Reseña Mirai Nikki (Sakae Esuno)

Creo que se ha equivocado señor mangaka

Un juego en el que sólo puede quedar uno. Unos diarios que predicen el futuro. Un dios cruel. Un amor obsesivo e imposible. Una obra bastante regular, mal planteada y peor desarrollada. ¿Cómo es posible? Pues porque da la impresión de que el mangaka ha publicado, en lugar de la historia bien planteada y trabajada, un primer borrador. De esos que se escriben sobre la marcha para recoger todas las idéas que tienes, y que cuando luego los repasas se te cae la cara de vergüenza de la cantidad de sinsentidos y estupidesces que has puesto.

El marco es que Deus ex Machina, el dios del tiempo y el espacio, se está muriendo y tiene que nombrar un sucesor. Pero claro, no puede elegir a alguien y luego morirse sin más, ha de distraerse el tiempo que le queda. Como se ve que sus poderes le permiten alterar las leyes de la física, pero no instalarse Internet y televión por cable decide organizar un torneo de supervivencia y cederle su puesto al ganador. Para ello elige a doce personas, a cual más perturbada, hace que sus diarios muestren el futuro y les dice que se maten entre ellas.

¿A que suena genial? Lo de la competición en la que sólo puede quedar uno no es original, pero ¿quién no se mantiene en vilo al ver cómo actuan los humanos en una situación límite? El manga habría sido muy interesante… si saliera algo de eso. Porque los protagonistas se comportan como si no pasara nada. ¿Estrés, esconderse, hacer planes para descubrir a los demás dueños de diarios, desconfiar de los que ya conoces? Naaa, deja, deja, vamos al colegio y a pasear por la calle tan panchos. Si por casualidad conocemos a otro de los usuarios confiamos en él a la primera de cambio, total, no es que sea nuestro rival y tenga interés en matarnos. DESTRIPE Yukiteru confía en el policía y la sacerdotisa sin problemas, además de aliarse varias veces con la terrorista, que, para más inri, ya ha intentado asesinarlo. FIN DESTRIPE Ajá. Claro. Tiene mucho sentido. Yo digo que la lógica también participaba en el torneo y fue la primera en caer, eso explica que no haga mucho acto de presencia en ningún momento.

Sin contar que Esuno parece olvidar lo que ha presentado anteriormente y va contando las cosas según se le ocurren, sin tener en cuenta la coherencia del argumento, así que este hace aguas hasta el punto de formar un tsunami que se lleva por delante cualquier tipo de credibilidad. Por ejemplo, un día los protagonistas son criminales buscados por la policía y al siguiente esta se olvida de ellos y los deja seguir haciendo su vida. Para mí que hacen esto:

Yukiteru: Hemos robado un arma, herido a un agente, tomado rehenes y participado en actos de terrorismo. Esto nos va a traer muchas consecuencias.

Yuno: ¡Qué va! Mira, pongo el truco del GTA para reducir el nivel de búsqueda y nos bajan las estrellas.

Pasemos a los personajes. La Virgen. Son más cambiantes e incoherentes que el desarrollo.

El protagonista masculino, Yukiteru Amano, es un marginado a un paso de ser un hikikomori, cuya vida consiste en escribir en su diario y llorar por lo solo que está. Pero que no os de pena, si no tiene amigos es porque es un asco de persona: espera que estos le ayuden y se arriesguen por él, pero luego bien que los deja tirados y rodeados de enemigos cuando no los necesita. DESTRIPE O directamente los asesina cuando se meten en su camino. FIN DESTRIPE Y eso le parece perfecto y ni se siente culpable ni vuelve a pensar en ellos para nada. No hay más que decir de él porque es un pusilánime que casi no pincha ni corta nada en una historia que se supone que es la suya.

La protagonista femenina es Yuno Gasai, o cómo intentar hacer un personaje complejo e interesante y fracasar miserablemente. Su definición en dos palabras sería: yandere inestable; es cariñosa, metódica, asesina a sangre fría o histérica, según convenga. Supuestamente nos lo tenemos que creer porque tiene enfermedades mentales. Buen intento, pero los transtornos han de tener una justificación y estar trabajados. Limitarse a decir «tiene problemas psiquiatricos» para explicar la volubilidad de un personaje tiene la misma credibilidad que decir «lo hizo un mago». Lo único que se mantiene estable en la personalidad de Yuno es ser una acosadora obsesionada con Yukiteru después de que este le hablara una vez y no volviera ni a saludarla; verídico.

Sin títuloYuno en estado puro.

Por cierto, el truco de reducir el nivel de busqueda no es el único que sabe. Yuno está ultra chetada y adquiere habilidades de la nada cuando las necesita: puede ganar a adultos en una pelea cuerpo a cuerpo, hacer deducciones que ya quisiera Light Yagami, conseguir y usar armas (sean blancas o de fuego) como una profesional y levantarse después de recibir una puñalada (que se cura ella sola, sin ir al hospital ni medicinas, en dos días; sí, verídico). Jo… pelines con la tía.

