Reseña Ayashi no Ceres (Yuu Watase)

Hoy os traigo la reseña de este manga de Yuu Watase, autora del también conocidísimo manga Fushigi Yuugi entre otros. Ya había oído de Ayashi no Ceres antes pero hasta ahora no me había decidido a leerlo. Gracias por la recomendación, Rika (os ordeno echarle un vistazo a su blog Libros y mazmorras, que está genial).

fiche-manga_20071016_103609ToDo ZuPeR eTeRoZeZuaL

Fans de este manga: es posible que os cabreéis con esta reseña. Os aviso. Si aun así decidís leerla, os aseguro que soy hasta buena persona ❤

⚠ Atención: CONTIENE SPOILERS ⚠

ARGUMENTO

Érase una vez una doncella celestial llamada Ceres que bajó de los cielos. Un pescador que pasaba por allí la vio y le robó el hagoromo, su manto sagrado. Esta doncella buscó desesperadamente su hagoromo pues sin él no podría volver al cielo. Al final, se ve obligada a quedarse en la Tierra, casarse con ese hombre y cuidar de los hijos de ambos.

Esta es la leyenda en la que se basa Ayashi No Ceres. La protagonista, Aya Mikage, es una chica normal. Sin embargo, justo el día que cumple 16 años su vida cambia. Ella y su hermano gemelo Aki son llevados a casa de su abuelo a lo que se suponía que era una fiesta de celebración de cumpleaños donde extrañamente está reunida toda la familia. Le dan regalo cuyo contenido es… ¡una mano humana! Al verla, su hermano parece volverse loco y ella descubre para su horror que toda su familia está intentando matarla. El motivo es que la doncella celestial Ceres, que está muy cabreada (lógico), se encuentra en el interior de Aya y tiene la intención de vengarse, en especial de su marido Shizo, que se ha reencarnado a su vez en Aki. Qué movida.

Finalmente es rescatada por Tooya, del que se enamora inmediatamente (y ya tenemos el pasteleo), y es acogida por la familia Aogiri.

PERSONAJES

Voy a empezar a meter caña a los personajes *saca el bate de béisbol envuelto en alambre de púas*

2

Aya Mikage. La prota pretendidamente guay. Muy enérgica y todo lo que queráis pero, nada, al final lo más importante es el novio y se comporta de manera tan estereotipada que la aborreces.

Ceres. Es un personaje interesante. Que no es que lo sea muchísimo, pero es que el listón estaba muy bajo. Y lo que la hace interesante es ese cabreo que tiene y esa sed de venganza. Entiendo sus sentimientos y siento empatía con ella. Mátalos, Ceres, MÁTALOS A TODOS.

Tooya. Diríamos que es el hombre diez aunque para mí no es más que un muermo. Y digo muermo porque no puede ser más prototípico: perfectísimo, guapo, bueno. Para colmo, cuenta con una historia trágica detrás para que todo el mundo llore.

Yuuhi Aogiri. Con este me voy a explayar bien porque se lleva la palma del odio y con mucha diferencia. A lo largo de mi vida he leído mucho manga, pero de verdad que pocas veces he visto personaje más pesado e imbécil. Es el graciosín que no hace gracia. Es el niñato inmaduro que no hace más que dar pataletas cuando se le mete algo entre ceja y ceja. Responde al estereotipo de “nice guy”: un chico BUENÍSIMO y enamorado pero que la chica, en este caso Aya, no le puede corresponder. Qué injusticia.  Ohhh, pobrecito, es que la quiere y encima la otra prefiere a otro tío, ohhhh.

3Lloremos todas, por favor

Este chico también tiene una historia trágica detrás, algo que al parecer justifica su actitud. Es posible que alguien para disculparlo y ponerlo todo precioso me diga: “pero kodAmAzzz zi ez un chiko zinzero i perziztente k no renunzia a zuz zentimientozzzz, ezta henamorao zzzz”. Yo prefiero describirlo de una manera más realista: acosador, celoso, posesivo, incapaz de entender un “no” por respuesta.

Aki Mikage. El hermano de Aya. Un tostón de personaje. A este chiquillo lo sustituyes por una pared y no notas la diferencia.

Shizo. El malo malísimo. El marido de Ceres, ahora reencarnado en Aki. Un histérico perdido, posesivo y celoso. No hay por dónde cogerlo. Le roba el hagoromo a Ceres, la obliga a casarse con él y la familia Mikage lo considera un héroe por retenerla en la tierra, pues será el líder de la nueva raza, el elegido. Precioso todo.

Kagami. El otro malo. Quiere crear una raza humana superior y para ello hace experimentos chungos y movidas raras con las doncellas celestiales. También daba juego porque era capaz de borrar los recuerdos de la gente y ponerle otros a su antojo. Esto, lejos de resultarme interesante, me causó mucha pereza.

Suzumi Aogiri. Acoge a Aya en su casa y hace el papel de hermana mayor. Es otra doncella celestial y también tiene una historia muy dramática detrás. Me cae bien la muchacha.

Kyu. Esta señora es el ama de llaves de los Aogiri. Su papel es poner el tono cómico en cualquier situación. Y, vale, reconozco que en alguna ocasión me hizo hasta gracia.

Shuuro. Es un cantante que resultó ser una cantante pero se hacía pasar por tío porque patatas. Creo que es un personaje que cae bien con toda justicia. Ahora bien, me molesta el tan recurrente mensaje que lleva implícito este tipo de personajes, porque es en plan: “¡que noooo, que es bromaaa, no soy trans de esos, yo soy normal! Es más, ¡soy más cishetero que nadie y todo lo he hecho por un tío! ¿Por quién si no? NO HOMO, NO HOMO, NO HOMO.”

Howell. Trabaja para Kagami aunque éste sí es buena gente y ayuda a los protas. Mu grasioso él.

Chidori. Creo que si diera un premio a la irrelevancia se lo lleva. También es una doncella celestial.

