Reseña Yuri!!! on Ice (Sayo Yamamoto)

Tampoco tiremos cohetes

Yuri!!! On Ice ha sido uno de los animes más comentados de la temporada de otoño.  Se trata de un anime de patinaje artístico sobre hielo en el que, según leía en comentarios a través de Twitter, se ponía en el centro del hilo argumental una relación romántica bastante clara entre dos chicos que surgía, además, de una manera espontánea. Como no podría ser de otra manera, me picó la curiosidad y me puse a verlo para comprobar si era cierto.

sin-titulo

Empecemos por el argumento. Yuri Katsuki es un joven patinador sobre hielo que, tras una competición en la que queda en último lugar, decide volver a su ciudad natal. Un buen día, y de buenas a primeras, se encuentra allí mismo con Viktor Nikiforov, una leyenda del patinaje artístico y al cual Yuri siempre había admirado, dispuesto a convertirse en su entrenador después de haber visto un video de Yuri patinando (sí, el argumento comienza siendo poco creíble). A partir de ahí, Yuri, junto con su entrenador Viktor, vuelve a competir mientras la relación entre ambos chicos se va estrechando.

Aunque, siendo realista, está lejos de ser una obra de arte, en general el anime se me ha hecho ameno. Tengo que confesar que a mí, personalmente, me aburren los animes de deportes (a pesar de que en la vida real me encanta el deporte 😜) porque los veo muy repetitivos y predecibles, pero con éste no me aburrí ni se me hizo pesado, y eso se agradece.

Los personajes están bien individualizados y cada uno de ellos compite atendiendo a sus propias motivaciones, unas más normales y sanas, y otras no tanto (ejem). Cuando está en la pista, cada personaje va soltando un rollo a veces infumable sobre lo que va sintiendo, reflejándolo a su vez en cada movimiento de su actuación, lo que provoca una conexión que puede llegar a ser hasta bonita, pero otras veces se da una especie de sentimentalismo exagerado que no produce un buen efecto y roza la parodia. Supongo que se intenta reflejar la pasión de los personajes por lo que hacen en la pista pero no siempre funciona.

yurionice2

Después de estas consideraciones generales, vamos a quid de la cuestión y centrémonos ya en la relación de Yuri y Viktor. Después de verlo, creo que este optimismo y estas buenas críticas de las que hablaba están justificadas en parte pero, desde mi punto de vista, sigue teniendo pegas.

Tiene un punto fuerte. Al principio me daba la sensación de que Viktor estaba siendo demasiado invasivo con Yuri, y ya me temía que iba a ocurrir lo de siempre: una relación tóxica en la que uno acosa al otro pero que todo el mundo ve guay porque a ese otro supuestamente le gusta en el fondo, todo mezclado con fanservice a porrillo. Pero no. Conforme avanza la trama te vas dando cuenta de que Yuri siente lo mismo que Viktor y lo va exteriorizando de manera que al final queda una relación bastante equilibrada y muy recíproca. Especialmente me parecieron tiernos esos gestos espontáneos de cariño tanto de Viktor hacia Yuri como de Yuri hacia Viktor (confieso que hay escenas en las que notaba que me derretía de ternura XD). Es decir, huye de la toxicidad extrema a la que nos tiene acostumbradas el yaoi o el shounen-ai (aprovecho para invitaros a echar un vistazo a las reseñas de Sekaiichi Hatsukoi, Junjou Romantica y You’re my Loveprize in Viewfinder hechas por mi compañera Selenita para comprobar dónde estaba el listón y cómo, en comparación, este anime parece genial).

yuri-on-ice3

El punto débil, en mi opinión, sería el siguiente. Aunque me ha parecido una relación romántica de manera inequívoca,  tiene un error que para mí es muy importante: en ningún momento esa relación de amor se hace “oficial” de manera explícita. Es decir, para mí habría tenido muchísima importancia que se hubiera dicho, en voz alta, sin medias tintas, sin ningún margen para la interpretación, que eran pareja. Cuando había alguna escena en la que de alguna manera dijeran que podrían ser pareja, siempre se hace con un matiz humorístico, en ningún caso serio o como si fuera algo sin importancia.

Sin duda, es un paso adelante que se traten estas relaciones con esta espontaneidad pero, lo dicho, necesito que sea más explícito, que “sea dicho”, no mediante suposiciones, gestos, aunque estos sean clarísimos. Necesito que las cosas sean llamadas por su nombre, y es eso precisamente lo que sigo echando en falta, romper ese tabú.

Para concluir, me ha parecido un anime aceptable. En cuanto a argumento no está nada mal (sin pasarse, no obstante). En cuanto al tratamiento de la relación de amor entre los dos chicos, como vengo diciendo, hay igualmente mucho margen de mejora, pero sin duda es mejor que otros que tratan el tema y, por lo tanto, es un pequeño avance.

Crónica de mi cena navideña

Tal como me propuse, esta cena de Navidad en familia no me he callado y he saltado cuando han dicho una machistada/LGTBfobada/racistada. Por si a alguien le preocupa aclaro que no he recibido ninguna agresión física, pero psíquicas sí. Se han ensañado conmigo a base de bien. A continuación el relato de los hechos.

La cena empezó como siempre son estas cenas de Navidad en mi caso: toda la familia sentada a la mesa mientras las mujeres cis sirven y los hombres cis se quedan en la mesa esperando y, si acaso, se dignan a poner alguna servilleta. Claro que no es nada que no esperara, para quien no lo sepa aclaro que la mayoría de mi familia es tirando a bastante facha.

Cuando se terminó de servir se comenzó a hablar de todo un poco. Aunque ya dije algo ante comentarios islamófobos sobre que no deberían permitir que los moros construyeran mezquitas, el «espectáculo» de verdad empezó cuando salté ante un «chiste» que contó un primo que va de graciosete. Atención al «graciosísimo chistecito», para que os hagáis una idea de lo que tengo que aguantar: «las mejores mujeres son como el mejor vino: de 12 años y encerradas en un sótano». Podéis tomaros un minuto para recuperaros antes de seguir leyendo, que se que ahora os debéis de estar mondando. Jojojo, ¿qué hay más gracioso que las violaciones y la pedofília? Jajaja.

2

Obviamente ante esto salté diciendo que era de muy mal gusto y si le hacía gracia era un pedófilo y un violador. Ahí empezó el ataque. Al principio era lo típico de llamarme exagerada y amargada porque «sólo era humor». Pero cuando dije que era feminista y traté de explicar lo horrible que era semejante «chiste» empezó a ser algo casi organizado y sistemático, con lo que me refiero a siete personas (seis hombres cis y una mujer cis) atacándome verbalmente hasta el punto de no dejarme hablar. Ninguneo y falta de respeto total hacia mi persona. Los comentarios iban desde los típicos que me desacreditaban y pretendían explicarme el feminismo porque sabían tanto que decían que el hembrismo existía y los hombres deberían dirigir el feminismo para que no los margináramos; pasando por quienes se cachondeaban de que muy feminista, pero luego seguro que le dejaba a los hombres el trabajo pesado; hasta llegar a quienes decían que lo que necesitaba era un novio que me echara un polvo y se me quitaban las tonterías.

