prenda femenina es de las peores cosas que le pueden pasar a un hombre. ¡Qué frágil es la masculinidad, que hasta una bufanda la puede destruir!

vampiresa-emocional1La lógica de Meyer.

19. Cuando terminan de cenar Edward invita y Bella se lo toma como lo más natural del mundo, pero Beau protesta y quiere pagar él. Se ve que lo de que invite una mujer no es normal. Sin embargo, ya veo a Meyer regodeándose pensando: «¿veís? no soy machista. He puesto a la mujer a pagar la cuenta y decir: “intenta no quedarte enganchado en roles de género tan anticuados.”». En realidad, lo ideal es que hubiera invitado ella sin más. Incidir en que una mujer también puede pagar es como reconocer que estamos ante un caso especial. No obstante, podría haberlo dejado pasar si no fuera porque eso produce la siguiente situación machista.

20. Cuando Beau ve que lo ha invitado una mujer siente peligrar su masculinidad y su cerebro entra en combustión, por lo que hace lo siguiente: «Dejé a Edythe atrás […] para abrirle la puerta ignorando lo que había mencionado acerca de los roles de género anticuados. […] Me miró con extrañeza mientras le sostenía la puerta, como si fuera de ese tipo de chicas a las que les conmueve el gesto pero […] les incomoda. Decidí pasar por alto el factor incomodidad y volví a […] hacer lo mismo con la puerta del coche.» A Beau se la suda ampliamente que ella no lo necesite y encima se sienta incómoda. Él es el hombre de la relación y no va a dejar que ninguna mujer cuestione su papel.

Sin título

21. Cuando se describe a Edward se dice que es musculoso, pero cuando se describe a Edythe se hace hincapié en lo delgada y delicada que es. ¡Qué asco ya de tópicos de género!

22. Cuando Bella y Edward van al instituto juntos después de su cita Jessica le pregunta a Bella lo que siente por Edward. En el caso de Beau y Edythe lo que le pregunta Jeremy a Beau es si se ha tirado a Edythe o, al menos, ha logrado liarse con ella. Porque lo importante para las mujeres son los sentimientos, pero para los hombres es el sexo porque ellos están más salidos. ¡Claro que sí!

23. Por si no había quedado claro que Meyer en realidad está muy de acuerdo con los roles de género, Beau le lleva la mochila y le abre las puertas a Edythe. En el original era Edward el que hacía esas cosas. Podría haber aceptado que era por ser un vampiro súper fuerte y rápido mientras que Bella era una humana torpe, pero se ve que en realidad lo hacía porque era hombre, ya que ahora es Beau el que se dedica a tratar a Edythe como si fuera manca y débil para dejar claro que es quien lleva los pantalones en la relación, aunque ella pueda levantar su mochila con el meñique mientras que Beau va resoplando cuando la carga.

24. Cuando Edward le dice a Bella de llevarla a caballito por el bosque ella no ve ningún problema, pero en la misma situación Beau duda, incidiendo en lo pequeña y delicada que es Edythe y hasta preocupado por hacerle daño. Parece que por mucho que la haya visto arrancar árboles y levantar camionetas a pulso el tío es incapaz de asumir que la mujer pueda ser la fuerte de una pareja.

Sin título

25. Charlie habla con Beau para decirle que debería intentar ligar más, a Bella lo que le decía es que era muy joven y que mejor esperara a la universidad. Porque claro, en el caso de los chicos ligar es fundamental para reafirmar su virilidad, pero en el de las chicas mejor que liguen poco y no empiecen desde demasiado jóvenes, no vayan a ser consideradas «fáciles».

26. Edythe a Beau: «Beau, no sabes lo…, bueno, lo frágil que eres. No pretendo con ello insultar tu virilidad.» ¡Qué pesadez ya con que Edythe tenga que justificar su fuerza tooodooo el puñetero rato! Edward no lo hacía, pero claro, él era un hombre y se consideraba natural que fuera el más fuerte. Se ve que en el caso de una mujer no es normal y debe disculparse constantemente para que Beau no se sienta insultado ni herido en su masculinidad.

27. Después de que Edythe aclare a Beau que es virgen él piensa lo siguiente: «“Tendemos a formar vínculos muy fuertes, tanto físicos como emocionales”, no había podido evitar preguntarme si hablaría por experiencia. Descubrí que me aliviaba enormemente saber que aquel no era el caso.» Dejando de lado que Beau tiene una mentalidad que ni mi abuelo, en el caso de Edward no se incidía en que fuera virgen. Parece que en el caso de una mujer sí es muy importante dejarlo clarísimo porque, ya sabéis, si un hombre tiene sexo no pasa nada, pero si una mujer hace lo mismo es una furcia.