 

OTROS ASPECTOS

El argumento en sí no está nada mal. Es original. Se sale de lo común. Aunque a mí personalmente no es un manga que en algún momento me haya enganchado de verdad. Dicho esto, voy a centrarme en aspectos que me han molestado especialmente.

Tiene unos altísimos niveles de cursilería. No es que no me guste el romanticismo bien llevado, pero es que en este manga empalaga y me resultó muy pesado. Está llena de teorías sobre el amor heterocentristas y absurdas, en plan:  “ayyyyyyy es que cuando un hombre y una mujer se aman [inserte chorrada heterosexual]… Ayyyy qué bonito”. Ya me imagino a la autora diciendo: “ohhh, esto me ha quedado de puta madre, qué cosas más bonitas digo“. Y la gente: “ohhhh, es verdad, tiene toda la razón, ohhhh“.

Woo+rainbow+puke+found+_3d0e6c2441716226c360df65b0fc1d1a

Por otra parte, el día que se deje de romantizar la violación se acaba el mundo o algo. En este manga hay morreos no deseados constantemente. Por ejemplo, la forma tan “divertida” que tiene Yuuhi de hacer que Aya vuelva a ser ella misma cuando Ceres hace aparición es dándole un morreo. Y ella cuando se da cuenta se cabrea de una manera muy graciosa. UF, TÍAS, ES QUE ES TAN GRACIOSO, ME PARTO.

También hay (intentos de) violaciones a porrillo. Describiría cómo se ve la violación en este manga así: normalización, cachondeo, romantización y sentimiento culpable de la víctima. Me explico. TODOS los personajes hombres intentan sobrepasarse con la protagonista, sin apreciar ningún tipo de crítica por parte de la autora, sólo que deja entrever que los hombres no pueden controlarse. Así encontramos frases del tipo ¡es que soy un hombre! como justificación. Es una situación que se banaliza. Y lo digo porque después de cada una de las muchísimas escenas de este tipo, no se menciona más el tema. Es decir, es como si fuera lo más normal del mundo e incluso se toma a risa.

Es que qué chorrada, ¿eh? “¿Qué te ha pasado, Aya?” “Nah, lo típico, una violacioncilla de nada LALALALALA”.

Como dije antes, el adorable Yuuhi se lleva la palma en este tema. Tiene en este sentido frases y escenas dignas de mención. Por ejemplo, le dice a Tooya que él “no se va a rendir con Aya incluso si tiene que forzarla” OHHHH, POR FAVOR, QUÉ ROMÁNTICO. También salva a Aya en una ocasión, pero no es porque sea buena gente: él le dice a la chica que quiere su recompensa, que no es otra cosa que ella. Tampoco duda en reprocharle a la chica cosas como “¡Es que no tienes en cuenta lo que los hombres sienten!”.  Encima ella es la que se siente culpable por no corresponderle. Es de destacar una escena en la que, después de haber sido forzada por Yuuhi, ella se queda pensando que qué romántico, que mientras la intentaba violar demostraba su amor pudo sentir el latido de su corazón. ME DERRITO TODA, PERO QUÉ BONITO.

Otro detalle que me molestó es cuando al final Aya vive con Tooya. Aya se ha convertido en la perfecta ama de casa… ¡y con bombo! Que qué risa porque no cocina bien y el pobrecito del novio se come lo que le prepara. Sí, encima de que la tiene cual esclava en casa el chico tiene la bondad de no quejarse. Me fastidia mucho porque todas acaban igual. De nuevo, éste es el final “ideal” para una chica.

4

CONCLUSIÓN

No me ha parecido un manga malo. Tiene un argumento que se sale de lo común. Ahora bien, algunas veces la trama no parecía sostenerse de manera holgada, digamos. Por otro lado, me ha resultado más bien pesado y cansino en muchas partes. Es cursi a rabiar y en ese aspecto me ha dejado totalmente empachada. Sobre todo, ha habido cosas concretas que me han molestado mucho y eso me ha dejado un muy mal sabor de boca en general.

Anuncios

Reseña Moe Kare (Go Ikeyamada)

De nuevo hago una reseña de un manga shoujo con la sensación de que me repito más que el ajo. Y, sinceramente, estoy cansada de lo mismo. Siempre veo los mismos, o casi los mismos defectos en este tipo de manga: romantización de situaciones odiosas. En esta ocasión en especial se produce una romantización del acoso, la agresión sexual, los celos, la posesión de la pareja y la idea de que el sueño de cualquier chica es tener novio. Lo más grave del asunto es que estos mangas van dirigidos, de nuevo, a gente adolescente. Menudas enseñanzas.

Antes que nada, aviso que es una reseña llena de SPOILERS y mala leche. Si eres fan de esta mangaka o quieres leer el manga dale ahora a esa X roja tan mona del lado superior derecho de tu pantalla o luego no te quejes.

1

Voy con el argumento. Una chica llamada Hikaru Wakamiya tiene un sueño: encontrar a un chico como los galanes de los mangas shoujo que tanto lee y tanto le gustan. Sueña con un chico que cuide de ella y la proteja, porque parece que es tan inútil que eso no lo puede hacer por sí misma.

La primera “gracieta” llegará pronto cuando un chico, Arata Ichikawa, la defiende de unos matones que intentaban abusar de ella y él toma la recompensa por su cuenta: darle un morreo (con lengua, babas y todo) a la chica sin su consentimiento. La escena está planteada de manera que parece una situación divertidísima.

Luego aparece otro chico, Takara Honda, que es clavadito a Arata (y que luego se descubre que es su hermano) pero que en principio tiene una personalidad diferente: éste se asemeja más al típico chico perfecto de un manga shoujo y, claro, nuestra protagonista cae profundamente enamorada.

La historia es ese triángulo amoroso entre estos tres imbéciles y nos deja el típico: uyyy, qué emocionante. ¿Con quién se quedará? ¡Ay, no puedo ni dormir nada más que de pensarlo!

