Queja Aprende Inglés en 7 Días (Ramón Campayo Martínez)

Típica promesa vacía de teletienda

AVISOS:

1) En esta entrada voy a usar transcripciones fonéticas. Estas aparecerán entre barras // y serán según el Alfabeto Fonético Internacional (AFI), que se parece mucho pero NO coincide exactamente con el sistema de transcripción fonética del inglés que usan los diccionarios.

2) El inglés que usaré es el Received English, inglés de la reina, de Oxford o como queráis llamarlo.

Tened ambas circunstancias en cuenta por si veis alguna palabra que aparece transcrita de modo diferente en vuestro diccionario o la pronunciáis diferente porque habláis con otro acento.

Nada más ver el título saltaron mis alarmas. ¿Aprender inglés en 7 días? Sólo se me ocurrían dos tipos de personas que pudieran afirmar algo así: 1) una muy valiente pero muy ignorante, como dirían en las películas; 2) una que quisiera vender la moto, como esos anuncios de teletienda que prometen que adelgazarás sin moverte del sofá y comiendo donuts. Hay que tener narices para afirmar que una semana es suficiente para aprender inglés (y cualquier idioma) y ser capaz de defenderte desde el día 1 (afirmación de la contraportada) cuando hay gente que pasa incluso años estudiando antes de poder mantener conversaciones fluidas, que es lo que entiendo yo por defenderte de forma eficaz (si Campayo entiende que es chapurrear algunas palabras e indicar lo que quieres con signos eso sí puedes lograrlo en una semana, pero obviamente no es aprender un idioma). Aunque quise darle un voto de confianza y leerlo para juzgar. A fin de cuentas Campayo es un campeón mundial de la memoria y quizá pueda enseñar métodos interesantes aplicables al aprendizaje de idiomas.

¿Resultado? No lo recomiendo para nada, es incluso contraproducente. Es más, me atrevería a decir que quien lo ha escrito NO sabe inglés. Paso a justificar mis afirmaciones.

giphy (1).gif

Al César lo que es del César: lo bueno

1. Critica el sistema actual de enseñanza en colegios y academias y tiene mucha razón al destacar los 3 grandes problemas al respecto.

– El aprendizaje de idiomas debe ser diario, no a intervalos entre los cuales no te vuelves a acordar hasta la próxima sesión. Eso provoca que haya tanta gente lamentándose de haber estudiado inglés durante años y no saber casi nada. Vale más estudiar 15 minutos diarios que 1 hora 3 veces por semana.

– El repaso es fundamental porque los conocimientos se asientan con el uso. No vas a retener la información a la primera. Para aprender vocabulario y automatizar expresiones y construcciones oracionales debes repetirlas cada día, no mirar una lección una vez y pasar a la siguiente.

– Hay que empezar a hablar y escuchar desde el principio. Da igual que pronuncies como el culete y no entiendas ni la mitad, eso SIEMPRE pasa al inicio y la única forma de superarlo es seguir entrenando la pronunciación y el oído. De nada sirve saber mucha gramática si cuando vas a comunicarte nadie te entiende y/o no te enteras de casi nada.

Amén. Esos consejos se los aplaudo y le doy toda la razón.

2. El sistema de aprendizaje que propone me parece simple y efectivo.

– Las asociaciones inverosímiles son útiles para recordar información con facilidad y no sólo en el caso de idiomas (conozco a una amiga que las usa en medicina).

1.pngEn realidad ese es el plural, «hombre» es «man», pero ¿a que con tonterías así te quedas con las palabras?

– Crear tablas con vocabulario y al lado su significado y pronunciación es muy recomendable, porque en inglés no siempre se puede deducir la pronunciación a partir de la escritura y hay bastantes excepciones. Haciendo esto puedes repasar con facilidad.

3. Propone como ejercicio traducir frases y es cierto que es una buena manera de practicar. Así vas memorizando la gramática y las construcciones oracionales, a la vez que aprendes cómo se escriben las palabras, que muchas veces se dan por conocidas y luego al ir a escribirlas dudas.

Por desgracia aquí termina no bueno y los defectos hacen que lo anterior no sirva por estar mal aplicado.

A los leones el resto: lo malo

1. Prácticamente TODA la pronunciación está mal.

– Dice que las vocales son las mismas y la única diferencia es que algunas veces es como si intentaras decir 2 al mismo tiempo. ¡No es cierto! En español hay 5 sonidos vocálicos, en inglés 12 y no suelen coincidir los españoles. Ejemplo: de los 3 sonidos «A» ingleses /æ, ʌ, ɑ:/ ninguno tiene el mismo sonido que en español /a, ä/ alófonos; que en realidad sí se usa en inglés, pero sólo en diptongos.

– Afirma que las letras «J», «Ñ», «R», «S» y «Z», así como la combinación de letras «Ll», se pueden pronunciar igual que en español. ¡¿Comoooor?!

descarga (1)

Sonido de la «J» en español /x/, sonido en inglés /ʤ/. Sonidos de la «R» en español /r, ɾ/, en inglés /ɹ/; además, Brahma sabrá por qué ya que juro que yo no, le da por distinguir entre un sonido fuerte y otro débil, cuando en inglés sólo hay un sonido para esa letra y si cambia un poco es un alófono. ¿No se supone que quería simplificar y no dificultar? La «S» en español /s/, en inglés /s, z, ʒ/; ¿le entró hambre durante la explicación y decidió comerse 2 sonidos o qué? La «Z» en español (no seseante) /θ/, en inglés /z/. La «Ñ» no existe en inglés, ni la letra ni el sonido. Y si en inglés ves 2 «L» juntas o es una mera cuestión de ortografía histórica y se pronuncian como una sola o pertenecen a sílabas diferentes, esa combinación no representa ningún sonido diferenciado.

– También dice que la «Y» en inglés suena como la «Ll» argentina (¿¡!?). En inglés el sonido de la «Y» /j/ sólo se parece al de la «Ll» en español si eres de esa poca gente que conserva una pronunciación no yeísta. Justamente en el dialecto rioplatense el sonido es aún más diferente porque las letras «Y» y «Ll» suenan /ʃ, ʒ/ como alófonos.

Si es que me he planteado seriamente si el libro no sería una broma, hasta miré la última página varias veces por si ponía «Muajajaja. ¡Te he mentido todo este tiempo! Espero que ahora aprendas que los reclamos sobre aprender sin esfuerzo son un timo». Hubiera preferido creer que algo tan mal hecho sólo podía ser a propósito.