19.gif

Lo peor es que uno de los hombres que se unió al machaque y burla era mi propio hermano. Porque una cosa es la familia lejana a la que veo de higos a brevas y por la que, en la mayoría de los casos, tengo escaso si no nulo cariño, y otra muy distinta que tu propia familia cercana se te ponga en contra. Eso me dolió como una traición.
Cuando explotó todo de forma definitiva fue al salir del armario. Ante los comentarios de que necesitaba un hombre respondía que eso nunca iba a pasar porque era asexual arromántica y no me gustaban los hombres ni las mujeres. El ninguneo y cachondeo a mi costa fue total. Me convertí en la estrella de la cena; la estrella de mar, que es lo que, entre otras cosas, me preguntaron con chanza si era. Casi hubiera preferido que me miraran mal porque eso al menos hubiera significado que reconocían mi existencia. Me negaron por completo, tanto mi sexualidad como mis sentimientos y experiencias. Y entre los «comentarios jocosos» hubo un primo lejano (el mismo del primer chiste) que hasta me AMENAZÓ con una violación. Sí, como suena, me soltó: «Si no fueras familia te llevaba a un callejón a quitarte las tonterías». Entre carcajadas, porque todo era muy gracioso. Jajaja.

Obviamente yo lo estaba pasando fatal y no dejaba de lanzar miradas desesperadas a mi hermano y, sobre todo, a mi madre, que supuestamente aceptaban mi sexualidad. Eso fue lo peor. Mi madre, que siempre me ha apoyado en casi todo y es una persona con la que tengo confianza y esperaba poder contar, se quedó callada mirando al plato. Estaba claramente incómoda e intentó cambiar de tema un par de veces, pero NO me apoyó. En un momento en el que necesitaba desesperadamente apoyo y validación me dejó sola y prefirió no entrar al trapo. Entre eso y lo de mi hermano, que aquí no se cachondeó pero tampoco dijo nada. Sentí que a la hora de la verdad no tenía a nadie. Pocas veces me he sentido más sola.

228543

Al final siento decir que no me ha compensado. Igual es porque no soy una persona capaz de imponer (no tengo gran presencia ni me sale levantar la voz), pero sólo he logrado pasar un mal rato, si bien de forma diferente a otros años. No obstante, aclaro que lo voy a volver a hacer en Año Nuevo y siempre que pueda, hasta que me vuelta molesta aunque sea por puro cansancio. Estoy harta de tener que aguantar machismo, LGTBfobia y racismo. NO es algo inocuo, crea mucho odio y dolor, así que ya anuncio que mi propósito para el próximo año es volverme «la amargada» de las fiestas porque pienso seguir señalando estas cosas y tratando de cortar el rollo. Espero que con la práctica me vuelva más eficaz, pero si no, en cualquier caso, a tenaz no me gana nadie.

Reseña Primera Trilogía Cazadores de Sombras (Cassandra Clare)

The mortal boredom

Estos libros son conocidos, pero nunca me habían entrado ganas de leerlos. Eran muuuchos (menudo negocio se ha montado Clare), gordos (superan las 500 páginas) y yo soy una vaga que piensa que, a menos que te llames Terry Pratchett o Agatha Christie (y a veces ni por esas), cuando alguien escribe más de diez libros ambientados en el mismo universo o con los mismos personajes suele ser sobre-explotación pura y dura. Pero como me tocaba leer los tres primeros y eran fantasía urbana, género que me gusta, me animé y me dije que seguiría si me convencían. No lo han hecho y no voy a leer más libros de este universo. Mis motivos quedarán expuestos a lo largo de la reseña.

¿De qué va la historia? De una adolescente que se cree normal hasta que se descubre especial, lo que pasa es que se lo habían ocultado porque patatas; y hay un mundo fantástico lleno de demonios, vampiros y demás cuya existencia desconoce la gente de a pie, que aquí se llaman mundanos porque muggle estaba pillado y hace falta un nombre despectivo para discriminar a la gente normal; y existe un grupo llamado los cazadores de sombras que se encargan de mantener el orden cazando demonios; y se está cociendo una conspiración mazo de chunga que pondrá en peligro el mundo y en la que nuestra típica prota hormonada se verá implicada sin comerlo ni beberlo; y, a la vez, tendrá que sacar tiempo para liarse con el macizorro de turno al que conoce de una semana y, aún así, dicen que es un amor verdadero que ríete tú de Disney. Ala, ahí tenéis el resumen de los tres libros en veinte segundos y sin respirar. Es decir, la historia típica, tópica, túpica que ya nos han contado lo menos treinta veces.

Sin título

No tengo nada en contra de que me cuenten la historia de siempre, pero una buena escritora debe tener la habilidad de lograr que lo conocido se me haga nuevo y me interese. No ha sido el caso. Es la historia de siempre contada como siempre y con los tópicos de siempre. Que si los cazadores se sombras viven en un sitio llamado el Instituto que definitivamente no parece inspirado en Hogwarts, no, no. Que si hay un grupo llamado la Clave que maneja el cotarro y otro de malosos con tintes nazis llamado el Círculo (no te curres tanto los nombres Clare, te va a dar una hernia de pensar). Que si adolescentes pueden deducir en MINUTOS lo que a adultos preparados y experimentados ni se les ha pasado por la cabeza en MIL AÑOS pese a que era súper evidente. Que si existen licántropos débiles ante la plata y vampiros a los que afecta lo sagrado y, además, son razas enfrentadas. Pfff. Ya que creas un mundo con sus seres fantásticos se agradece un poco de originalidad. Hay otros modelos de vampiros y de licántropos fuera de los popularizados por Hollywood. Lo único mínimamente novedoso son las runas que usan los cazadores de sombras para pelear y su cultura, y es algo tratado muy por encima. No hay inmersión en un mundo nuevo y currado, es un mundo estándar al servicio una historia estándar.

694b8b56b62ec278979d286946645ce1Crea tu propio mundo fantástico con estos sencillos recortables estereotipados, la originalidad está sobrevalorada.

Lo anterior me supone que no hay interés ni implicación en lo que me están contando. Los libros se me han hecho áridos como un paseo por Murcia el desierto a pleno día, sin sombrero, refrescos ni compañía a quien asesinar para beberme su sangre y sobrevivir.

Y aún no he hablado de los personajes. Podría decir que son originales y profundos y merece la pena leer los libros sólo por ellos… pero sería como decir que Hogar Social Madrid no son nazis. Son exactamente como el mundo: tópicazos más quemados que un meme en Twitter.

Clary, típica quinceañera que tiene detrás a dos chicos, pero piensa que es más fea que Pizio porque es delgada, baja, pelirroja y pecosa (¿?). Odio profundamente el tópico de que la chica sea guapa, pero no se lo crea hasta que se lo diga el chico de turno. ¡Basta ya de hacer depender la autoestima de las mujeres de los hombres! ¿Para cuando una chica que sea un bombón, lo sepa y, si le da la gana, sea una conquistadora? Y que no por ello tenga que ser una femme fatalle y la villana, gracias.