Voy a hacer algún repaso del comportamiento de estos dos caballeros andantes para que os hagáis una idea de su atractivo, ilustrándolo con escenas concretas DIVERTIDÍSIMAS:

Arata Ichikawa, cuando comentaba antes que besa a la chica sin su consentimiento, dice algo para que la escena quede aún más graciosa: “Quería liarme contigo pero no tienes un buen culo ni tetas grandes” JAJAJAJAJAJA qué gracioso, me parto. Y entonces es cuando Hikaru se “indigna” y lo llama “el príncipe pervertido” JAJAJAJA. A partir de ahí, el chico la besa sin su consentimiento continuamente, la estampa contra el suelo, se la lleva a rastras donde quiere, levanta la falda a todas las chicas… JAJAJAJAJA Ay, qué pillín JAJAJAJA. Qué gracia, qué chispa JAJAJAJA. Pues eso, que esta joyita de muchacho, prepotente y violento, trata a las tías como si fueran una mierda. Pero, oye, que eso queda sumamente adorable JAJAJAJA.

2

¡Khe gRasiOSosos y RomÀnticHoZ sHOn el HacohSo y lAs haGresioNes SepsuaLEs! XDDD ¡MhE paRtHo!

La cosa no se queda ahí. Una de las escenas que más nauseas me dio fue cuando, en una de las ocasiones que besa a Hikaru, se la lleva a la fuerza diciéndole que no dejará que se vaya y que no permitirá que le hable a otros chicos (y qué graciosa queda la viñeta con la chica gritando como una histérica porque se la lleva a rastras de la camiseta JAJAJAJAJA) Ayyy, qué mono, todo celosillo JAJAJAJA.

Y es que en esa ocasión el chaval estaba aprovechando que ella está borracha para llevársela a su casa con la intención de violarla. Dice, literalmente: “no dejaré que Takara se quede contigo y me da igual si te hiero haciendo esto”. TELA ROMÁNTICO. Cuando la tiene desnuda en la cama y se cansa de manosearla piensa: “¿Qué me pasa? ¿Por qué que no puedo seguir?”, para y la deja por fin tranquila. Ohhhhhhhh. QUÉ DETALLAZO. QUÉ TÍO MÁS MAJO. Por la mañana Hikaru se sorprende y se siente feliz porque LA HA CUIDADO CUANDO ESTABA BORRACHA y le está muy agradecida.

Por otra parte, a Hikaru le da miedo contarle a Arata que está saliendo con Takara. Cuando se entera, el chico se cabrea y le dice que debería haberla violado aquella noche. O en sus dulces palabras: “si lo hubiera sabido, habría tenido sexo contigo aquella noche aunque no quisieras y hubieras gritado”, dice mientras la tiene estampada contra el suelo y le da un morreo forzándola. Pero la escena queda preciosa cuando el chico le dice que lo ha hecho porque la quiere. OHHHHHHHHH, POR FAVOR, QUÉ TIERNO TODO.

Cuando Arata se declara a Hikaru, ésta lo rechaza y él le dice que “me da igual que me hayas rechazado, dame un mes y voy a hacer que te enamores de mí”. Traducción machirulo acosador-español: “Me paso por la punta del cipote tu voluntad y sentimientos. He decidido unilateralmente que quiero que seas mía y voy a seguir acosándote hasta que te consiga.”

El pobre chaval está confuso porque no entiende cómo le puede gustar una chica “estúpida y plana”. Y le da igual que esté saliendo con el otro chico, él va a seguir molestándoles porque está “enamorado”.

tumblr_mn9ntqvXFt1spi4duo1_500

Dios, dame un arma y dinero para la fianza que esto con paciencia no se arregla.

Vamos con el otro chico, Takara Honda, que es también un imbécil pero al lado de Arata parece un ángel celestial.

Como decía al principio, Hikaru se enamora de este apuesto muchacho, el típico “chico shoujo” perfecto. Tanto es así que la chica se esfuerza por entrar en el mismo instituto que él y gracias a que él le ayuda lo consigue. Aquí vemos otro estereotipo machista que se repite: él es muy inteligente y ella es una lerda. Ahora bien, cuando empieza a salir con Hikaru demuestra que es celoso y posesivo (como Arata pero sin llegar al acoso sexual, lo que es un DETALLAZO y eso por lo visto le hace ser un nice guy).

Protagoniza escenas y situaciones llenas de sinsentidos patéticos que te sacan de quicio. Por ejemplo, Takara y Hikaru quedan para pasar la noche de navidad juntos, pero en ese mismo día Ami, una chica que está enamorada de Takara y cuya función en la serie es echar mierdas sobre la pareja, es atropellada por un coche al salvarlo y sale muy mal herida. ¿Qué se hace esta mente privilegiada en esta situación? Romper con Hikaru para estar con la otra muchacha porque se siente culpable. Claro que sí, chaval. Seguro que al estar con Ami por pena la hará sentir mucho mejor. Y deja a la pobre Hikaru hecha polvo. Supongo que la autora quería hacer que rompieran pero sin estropear la “perfección” del chico, y le ha quedado una situación bastante ridícula y absurda.

giphy

Pasa el tiempo, Ami se recupera, y Takara quiere volver con Hikaru a pesar de que fue él el que la dejó de mala manera. Pues mira, porque sí, porque lo importante son sus sentimientos. Le da igual que Hikaru ya lo esté superando. Y para ello nada mejor que aprovechar que está dormida en la enfermería para besarla sin su consentimiento. Sí, otro igual. Después de conseguir que ella vuelva a su lado, deja a la otra chica.

Como vemos, es un enfrentamiento entre estos dos machotes, que se podría resumir en uno diciendo “Te la voy a quitar”, y el otro: “No te permitiré que me la quites” (frases que dicen en innumerables ocasiones durante todo el manga). Como quien le quita la cartera a alguien. Ella parece que no tiene nada que decir. Al final acuerdan que quien gane un combate de karate se la queda. Dos machos luchando por su trofeo: la chica. Ella, la muy idiota, encantadísima y feliz.