– ¿Qué tienes contra la transcripción fonética oficial inglesa, Campayo? Aquí usa una transcripción inventada por él alegando que es más fácil. Sin embargo, es un desastre porque transcribir fonéticamente palabras inglesas usando las letras del español no es posible dado que: 1) ni tenemos los mismos sonidos ni suenan igual las letras, y 2) el inglés tiene más sonidos que letras. El resultado es que dice que «there» se pronuncia «der» y se queda tan pancho. Realidad: la combinación «TH» en inglés tiene 2 sonidos: /ð, θ/. El primero no existe oficialmente en español y precisamente hay que aprender a diferenciarlo de la pronunciación de nuestra «D» para hablar bien.

Y a este respecto me gustaría añadir que, si quieres aprender inglés, es muy útil conocer la transcripción que emplean los diccionarios, porque así podrás consultarlos para saber cómo pronunciar las palabras sin escucharlas. Mejor invertir tu tiempo aprendiendo esa antes que la propuesta por este libro, sinceramente.

– Aún con su propio sistema hay palabras que transcribe mal. Por ejemplo: «walk» lo transcribe «wo:lk». Sin meterme en si está enseñando un acento británico o estadounidense (al ponerlo con «O» sería el primero, pero en la mayoría de casos su transcripción concuerda más con el segundo), en ambos esa «L» es muda. No suena NUNCA en ningún dialecto.

¿Entendéis ahora por qué dudo seriamente que quien ha escrito el libro sepa inglés?

2. Fuera del ejercicio de traducir frases los demás que propone no tienen sentido.

– Dice que para aprender pronunciación te graves y luego escuches tu propia voz, porque es más fácil de entender que una voz nativa con matices que no vas a pillar. Ejem. Campayo, esos “matices” ¡son los sonidos del inglés que NO has enseñado y para aprender a hablar se necesita reconocerlos y reproducirlos! Lo suyo es escuchar las palabras pronunciadas con acento nativo e imitarlas. Este ejercicio no sólo es absurdo, es contraproducente porque puede hacerte creer que sabes hablar cuando la realidad es que no y además estás cogiendo vicios de pronunciación que luego tendrás que pulir.

Sin título 1

Además, eso de en lugar de aprender los sonidos del inglés tratar de aproximarlos a los del español que más se le parecen es un error muy común y el culpable de que tras años estudiando no se sepa inglés. El estudio de los sonidos es vital porque el inglés tiene un montón de pares mínimos (palabras que sólo se diferencian en un sonido). El ejemplo clásico son «cortar» (cut → /kʌt/) y «gata» (cat → /kæt/). Se que me estoy poniendo muy pesada con el tema, pero es que como pretendáis saltaros esa parte NUNCA seréis capaces de hablar inglés. Hablaréis un espanglish que sólo entenderán otras personas que también hablen español. Sin contar que cuando alguien os hable en inglés no entenderéis prácticamente nada, pese a que de verlas escritas reconoceríais las palabras que está diciendo. Estoy harta de ver a gente llorando de frustración porque no puede distinguir palabras o mete la pata cada vez que intenta hablar inglés (buena suerte como quieras decir que lo que más te gusta de España es que tiene unas playas muy bonitas sin diferenciar los sonidos «I»).

– No se centra en las palabras que se parecen a las del español porque dice que al ser tan similares te acordarás y/o las reconocerás. MAL. En inglés hay muchas palabras que al verlas escritas adivinas el significado, pero al ser la pronunciación muy diferente no las identificas al oírlas. Ejemplo: ¿a que podéis deducir lo que significa «author»? No obstante, nadie que no se haya molestado en estudiarla la reconoce al escucharla porque la pronunciación es /ɔːθə/.

– Al tener que cumplir el plazo de 7 días, dice que no hay tiempo para refinamientos. Así pues, por ejemplo, dice que en lugar de «How can I get to the station?» puedes decir simplemente «To the station?». ¿No sería mejor aprender bien desde el principio aunque fueras más despacio que avanzar muy rápido y luego tener que volver atrás para pulir? El ejercicio de memorizar frases útiles está bien sólo si las memorizas adecuadamente.

– Y lo anterior es cuando enseña frases útiles, algunas son ridículas: «Una vez vi al perro de Tom correr y entrar en la casa de Rachel. Ella primero saltó, pero después permitió al perro entrar». ¿Para que querría nadie aprender eso? Es infinitamente más útil saber decir: «Hi, what’s up?» o «What’s the matter?»; o saber preguntar «Do you want to go to the (cualquier lugar)?» y responder «Yes, I want to» (comerse el «to» en esas frases es un error súper común).

3. Enseña fatal la gramática afirmando que no es importante y volverás sobre ella “cuando ya hayas aprendido inglés”. Claaaaro, sólo es el conjunto de reglas para poder hablar y escribir correctamente una lengua, ¿quién necesita conocerlas para aprender la lengua en cuestión? E insisto: mejor aprender despacio y bien que rápido y mal.

Lo anterior lo lleva a afirmar que en inglés se habla en infinitivo cual Tarzán (yo querer comer) menos por los verbos «to be» y «to have», que para hacer el pasado basta con poner «-ed» a los verbos, para las acciones en curso «-ing» y para el futuro usar «will». El condicional lo resume en que se hace añadiendo «if» o «would», así, sin explicar la diferencia, y pasa de todo lo demás porque según él “casi no se utiliza de todas formas”.

descarga

Vamos a ver, como dijo Jack el Destripador vayamos por partes:

– Es cierto que en inglés las conjugaciones son más simples que en español, pero eso no quiere decir que no se conjugue. Hay 12 tiempos verbales (sin contar el Going to) en voz activa. Si bien es cierto que algunos son más usados que otros es necesario saber cómo y para qué se utiliza cada uno. El Present simple, que es lo que Campayo llama “hablar como Tarzán”, no se puede usar para todo como te pinta el libro.

– Hay una lista bastante importante de verbos irregulares que no forman el pasado con «-ed», la mayoría de uso cotidiano.

– Todos los tiempos continuos usan «-ing» y se deben diferenciar. Y esta terminación, junto con la mencionada «-ed», también la usan adjetivos.

– Hay 4 tiempos en futuro y todos usan «will», así que como sólo cuentes con eso para distinguirlos te las vas a ver en figurillas. Además que el Future simple también puede usar «shall». Y está el Going to, que es muy usado.

Para poder decir que hablas inglés debes dominar: 1) en presente: el Present simple y el Present continuous, 2) en pasado: el Past simple y Past continuous, y 3) en futuro: el Going to y el Future simple. Y eso es el mínimo imprescindible para comunicarte, para decir que sabes el idioma debes familiarizarte con los demás más las formas en pasivo.