También se cree normal, pero resulta ser especial: pertenece a una estirpe de cazadores de sombras y tiene poderes chachi pistachis que nadie más posee. Lo que pasa es que su madre se lo ha ocultado toda su vida por su bien. Ajá. Obvio que sin saber nada del peligro que la acechaba ni qué hacer en caso de emergencia estaría mucho más protegida que si le contaba todo y la entrenaba para defenderse. Encima, lo anterior provoca que Clary sea una inútil a la que deben salvar todo el tiempo porque se empeña en ir a misiones peligrosas para las que no esta preparada y luego es un fardo. Me parece bien que sea inútil al principio porque lo contrario no tendría lógica. Eso OK. Pero ¿por qué SIEMPRE tiene que ser la mujer la inútil desentrenada y el hombre el guerrero experto? ¿No podía ser Clary la cazadora de sombras de la sonrisilla socarrona y Jace el que necesita protección? Siempre se repite el mismo patrón machista y ya estoy muy cansada.

Lo único que reconozco que le da puntos es que haga tantas comparaciones con el mundo de la pintura y el dibujo porque eso le da verosimilitud al personaje, ya que se supone que a ella le gusta mucho la pintura y tiene sentido que piense así.

Jace, cazador de sombras y el clásico tío malote y graciosete que se supone que está hecho para bajar bragas, pero que en realidad te da ganas de bajarle los dientes. Como no podía ser de otra manera, tiene un pasado traumático para justificar que sea un borde sarcástico e intentar pintarlo como una pobre víctima que sólo protege su corazoncito en lugar de como un imbécil prepotente. No cuela. Haber sufrido en el pasado no otorga licencia para ser un chulo playa y que el resto tenga que tragar con tu actitud, se queda en imbécil y punto. Nada destacable entre los millones de chicos malos que pueblan la literatura adolescente.

Está ahí para ser el interés amoroso de Clary y así poder meter otro tópico odioso: que quieran vender como amor verdadero el de un par de adolescentes que se conocen de días. A ver, no, eso es atracción sexual. Que está muy bien que los adolescentes quieran pegarse un polvo, no tiene nada de malo. No hace falta la excusa de que es amor, que por tener deseo sexual a secas no van a arder en el infierno por impuros.

Sin contar que es una historia de amor muy precipitada y forzada que sólo sirve para meter hormonas a presión drama y morbo. DESTRIPE ¿No existen las pruebas de ADN en los libros? Me fascina que siempre que se diga que los protas son hermanos nunca se les ocurra comprobar si es verdad o el malo miente. Vale que haya sido convincente, pero teniendo en cuenta el historial de falacias y manipulaciones que se trae detrás parece buena idea dudar. Nos habríamos ahorrado tanto drama absurdo por su amor prohibido. FIN DESTRIPE Que, para colmo, queda fatal. Clary con la madre secuestrada DESTRIPE y luego en coma FIN DESTRIPE y Jace con una crisis familiar DESTRIPE y luego la muerte de su hermanito FIN DESTRIPE y ellos victimizándose por no poder enrollarse con la persona que conocen de una semana, vergüenza me daría.

giphy

Simon, el único y mejor amigo de Clary, o eso cree la chiquilla, porque en realidad va detrás de ella. Claro, no es que pueda existir la amistad entre hombres y mujeres hétero, SIEMPRE uno o ambos estarán enamorados en secreto. Ajá. Para colmo, el tío en lugar de declararse se dedica a coquetear con otras chicas para darle celos a Clary y «practicar como novio» (las mujeres no son una máquina de entrenamiento, capullo). Sólo se declara cuando ve a Clary liarse con Jace, momento en que se pone a victimizarse y echarle en cara a ella que se haya atrevido a tontear con otro chico en lugar de fijarse en él cuando tonteaba con otras chicas. Uy sí, que pena me das.

Isabelle, otra cazadora de sombras que se lleva mal con Clary. Ya se sabe que la amistad es cosa de hombres, las mujeres siempre acaban compitiendo porque la sororidad es otro mito. Así que Isabelle le tiene tirria a Clary porque estaba acostumbrada a ser la única chica del grupo, y Clary se siente amenazada por Isabelle porque la percibe como más mujer que ella (léase más guapa y tetona, que se ve que son las características fundamentales que hacen a una mujer).

Reconozco que al final arreglan algo ambas cuestiones, sin embargo, ¿cuál es el problema con poner amistad real en las novelas? ¿o con hacer protas que no sean marginadas sociales y se lleven bien con las mujeres de su alrededor?

Alec, hermano de Isabelle y compañero cazador de sombras de Jace. Es el equivalente a esa amiga del chico que lleva media vida enamorada de él y está para odiar a la prota, sólo que es hombre porque Clare quería ir de tolerante e inclusiva poniendo a algún secundario no hétero. ¿Hacer a protagonistas no héteros y tratar su sexualidad con naturalidad? ¡Nooo! Eso ya no, que esto lo tienen que leer los jóvenes y qué van a pensar. Al menos no es un villano y le dan un trato decente. Minipunto.

Magnus, un brujo que me gusta por lo extravagante que es, resulta menos plano y más divertido que los protas. Además, es abiertamente bisexual, algo que se trata con bastante naturalidad (los personajes LGBT+ cuya sexualidad sólo es una característica más y se tratan con respeto siempre son bien). Lastima que sea tan secundario. DESTRIPE Y acaba feliz junto con Alec. ¡Wiii! Ya basta de que los personajes no héteros la casquen. Sin embargo, me veo obligada a decir que no me gusta nada eso de liar a inmortales de tropecientos años con adolescentes. ¿Si no se ve bien una pareja de un adolescente y un abuelete por qué sí se acepta sin problema siempre que el viejo se conserve bien? FIN DESTRIPE

Para terminar de rematar, la historia avanza a paso de caracol reumático y está que revienta de tanto relleno. Son de esos libros en los que pasas páginas sin que avance el argumento. Hay demasiadas partes en que Clary y Cía van de un lado para otro y se pegan tortas, pero la acción no camufla que son momentos que aportan rigurosamente NADA. Por ejemplo, el tramo del hotel Dumort en el primer libro o la batalla en el barco del segundo. Si se eliminaran nadie lo notaría. Sí, este es uno de esos casos en que se ha hecho una trilogía por la pela. Perfectamente se podría haber escrito un único libro gordo, como mucho dos. El primero es bastante introductorio y hasta el final no pasa nada, el segundo directamente es como un 90% relleno y el tercero tarda bastante en arrancar. ¿Quiere alguien pensar en el Amazonas antes de poderse a escribir?

fcb_editado1Acá Clare avanzando con el argumento.

Sentencia

Si es tu primera incursión en la fantasía urbana puedes pasar un buen rato, pero si ya tienes un bagaje mejor lee otra cosa.

Hazlo, Disney: Give Elsa a Girlfriend

Para quien todavía no se haya enterado, en los últimos meses las redes sociales han sido escenario de una intensa campaña pidiendo a Disney que la protagonista de Frozen, Elsa, tenga como pareja a una chica en la segunda entrega de la película. Aunque afortunadamente he visto a más gente partidaria que detractora, no me deja de llamar la atención que aún se genere polémica en cuanto al tema.

elsa_frozen_lesbi-660x315

No entiendo que haya algo que debatir. Para mí está clarísimo que es fundamental contar, no sólo con la presencia de una princesa Disney lesbiana, sino con más personajes LGBT en los dibujos y cuentos infantiles.  Hasta me escandaliza que esto todavía no esté ocurriendo, o al menos no con la frecuencia que cabría esperar de una sociedad medianamente avanzada.