En conclusión, y yendo exclusivamente a lo más grave, las violaciones y acoso sexual se banalizan. Y no sólo eso, sino que todo está planteado de manera que esas escenas pretenden hacer gracia. Es decir, no trata de un drama en el que la chica sufre por todos estos atropellos. No, no. Ella responde a esos abusos de manera “graciosa” y el mensaje que se da es que el chico lo hace porque la quiere.

5

Al final me quedé pensando, ¿con cuál de estos dos merluzos es mejor que se quede? Y la respuesta es que no hay escapatoria, el único final posible feliz sería que los mandara a los dos a la mierda. Pero, desgraciadamente, sí se queda con uno. Con el peor. Toma ya.

Reseña Oniisama e… (Osamu Dezaki)

Hoy os traigo la reseña de este anime de 1991, aunque el manga en el que se basa se remonta a los años setenta.

Está claro que no se lo habrá visto/leído ni dios pero, bueno, me hacía ilusión reseñarlo porque no me ha dejado indiferente por unas cosas o por otras como sí suele hacerlo la mayoría de los animes que veo.

El título fue traducido al castellano como “Escuela de Cenicientas” (¡¿?!), si bien podría haberse llamado “Escuela de Psicópatas” y habría encajado muchísimo mejor. Los personajes conforman una recopilación de enfermedades mentales y a duras penas encuentras a alguien sano.

1Argumento

Nanako Misono es una muchacha que comienza una nueva etapa estudiantil en un colegio de élite para chicas. A través de cartas, le va relatando los problemas a los que se va enfrentando a Henmi Takehiko, su antiguo profesor, al que ella llama onii-sama (hermano mayor). En otras palabras, la muchacha es una pesada que le cuenta sus movidas en su nueva escuela a este chico, que me imagino no le queda otra que leerlas.

Personajes

En general son buenos personajes, complejos, impredecibles, bien hechos. Evolucionan desde el comienzo hasta el final de la serie.

Nanako Misono: la prota. Es buena chiquilla, pero tontilla. La manejan cual títere sin voluntad.

Tomoko Arikura: la mejor amiga de Nanako. Una chica normal, alegre, con más carácter.

Mariko Shinobu: la otra amiga de Nanako. Tiene ciertos desequilibrios mentales. Stalker y con tendencias pirómanas.

Rei Asaka (o su mote, Saint-Just): una especie de emo con traje de caballero burgués y pelo verde y largo al viento. Si pudiera describir a esta chica en un par de palabras serían esperpento y depresión, tanto la que ella tiene como la que te produce a ti.

Kaoru Orihara: diría que es la única cuerda y con sentido común de toda la serie.

Fukiko Ichinomiya: la más loca de todas. Idas de pinza constantes y homicida en potencia. Le encanta acuchillar y romper cosas cuando se cabrea. Tiene muy mala hostia.

Henmi Takehiko: el onii-san de la prota. Es el personaje tostón de la serie. Está ahí, como podría estar un mueble, y tiene vínculos con más de un personaje de la serie aunque realmente, quitando los capítulos finales, aporta poco a la trama.

2Fukiko, muy cabreada. Acojona, ¿eh?

El drama

En principio me parecieron todas unas niñas pijas insoportables. Y no me equivocaba. El caso es que este hecho unido a la locura de los personajes producía una trama muy trágica y exagerada que en mí provocó el efecto contrario: descojone casi continuo. Y no entiendo cómo, porque trata temas espinosos y oscuros. Supongo que tengo cierta tendencia a tomármelo todo a cachondeo.

Hay de todo. Hostias, intentos de homicidio y de asesinato, suicidios, más hostias, pirómanas, bullying, gritos, más hostias, retenciones ilegales, daños en el mobiliario, muertes estúpidas, más hostias. Todo tipo de sentimientos: amor, desamor, amistad, envidias, celos, locuras, depresiones, desesperación.

Escenas habituales en cualquier capítulo:

3¡RAAAAAAAAAAAAAAAAACA!
4¡BIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIMBA!
5¡CATAPLUUUUUUUUUUUUUUUM!
6¡¡AAOOOOOOOOOOOOOOOOOWAAAA!!
7¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡AJUFHGFUHJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJ!!!!!!!!!!

Un aspecto que parece denunciar este anime es el clasismo cuyo reflejo más claro se ve en la existencia en la escuela de un grupo de élite llamado “Sorority” (y lo pongo entre comillas porque poco o nada tiene que ver con lo que yo entiendo por sororidad) en el que sólo las chicas más repipis pueden entrar. Al mando está Fukiko, acompañada siempre de unas cuantas tías muy pelotas que la siguen cual perrito faldero.

Otras cositas

Hay algo a lo que no suelo darle ninguna importancia, pero esta vez no podía dejarlo pasar: el dibujo es horrible. “Pero no seas puta, Kodama, ¡que es de los años 90!” Por supuesto que es excusable, pero este dibujo me ha parecido feo incluso con el matiz de aterrador.

Hay dos diseños básicos en los personajes: primero, las chicas, que parecen muñecas de porcelana de éstas chungas que dan yuyu y, segundo, las chicas con aspecto “masculino” y los chicos, que parecen tener el mismo diseño y son más feos que su padre, con formas toscas y desproporcionadas. No te queda otro remedio que acostumbrarte.

8 Aspecto promedio de las protagonistas
9MATADME, POR FAVOR. YA HE SUFRIDO SUFICIENTE

Mucha gente se preguntará, ¿hay yuri? Y es que en ocasiones he visto este anime clasificado como shoujo-ai y hay mucha fan que shippea a las protagonistas (y confieso que fue la razón por la que me animé a verlo). Hay cierta ambigüedad a veces pero definitivamente, en mi opinión, no lo hay. Cuando parece que va a haberlo, de repente el asunto se olvida, se diluye, o simplemente se centra más en otros elementos de la trama. Por tanto, no, ni las migajas.