– Hay 4 condicionales “puros” más 1 “mixto”. Todos usan «if» y se forman con diferentes tiempos verbales, por lo que sabiendo estos los puedes diferenciar, pero claro, como Campayo pasa porque no son importantes…

Sentencia

Si quieres saber inglés debes dedícale tiempo y esfuerzo diarios. No hay fórmulas mágicas para aprender rápido y cualquiera que prometa lo contrario se está quedando contigo.

Sin título

PS: Necesito hablar de eso que menciona Campayo sobre que la mejor forma de aprender lenguas es “como se aprendió la materna”, ya que es una frase que he oído más veces y no significa lo que la mayoría cree. Suele entenderse como una forma de aprender sin esfuerzo (bingo como lo diga alguien que presuma de ver las series y películas en VOS y llame a eso estudiar idiomas), ya que la gente alega que en su propio idioma no ha tenido que estudiarse la gramática ni el vocabulario, sino que habla “de forma natural”. En cuanto reflexionas un poco te das cuenta de que no es cierto. En la infancia tenemos que aprender a vocalizar y repetimos miles de veces hasta que asimilamos los sonidos y las palabras; y las conjugaciones y estructuras oracionales las aprendemos también a fuerza de uso (¿quién no decía cosas como «rompido»?). Todo eso ES estudio práctico de gramática y vocabulario, amén de entrenamiento de oído y pronunciación. Teniendo en cuenta que se empieza a hablar más allá del balbuceo sobre los 2 años y se considera que ya se conversa perfectamente a los 5-6, está claro que el “aprendizaje natural” nos toma tiempo. Nuestra lengua la aprendemos con una inmersión 24/7 durante AÑOS. Sin contar que luego tenemos que aprender a leer y escribir y eso también nos lleva un par de años de escuela.

Decidme, ¿en qué se diferencia eso de practicar gramática y vocabulario cada día; además de entrenar la pronunciación y el oído? A parte de que en otra lengua lo haces todo a la vez en lugar de primero hablar y luego escribir, básicamente es lo mismo; la única diferencia es que con tu lengua materna el aprendizaje ha sido últra intensivo. Si puedes y quieres hacer una inmersión total en la que sólo te dediques a escuchar y practicar una lengua, seguro que en un par de años la dominas perfectamente sea cual sea. Aunque aún no he conocido a nadie con tiempo y/o ganas de hacer eso. Así que si crees que vas aprender inglés (o la lengua que sea) únicamente viendo series y películas en VOS ya puedes olvidarte. No, eso no cuenta como estudiar, eso sirve como ayuda y repaso. Y tampoco cuenta que te pases videojuegos en inglés. El esfuerzo y estudio no te los vas a poder saltar. Cuanto antes lo asumas mejor.

Queja Cuando decide el Corazón (Elizabeth Bowman)

Claro ejemplo de por qué NO hay que compararse con novelas clásicas

Esta queja va dedicada a Camino F. que fue la que me sugirió leer la obra. Espero que la disfrutes para que al menos mi sufrimiento con el libro valga algo.

¿Por qué no aprenderá la gente de una vez que las comparaciones son odiosas? De verdad, si queréis escribir haceos un favor y no plagiéis de mala manera otra obra muy conocida, tenéis el 99% de posibilidades de que os salga algo peor y miren vuestro libro por encima del hombro. Es como condenaros adrede a ser un quiero y no puedo ni de lejos, y por ello demuestro que no tengo originalidad y doy pena para escribir.

21aqbc

Este libro es una mala copia de Orgullo y prejuicio. La autora dice que es un homenaje; bien, no seré yo quien quiera poner límite para decir dónde termina el homenaje y comienza la copia descarada, pero para mí este libro es claramente lo segundo. No sólo la historia y les personajes son prácticamente iguales con algún cambio para peor, sino que hay algunas partes de diálogos o escenas que literalmente son iguales. Y sí, Elizabeth Bowman se las ha arreglado para hacer un desastre que no tiene ninguna de las virtudes de Orgullo y prejuicio, pero sí muchos defectos que añade ella por su cuenta. Resultado: un truño. Veamos por qué.

Epic feil namber guan: la trama y personajes son MALAS copias.

Al ser una copia no hay ningún atisbo de sorpresa ni interés sobre qué pasará. Además de que mantiene el defecto de la novela de Austen de ser a ratos muy explicativa y contar en lugar de mostrar. Lo segundo lo podría haber arreglado, porque ya que vas a copiar qué menos que intentar mejorar el trabajo original. Y respecto a la previsibilidad, esta no era mala en la obra de Austen porque la gracia era que mostraba las costumbres y comportamientos de la nobleza rural inglesa de su tiempo, a la vez que hacía una sutil crítica de lo que consideraba injusto. Aquí no hay nada de historicidad ni crítica social que salve la historia. Les personajes se comportan buscando únicamente que las escenas sean intensas: que si las mujeres gritándose insultos a la cara y tirándose de los pelos como verduleras, que si los hombres siendo abiertamente agresivos y dedicándose a amenazar en público, que si personajes desconociendo las costumbres sociales de la época o rebelándose abiertamente contra ellas sudando de todo. ALUCINA LUBINA VECINA. Si vas a copiar al menos hazlo bien para mantener las virtudes, no cojas la idea para hacer una mala telenovela.

No he visto esta telenovela, pero es una escena muy famosa y pega bastante con cómo se comportan aquí les personajes.

Si algo mostraba la obra original es que en esa época la gente siempre debía mantener la compostura en público y, aunque se odiaran, lo más a lo que llegaban era a soltarse sarcasmos. Eso y que tenían claro que la sociedad era la que era y había que amoldarse a la misma (como suele pasar siembre, vaya), aunque tuvieran sus atisbos de rebeldía o no les pareciera justa.

Eso sí, reconozco que Fanny, la protagonista femenina, tenía potencial y más que a Elizabeth Bennet me recordaba a Catherine Morland, de La abadía de Northanger, por su manía de ver la vida como si fuera una novela gótica y pasarse el rato soñando con aventuras en lugar de gustar de las convenciones sociales. Ojalá Bowman hubiera explotado ese punto para darle una buena evolución que supusiera enfrentarse a la realidad y madurar. Lamentablemente eso no pasa y se queda en la típica protagonista de novela rosa que va de especial por ser «rebelde» y deslenguada y que gusta al soltero más deseado porque patatas.

Epic feil namber chú: hacer a Darcy un maltratador.