Y digo que me escandaliza porque yo fui una niña lesbiana que creció en los noventa sin ningún referente al que agarrarme. Desde entonces ha llovido bastante y, sin embargo, las niñas y niños LGBT de hoy en día siguen de la misma manera.

Creo que no exageraría si digo que todas las personas LGBT hemos creído en nuestra infancia o adolescencia que éramos heterosexuales. Estamos tan perdidas que en un primer momento ni siquiera sabemos que lo estamos. Lógico si nos ponemos a analizar cómo nos imponen la heterosexualidad. Yo diría que nos la meten en la cabeza a martillazos, nos la incrustan en el cerebro, quitándonos la facultad de ser quienes somos y convirtiéndonos en una especie de zombi programado para cumplir con ciertos patrones.

Sí. Nos programan para ser heterosexuales. Nos eliminan cualquier mención a cualquier otra orientación que no sea la heterosexual. Y, cuando se nombra porque no queda otro remedio, nos hacen ver que esas orientaciones sólo las tiene gente rara, alejada y extraña que no tienen nada que ver con “nosotros”, la gente normal. Hasta te contagian ese rechazo por esa “otra gente” que no tiene, supuestamente, nada que ver contigo.

Así crecemos. Todo centrado en la heterosexualidad y odiando de manera inconsciente a la gente que no cumple con ello. A tus amigas les gustan los chicos. A tus amigos les gustan las chicas. Si eres chica, te preguntan por el novio. Si eres chico, te preguntan por la novia. Hasta las clases de “educación sexual” están exclusivamente centradas en la heterosexualidad.

Con este panorama de presión y bombardeo continuo, ¿cómo vas a pensar que no eres heterosexual?, ¿cómo vas a pensar que existen otras posibilidades?, ¿cómo vas a cuestionar a esa sabia gente mayor que te han metido eso en la cabeza?

ellen2

Por supuesto, libros, dibujos animados, videojuegos, series y películas no iban a ser diferentes. Hay que tener en cuenta que cuando eres pequeña estas historias son muy importantes. No solamente te diviertes. A través de ellas aprendes. Asimilas valores. Te identificas con los personajes. Pero en estas historias, siempre que se habla de amor en el sentido romántico, es sinónimo de hablar del amor entre una chica y un chico.

Os voy a contar algo muy personal para que se entienda mejor. Recuerdo que en el caso de historia romántica me identificaba con el chico porque (ahora lo sé) me gustaba la chica. Sin embargo, yo en ningún momento sentía que yo fuera un chico, y tampoco me daba cuenta de que lo que me pasaba era que me gustaba la chica. No entendía absolutamente nada, pero en ese momento tampoco me lo cuestionaba. Al fin y al cabo, no me podía plantear otra cosa porque no me lo habían ni mencionado: yo era una niña y por tanto a mí me tenían que gustar los niños.

El “fallo de programación” ya asomaba. El sentir, quizás la mayor parte del tiempo en un plano inconsciente, que no encajaba, que me pasaban cosas “extrañas” que no se correspondían con lo que me habían enseñado, me causaba dolor y confusión. Y más adelante te sientes fuera de todo porque eres incapaz de cumplir con lo que se espera de ti. Lo peor es que ni siquiera encuentras una explicación para tu comportamiento. Te llegas a cabrear contigo misma y a reprocharte continuamente. Te echas la culpa de todo. Piensas que eres idiota y rara. La autoestima, como podéis imaginar, por los suelos. Me habían enseñado, simplemente, que yo no podía existir.

¿En serio hace falta que una niña pequeña pase por todo esto por una serie de prejuicios sociales? ¿Qué habría pasado si hubiera habido en mi vida una princesa Disney lesbiana en la que verme reflejada? Imaginaos cómo habría cambiado la historia. Seguramente habría sido más feliz porque me habría entendido a mí misma y, al hacerlo, me habría sentido más integrada y no tan sola, más segura de mí misma y, de paso, me habría enseñado a mí y al resto de chicas y chicos, sean o no LGBT, la diversidad existente.

Os aseguro por experiencia propia que cuando te identificas, le encuentras una explicación a todo y ves que todo está bien, que no eres un bicho raro, que lo que te pasa es normal, la sensación de alivio y alegría es maravillosa. ¿Por qué no aliviar a esas niñas y niños con ese sencillo gesto como incluir a todo tipo de personajes en estas historias? ¿Por qué no enseñar en la diversidad desde la infancia?

giphy

Quería referirme a otro asunto antes de concluir. He leído a gente defendiendo la posibilidad de una Elsa soltera. Y, sí, sería genial que Elsa quedara soltera porque daría la idea de que no hace falta pareja para ser feliz, algo con lo que estoy completamente de acuerdo. Pero, en mi opinión, si fuera lesbiana sería muchísimo mejor. Sobre todo por el detallito de que Disney no cuenta con ni un solo personaje LGBT en sus películas. Además, se nos olvida, e insisto mucho en ello, que las niñas y niños LGBT no tienen ni un sólo referente. Y lo necesitan.

Hay algo que también es clave: ¿a qué le hace falta una mayor normalización y visibilización? ¿A una persona soltera o a una persona LGBT con pareja? Fijaos como la gente ultraconservadora se ha desquiciado ante la posibilidad de una princesa lesbiana (véase las delirantes campañas de recogida de firmas de Hazte Oír, por ejemplo). Pongo la mano en el fuego, sin ningún miedo a quemarme, que esto no pasaría si Elsa se quedara simplemente soltera.

 scared2AAAAAAAAHHHH. Una princesa lesbiana, NOOOOOOOOO. AAAAAAHHHHH

Pero es que hay más. Debido a la poderosa heteronorma, que coloca a la heterosexualidad como sinónimo de neutralidad y se entiende que todo el mundo es heterosexual hasta que no se demuestre lo contrario, un personaje femenino soltero se interpretaría siempre como heterosexual si no da síntomas de lo contrario.

No deja de resultarme curioso que, para una vez que tenemos la posibilidad de tener una princesa Disney lesbiana, de repente vea a gente interesadísima en que la dejen soltera. Ya quisiera ver a esa misma gente defender la soltería con el mismo ahínco en el resto de películas Disney en las que todos los personajes son heterosexuales. Pero no, tiene que ser precisamente en ésta. Vaya.

No sé en qué va a quedar todo, pero sin duda Disney, una compañía con un poder de difusión enorme, tiene la oportunidad de romper prejuicios y de ser pionera en la visibilización y normalización de los personajes LGBT en las películas infantiles. Esperemos que dé un paso al frente y se decida a hacer algo que, me atrevería a decir, muy posiblemente sea histórico.

No quiero tolerancia; quiero aceptación y normalización

Si nos seguís por el twitter del blog, que normalmente llevo yo, habréis visto que hace un tiempo que he estado hablando sobre salir del armario y la asexualidad. Pues bien, es oficial. Estoy saliendo del armario con mi familia y amistades y quiero hacerlo también por aquí.