Sentencia

A pesar de todo lo dicho, no me ha aburrido en ningún momento. Este estúpido anime me ha tenido enganchada y deseando saber qué pasaba en el siguiente capítulo. Evolución de los personajes y de la trama muy buena y emoción hasta el final. Recomendado queda.

Reseña Ao Haru Ride (Io Sakisaka)

Cuando ser femenina significa ser gilipollas

Hoy os traigo la reseña de Ao Haru Ride, anime shoujo emitido en verano de 2014, basado en el manga de Io Sakisaka y del que todo el mundo habla maravillas.

Ao haru ride

La protagonista de esta historia, Futaba Yoshioka, tuvo una pequeña historia de amor unos años antes con un niño raro de la hostia introvertido, Kou Tanaka, y aunque parecía ser correspondido no se animaron a confesarse. En aquella época, Futaba era muy “femenina” y al parecer ese era el motivo de su éxito con los chicos. Ahora, en el presente, Futaba ha renunciado a su “feminidad” para no cabrear al resto de chicas, que la ven como una rival en esta primordial tarea de gustarle a los chicos. Tras pasar un tiempo sin verse, se reencuentra con su amorcito, el cual ha cambiado un poco. ¿Qué romántica historia tan emocionante e impredecible nos esperará? ¡Me muero por saberlo!

1Pues bien. Debo reconocer que el anime no está mal en cuanto a trama aunque no se despegue ni un milímetro del argumento de cualquier shoujo estándar, el dibujo es muy bonito y todos los personajes son muy guapos. El problema es el mensaje machista que subyace casi siempre de los shoujo y que (casi) nadie critica en las reseñas que me encuentro en otros blogs donde todo les parece precioso y súper chupi. Pero no os preocupéis, aquí está la feminazi de tita Kodama para poner todo en orden JOJOJOJO. Allá voy.

Vamos con los personajes:

Futaba Yoshioka. En el presente tiene una personalidad guay, libre, relajada… Pero ¡oh, oh! Qué antinatural es eso en una chica: que coma lo que le dé la gana, que se siente en la silla como le dé la gana, que sea desordenada… Aquí falla algo: ah… claro, ¡la chica está fingiendo! ¡No es posible que a una chica le guste hacer esas cosas! ¡Así no les vas a gustar a los chicos, chavala, y eso es terrible!

Y así te lo hacen ver en el anime. La chica actúa en contra de la “naturaleza femenina” y eso la hace infeliz porque los chicos, que al parecer son imbéciles, nunca se fijarían en ella si se sigue comportando así. Un drama.

Kou Tanaka. De peque ya era soso pero en el presente lo es aún más y con una clara necesidad de tomar All Brann en cantidades industriales. La alegría de la huerta el chaval, vaya. Un verdadero imbécil con la chica, engreído, antipático y siempre dando una de cal y otra de arena. Me comentaba una recién licenciada en Medicina, con la que tuve ocasión de ver este anime, que el chico sufría un trastorno bipolar con episodios maniacodepresivos, pero eso se lo dejo a los expertos y yo, persona lega en asuntos psiquiátricos, lo califico simplemente como un capullo integral.

2¿Qué? Ya he dicho que los tratamientos se los dejo a los expertos, yo soy de “remedios” más tradicionales. Y que conste que esto va por los dos protagonistas.

Otros personajes. Yuri Makita, la niña “femenina” por excelencia. Intentan hacer un personaje tierno pero es estúpidamente mojigata. Shuko Murao, la gótica, que está enamorada del profe, hermano de Kou, que es clavadito a él pero se le ve más normal. Por último tenemos a Aya Kominato (clavadito a Bisbal, por cierto), que está enamorado de la gótica. Los tres son un muermo.

El anime es un recopilación de tópicos, yo diría que de dos tipos: los de siempre y el que recalca con especial énfasis este anime.

En cuanto a los primeros, se suceden todas las escenas típicas que encuentras en cualquier shoujo: que si se me tuerce el tobillo y me lleva en brazos el churri, encuentros nocturnos casuales con el churri, que el churri te dé la chaquetita para que no pases frío, que una tercera persona se meta en la relación, que si relación profe-alumna, que si la típica tragedia familiar del galán para que entendamos su gilipollez, etc etc etc. Nada nuevo bajo el sol.

3Y después del aplauso vete, anda. Y no vuelvas

¿Y cuál es el tópico estrella en esta ocasión? Después de lo que he dicho arriba es fácilmente deducible: el concepto de feminidad. La visión de este anime (y no sólo de éste, por desgracia) sobre lo que significa ser femenina incapacita a la mujer como ser humano libre y racional: para ser femenina tienes que ser sumisa, domable, con 0 de personalidad, tu objetivo en la vida tiene que ser gustar a los chicos, y en definitiva, tienes que ser gilipollas.

Pero es más, la protagonista renuncia a su “natural feminidad” para no enfadar al resto de chicas. Es decir, el otro mensaje es lo envidiosas que somos las mujeres, hasta el punto de discriminar a alguien porque nos quitan a los novios.

Partiendo de que somos unas gilipollas envidiosas cuyo único objetivo es pillar novio, es lógico que necesitemos el sabio consejo de alguien perteneciente al género masculino para no perdernos en la vida, en plan protección paternalista, por otra parte visto en numerosos animes shoujo. Por ello, Kou le da toda clase de consejos a la niña tonta: que si no te juntes con ésas, que si no salgas de noche vaya a ser que te violen (porque al parecer si te violan la culpa la tienes tú), que si ahora te hago un simulacro de violación para que veas lo que acojona… Pues eso, una joya de chaval.

4El opening era ya toda una declaración de intenciones. Todo muy “femenino”, con esas cosas que supuestamente nos encanta a las chicas: estrellas, globos, flores, pintauñas (al parecer de estos sparkling), barras de labios, ganchillos, además de explosiones color fantasía (incluidos un gato y un break de leche por ahí al final, muy WTF).