Ya he mencionado esto en otra entrada y no me cansaré de hacerlo. Está visto que no queda claro y me toca mucho las narices que destrocen de esta forma a uno de los pocos iconos románticos que es sano y un buen ejemplo.

Darcy es mostrado en el libro original como un hombre serio y socialmente torpe. Puede parecer altivo y antipático porque no se encuentra cómodo con gente desconocida y, como no se le dan bien las interacciones, a veces suelta comentarios que no son los más apropiados; pero en ningún momento tiene la intención de herir o ser grosero, y mucho menos con su interés romántico. En la obra original, el comentario sobre que Elizabeth no le parece lo bastante bonita es una excusa para no tener que bailar con una desconocida, no sabía que ella estaba escuchando. Es más, se muestra varias veces que lo incomoda la gente que habla mal de otra a sus espaldas. Y lo que le dice a Elizabeth sobre la familia de esta es cierto, simplemente no era de buen gusto, pero cuando lo suelta no cae en que se puede tomar mal y no como un halago a ella por sobresalir (lo dicho: socialmente torpe). Pero, insisto, SE NOTA que siempre mantiene la educación y es atento con la gente que le importa. ¡Dejad de reinterpretarlo como un capullo insufrible que se dedica a ir de perdona vidas e insultar y humillar a todo el mundo y especialmente a la mujer que le gusta!

Y, sí, la frase anterior es la definición de Oliver, el «galán» de este libro. STOP convertir en un maltratador a un personaje que NO lo es (sí, insultar y humillar también es maltratar). Sobre todo si luego se excusa y perdona su comportamiento porque *suspiro* es que estaba/se ha enamorado. El maltrato no es admisible jamás. La única razón para presentar a un personaje así sería que se mostrara lo tóxico que es y se lo mandara a pastar.

Epic feil namber zrí: el estilo de escritura pseudo florido.

Gente del mundo que se dedica a escribir, haceos un favor y no tratéis de poner una prosa culta y florida cuando no sabéis. La escritura culta no consiste en escribir las palabras más rebuscadas que conozcáis y poner metáforas que no tienen sentido ni propósito en cada linea. Ni tampoco en poner constantes referencias a toda obra clásica que se os ocurra sin venir a cuento. ¡Por el gran e impío culto de Cthulhu, este común yerro preña mi corazón de júbilo como el viento las velas de un navío, haciendo fluir de mi boca carcajadas cual torrente indómito! ¿Veis?, yo también puedo hacer eso y no por ello mi entrada gana calidad, ¿verdad? Así no conseguís que la obra quede evocadora y profunda, sólo dais entre pena y risa. Mejor escribir sencillo y bien que tratar de dárselas de genialidad del Siglo de Oro y fallar miserablemente. La escritura elaborada requiere de mucho tiempo y habilidad para no quedar como un pegote, ante la duda no lo intentéis.

2687dc3959a7f5ecbe554ab2fe7e9e63

Epic feil namber for: añadir misoginia.

Austen hacía a lady Chaterine altiva y clasista, a las hermanas de Bidgley antipáticas y ridiculizaba a la señora Bennet; se podría haber incluido más sororidad y mejor representación femenina como mejora. Pero no. Empeora respecto a Orgullo y prejuicio porque, menos Fanny y su mejor amiga Charlotte, son todas unas arpías. Aquí las madres de Fanny y Charlotte son unas maleducadas insufribles que se dedican a controlar a sus pobres y bonachones maridos, a los que se victimiza. No deja de resultarme curioso cuando en el original era el señor Bennet el que se dedicaba a ser sarcástico con su esposa y meterse con ella. Y la reinterpretación de lady Chaterine lo mismo, pero ahora con Oliver, del que es madre. Ya no es que sea clasista y se crea superior por su posición social, comportamiento desagradable pero entendible; es que es una gorrona abiertamente manipuladora y cruel que quiere vivir a cuento de su hijo, habiéndolo hecho antes de su marido, sin mover ni un dedo y vejando a todo el mundo simplemente para sentirse bien. Encima hay una escena donde Oliver «la pone en su sitio», lo que no deja de ser irónico porque él es igual: un mandón clasista que hace lo que le da la gana, dedicándose a ser desagradable porque sí. ¿Qué pasa, que si lo hace una mujer es horrible, pero si lo hace un hombre es guay?

Yo lo flipaba. ¡Todas las casadas unas maltratadoras con los hombres con que tenían relación, esposos o hijos! ¡Y las solteras unas oportunistas envidiosas y mentirosas! ¿Quién ha escrito esa parte, una página de Vox igualitaristas para poder tener ejemplos de mujeres que también maltratan porque en la realidad casi no hay?

Sentencia

A menos que busques echarte unas risas no pierdas el tiempo y mejor lee Orgullo y prejuicio. Este es uno de esos casos en los que hay que decir no a las imitaciones.

Queja Trilogía La Materia Oscura (Philip Pullman)

O cómo a veces acabas siendo lo mismo que criticas

Estoy taaan decepcionada con esta trilogía. El primer volumen me gustó. OK, tenía relleno y algunas partes bastante leeentas, pero también una buena protagonista que se comportaba como lo que era: una niña (demasiades escritores confunden «niñe» con «idiota»), buenes personajes secundaries, un mundo atractivo, una historia interesante y un final ÉPICO (con mayúsculas porque es de los mejores que he leído). Así que estaba emocionadísima y me tiré encima de la segunda parte cual si fuera el último helado en el Sahara.

Sin títuloEsta era yo agarrando el segundo tomo.

Pero lo leí y fue como «mmm, bueeeno, se ha reducido bastante el nivel, pero es un libro de transición, seguro que el último ya será el mejor de todos». Pero entonces leí el último y ya fue un «¡¿pero que punta Miércoles (corrector activado) es esta?!». La trilogía empieza muy bien, pero pasa de buena a cuesta abajo, sin frenos y de culo para más inri.

Parece ser que Pullman escribió esta trilogía como una refutación de Las crónicas de Narnia y los valores que esa heptalogía transmite. Ya que ese era el plan del autor le voy a seguir la corriente para explicar por qué creo que la ha acabado cagando de la misma manera que C. S. Lewis.

Racismo

En Narnia les Calormenes, de piel morena y recuerdan a les árabes, son malvades; mientras que les narnianes, que son les buenes, son de piel clara y preferiblemente con el pelo rubio.

Bueeeno, supongo que podemos aceptar los libros de Pullman como animales de compañía antirracistas si pasamos un poco bastante la mano. Hay otras especies y etnias (mulefas, giptanes) que son interesantes y ayudan a les protagonistas, pero son secundarias y al final de protagonistas blanques (Coulter, Will y Mary) y preferiblemente rubies (Asriel y Lyra) no salimos. Si tanto quería luchar contra el racismo eurocéntrico habría sido mejor que les protagonistas fueran de alguna cultura no europea y/o pertenecieran a otra etnia que no fuera la blanca, ¿no?