Hola, soy Selenita y soy asexual y arromántica. He decidido decirlo oficialmente porque estoy cansada de fingir ser hétero y quiero ayudar a dar visibilidad a mi orientación, totalmente ignorada en el mundo hipersexualizado y romantizado en el que vivimos.

tumblr_mb54a5kdd41rganzco8_r1_250

Oh, ¿alguien cree que realmente no estoy haciendo nada porque no doy la cara? ¿Que no es importante reivindicar estas cosas? ¿Que esto es sólo para llamar la atención? Entonces le digo una cosa: felicidades. Sí, felicidades porque obviamente NO sabe lo que es estar fuera de la heteronormatividad.

No sabe lo que es estar «en el armario».

No sabe lo que es vivir con miedo a que la gente de su alrededor no te acepte.

No sabe lo que es pensar que si descubren tu sexualidad van a cuestionarte en los mejores casos y puede que hasta rechazarte y agredirte en los peores.

No sabe lo que es temer que te violen o maten por ser como eres, algo que en algunos países es hasta legal.

No sabe lo que es que haya médicos que te consideren enferma y quieran medicarte.

No sabe lo que es crecer pensado que realmente estás enferma o tienes algo malo por no ser como la sociedad arbitrariamente dice que es la única manera válida de ser.

No sabe lo que es acostarse llorando porque la sociedad le dice que no es «normal» y por eso siente que no encaja.

No sabe lo que es no verse relajada en ningún medio y, si lo está, que sea de forma estereotipada y hasta ridícula.

No sabe lo que es llegar a no aceptarse a sí misma e intentar cambiar con todas sus fuerzas sin poder hacerlo.

No sabe lo que es forzarse (¡o que otras personas te fuercen!)a hacer cosas que en realidad no quiere porque se supone es lo que debería querer.

No sabe lo que es que se mofen de su orientación con chistes y bromas.

No sabe lo que es no poder hacer algo tan cotidiano como hablar de su sexualidad con su familia y amistades.

No sabe lo que es sufrir presión para tener sexo o citas de parte de gente bienintencionada que, en teoría, busca ayudarte porque no concibe que puedas ser como eres.

No sabe lo que es ocultar una parte de si misma y pasar la vida fingiendo que es algo que no es.

No tiene ni puñetera idea porque siempre ha vivido viéndose representado, aceptado y legitimado por una sociedad que lo considera normal. Le han dado todo lo anterior sólo por ser quien es y por eso no sabe lo que es tener que luchar para conseguirlo.

Yo sí lo sé y quiero decir que aquí estoy y no quiero seguir fingiendo, siendo invisible y, en mi caso, sentirme asfixiada por una sociedad en la que parece que no se puede ser feliz si no se tiene sexo, se encuentra pareja o, preferiblemente, ambas cosas.

invisibilidadBasta de que sea como si mi orientación no existiera.

Aquí estoy y no me interesan el amor romántico ni es sexo, por lo que aborrezco de que la sociedad piense que eso es lo que hace humanas a las personas.

Aquí estoy y a partir de ahora me he propuesto decirlo y hacer lo que pueda, por poco que sea, para que yo y el resto de personas que son iguales a mi tengamos visibilidad y aceptación.

Porque no quiero que me toleren como algo molesto que, en el mejor de los casos, se aguanta por corrección política. Quiero que me respeten y acepten como soy. Que me consideren normal porque es lo que soy, por mucho que pertenezca a una minoría. Quiero, ni más ni menos, que lo que tienen los héteros. Y lo exijo porque me lo merezco por ser persona y los derechos no se piden como un favor. Así que si a alguien le parece que la gente del colectivo LGTB+ se está pasando con sus reivindicaciones que ejercite un poco la empatía y se ponga en nuestro lugar. No tenemos que dejar de existir, o fingirlo, para no molestarlo; el mundo no es suyo y es él quien debe dejar de mirarse el ombligo y darse cuenta de que no sólo existen su verdad y su realidad.

3dee2c82302da90fff934910265c3f65

Respondiendo Liebster Award

Os contaré una historia. Resulta que la otra vez que Mery RodVar respondió un Liebster Award en su blog dijo que participar era opcional, y a mí no se me ocurrió otra cosa mejor que abrir mi bocota para decir que no pensaba participar a menos que me obligaran nominándome. Si, por eso me ha nominado en esta ocasión y aquí estoy para cumplir, si es que no aprendo que no se pueden dar ideas. Pero bueno, en el fondo me hace hasta ilusión. ¡Allá voy!

Agradecer a quien te ha nominado

Muchísimas gracias a Mery RodVar de Los Leotardos Verdes. Toma, pa ti con todo mi amor:

Reglas

Agradecer y seguir el blog que te nominó. Ya lo hago… o lo haría si pudiera. ¡Maldita sea la incompatibilidad entre wordpress y blogspot! Tendrás que conformarte con que te siga de corazón Mery.

Responder las 11 preguntas que te hagan. Lógico.

Realizar 11 preguntas para los blogs a los que nomines. Eso, eso, ¡qué más gente pase por lo que yo he pasado! ¡¡¡Muajajaja!!!

Nominar a 11 blogs con menos de 200 seguidores. Buen plan: si se lo toman bien eso que has ganado, y si se lo toman mal no son enemigos demasiado poderosos. Cada vez me gusta más la forma de pensar de quien inventó los Liebster Award.

Avisarles sobre la nominación. Vayan a pensarse que la ignorancia les servirá de excusa para escaquearse.

¿Cuál es el libro que ahorita mismo tienes más ganas de comprar?

¿Comprar? ¿Qué es eso? Soy muy tacaña pobre y tiro de bibliotecas, préstamos y libros electrónicos y descargas de Internet. Los libros están muy bien para evadirse, pero los seres humanos no pueden digerir la celulosa y hay cierto nivel de hambre que ni el mejor libro del mundo te hace olvidar.

Bueno, vale, ya en serio aunque lo de antes no era del todo broma. Llevo ya un tiempo buscando The war of the flowers, de Tad Williams. Es un libro sobre un mundo fantástico de hadas, me apetece mucho leerlo por su temática.

*Silencio incómodo*

Sí, estoy confesando que me gustan los libros de hadas, pero antes de reíros de mi y pensar que mi maldad en realidad es postureo haced el favor de ver qué tipo de hadas son, porque os aseguro que Disney ha hecho mucho daño al respecto con sus representaciones edulcoradas de ellas. Disney es a las hadas lo que Crepúsculo a los vampiros, porque esta clarísimo que originariamente las hadas eras seres espantosos que se lo montaban muy bien para quedar como las buenas y salirse siempre con la suya. ¿No me creéis? Atención:

Se dedican a ir de gorra a bodas y nacimientos reales porque como no las invites te lanzan maldiciones. Eso es claramente tener que pagarles a cambio de que te protejan de ellas mismas, básicamente lo mismo que hace la mafia.

 Regalan a sus supuestas protegidas dones inútiles que, normalmente, sólo les crean problemas. ¡Panda de sádicas incluso cuando van de buenas y generosas!

Se pasan el tiempo rascándose la nariz y disfrutando del sufrimiento de sus supuestas protegidas, lo que corrobora el punto anterior. ¿En serio no podían hacer nada cuando a sus ahijadas las maltrataban y hacían dormir llenas de ceniza y con los ratones royéndoles los pies? Nadie puede ser perezosa a inútil hasta ese punto a menos que lo haga a posta.