Conclusión: he visto sólo los 12 capítulos del anime pero no tengo ningún interés en seguir esta historia insípida, machista y sin emoción. A otra cosa.

Reseña Junjou Romántica (Shungiku Nakamura)

No sé si Shinjuku Nakamura es una ingenua o una genio

Esta reseña va dedicada a Sara, a la que le hacía ilusión que me metiera con esta obra. Espero cumplir sus expectativas.

Si mis conocimientos de japonés no me fallan, el título significa «inocencia romántica». Una de dos: o la mangaka es un alma cándida que de verdad cree estar contando una historia romántica, o es una genio de la manipulación que presenta una historia abominable tratando de que el público se trague que es romántica (y lo aterrador es que ha colado).

Este manga cuenta la vida de tres parejas, cada una con un nombre raro que no tiene nada que ver con su relación, pero se los puede llamar a todos de la misma forma: los acosadores. El mensaje de la historia es claramente que para conseguir que alguien te ame debes acosarlo (sobre todo sexualmente), cuando te empiece a acosar él también a ti sabrás que has logrado tu objetivo y podréis ser felices en vuestra enfermiza relación de celos, inseguridades y falta de comunicación. Y que conste que no lo digo yo, se deja claro a lo largo de la obra hasta tal punto que deberían haberle puesto el cartel de «nunca imitar en la vida real», porque cualquiera de los comportamientos presentados puede tener serias consecuencias legales y doy fe de que levantarse ante un juez y decir «señoría, si amar es delito me declaro culpable» no es una defensa aceptable. Pasemos a hablar de las parejas en cuestión.

Sin títuloAsí se crean y definen las relaciones en este manga.

Junjou romántica (romántica dice, ¡ja!), la pareja protagonista: Takahashi y Usami.

Akihiko Usami es muy rico porque él y su familia saben usar el klapaucius (no hacen nada aparecido a trabajar), atractivo, un genio que se graduó como el primero de su clase y un súper escritor adorado por los lectores y reconocido por la crítica. Además, tiene un pasado trágico porque de niño sus padres pasaban de él (hola, Gary Stu). Estaba enamorado del hermano de Takahashi, pero este siempre pasó de él (¿será porque lo respetaba?). Luego se enamora de Takahashi, con el que saca su faceta de violador y empieza a agredirlo sexualmente, consiguiendo que a los pocos meses este lo corresponda (¿veis lo que os decía?). Como buen acosador, Usami tiene celos patológicos e intenta aislar a Takahashi para que no tenga amigos ni nadie se le acerque (es el novio ideal, ¿eh?).

Misaki Takahashi es un pelele con la personalidad de un rábano con problemas de timidez. Aparentemente, le mola que lo sometan y violen, porque al principio odia a Usami, pero su aprecio aumenta de forma proporcional a las veces que este se pasa su consentimiento por el forro. De vez en cuando tiene atisbos de reflexiones o arranques de genio que lo diferencian de un felpudo, sin embargo, se limita a quejarse un poco y luego seguir haciéndole de esclavo sexual chacha a Usami y aguantándoselo todo.

—PeRRHo eHn éL Fhondo elh HotrO Lo ehst DezehanDo, hezHo no EZ bIOlaziÒn

—Emm, siii, claaaro *se aleja lentamente y empieza a marcar el 112*

Junjou egoísta: Kamijou y Kusama.

Hiroki Kamijou, un tsundere al que le gustaba Usami, pero este pasa de él. Mientras se lamenta por su corazón roto aparece un tío aleatorio que empieza a colarse en su casa cual psicópata obsesivo y al final le confiesa que es porque se ha enamorado de él a primera vista (nunca entenderé por qué, Kamijou tiene una malafollá que dan ganas de tirarle cajas de All-Bran). Al principio Kamijou lo manda a paseo, pero luego hecha de menos su acoso y empieza a ser él el perseguidor hasta que se hacen novios.

Nowaki Kusama tiene complejo de inferioridad e intenta ponerse al nivel de Kamijou para ser digno de él. Lo malo es que ambos sufren de incomunicación patológica y después de siete años juntos son incapaces e decirse las cosas a la cara, así que cada vez que Kusama oye una frase aleatoria de su novio actúa según lo que interpreta que Kamijou espera de él y crea un estúpido malentendido que Kamijou tampoco es capaz de aclarar. Al final ambos viven en un buche de inseguridad, incomprensión y falta de confianza que haría las delicias de cualquier psiquiatra.

Junjou terrorista: Miyagi y Takatsuki.

Shinobu Takatsuki es un chaval que, por coincidencias ridículas a las que llama destino, se enamora de su hermano político, Miyagi. Cuando se entera de que este se ha divorciado se le declara, a lo que Miyagi le contesta que está de la olla y que ni le gustan los hombres ni piensa relacionarse con un menor hijo de su jefe. Para que Miyagi se replanté su sexualidad y olvide los «insignificantes» problemas que podría traerle tener algo con él, Takatsuki se dedica a perseguirlo y hacerle proposiciones indecentes.

You Miyagi es un recién divorciado al que de pronto su ex cuñado le declara su amor. Pero como es, además de un docente que sabe tratar con adolescentes, un hombre responsable decide encarar el problema con madurez… que nooo. Lo que hace es agredir sexualmente a Takatsuki para que así este lo denuncie se traumatice y lo deje en paz. Sin embargo, su plan hace que se de cuenta de que siente algo por Takatsuki, así que piensa why not? que tampoco es mala idea abrirse a experiencias nuevas y le pide al otro salir.

Por supuesto, se da el traspaso de roles y en las parejas hay uno más afeminado y otro más machote. Y, por supuestísimo, el que sufre violaciones es el afeminado porque los hombres de verdad no pueden ser violados. ¡Larga vida al machismo, la perpetuación de estereotipos y la justificación de la violencia sexual!