6822VSegurísimo que Meyer cree esto y le parece muy gracioso el «chiste».

28. Después de que hablen de sexo Bella le pregunta a Edward si la desea y él dice que sí porque es un hombre después de todo. Beau no pregunta y lo que hace Edythe es decirle que lo encuentra guapo. Lo dicho, para Meyer es natural que un hombre piense en sexo, pero una mujer no puede o sería una guarra.

29. Cuando Bella le dice a Charlie que Edward es su novio y se lo presenta este se pone en plan padre sobreprotector. Sin embargo, cuando Beau le dice a Charlie que Edythe es su novia y se la presenta este se sorprende y queda encantado de que su hijo esté saliendo con una chica tan guapa. Será por eso de que las mujeres son objetos a cargo primero del padre y luego del novio, así que los padres han de velar porque sus hijas pasen a un buen dueño nuevo; pero los hombres miden su virilidad por la cantidad y calidad de las mujeres que obtienen, por lo que es un gran logro ligarse a una muy hermosa y deseada.

30. Bella daba clases de ballet de pequeña, pero si Meyer no puede asumir que un hombre vaya de compras ya que pudiera hacer algo considerado tan femenino como bailar ballet debía parecerle una aberración, así que en el caso de Beau era su madre la que enseñaba ballet y él nunca lo practicó.

tumblr_moclrjwmaL1rf2e74o1_500Lo siento claval, tendrás que resignarte porque el ballet es cosa de nenas. Aspira a algo más realista, como por ejemplo salir con una vampiresa.

31. A Rosalie la vejaron y violaron su prometido y unos amigos, pero el cerebro de Meyer implosionaría antes que aceptar que un hombre pueda ser violado y maltratado por mujeres, así que a Royal le pegó una paliza de muerte el amante de su prometida.

Y esos son sólo los cambios más cantosos. Alguno se me habrá pasado. Con otros he hecho la vista gorda por dos motivos: primero, porque eran detalles más ambiguos y quería creer que no eran diferentes por el cambio de géneros sino porque al reescribir Meyer pensó que así quedaban mejor; segundo, porque llevo ya quince páginas y esto no podía ser infinito.

Sentencia

Un bodrio machista. No lo dejéis al alcance de los niños que contiene valores muy perniciosos no aptos para menores de edad y/o personas influenciables.

Reseña Trilogía El Ejército Negro (Santiago García-Clairac)

El mejor ejemplo de cómo NO escribir libros que he visto jamás

Esta reseña va dedicada a las Malas Hierbas, que parecen ser las únicas que están de acuerdo conmigo.

Estos libros no es que tengan defectos, es que directamente son un compendio de defectos. No exagero si digo que son lo más hecatómbico que he leído en mucho tiempo. Parecen ese relato que escribimos de adolescentes para plasmar nuestras fantasías y que guardamos con cariño en un cajón… del que no debe salir. Jamás. Porque da vergüenza ajena de lo ridículo y cliché que es y de la cantidad de sinsentidos que tiene. Y, para colmo, la trilogía hace gala de una doble moral y ensalza unos comportamientos de juzgado de guardia. Tan mal hecha está que, en lugar de una reseña al uso, esto va a ser una especie de lista de los fallos que contiene.

Epic feil namber guan:

¿Coherencia y sentido argumentales? ¿Qué es eso, se come?

La trilogía cuenta dos historias paralelas (como si una no fuera suficiente), la primera es sobre un adolescente con poderes en la actualidad y la segunda una aventura en un mundo medieval-fantástico. Ambas comparten protagonista, tienen más o menos los mismos personajes con nombres y ocupaciones diferentes (esto no lo he visto nunca en fanfic o anime, no, no) y, sobre todo, están saturadísimas de contradicciones y momentos tan absurdos que rayan el surrealismo.

Sin títuloUna historia más trabajada y congruente que la de El Ejercito Negro.