El resto de personajes son igual de increíbles, en el sentido literal de la palabra. Entre los demás usuarios de diarios tenemos a mujer de Oriente Medio que, curiosamente, tiene nombre japonés y no es musulmana, además se hizo terrorísta (¡en solitario!) porque le molaba llenar sitios de bombas por control remoto; un niño de párvulos que entiende de venenos y electricidad, además de ser capaz de montar pruebas tipo Saw; un ciego con superoído y complejo de superhéroe que, pese a ser invidente, puede usar la hipnosis; un criador de perros asesinos y antropófagos, etcétera. Eso sí, todos tienen en común que se comportan de forma estúpida para que los protagonistas puedan sobrevivir cuando a Yuno no le da tiempo a teclerar el truco. Por ejemplo:

He matado antes y no tengo problemas en volver a hacerlo si eso sirve a mis intereses, además, me encuentro en un juego de supervivencia donde tengo que eliminar a los otros. Resulta que tengo a dos de mis rivales indefensos, ¿qué hago?:

A) Los mato.

B) Los mato.

C) Los mato, leñe.

D) Voy a perdonarlos/salvarlos, hoy me siento buena persona.

Por si alguien lo dudaba, eligen la D). Luego, cuando son ellos los rerrotados y se los cargan, se preguntan cómo han podido perder y qué es lo que han hecho mal.

Sin título

Visto lo anterior, mi sentido arácnido, desarrollado sobre la marcha para la ocasión (como las habilidades de Yuno), me advierte de que Esuno se limitaba a crear situaciones emocionantes para mantener la tensión y, como luego no tenía ni puñetera idea de cómo salir de la camisa de once varas en la que se había metido, optaba por tomar el camino fácil (e inverosímil) y ponía lo primero que se le ocurría.

La conclusión es la guinda del pastel. Porque, total, siendo que la lógica y la coherencia llevaban agonizando desde el principio, era casi de piedad darles el tiro de gracia y poner un final que contradice todo lo presentado hasta el momento y no pega ni con cola. DESTRIPE Se fuerza un desenlace feliz en el que Yukiteru se enamora del esperpento de Yuno, y esta, a su vez, se cura de su locura gracias al amor y recupera los recuerdos de su segundo yo. Así ambos pueden ser felices en un tercer mundo, en el que también están vivos y contentos todos los que habían muerto. FIN DESTRIPE

Una pena. Mirai Nikki tenía unas ideas interesante que, manejadas con maestría, podrían haber dado un resultado estupendo, pero están tan mal trabajadas que la historia se hunde por su propio peso.

Sentencia

Como primer borrador resulta prometedor, como historia ya concluida es un fiasco en prácticamente todos los sentidos.

Carta de Presentación

Vivimos tiempos rosas en la blogosfera. El terreno de las críticas y reseñas es como una vasta extensión donde corren ríos de corazones y crecen árboles de algodón de azúcar que vomitan arcoíris. La corrección política lo ha invadido casi todo y la adulación campa a sus anchas.

osos-amorosos_007Definición gráfica del panorama actual.

Parece que imperan una suerte de mandamientos no escritos sobre cómo ser bloguero, a saber:

1. Todo lo popular es bueno y tienes que adorarlo porque ¿cómo podría estar equivocada tanta gente? La única excepción es que haya también un grupo importante que diga que es malo, en ese caso puedes elegir dónde situarte.

2. Tu gusto es sublime y ti criterio impepinable, ergo, si algo te gusta es bueno y si no te gusta malo (bonus si ese gusto y ese criterio, en vez de ser propios, se basan en la opinión de la mayoría). Los que te digan lo contrario no son más que una panda de amargados que buscan molestar y/o llamar la atención.

3. Jamás digas nada malo de ninguna obra, ni aunque sea un hecho objetivo, porque toda opinión que no sea una alabanza hará que el autor se frustre y coja un trauma muy gordo. Además, aquellos a los que les gusta se sentirán personalmente insultados. Tienes que limar los defectos y decir que todo es fantabuloso y maravillupendo.

4. En el caso de que algo no te guste o te parezca malo, sobre todo si es algo popular, tienes que expresar tu opinión con mucho tacto, casi pidiendo perdón y reconociendo que a lo mejor es que no has sabido apreciar sus virtudes. El sentido del humor y la libertad de expresión sólo sirven para decir cosas bonitas.

Y estamos muy cansadas de ese panorama, mucho. Primero, porque es bastante desesperante ver como la gente comparte opiniones con las que estamos en desacuerdo; y segundo, pero no menos importante, porque hemos desperdiciado bastante tiempo y/o dinero en obras que todas las reseñas nos pintaron como fantásticas. Así que hemos decidido aportar nuestra opinión a la blogosfera. ¿Te sientes incomprendido porque crees que algo es malo, pero nadie te da la razón?, ¿harto de no poder decir tu opinión por ir en contra de la mayoría?, ¿estas leyendo esto con voz de teletienda? ¡Este es tu blog! Aquí nos vamos a dedicar expresamente a hacer reseñas negativas de todas las obras que nos parecen malas y/o sobrevaloradas.

A aquellos que hayáis llegado buscando una obra que no os gusta u os parece un bodrio: ¡bienvenidos! Y a los que hayáis entrado por casualidad buscando una obra que os encanta o consideráis una maravilla: ¡bienvenidos también!, porque es muy agradable que te den la razón, pero cuando no te la dan te hacen pensar y te obligan a razonar, y ambas cosas son imprescindibles para desarrollar el criterio. ¡Disfrutad!