Cuando por fin aparecen sólo lo hacen una vez, no terminan de resolver el problema y, encima, esperan que estés súper agradecida con ellas por dignarse a mover un dedo por ti después de verte sufrir AÑOS. Si esto no es recochineo no sé que será.

Normalmente esa única aparición estelar basta para que los malos terminen muertos de forma sangrienta, porque ellas no son partidarias del arrepentimiento ni las segundas oportunidades, no señora. Ellas claramente son heraldas de la tragedia y llevan sangre, destrucción y desgracias a donde quiera que van.

Y, pese a que lo anterior demuestra que son seres vagos, gorrones, sanguinarios y sádicos han conseguido convencer a todo el mundo de que son maravillosas y lograr que todo el mundo las adore y quiera poner un hada madrina en su vida. Son genuinos ejemplos de manipulación y maldad camufladas tras trajes brillantes y alas de purpurina.

Pues ahora pensad en un libro que, tal como me lo han vendido, no sólo no oculta lo anterior sino que lo muestra claramente y entenderéis por qué le tengo ganas a The war of the flowers y estoy buscándolo hasta debajo de las piedras, ya que no lo encuentro por ningún lado.

tumblr_inline_np653pgi441rt9rzj_500

¿Cuál es tu cuento de hadas favorito?

Pues voy a decir El joven rey, de Oscar Wilde. Si bien es un poco bastante una apología religiosa no me molesta como no creyente, que es mucho más de lo que normalmente puedo decir de esas obras *cofcofC.S.Lewistemiroaticofcof*. Y en lugar de ser agrio-agrio como la mayoría de los cuentos, y en especial los de Wilde, tiene más bien un tono agridulce: no, ni se acerca al edulcoramiento-para-morir-de-diabetes de Disney, pero dentro de la fatalidad deja de forma justificada un resquicio para la esperanza y el progreso. Además de que invita a reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos los privilegiados con los demás, porque si vivimos bien es muchas veces a costa de otros y no debemos ignorar eso. Encima, ¡hace todo lo anterior en menos de 30 páginas y sin que quede forzado ni demasiado cantoso (al menos no insoportablemente cantoso, ¿vale? Es una cantosidad tolerable porque la historia va de eso)! ¡¡¡Aprende Suzanne Collins!!!

Aunque si quiero ser sincera la razón por la que amo este cuento es mucho más personal: me encantan el tacto y los colores que evoca. Los colores son muy vivos, pero en lugar de ser chillones y agresivos tienen un tacto aterciopelado e íntimo. Me encanta.

meregusta-si-lo-ven-diganle-que-lo-amo-c-0-892758.previa

Relaciona un libro con una canción.

Hedwig’s theme con Harry Potter. Lo sé, soy demasiado original para este mundo.

sorpresa

¿Has escrito fanfics de libros? Si la respuestas es sí, ¿de cuáles?

No. Siguiente.

Mmm, esto empieza a ser demasiado fácil. Tendré que esforzarme más, porque intuyo que mis respuestas están siendo una miércola.

Helados-en-serie

¿A qué personajes de diferentes libros shippearias?

A Romeo y Hamlet. Siempre he pensado que pegan mucho: los dos son impulsivos, niñatos y muy melodramáticos. Seguro que se entenderían genial. Me los imagino acaramelados mientras pasean por un cementerio o cualquier otro paisaje típicamente romántico (del romanticismo, no de la novela rosa, ojo), recitándose poesías mutuamente y hablando sobre lo dura que es su vida como ricos herederos. Como personas seguirían pareciéndome insoportables, pero como pareja desde luego que serían épicos.

8702763No son estos, pero me los imagino totalmente así mientras se recitan versos ñoños que pretendan elevar su ego.

Además así habría excusa para hacer también un Ofelia por Julieta, en plan crossover con intercambio de parejas. También creo que ellas pegarían muy bien: son románticas, melodramáticas, demasiado idealistas para su bien y Julieta tiene un punto rebelde que podría ayudar a Ofelia a pensar más en ellas misma. Encima, ninguna de las dos se merece a los lechuguinos que les tocan en suerte, estos les destrozan la vida, literalmente. Fijo que juntas serían una pareja preciosa y les habría ido muchísimo mejor. Se dedicarían a hacer metáforas de flores para aburrir, pero bueno, siempre pueden ganarse la vida con una floristería.

tumblr_m8cu89Kigx1ralllqo1_500Tampoco son estas, pero cualquier oportunidad de shippear parejas no heteronormativas es buena.

¿Pasta dura o pasta blanda?

Creo firmemente que los libros de pasta dura son muchos más útiles que los de pasta blanda:

Imagínate que te intentan robar. Tener un libro te tapa dura a mano en ese momento es mucho más efectivo y puede marcar la diferencia. También puede funcionar uno de tapa blanda si es de los gordos, pero es que siendo de tapa dura puede ser fino y así pesar menos. Además, los duros hacen más daño y se clavan mejor, probad a daros en el cuello con el pico de un libro blando y luego otro duro si queréis saber a qué me refiero.

90B¿Veis como con un libro de tapa blanda no es lo mismo?

Los libros te tapa dura también permiten sacar tu faceta imponente al dar golpes en las mesas mucho más sonoros y efectivos durante las discusiones. Porque todo el mundo sabe que quien da el golpe en la mesa y dice a los demás lo que hacer demostrando carácter es quien tiene razón.

Con los libros de tapa dura se pueden hacer construcciones, con los de tapa blanda es mucho más difícil porque se deforman y se te derrumba todo, lo que hace que si eres un crío aparezca tu padre porque ha oído el estruendo y te eche un rapapolvo por no cuidar los libros. ¡Pero si me dijo los libros eran para desarrollar la imaginación! ¿Y qué estaba haciendo yo a mis inocentes 9 añitos sino desarrollar mi imaginación constructora?

Sin contar que los de tapa dura se estropean menos aun haciendo lo anterior. ¡Si es que son todo ventajas!

¿Alguna vez has tenido un bloqueo lector, cómo lo haces para salir de él?

Me encanta porque esto en realidad es una manera de colar dos preguntas en una, así como que no quiere la cosa. Como cuando en clase hacen una pregunta de «Sí» o «No» para que te animes a contestar pensando que va a ser fácil… hasta que te dicen que justifiques tu respuesta.

Pues sí, suelo tener bloqueos lectores y lo que hago es esperar hasta que se me pasen. Oh, ¿esperabais algún truco o explicación elaborada para superarlos? ¿Qué puedo decir?, me encanta destruir expectativas yo es que soy muy vaga seguidora de la teoría de la Navaja de Ockham. ¿Pará que buscar alguna solución compleja si es más simple y fácil no hacer nada?

Sin títuloHasta he reciclado la imagen de otra entrada en lugar de molestarme en buscar una nueva.

¿De qué libro te gustaría que hicieran una película animada?

¿Sabéis que en realidad todas las películas actuales pueden considerarse animadas? Porque si partimos del concepto básico de que animada es la película que se hace empleando animación no hay ninguna que no lo haga en mayor o menor medida, por mucho que sea de «personas de verdad», que es el criterio que se suele emplear para distinguirlas. ¿Cómo creéis que se hizo Gravity? En la mayor parte de las escenas simplemente pegaron la cara de la actriz dentro del traje, tanto este como el escenario estaban hechos mediante animación. Así que, técnicamente y desde el punto de vista de su manufactura, todas las películas deberían considerarse de animación hoy en día.