Al principio no sabemos dónde ocurren las historias y la actual das por hecho que en España porque usan euros y la mayoría de los nombres son españoles [si bien hay varios extranjeros (Charlie, Batiste), raros (Metáfora, Mercurio) o directamente inventados (Tatuni, Férenix)], pero avanzada la trama se sacan de la manga que la ciudad ficticia en la que viven en realidad es un país ficticio en algún lugar del centro de Europa. Y así con todo, primero cuentan o dan a entender algo y después donde dijeron «digo» dicen «Diego»: en la Edad Media el reino que creó el protagonista era famosísimo, sin embargo, en la actualidad nadie lo conoce ni hay pruebas de su existencia… ¡Ah, no!, que luego resulta que sí hay restos arqueológicos y documentos, pero curiosamente sólo son conocidos por unos pocos pese a no estar ocultos en absoluto (yendo a una biblioteca o cavando encuentras todos los libros o ruinas que quieras). DESTRIPE La novia del prota (medieval), que al principio lo odia, muere por accidente y en el Abismo de la Muerte se la pasa llorando porque cree que no se puede volver a vivir, no obstante, posteriormente dice que se enamoró del chico a primera vista y era su forma de comprobar si la amaba lo suficiente como para resucitarla. FIN DESTRIPE

También hay sin sentidos por doquier: la familia del protagonista está en la ruina, pero se la pasan haciendo cenas y fiestas de lujo; además, teniendo un tesoro en objetos medievales no se les ocurre vender ninguno para salir de su situación. O, pese a que la Edad Media era un mundo fantástico, la actualidad es como el mundo real y nadie cree en magia ni seres fantásticos. ¿Cómo es posible que todo haya desaparecido sin dejar rastro? DESTRIPE Y en la Edad Media los padres del protagonista ¡no lo conocen hasta que sale de la nada siendo ya adolescente! FIN DESTRIPE

Y hay partes que las lees con los ojos como las órbitas de Júpiter, por ejemplo: el prota está paseando con una amiga y son raptados por unos locos esquizoides que quieren cortarle la cabeza para venderla. Sin embargo, a esos mismos locos les da cosa cargarse a la amiga porque una cosa es matar por dinero, pero matar por nada está mal jopé, ni fuéramos monstruos. Al final, cuando el prota y la amiga se escapan los locos les piden que porfa plis no los denuncien porque no tienen papeles y les hacen caso. DESTRIPE O aparece un colgado que intenta matar al chico en una pelea a muerte con espadas y nadie le da a eso la más mínima importancia. Peeero, si ese mismo colgado acusa al protagonista, sin pruebas, de haber puesto una bomba que ha destruido su propia casa y lo ha herido a él y su familia la policía se lleva al chaval (que, por cierto, es menor) a comisaría y lo amenaza con meterlo en la cárcel. FIN DESTRIPE

Epic feil namber chu:

¿Construir a los personajes y darles un mínimo de originalidad? ¡Qué me estas contando! La construcción es pa’a edificios y no vamos a innovar pudiendo usar clichés.

El protagonista está inspirado en Arturo Pendragón y se llama Arturo Pito Duro Adragón (originalidad al poner). En su vida actual es un chico normal que resulta tener poderes y al que supuestamente todos lo odian por tener un dragón tatuado en la frente, que sea insoportable no tiene nada que ver. Porque cuando tiene amigos bien que se dedica a decirles borderías, además, no deja de mentirles y cuando le echan en cara que no confía en ellos tiene la jeta de decir que están intentando culpabilizarlo. En la Edad Media es un humilde ayudante de alquimista que, por la cara, pasa a ser un súper guerrero capaz de ganar treinta contra uno aunque no haya cogido una espada en su vida. Y en ambas historias es el típico Gary Stu con poderes chachi pistachis que nadie más tiene y lo resuelven todo: se cargan a los malos, te curan las heridas, te permiten volar, te hacen masajes en los pies, etcétera. A menos que argumentalmente convenga que no funcionen, claro. DESTRIPE Porque actúan por orden de Arturo o solos cuando este está en peligro, no obstante, si los enemigos lo dejan adormilado y no puede invocarlos no intervienen. Y son capaces de curarle todo el cuerpo quemado o una herida de espada, sin embargo, mira tú que mala suerte que si son los ojos lo quemado no pueden hacer nada, y tampoco pueden sanar un flechazo. FIN DESTRIPE

mary_sue_wish_fulfillment_guy_by_kevinbolk-d3c9eadLuego, en la actualidad tenemos a:

Arturo padre, el padre de Arturo (valga la redundancia), clásico progenitor desdibujado que se dedica a engañar a su hijo y ocultarle cosas supuestamente para protegerlo, pero sólo consigue que este acabe en peligro y sin saber que hacer porque él se ha negado a soltar prenda.

Sombra, típico personaje misterioso del que Arturo no sabe ni el nombre, aunque vivan en la misma casa desde hace años. Está al tanto de todo lo que pasa, pero en vez de decirlo prefiere hacerse el enigmático y soltar frases ambiguas porque es así de toca narices.

Metáfora (que claramente fue una hija no deseada, menudo nombrajo le plantaron), única amiga y potencial ligue de Arturo, con el que tiene escenitas de celos estúpidos e injustificados por culpa de una chica inexistente sale en un sueño de Arturo (¡¿?!). Va de chica fuerte y con carácter, pero en realidad es una inútil a la que tienen que salvar repetidamente (¡hola machismo!).