4cfc688f631f1114558695cd462433ac--jurassic-world-cast-vincent-d-onofrioPongo a secundaries puntuales de otras etnias junto a mis protagonistas guays y relevantes blanques, ¿veis como soy mazo de antirracista?

Machismo

En Narnia los hombres son guerreros y valientes mientras que las mujeres son señoritas dulces y compasivas que suelen quedarse atrás a la hora de luchar.

En este punto el fracaso ha sido tan estrepitoso que duele. Decir «los hombres son fuertes, luchadores y capaces mientras que las mujeres no» es machista, pero también lo es decir «las mujeres pueden ser fuertes, luchadoras y capaces, pero NUNCA más que los hombres, no te vayas a creer». Y en La materia oscura las personajes femeninas parecen diseñadas para palidecer ante los masculinos.

En el primer tomo Lyra es una gran protagonista: inteligente, valiente y capaz de sacarse las castañas del fuego. Sin embargo, en el segundo libro aparece Will y desde entonces él es quien parte el bacalao: toma las decisiones, pelea, idea los planes y ayuda o salva a Lyra porque, repentinamente, esta se vuelve una inepta que no hace más que meter la gamba. DESTRIPE Estaba muriéndose de hambre en Cittàgazze sin saber qué hacer hasta que Will la encuentra, si persigue su propio objetivo en lugar de ayudar a Will sólo consigue que le roben y Will tiene que ayudarla, Coulter la secuestra y es Will quien tiene que salvarle el culo. FIN DESTRIPE ¡Menuda forma de cargarse a una buena protagonista!

Más ejemplos: Asriel es un hombre inteligente que con su carisma consigue lo que quiere, sin embargo, Coulter es el prototipo de femme fatale. Es lista, pero lo que emplea para logar sus objetivos son sus dotes de seducción. Porque claaarooo, los hombres con su labia y su cerebro lo pueden lograr todo, no obstante, las mujeres lo que necesitan es ser sensuales. Una (cis)mujer sólo tiene que restregarle las tetas por la cara a un hombre para tenerlo comiendo de su mano (la tía es más sutil, pero en esencia eso es lo que hace). ¡Con un par… de tetas!

Ya las brujas son el acabose. Son guerreras y capaces, pero también caprichosas, crueles, celosas y abandonan a sus amantes masculinos y/o son infieles cuando quieren; sin embargo, si se encaprichan con un hombre este las tiene que corresponder por narices o tratan de cargárselo. O sea, son como los hombres exponentes de la masculinidad tóxica, pero a ellas se las presenta como arpías y se victimiza a los pobrecitos hombres. Al revés no. ¡Qué casualidad!

Propaganda de una ideología

Los de Narnia son libros descaradamente religiosos en los que suele primar el transmitir valores sobre el argumento, que muchas veces se resuelve por la cara gracias a oportunas apariciones de deus-ex-Aslan.

Pues aquí igual, ¿quién necesita hacer libros coherentes que desarrollen satisfactoriamente la trama? Lo importante es decir que las religiones son muuu malas.

En el primer libro hay una crítica a la religión, pero en el tercero el autor le da una patada a la sutilidad y tira del recurso descarado y facilón de que tooodas las personas religiosas son una panda de manipuladoras sedientas de poder que se dedican a obstaculizar el progreso, torturar y matar. Eso cuando no son extremistas a los que no les importa inmolarse para matar infieles. Pero lo peor es que, con la excusa de vender su ideología, Pullman se pasa el argumento por el forro. ¿Cómo consigue el bando de los anti-dioses, en meses y partiendo de cero, esa mega fortaleza y ese súper ejercito que Mordor y sus huestes son a su lado una chabola y unos pringaos con palos y piedras? ¿Qué pasa con la gente que perseguía a Will? DESTRIPE ¿De dónde sacan los malos esa bomba inter-dimensional que con un mechón de pelo de una persona puede provocar una explosión donde esta se encuentre? Y ¿por qué puñetas dicha bomba no afecta a la raíz del pelo? FIN DESTRIPE Y eso sólo por mencionar algunos ejemplos.

Respuestas del autor: «el ejercito y la fortaleza las obtienen porque… estooo… ¡pueden controlar el tiempo! Y lo demás… pueees… ¿Qué más da? ¡Estoy intentando vender mi ideología, no escribir buenos libros!».

A Wizard Did It

Oda a la vida y al libre albedrío

De las obras de Narnia parece desprenderse que la vida no es tan importante como lo que viene después y que no hay que cuestionar nunca la fe.

Aquí sólo tienes una vida y hay que aprovecharla. Además, no puedes creerte todo lo que te digan, hay que tener un pensamiento crítico y rebelarse de ser necesario. Todo muy bien, así que sigo sin entender qué le dio al autor para tirar por tierra su trabajo en el final. ¿Se drogó antes de escribirlo? ¿Alguien que le odia le cambió a traición las últimas páginas? ¿Se dio cuenta de que la había cagado en lo demás y decidió rematar la historia para que no sufriera? ¡¿Por qué pasamos de «la voluntad humana lo puede todo» a la resignación, de la capacidad crítica a creernos lo primero que nos dicen y convertimos la rebelión en una pataleta propia de un trastorno de oposición desafiante?! ¡¿POR QUÉ?! Para una vez que sí estaba transmitiendo lo que quería…

DESTRIPE Que Lyra y Will terminen separades es una estupidez. Llevamos la trilogía entera diciendo que no hay nada imposible y las religiones son malosas porque imponen lo que tenemos que hacer. ¿Cómo es posible que ahora llegue una ángel y les diga «ea, cada une a su mundo y cerrando las puertas entre ellos, que vuestro destino es separaros. Hacedme caso que soy una ángel, ya sabéis, una de esos seres contra los que os acabáis de enfrentar por ser mentiroses y controladores» y le hagan caso sin más? ¿A Dios y las autoridades religiosas se las debe cuestionar, pero al destino y le primer «líder» que aparezca hay que bajarles las cabeza? Mi no entender. FIN DESTRIPE

Sin título

Y ¿no iba también la cosa de avanzar y ser personas cada vez más sabias? Entonces, ¿por qué destruir el progreso? Que síii, que usarlo podía traer horribles males, pero también enormes beneficios, así que lo suyo sería emplearlo con cabeza. Es como si decidiéramos destruir los laboratorios porque, aunque crean medicinas que salvan millones de vidas, también se pueden usar para crear drogas, así que mejor que no haya innovaciones en medicina a arriesgarnos. Puede que bastante gente tenga que fastidiarse y morir de enfermedades tratables, pero al menos nadie podrá crear éxtasis. Ajá. Una lógica impecable, qué duda cabe.