Sin títuloSin contar que la trama es absurda hasta el surrealismo y se resume en una espiral infinita en la que las parejas se pelean, ya sea por un malentendido que habrían resuelto hablando un minuto como personas no retrasadas civilizadas, ya porque a un personaje aleatorio le da por malmeter sin ninguna razón; y luego se reconcilian. Así que la historia es infinitamente aburrida predecible.

Por cierto, la reconciliación implica SIEMPRE una sesión de sexo (¿solucionar los problemas hablando seriamente? ¿qué es eso?) que sólo está por amor al porno para añadir páginas. Me imagino a la mangaka pensando: «Mmm, tengo que entregar cuarenta páginas y sólo tengo argumento para treinta y cuatro. ¡Ya sé! Dibujaré seis de sexo, así no sólo llenaré el cupo sino que, además, lograré que los lectores estén tan ocupados babeando que no se den cuenta de que mi argumento se repite como el ajo.» Y también me la imagino dibujando cada página sobre la marcha y que se quede como salga, porque el manga está lleno de deformaciones, a ratos parece desconocer el término proporción y varias viñetas están colocadas de forma aleatoria como si las hubieran puesto de cualquier manera con tal de encajarlas en la hoja.

Sentencia

Si te molan los shoujos yaoi saturados de clichés y las fantasías de violación puede entretenerte un rato, en caso contrario ¡quémalo! ¡Rápido, antes de que esto se siga extendiendo!

PS: Si habéis leído también mi reseña de Sekaiichi hatsukoi pensaréis que he hecho un par de copia-pega. Pues… ¡Bingo! Es exactamente lo que he hecho, y no por pereza que también, sino porque prácticamente todo lo que dije en dicha reseña es aplicable a esta y tampoco merece la obra que me rompa la cabeza.

Reseña Yuuki Yuuna wa Yuusha de Aru (Seiji Kishi)

La luz de las heroínas entre la oscuridad

Yuuki Yuuna wa Yuusha de Aru (también conocido como YuYuYu) es un anime emitido en la temporada de otoño de 2014 a cargo del director Seiji Kishi y producido por Studio Gokumi.

  yuyuyu3

Argumento
Nos relata la historia de un grupo de chicas integrantes de un club escolar, llamado el Club de los Héroes, cuya tarea principal es ayudar a la gente de manera desinteresada. Sin embargo, pronto se nos revela que este club tiene una misión mucho más importante: ni más ni menos que salvar el mundo.

El mundo donde viven está regido por un dios llamado Shinju y está amenazado por unas misteriosas criaturas llamadas Vertex. Las chicas son transportadas a una especie de dimensión paralela donde deben hacer uso de sus poderes mágicos para pelear contra ellos, sin ser conscientes de que esta lucha les va a traer algún problemilla.

yuyuyu2

Personajes
En general, son personajes estereotipados y en cierto modo predecibles pero también muy queribles.

Yuuna Yuuki. La prota. Es una chica activa, alegre y dispuesta a ayudar a todo el mundo. Gran amiga de Mimori Togo a la que cuida y protege.

Mimori Togo. La mejor amiga de Yuuna. En un principio parece débil, pero a la hora de luchar es poderosa y muy valiente.

Fuu Inubouzaki. La senpai. Es la que sabe desde el principio de qué va todo y va explicando y dirigiendo a sus compañeras.

Itsuki Inubouzaki. La hermana pequeña de Fuu. Dulce y adorable, siempre dependiente de su hermana.

Karin Miyoshi. La tsundere. Al principio quiere guardar las distancias con el resto de chicas, pero poco a poco se integra en el grupo y demuestra su amistad con ellas.

Aspectos principales
En los primeros capítulos no deja de ser el típico anime de chicas mágicas. Es una trama alegre y simple, con tintes de slice of life, en el que un grupo de chicas luchan contra el mal sin más. Sin embargo, a medida que avanzan los capítulos el argumento se va volviendo más oscuro y, sobre todo, más cruel.

¿No os suena de algo? Odio las comparaciones, pero este cambio en la trama hace que me sea inevitable pensar en Madoka Magica (que, por cierto, es uno de mis animes favoritos :P). Por eso pienso que este giro argumental en realidad no aporta nada completamente original ni novedoso. Ahora bien, las diferencias son también notorias.

La impresión que me da es que en YuYuYu, a pesar de todo, irradia más luz que oscuridad. En Madoka Magica, más oscuridad que luz. YuYuYu no tiene ese matiz de desasosiego, de desesperanza incluso de tristeza que tiene Madoka Magica.

Otro aspecto importante es el tratamiento de la amistad. En YuYuYu nos describen una situación de amistad idealizada: todas son amigas pase lo que pase. En Madoka Magica vemos cómo puede haber desde lazos muy fuertes entre los personajes, a rencores, desconfianza y rivalidad.

Por eso, desde mi punto de vista esta visión tan idílica de las cosas le resta a YuYuYu realidad y profundidad psicológica, porque el mundo real no es tan ideal, las relaciones humanas son complicadas y, en definitiva, no es todo tan sencillo.

Resumiría la comparativa que acabo de hacer brevemente de la siguiente manera: Madoka Magica es un anime principalmente pesimista y YuYuYu es un anime optimista.