Cristobal, un crío que admira a Arturo (Dios sabrá por qué, ya que Arturo pasa de él ocho pueblos y lo trata a patadas) y de mayor quiere ser como él (reconsidéralo, por favor, piensa en los niños).

Patacoja, un mendigo amigo de Arturo al que le falta una pierna, algo sobre lo que el supuestamente cultísimo Arturo dice: «tranquilo, que igual te vuelve a crecer». Y después de situaciones así pretenden que nos creamos que el claval es el más listo de la clase. Ajá. Claro.

Horacio tócate el topacio, compañero de clase y enemigo de Arturo que se dedica a molestarlo porque es muuu malo, tiene mucho tiempo libre y nada mejor que hacer.

Stromber, anticuario que se dedica a intentar robarle la casa a los Adragón y amenazar a Arturo porque también es muuu malo y se aburre.

Arquimaes, alquimista maestro de Arturo. El típico viejo sabio que es amante de la paz y ha jurado no usar sus poderes… a menos que sea para salvar la vida, o para matar enemigos, o para cumplir sus objetivos, o que sea festivo, o un día de la semana que contenga la «e», etcétera.

Crispín, el escudero de Arturo, porque todo protagonista que se precie necesita un adlátere que le lleve el equipaje lo acompañe en sus aventuras.

Émedi, una reina pánfila que está enamorada de Arquimaes y hace lo que él quiere.

Morfidio, una morcilla un conde muuu malo que quiere robarle sus secretos a Arquimaes.

Demónicus, el malo maloso (lo aclaro por si con el nombre no lo habíais adivinado). Un hechicero que rezuma maldad no justificada y se dedica a hacer horribles experimentos y a matar a su propia gente (no sé cómo le quedan súbditos, la verdad) para dejar claro lo perverso que es.

Aléxia, la hija de Demónicus, una bruja que al principio es tan mala como su padre, pero se acaba enamorando de Arturo (¡la hija del malo maloso se lía con el protagonista! ¡¡Lo nunca visto!!). También va de guerrera, pero a la hora de la verdad no hace nada, la tienen que estar rescatando a cada rato y sólo sirve para tener hijos (¡hola otra vez machismo!).

Como no están construidos, todos se comportan de forma errática y sus conversaciones suelen ser sumamente absurdas. Por ejemplo, en la edad actual Metáfora y Arturo se la pasan discutiendo sobre los sueños del segundo, primero uno dice que son reales y otro lo niega para, una página después, intercambiar papeles. Metáfora no deja de pedirle a Arturo que le cuente la verdad sobre sus poderes, pero cuando finalmente este se lo cuenta todo ella coge un cabreo del quince, se pone a gritar como una energúmena y le dice a Arturo que ya no lo ajunta (¿?). El padre de Arturo le confiesa a su prometida que sigue enamorado de su mujer muerta y que quiere resucitarla ¡y a la prometida le parece una idea súper romántica y está de acuerdo! (¡¿?!). DESTRIPE Al final, Horacio desvela que es la reencarnación de Demónicus, el cerebro detrás de todo lo que ha pasado y que chinchar a Arturo en el instituto era sólo un paso previo a intentar dominar el mundo. FIN DESTRIPE Arturo ha jurado matar a Demónicus, pero cada vez que tiene la oportunidad lo deja vivir. O, Arquimaes se encuentra con que en su campamento se ha infiltrado una enemiga que ha intentado matar a Arturo repetidas veces y ¿la delata? no, tienen una civilizada conversación y la deja que siga tranquilamente por allí.

Pfff. Que alguien los mate medique a todos. Con urgencia.

Epic feil namber zri:

dOcuMHentaRse Ez Pa dèviLez, ¡biBa lha HijnoRRanzia!

Los libros están llenos de perlas tales como hablar de pergaminos de papel, que una profesora de lengua afirme que la escritura es una «tecnología moderna» y que se diga que los venenos no es que te maten, es que hacen que las heridas se te infecten y por eso mueres. Amén de situaciones tan inverosímiles como que un historiador tenga objetos históricos de un valor incalculable tirados en un sótano lleno de humedad y ratas, o que al llegar alguien muy grave a un hospital los médicos digan que si nadie mayor de edad firma un consentimiento para operarlo ellos dejan al herido palmarla porque no es su problema. Ajá, claro. Cuéntame más.