DESTRIPE Sí, me estoy refiriendo a lo de destruir la Daga Sutil porque, claramente, las ventajas de unir varios mundos y tener un material que puede cortarlo todo no merecen la pena si al hacer cada corte dimensional aparece un único espanto que además se puede destruir. Mejor ocultar el conocimiento hasta que alguien más lo descubra y empleé sin saber las consecuencias. Anda, ¡lo que ya había pasado y por eso se monta la que se monta con los espantos! FIN DESTRIPE

Sentencia

No son libros anti-Narnia, son Narnia 2.0 versión el ateísmo es chachi pistachi.

Queja Coraline (Neil Gaiman)

Cuando la adaptación es mejor que el original es que algo has hecho mal

La película Los mundos de Coraline me gustó mucho, así que al saber que estaba basada en una novela del mismo autor que me había fascinado en The Sandman los ojos me hicieron chiribitas. ¡Un cuento de hadas, pero siniestro y visceral, como los de antes! ¡¡Si la adaptación ya es genialosa el libro ha de ser una maravilla!! ¡¡¡Tiene que ser míooo!!!

Así que lo pillé y, y… no. La película me ha parecido mejor que el libro. Anonadada me hallo.

Para poder explicar esto tengo que soltar más SPOILER que la sinopsis de Salamandra; y esta está hecha con tanta mala leche que revienta 110 de las 150 páginas que tiene el libro, además de dar la pista para que se sepa lo que pasa en las restantes. Sin exagerar. Así que si no queréis que os destripe el libro abandonad la queja aquí y ahora. Quien avisa no traiciona.

Sin título

El libro va de una niña que no está contenta con su vida porque siente que les adultes en general y sus adres en particular no le hacen caso. Pero un día descubre una puerta misteriosa que lleva a otro mundo parecido al suyo, salvo por el hecho de que todos tienen botones en vez de ojos y que es todo lo que ella querría: sus otres adres y les adultes están siempre pendientes de ella, le dejan hacer todo lo que quiere, la comida está más rica, los juguetes son fantásticos y todo es fascinante. O sea, un sueño hecho realidad. Pero, como todas las cosas demasiado buenas para ser ciertas, resulta no ser cierto. Es una trampa de la otra madre, que pretende que se quede con ella para siempre. Así que ese mundo idílico se descubre como una pesadilla de la que Coraline tratará de escapar a toda costa.

No me diréis que no suena bien. Es ideal para leérselo a vuestres sobrines y que así tengan pesadillas una semana para que no les vuelvan a dejar a vuestro cargo. Algo que a mí nunca se me ocurriría hacer, por supuesto. Se le ocurrió a una amiga… El caso es que la premisa es interesante y, además, el libro tiene moraleja. El mensaje que intenta (nótese la cursiva, es intencional) dar es que se debe apreciar lo que se tiene en lugar de amargase por no tener todo lo que se quiere, porque eso de que se te cumplan todos los deseos no es tan maravilloso ni merece la pena pagar cualquier precio para lograrlo. Lo malo es que fracasa estrepitosamente y se queda en un «no es buena idea entrar por puertas mágicas selladas que se desbloquean misteriosamente».

La película puede parecer lenta al inicio, pero queda reflejado a la perfección como Coraline al principio adora ese otro mundo de ensueño, mientras que les espectadores perciben que hay algo malo soterrado, hasta que se revela finalmente como la otra madre es un ser diabólico tejiendo una tela de araña para capturar niñes. ¿¡Por qué en el libro no veo reflejado nada de eso?! En la novela no parece en ningún momento que Coraline se sienta a gusto ni fascinada en ese otro mundo. Más bien parece que esté apavada. Si el mundo le da grima desde el principio, ¿por qué no se pira en lugar de quedarse con cara de palo y en plan «que mal rollo me da todo, pero no voy a pensar siquiera en irme»? Así no da la sensación de sueño quebrado. Es más, ¡no da la sensación de nada porque Coraline parece un maniquí en toda esa parte! Sin insultar a los maniquís, ellos pueden trasmitir mucho más.

«—¿Quién eres? —quiso saber Coraline.

—Tu otra madre —contestó la mujer—. Ve a decirle a tu otro padre que la comida está lista. —Abrió la puerta del horno y Coraline sintió un hambre voraz: olía deliciosamente—. Venga, avísalo.

Coraline cruzó el vestíbulo, se dirigió al despacho de su padre y abrió la puerta.» Sólo acabo de encontrar a un ser como mi madre, pero con ojos de botones. No me voy a sorprender por esa nimiedad.

«En la habitación había […] cosas extraordinarias […]: ángeles que revoloteaban […] cuando se les daba cuerda, libros con dibujos que se retorcían, se arrastraban y relucían, y calaveras de pequeños dinosaurios que castañeteaban los dientes a su paso. Una gran caja llena de juguetes maravillosos.

“Esto es muchísimo mejor”, pensó Coraline, y se asomó a la ventana.» Chiquilla, ¡contrólate! Tanta efusividad no es normal.

«Los perros agitaron la cola y ladraron con entusiasmo. Coraline aplaudió cortésmente.

Entonces las dos ancianas se desabrocharon los abultados abrigos y los abrieron, aunque no del todo. Sus caras también se abrieron como si fuesen dos conchas vacías, […] salieron dos mujeres jóvenes: eran esbeltas, pálidas y bastante guapas, y tenían botones negros en lugar de ojos.

Coraline se repantigó en su butaca.» Pfff, bueno, venga, aplaudiré por educación. Pero que conste que esas cosas asombrosas que están sucediendo ante mis ojos no me afectan lo más mínimo.

«—¿Lo has pasado bien? —le preguntó la otra madre.

—Ha resultado interesante —comentó Coraline.» Un poco más sorprendente que observar el vuelo de las moscas, pero no demasiado, no te creas.

¡Por la pilila de san Jorge! ¡Esta niña tiene más sangre fría que Stannis Baratheon! Yo encuentro un mundo paralelo con gente con botones en vez de ojos y me cago pata abajo, sinceramente.

Sin título.pngUn histérico blandengue al lado de Coraline.

Luego ya sí consigue transmitir más, pero sigue siendo sosa. E insisto, es que si Coraline no se siente fascinada y, al principio, tentada a quedarse en el otro mundo hasta que descubre el precio a pagar ¡nos cargamos el mensaje de la obra!