Dicho lo anterior, me encantaría que hicieran películas «con personas de verdad» de la pentalogía Las crónicas de Prydaín. Sí, soy una avariciosa que quiere las cinco pelis en lugar de conformarse con una, ¿qué pasa? Son de esos libros a los que tengo mucho cariño porque fueron parte de mi infancia, amaría ver unas buenas adaptaciones a la gran pantalla ahora que hay tecnología para recrear bien a los personajes fantásticos y los escenarios.

Y sí, ya sé que Disney hizo una película hace la tira de años, pero lió un popurrí raro de los dos primeros libros que no me convenció. Sin contar que se las arregló para hacer la historia MUCHO más machista, porque aunque en los libros Eilonwy es un poco «la chica» no está de adorno sólo para ser el interés amoroso y recuerda más a Hermione: alguna vez la tienen que ayudar, pero eso también le pasa a los chicos y de no ser por ella en varias ocasiones se los habrían cargado a todos. Sin ella Taran y Fflewddur no habrían llegado ni a la mitad del primer libro, sin ir más lejos. Disney la damiselizó totalmente y eso no se lo perdono.

theblackcauldronEilonwy en la película de Disney: aterrada mientras es Taran quien se enfrenta al malo y la protege.

Eilonwy's_ArrowEilonwy en los libros: luchando cuando Taran no sabe qué hacer y usando su magia para repeler a un batallón de bárbaros y así salvar a sus amigos.

eilonwy_vs__eilonwy_by_carpediemredhead-d6ybkrm

¿A qué personaje te gustaría interpretar?

¿Interpretar cómo? ¿En una película? ¿En una obra te teatro? ¿Haciendo cosplay? ¿En ¿Es la típica pregunta de que si pudiera ser un personaje de ficción quién sería? ¡Protesto ante esta pregunta tan abierta y ambigua! Pero ya que lo es voy a aprovecharlo para escaquearme siendo igual de ambigua. ¡Muajajaja!

Me gustaría tener el súper poder de meterme en los libros, películas, videojuegos, o lo que fueran poseyendo a el personaje que eligiera para poder vivirlos desde su punto de vista. Eso no sólo fomentaría mucho mis relecturas sino que además me ayudaría a comprender mejor a cada personaje y sus vivencias. Sin contar que si pudiera también cambiar su actuación una vez que estuviera poseyéndoles en lugar de tener que limitarme a seguir la historia ya sería la leche. Podría cambiar las historias y explorar las variaciones que produjeran mis actos y ver a qué llevaría eso. Creo que está quedando bastante claro en la entrada que soy una avariciosa que lo quiere todo, ¿no?

Así que dicho lo anterior: ¡¿qué está esperando la ciencia que no saca una máquina capaz de hacer esto en lugar de gastar dinero en tantos estudios inútiles?! Así sí que se promocionaría la lectura y no poniendo lecturas obligatorias en el colegio.

08noseloquequiero

¿Crees que la ficción influye en el pensamiento de una persona?

Por supuesto, de hecho me revienta la excusa de «sólo es ficción» como excusa para poner cualquier cosa horrible en una obra y pretender que no se te pueda decir nada. Y sí, sé que esta respuesta va a ser muy cliché, pero bueno. La ficción nace de la realidad, es parte de ella y ayuda a conformarla. Además, está demostrado que lo que se ve se normaliza por acomodación al entorno. Por mucho que se diga que no se está de acuerdo con las violaciones, por ejemplo, si se consumen sin que produzcan rechazo es que inconscientemente las tienes asumidas como algo normal y por eso no te escandalizan ni llaman especialmente la atención.

Otro ejemplo de esto que me llama la atención: en fantasía existen infinidad de mundos machistas y nadie se sorprende ante ellos, como que consideran lo normal que si un mundo es de corte medieval va a ser machista y se sienten cómodos con ello. Sin embargo, aparece un mundo fantástico feminista o hasta hembrista y hay gente que protesta porque no le parece bien. ¿Cuál es la excusa más repetida? Exacto: es que no es realista/no te lo puedes creer. ¿Ah, pero no era que esto es sólo ficción? ¿Por qué los dragones son creíbles sin problema mediante la suspensión de la credibilidad y en cambio hay resistencia a creer que pudiera existir un matriarcado? ¿Por qué se ve normal a un hombre musculoso luche contra una pitón soviética con las manos desnudas y luego se lleve en brazos a la delicada damisela desfallecida, pero no al revés? Fácil: porque te están rompiendo la zona de confort y eso choca. Una cosa la tienes asumida como lo normal, incluso aunque te parezca fatal el comportamiento, y la otra cuesta verla porque ya no es algo que asumas como normal.

Sin contar que es un fenómeno que se retroalimenta porque nadie vive en una burbuja inmunizante. Si se ve algo se asumirá y se tenderá a reproducir sin demasiado cuestionamiento. Por eso es tan importante tener una mente crítica por mucho que se pueda disfrutar de algo, así como crear de modo responsable: aunque sólo sea ficción estás ayudando a producir y/o mantener una visión del mundo.

*Ninguna pitón ha sido dañada durante la creación de esta entrada. Estamos radicalmente en contra del maltrato animal, así como de los prejuicios retrógrados. John C. Wright no puede decir lo mismo.

piton2Mirad que cosita más mona. Y también hay un niño.

¿Algún libro, serie o película que te haya influenciado en algo?

Pues voy a decir que Vida y muerte: Crepúsculo reimaginado me ha ayudado a replantearme algo mi visión del mundo y expectativas para con las obras de ficción. Si alguien se ha herido a sí mismo por la confusión, pero no se ha debilitado y puede seguir leyendo, aquí va la explicación: sí el libro es machista y me parece malo, pero ha sido mi primer contacto serio con el gender bender y me ha hecho darme cuenta de las ganas que tengo de ver obras de ese estilo, pero bien hechas; de lo interesante que es subvertir roles y cómo esto hace reflexionar sobre tu visión del mundo y los sesgos machistas que siguen actuando sin que nos demos cuenta.

supersisters__marianna_outfits_by_jollyrose¿Por qué se sexualiza y hace guapa a la versión femenina de Mario si él claramente no es ninguna de las dos cosas?

PeachEstas serían versiones mucho mejor ajustadas (y aun así han adelgazado a la primera). ¿Por qué no iba a poder haber una fontanera baja y gordita que salvara a su delicado novio guapetón, eh? ¡¿EH?!

Mis preguntas

1) ¿De cuántas obras que conoces se podría hacer un gender bender bien hecho (manteniendo todo menos los sexos, sexualizaciones y forma de describir a cada personaje incluidas) sin que chocaran por ello?

2) ¿Qué opinas de la representación LGBT+ en la ficción? Veamos si puedes contestar a las siguientes cuestiones (sí, estoy metiendo preguntas dentro de preguntas, muajajaja):

¿Puedes citar al menos 3 obras en las que salga algún personaje LGBT+ de forma clara (nada de ambigüedades que requieran interpretación)?

¿Sin estereotipos y/o que hagan alusión a su orientación todo el rato?

¿Y que sea el/la protagonista o, como mínimo, tenga algún arco argumental propio e importante para la trama?