Sin títuloNo, es serio, García-Clairac, antes de ponerte a escribir intenta fingir que tienes una mínima idea de lo que estás hablando. Aunque sea haz una consulta de diez minutos en Internet, que yo creo que hoy en día está al alcance de todos.

Epic feil namber for:

Cómo transmitir pésimos valores morales en tres mamotretos sencillos libros.

Arturo y compañía son buenos y Demónicus y demás malos por palabra divina. Pese a que se repite obsesivamente lo valientes, nobles, justos y bondadosos que son los primeros, ambos se dedican a hacer más o menos lo mismo. ¡Ah, no!, que unos emplean hechicería (crear bolas de fuego) y otros alquimia (invocar dragones de tinta). ¿Cómo no habré notado esa gran diferencia? En fin, a lo que vamos. Al principio, Arturo es presentado en la actualidad como un pobre niño que sufre acoso y en la Edad Media como una víctima de tiranos, no obstante, en seguida te das cuenta de que el chaval es bueno porque no tenía la posibilidad de ser malo. En cuanto descubre sus poderes desarrolla un Complejo de Superhéroe de la hostia y se cree moralmente muy superior y el representante de la justicia, así que se dedica, en la actualidad, a maltratar y humillar a los que lo acosaban y, en la Edad Media, a cargarse a los que se meten en su camino o hacen cosas que juzga malas. ¡Y encima va de héroe diciendo que son gente perversa y hay que darle una lección o eliminarla, mientras que él es un defensor del bien y los derechos de los demás!

Sin título¡Ah! El encanto de la doble moral.

Sin contar que el niñato es un puñetero egoísta al que sólo le interesan unos pocos allegados. Por ejemplo, sus hombres le piden que los acompañe y guíe en una batalla muy importante y ¿qué dice? que se las apañen sin él porque tiene que ir a buscar a su novieta y pasa. ¡Viva Arturo, líder responsable y ejemplo a seguir! O, llega un momento en el que Arturo y compañía quieren resucitar a seres queridos, pero esto implica sacrificar a alguien para que el alma del fallecido consiga un nuevo cuerpo y, claro, esto les produce un gran conflicto moral… ¡Inocentes! En realidad ni se lo plantean, si ellos consiguen lo que quieren está bien. Punto. Es más, en la Edad Media se llevan al sitio de resurrección a una chica sin decirle lo que van a hacer con ella y, como no está en el pleno uso de sus facultades mentales, se marcan la justificación de que eso era mejor que la vida desgraciada que le aguardaba. ¡Claro que sí! ¡Heil Hitler Arturo y compañía!

Y ese es el maravillupendo héroe. ¡Puaj! No sé vosotros, pero yo rezo a Madokami para no encontrarme NUNCA con alguien tan «bueno».

DesmotivacionesPor cierto, el objetivo de los malos es extender su reino y luchar contra los que se opongan, y el de los protagonistas fundar un Tercer Reich reino y luchar contra los que no sigan sus justos y nobles ideales. Yo animaba a los malos, al menos tenían claro lo que eran y, aunque se dedicaban a torturar y asesinar a sus enemigos, no tenían el cinismo y la desfachatez de soltarles antes discursos sobre la justicia, el honor y la bondad.

Epic feil namber faif:

¿Te gustan las páginas?, pues te vas a jartar.

Esto es una trilogía porque el autor se ha empecinado en que lo sea, el nivel de relleno es tal que si quitáramos todo lo que sobra se podría haber escrito perfectamente un único libro. Te cuentan las cosas varias veces, hay conversaciones y momentos calcados y situaciones alargadas hasta la náusea (¿cuántas veces interroga la policía a Arturo?, ¿cuántas luchan con los malos, pero sin derrotarlos definitivamente?, ¿cuánto tardan en resolver el misterio del nacimiento de Arturo?). ¿Te parece poco con lo anterior? Chúpate doscientas páginas sobre cómo Arturo derrota a un monstruo aleatorio que no tiene nada que ver con la trama. ¿Sigues sin tener suficiente? Toma un párrafo para explicar que la gente se para y los coches pasan cuando un semáforo cambia. Toma ¡Toma!

Sentencia

Si alguien quiere dedicarse a escribir esta trilogía puede ayudarle mucho, sólo tiene que NO hacer nada ni remotamente parecido.

PS: Oh, ¿me habéis notado un poco agresiva? Es que veréis, estos libros han sido subvencionados por el Ministerio de Cultura. Aparentemente, alguien pensó que eran ideales y había que ayudar a que se hicieran más ediciones y publicidad usando el dinero de nuestros impuestos. Por lo que sí, estoy muy cabreada y me parece que con razón.

DSC01808¿Creíais que bromeaba? Ojalá.