Visto lo anterior creo que el problema es que Gaiman es un guionista fantabuloso con ideas muy buenas, pero, al menos en esta novela, no las sabe desarrollar. Al leer el libro tenía la impresión de estar ante un guión que necesitaba ser trabajado para mostrar su potencial, no ante una obra acabada. Todo era muy frío y superficial. Muchas veces parecía que Gaiman se limitaba a soltar lo que tenía que transmitir una escena en lugar de transmitirlo efectivamente. En cambio, la película está más desarrollada y sí te hace llegar esas emociones y reflexiones. Tiene más alma. Y sé que eso ha sonado terriblemente cursi.

Sentencia

Cinco palabras: ved la película, es mejor.

Queja Heptalogía las Crónicas de Narnia (C. S. Lewis)

O cómo adoctrinar a la infancia en el cristianismo, el machismo y el racismo

Sí, sí, ya se que estos libros fueron escritos hace bastante tiempo y son hijos de su época. Y también se que todos los libros reflejan la ideología de quien los ha escrito. Pero es que esta heptalogía está hecha para adoctrinar. Me explico: no es que sean libros cuyas historias contengan machismo, racismo y una apología cristiana por el momento en que fueron escritos, es que han sido escritos específicamente para transmitir esos mensajes. Puede parecerse, pero hay una gran diferencia. Y a mi hacer libros para la infancia, que es especialmente manipulable, con el expreso propósito de adoctrinar subrepticiamente me resulta repugnante.

1467301869-tumblr-inline-nnb0o5fcpm1t7oi6g-500

Y lo peor es que estos libros se consideran clásicos de la literatura infantil y siguen leyéndose y/o recomendándose a la infancia. No digo que haya que prohibirlos, ojo, pero es necesario tener en cuenta que no son un entretenimiento inocente y tomarse el tiempo de explicarle a los peques que no todo lo que sale es bueno y deben cuestionárselo.

Apología descarada del cristianismo

Los libros están hechos para ser alegorías cristianas y enseñar a creer. Aslan es claramente una representación de Cristo y las historias, o son reinterpretaciones de partes de la Biblia (El león, la bruja y el armario es la pasión y resurrección de Jesús y La última batalla es el apocalipsis y el juicio final), o están destinadas a decir que hay que tener fe y no cuestionar los designios de Dios Aslan (El príncipe Caspian y La silla de plata).

El problema de esto, en el ámbito de la calidad literaria, es que transmitir valores pesa más que construir un buen argumento, por lo que las tramas suelen solucionarse con deus-ex-machina como porta-aviones que se resumen en que Aslan aparece y lo resuelve todo a base de agitar su melena Pantene. Pero lo más grave es que el mensaje de los libros es horriespantoso: tienes que creer en Aslan y hacer todo lo que te diga sin cuestionar nada. ¿Que Aslan desaparece durante largos periodos en los que deja a los narnianos siendo esclavizados o aniquilados? Él sabrá y sus motivos tendrá, los caminos del señor son misteriosos no es un león domesticado, igual tienes que creer en él y su infinita bondad. ¿Que Aslan da órdenes cuestionables y cero explicaciones? Pues a obedecer y punto, que lo dice Aslan y no se le puede llevar la contraria por mucho que no te parezca una buena decisión, el razonamiento propio está sobrevalorado. ¿Que Aslan mata, deja morir u ordena matar? Pues OK. Seguro que las personas afectadas son mala gente y está justificado porque Aslan siempre es el bueno. Siempre. Aunque a veces haga casi lo mismo que la gente a la que se enfrenta o haya permitido que se creara el problema en primer lugar. O sea, nada de animar a la infancia para que piense por sí misma, reflexione sobre sus acciones y las consecuencias de estas o desarrolle un sistema de valores. Obediencia y fe ciegas sin cuestionar nada ni permitirse siquiera dudas o atisbos de pensamientos y opiniones propias. ¡Qué buen mensaje!… Para lograr una sociedad fácilmente manipulable, aborregada y llena de fanatismo.

Sin título

Machismo

Los libros están saturados de machismo rancio. La mayor parte de los habitantes de Narnia son animales parlantes y ¡aún así las hembras son amas de casa que cocinan y hacen las labores domésticas mientras los machos sí hacen las cosas que es lógico que hagan como animales! Ejemplo: una castora no puede construir diques, por el hecho de ser hembra su papel tiene que ser cocinar y limpiar para el macho mientras él ya sí construye diques. Además, en las muy escasas ocasiones en que salen animales hembras queda claro que estas son pasivas en contraposición con los machos, que sí mandan y toman la iniciativa. Véase el caso de el caballo Bree y la yegua Hwin.

En el caso de humanas no es mejor. Tienen tres papeles:

– Floreros y premios para los hombres sin más importancia que dar descendencia. Por ejemplo, la esposa de Caspian, que está ahí para que el chaval saque una recompensa de su viaje en La travesía del Viajero del Alba, darle un hijo y luego cascarla para que empiece la trama de La silla de plata. Jamás se la vuelve a mencionar.

– Brujas malas que quieren esclavizar Narnia. Lo triste es que son las únicas mujeres realmente empoderadas porque claro: mujer poderosa = maldad. ¿¡Cómo van las mujeres a gobernar en lugar de estar subordinadas a los hombres!? ¡Vade retro satanas! ¡¡¡El poder es masculino!!!

– Apoyo a protas masculinos y ejemplo de «cómo ha de ser la mujer ideal». Sí, hay mujeres con papeles protagónicos importantes (Lucy y Jill) pero se establece una clara dicotomía: mientras los hombres son valientes, decididos y guerreros ellas deben ser protegidas y son dulces, compasivas y encargadas de tareas como la curación de los heridos. Aún en el caso de que alguna peleé se quedan en la retaguardia o se ponen a llorar por el horror de la batalla, no como los machotes, que se dan tortas con decisión en primera línea. El papel de las mujeres es, ante todo, ser señoritas y dejar la esfera pública a los hombres.

Además, mucho ojo con dejar de ser modestas y virtuosas. Una mujer que se sepa guapa y piense en divertirse es lo peor. Sólo hay que ver lo duramente que se juzga a Susan por el imperdonable pecado de aprovechar su hermosura y dedicarse a vivir su vida como le daba la gana en lugar de permanecer casta y pura hasta la sepultura fiel a Narnia, aunque fuera Aslan el que le dijera que ya no podía volver nunca.