¿Y que no acabe muerto/a o de forma dramática?

¿Y fuera de obras que vayan específicamente sobre LGTB+?

Si después de la criba de preguntas no se te ocurre ni siquiera un título vuelve a leer la primera pregunta sobre la representación LGTB+ y escribe una mini reflexión al respecto.

3) ¿Piensas que existen obras buenas y malas más allá de los gustos? Si es así, ¿con qué criterios las distingues?

4) Confiesa tu placer culpable. ¿Qué obra sabes que es más mala que un dolor de muelas, pero aún así te encanta?

5) ¿¡Qué son estos bichos!?

hqdefault

¿Pero esas cosas son de verdad? Pues ni conozco su nombre ni sabía que existían.

A mí no me tangas, eso está hecho por Internet.

Claramente son la nueva generación de pokémon.

6) ¿Cuántos libros recientes, de esos que presumen de protagonista femenina fuerte e independiente, que pasen el Test Bechdel se te ocurren?

7) ¿Eres capaz de citar al menos 5 obras juveniles en las que no salga un romance? ¿Y siendo la protagonista una chica? Si no puedes, de nuevo, haz una mini reflexión al respecto.

8) Lo mismo que en la preguntas 2, pero aplicado a personajes de una raza que NO sea la blanca.

9) ¿Puedes pensar en 3 palabras terminadas en «-nio» en menos de 20 segundos? Antonio no vale.

10) ¿Crees que el sexo hace que una obra sea automáticamente para adultos o debería educarse más a los niños en ese tema en lugar de ocultárselo?

11) ¿Cómo pronuncias la palabra «pizza»?:

Picsa

Piza

Pisa

Pitsa

Otra forma a especificar.

Los blog condenados nominados

¿Sinceramente? Que conteste cualquier persona que quiera, si a alguien le va el masoquismo tampoco se lo vamos a prohibir.

Esos LGTB+ sin orgullo

Se acerca el día del orgullo LGTB+ y detecto que existe aún gente a la que le sigue suponiendo una molestia, la mayoría de ellos heterosexuales pero también no heterosexuales. La más llamativa y la que me molesta más es la de estos últimos.

Indagando en sus motivos, me encuentro con que, enfadados y a la defensiva, afirman que lo que hagan con su vida privada es cosa suya y que no se sienten identificados con las manifestaciones de este día porque perpetúa un estereotipo a base de etiquetas.

Voy a intentar desgranar lo que se esconde detrás de este punto de vista que, en apariencia, pudiera resultar hasta lógico.

¡Es mi vida privada!

¿Realmente es algo privado? En mi opinión, no lo es tanto. Explico la razón: hasta el más tímido de los heterosexuales habla de su vida privada, de su pareja, continuamente y con toda la naturalidad del mundo, mientras que los LGTB+ no lo solemos hacer con esa espontaneidad. Hablar de tu pareja con tus amigos, conocidos, familiares es lógico. ¿Por qué para unos es natural hacerlo y para otros, en ocasiones, es un verdadero reto?

¡No me gustan las etiquetas!

Creo que a muchos os va a chocar lo que voy a decir, pero pienso que la etiqueta no es intrínsecamente un elemento negativo. En este caso es necesaria y cumple una función. Reivindicar la diferencia es también reivindicar derechos.

Hablando más claro. Por defecto, a todos nos otorgan la etiqueta estándar, la etiqueta de hetero, por eso es necesario que los LGTB+ reivindiquemos la nuestra en un gesto de decir: “también estamos aquí y necesitamos que se nos reconozca y respete”. Si no lo hacemos es como si no existiéramos. Entiendo el papel de la etiqueta como medio para llegar al objetivo final: que no las haya porque realmente se nos tenga en cuenta.

Resultado: invisibilización

Así pues, estas dos excusas (¡es mi vida privada! y/o ¡no me gustan las etiquetas!) derivan en la invisibilización.
Si algo es invisible, parece que no existe. Si sabemos que existe pero no se manifiesta, no molesta. En una sociedad dada, esta situación le viene de perlas a la perpetuación de un statu quo que otorga privilegios al grupo visible y hegemónico. Los invisibles tenemos la opción de seguir siendo invisibles y aparentar que somos del grupo privilegiado. No obstante, esta situación de aparentar es sumamente incómoda y cabrea a cualquiera que se vea en ella, si no a corto plazo, a medio o largo plazo.

feel-like-a-sir-recorte
“Si aparentáis ser normales os respetaremos. Respetamos que tu pareja sea de tu mismo sexo siempre que sea en la intimidad y no lo digas. Molestáis a la gente de bien. Así que si existís, al menos aparentad que no existís. ”

¡Molestemos!

Sin embargo, ¿cómo os creéis que se ha conseguido que hayamos avanzado tanto en cuanto a los derechos de los LGTB+? ¿Quedándose en casa? ¿Diciendo que es parte de la vida privada y que a nadie le importa? ¿Sin manifestaciones? ¿Sin reivindicaciones? Así las cosas, pareciera que de repente vino un mago y con su varita mágica obró el milagro de que se aprobaran leyes que nos otorgaran igualdad de derechos.

A Wizard Did ItTe equivocas, Xena

Todo esto se ha conseguido gracias a gente que ha salido a la calle, que ha luchado, que no ha optado por la comodísima posición de quedarse en la seguridad que le proporciona su casa, su armario, su jaula de oro, mientras intentaba autoconvencerse de que lo que hace no sólo está bien, sino que los que están equivocados son los que optan por dar un paso al frente.

En definitiva, se ha logrado “molestando”. Y, por cierto, no se molesta solamente acudiendo a la manifestación, sino en el día a día siendo valiente y dándole una patada a la puerta del armario. Es decir, exponiéndote, arriesgándote. Aunque parezca algo sin importancia, eso es luchar. Ahora bien, es una decisión personal y requiere mucha valentía. De hecho, quiero dejar muy claro que no lo echo en cara porque esta actitud de autoprotegerse es completamente lógica en un mundo donde ser heterosexual es la norma. Lo que sí me fastidia, y bastante, es que aquellos que no lo hacen se pierdan en excusas. La causa real de que no se quiera salir del armario no es que esté en el ámbito de la vida privada, es por miedo, por no distanciarse de la mayoría y arriesgarse a que te vean como un bicho raro.

En conclusión, bajo mi punto de vista el orgullo LGTB+ es totalmente necesario. Queda mucho por hacer. Sigue existiendo miedo, acoso, discriminación, y sobre todo, prejuicios de todo tipo. Es una manera de decir que estamos aquí, existimos, y esto juega a favor de un reconocimiento, de normalizar algo que debería considerarse normal. Actúa como elemento concienciador y reivindicador en medio de una sociedad extremadamente heterocentrista.

No es sólo una “fiesta” a la que acuden unos tipos en carroza disfrazados de manera extravagante (lo que me parece perfecto, a mí me encanta). Es una manifestación en toda regla a la que acude gente de todo tipo y de todas las sexualidades.
db49cb03-5329-479c-b236-194e06c7092b_500
Espero que en el futuro el carácter de reivindicación y de lucha que tiene este día cambie y simplemente se quede en un día de festejo en el que celebremos la diversidad sexual y la conquista de la igualdad real.