De todo lo descrito, podéis intuir que es un anime que ensalza valores muy positivos, como la amistad o el ayudar al otro de manera altruista, el luchar y alzarse victoriosa a pesar de todas las adversidades.

yuyuyu1

Otros aspectos (Ojo: spoilers muy tochos. Seleccionar texto en blanco para leer)

Crueldades varias. [SPOILER] Que unas chicas con las que te encariñas enseguida por lo valientes y tiernas que son fueran perdiendo sus funciones físicas me pareció demasiado cruel. Mi opinión es que se excedieron en algunas escenas que me resultaron muy duras (la de la chica en camilla, cuando nuestra protagonista al final parece quedar en estado vegetal, cuando Karin pierde hasta la vista y el oído en una batalla…). Creo sinceramente que no era necesario tanto. Supongo que el objetivo de esto era causar impresión y provocar la lágrima del público fácilmente [FIN DEL SPOILER]

El giro argumental. [SPOILER] Todo comienza cuando Yuuna y Togo se enteran de la cruel verdad contada por la chica postrada en una camilla que ya luchó antes que ellas. A partir de ahí, Togo toma la decisión de salvar a sus amigas. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que destruyendo al dios y por tanto, también al mundo? A Togo se le fue la olla: ¡que se muera todo el mundo (incluida su familia, me imagino) pero que no usen a mis amigas como sacrificio humano! [FIN DEL SPOILER]

El final. [SPOILER] Tenemos un final feliz. Demasiado, diría yo. Parecía que todo iba a acabar de manera muy trágica, pero inexplicablemente todo se arregla. Heroínas que renacen de sus cenizas contra todo pronóstico, lo que le da un matiz tanto irreal como bonito (seré idiota pero, a pesar de que no encajen muy bien, me encantan estos finales felices). [FIN DEL SPOILER]

Conclusión
No os voy a engañar, es un anime del montón. Sin embargo cumple la función de entretener e incluso de conmover en algunos aspectos. Si os gusta el género de chicas mágicas, os lo recomiendo.

Reseña Yuri Kuma Arashi (Kunihiko Ikuhara)

Sentido, sinsentido y una sobredosis de simbolismo

En la temporada de invierno de este año 2015, comenzó este prometedor anime a cargo de Kunihiko Ikuhara, director también del anime Shoujo Kakumei Utena (obra de culto donde las haya y que recomiendo) y Mawaru Penguindrum.

En Yuri Kuma Arashi se nos plantea un mundo dividido en dos: el de las humanas y el de las osas. Un muro casi infranqueable. Amores y odios entre ambos universos… En medio de todo esto, dos osas, Ginko y Lulu, cruzan la puerta hacia el otro lado haciéndose pasar por humanas, poniendo especial interés en Kureha, nuestra humana protagonista.

Yuri-Kuma-Arashi-protagonistas-701x1000

Al principio la historia me pareció lo más absurdo del mundo, algo que a priori no considero un inconveniente porque personalmente me encantan los argumentos “raros”. Pero en esta ocasión la consideré bastante mala vistos los primeros capítulos. Era una sucesión de situaciones muy estúpidas en las que una se puede reír de pena sin ningún problema (sí, he dicho reír de pena): “terroríficas” osas con aspecto de peluche con intención de comerse a las humanas, una especie de excéntricos juicios cuyo juez se llama “Life Sexy”, frases aparentemente sin sentido que repiten hasta la saciedad…

Yurikuma8

Observemos las caras de idiotas que tienen las osas

Sin embargo, para mi sorpresa, de manera progresiva se fue haciendo “tragable”, ignoré el fanservice (porque como no lo haga, raro es el anime con fanservice que para mí pasaría del 5) y me fui enganchando al mismo ritmo que se iban despejando las incógnitas.

El surrealismo no nos abandonan en toda la trama. Pero este aparente sinsentido va adquiriendo significado, presentándose en forma de metáfora para criticar actitudes muy reales.

Si ahondamos en ella, nos encontramos que el tema principal es la intolerancia hacia un amor calificado de prohibido por las normas arbitrarias de una sociedad. Quebrantar las normas tiene consecuentemente su castigo, como no podría ser de otro modo. En el mundo humano, quien se salga de esta norma, quien no se adapte a ella y rompa con la uniformidad impuesta es “maldad y debe ser aniquilado”.

Por su parte, las osas representan el otro, el enemigo que hay que destruir. Pero el mundo de las osas no es ajeno a las reglas. También se constituye en sociedad con las suyas propias que, curiosamente, tanto en la forma como en el fondo, son iguales que el de las humanas: se repite la idea de aniquilar al enemigo, de no entablar ningún lazo de amistad o amor con ellos, pues de lo contrario estarás traicionando a los tuyos. En definitiva, una especie de fobia y desconfianza al que está al otro lado del muro.

Yurikumaarashi

Pero queda algo de esperanza. Y es que pesar de todo hay, de vez en cuando, valientes que quebrantan las reglas y cruzan ese muro simbólico guiadas por su corazón (toma pastelada que acabo de soltar). Como si por mucho que se impongan reglas injustas va a ser inevitable que haya quien las desafíe y no va a ser posible borrar el amor y esa conexión entre mundos.

Esta rebeldía la encarnan las tres protagonistas que, aunque tienen personalidades diferentes, poseen en común el sentido de lealtad y coraje. Creen por encima de todo en sus honestos sentimientos por encima de las normas impuestas y, por ello, no les importa arriesgar sus vidas.

Es de resaltar también el papel de esos juicios a los que las protagonistas son sometidas. Dejando de lado lo ridículo tanto de los nombres de los jueces (Life Sexy, Life Beauty y Life Cool) como de su manera de comportarse y expresarse (algo que no me molesta porque me parece hasta divertido), en mi opinión actúan a modo de consciencia de las protagonistas: qué desean y a qué renuncian para conseguirlo.

Yurikuma3

En cuanto al final, [SPOILER] fue emotivo y romántico, y por otra parte predecible, pero al no esperarme mucho más me dejó satisfecha. [FIN DEL SPOILER]

Para concluir, me ha parecido una historia llena de simbolismo (algo que me encanta pero que es tanto que es prácticamente imposible que no se te pase algo por alto), extraña, y en ocasiones estúpida. Sin embargo, esto no estorba para comprender el argumento: creo que la trama principal no tiene mucha complejidad y que el mensaje general es más obvio de lo que parece, aunque nos perdamos en las numerosas metáforas que lo rodean. No es el típico yuri, ni siquiera es el típico anime, ni para bien ni para mal. No es una obra maestra, pero para echar el rato está bien. Mi calificación: un 6 sobre 10.