Racismo

Mientras que los narnianos son de raza blanca y cultura occidental Calormen, el reino vecino, está habitado por personas que claramente son una alegoría de la raza y cultura árabes. Por supuesto, los calormenos son salvajes, crueles, nada honorables y adoran a Tash, un dios sanguinario que es el anti-Aslan, en una clara referencia al anti-Cristo.

Sí, hay dos personajes de Calormen que son buenos: Aramis y Emeth, pero, a parte de que el segundo no llega ni a terciario, sólo son buenos porque dan la espalda a su cultura para abrazar la narniana y hacerse adoradores de Aslan. El mensaje no puede estar más claro: la raza y cultura blancas son superiores y las demás lo peor, pero si aceptas que tenemos la razón y asumes nuestro modo de pensar haremos una excepción contigo y sí merecerás respeto, no como el resto de quienes son como tú. ¿A que somos buena gente? Pista: NO.

r

Sentencia

Si quieres darles estos libros a peques recuerda enseñarles también a cuestionarlos, no son un entretenimiento inocente.

Queja La Esmeralda de Kazán (Eva Ibbotson)

¿Qué me estás vendiendo Ibbotson?

Este libro no me ha parecido malo, pero ha habido un par de aspectos del mismo que han bastado para estropearme la lectura. Además, la decepción ha sido doble, porque el principio del libro prometía y porque lo demás que he leído de esta mujer me ha gustado, así que no entiendo qué le ha pasado aquí. He dudado sobre si hacer esta queja o no, pero ¿para qué tengo un blog si no es para hablar de lo que me de la gana aunque a nadie le importe?

Sin título¡A dar la brasa con mis quejas se ha ha dicho!

El libro va sobre que en la Viena de principios de siglo vive Annika, una niña que es abandonada al poco de nacer y adoptada por Ellie y Sigrid, dos criadas. La niña es feliz, su pasión es cocinar, tiene dos amigos: Pauline, una niña que siempre está leyendo y es la primera de la la clase; y Stefan, un niño pobre con tropecientos hermanos; y le cae mal Lormarie, una repelente niña rica a la que sus padres siempre están consintiendo (¿venganza guiño de Ibbotson después de que Rowling se inspirara primero en El secreto del andén 13?).

El caso es que la cría es una buena protagonista: espabilada y trabajadora, o eso parece en el primer tercio del libro, porque de pronto aparece una aristócrata alemana que resulta ser la madre perdida de Annika y de ahí en adelante se va todo a la porra. Para mí que falta una escena en la que a la niña la lobotomizan con una cuchara sucia, desde que aparece su madre se vuelve retramonger y no sólo es incapaz de enterarse de lo que pasa en sus narices, es que encima se convierte en una damisela que necesita que la rescaten constantemente. Y, para empeorar más las cosas, en la mayoría de los líos se mete ella por culpa de su imbecilidad. ¡Menuda forma de destrozar a un buena protagonista!

Resulta que la madre está arruinada, pero Annika no es capaz de darse cuenta pese a que pasan hambre, no dejan de desaparecer objetos de valor y la casa se cae a pedazos. Hasta que se lo explican con manzanitas, cree que es que los nobles siguen un entrenamiento especial para ser más duros y por eso viven en esas condiciones. Ajá. Y me tengo que creer que esta es la misma niña que hasta ese momento era espabilada.

No obstante, lo peor es que la niña tiene con su madre una relación tóxica de narices y aguanta lo que sea por amor, aunque su madre la trate como a un trapo. La madre le roba, le miente repetidamente, favorece al resto de la familia dejándola de lado y no deja de hacerle perrerías. DESTRIPE Le roba a Annika su herencia para gastarse el dinero en caprichos para ella y sus otros familiares, aleja a Annika de todos los que quiere, no la deja hacer lo que le gusta y la envía a un internado para niñas indeseadas donde la maltratan. FIN DESTRIPE Y, pese a todo lo anterior, Annika sigue creyendo que su madre la quiere y se lo justifica todo. Pfff. ¿Es que esta niña no sabe sumar dos más dos?

Sin títuloY lo peor es que en tu casa también lo saben y se aprovechan de ti en tu cara.

Para colmo, Annika pone a su madre, a la que conoce desde hace meses (porque si la hubiera criado sería entendible), por encima de su familia adoptiva y sus amigos, con los que ha crecido y que sí la quieren sinceramente y se preocupan por ella. Dicha familia adoptiva y amigos le dan muchas oportunidades de quedarse con ellos y ser feliz, pero nones, la mongola siempre elige a su madre. Luego la madre le hace una faena y son esa familia adoptiva y esos amigos los que tienen que partirse los cuernos por salvarla, sólo para ver como Annika los rechaza y vuelve a tirarse en los brazos de su madre otra vez. DESTRIPE La madre la mete en un internado horrible donde Annika está a punto de plantearse el suicidio de lo mal que lo pasa y, cuando consiguen rescatarla, le dicen que han descubierto que la madre en una ladrona; puede denunciarla, volver a vivir con ellos y ser feliz, pero ella prefiere volver con su madre. FIN DESTRIPE ¿Pero esto qué es, una apología de la importancia de los lazos de sangre por encima del verdadero cariño? DESTRIPE Porque aunque es cierto que termina eligiendo a su familia adoptiva y a sus amigos, lo hace sólo después de enterarse de que esa mujer que decía ser su madre en realidad no lo es, que si no se queda con ella. FIN DESTRIPE ¿Qué tienes en contra de la adopción Ibbotson? ¿Te ha hecho algo para que la odies de esa manera o qué?

Encima, Annika reconoce que con su madre es desgraciada y que preferiría mil veces su vida anterior, así que se la pasa llorando y lamentándose. Pues, no es por quedar como un monstruo sin corazón, pero ajo, agua y resina. Te han dado un montón de oportunidades de librarte de esa situación y sigues en ella porque quieres. Casi deseaba que Annika terminara mal (sí, el libro termina bien, es para niños ¿qué esperabais?). Eso habría enseñado que hay que tener dos dedos de frente y confiar en la gente que te quiere, no defender a alguien que te trata mal sólo porque tiene tu sangre y esperar sin mover un dedo a que los demás te salven de tu estupidez.

Por lo demás es buen libro y me ha gustado la crítica que hace a la nobleza y a la educación que permitía la crueldad con tal de, supuestamente, crear personas de provecho; así como su alabanza al trabajo y a ser útil. Pero ese mensaje anti-adopción y la damiselación de la protagonista me han repateado los higadillos.

Sentencia

Un libro entretenido para niños, pero que alguien le ponga a Annika el letrero de «nunca imitar en casa».