Reseña Hetalia (Hidekaz Himaruya)

O la diferencia entre hacer las cosas bien y buscar vender

Esta reseña va dedicada a Emil, Olivier y ПАУЛА.TW, aunque igual me odian y bloquean cuando la lean, pero ahí queda el detalle (¿?).

Me describieron este anime como una mezcla entre revisionismo y fanservice yaoi (combinación extraña donde las haya), por lo que esperaba lo peor, sin embargo, no me ha parecido ni de lejos para tanto. De hecho me ha resultado entretenido (a ratos). No obstante, no será para tirarlo a un tanque de pirañas radiactivas, pero sí hay bastante que criticar.

No tiene argumento como tal, se supone (nótese la cursiva, es intencionada) que son historietas político-históricas centradas en el Eje y los Aliados durante la IIGM (aunque luego el autor va poniendo todo lo que se le ocurre), plasmadas a partir de representaciones antropomórficas de los países. Con esa base, si eres una genialidad que sabe un montón de historia, política y cultura puedes hacer una obra maestra con capas y capas de significado. Si conoces de dichos temas lo mismo que yo de astronomía puedes hacer… Hetalia.

Kodama: ¿Y qué sabes tú de astronomía?

Selenita: Que las estrellas no son los grandes reyes del pasado sino bolas de fuego que vemos sólo por la noche porque están muuuy lejos. También se que hay algo llamado constelaciones, más que nada porque lo oí en Saint Seiya; y que la Estrella Polar y la Cruz del Sur sirven para orientarse en los hemisferios, aunque no se dónde están ni cómo hacer eso.

Entiendo que estando la obra basada en la IIGM puede percibirse como irrespetuoso hacer cachondeo barato y cliché de una de las grandes tragedias de la humanidad, pero para que pudiera ser revisionista debería adjudicársele valor cultural e histórico y eso sería sobrevalorarla MUCHO. Ni el anime es histórica y culturalmente correcto ni creo que lo pretenda (espero sinceramente que no, porque si Himaruya lo pretendía y eso es lo mejor que ha sabido hacer…). De vez en cuando tiene momentos brillantes, pero son tan esporádicos y poco aprovechados que me hacen plantearme si ha sido intencionado o al creador le ha «sonado la flauta» de chiripa. Como soy mala persona apuesto por la segunda opción. Por lo que como alguien me diga que Hetalia le ha enseñado historia y/o política, y lo he oído más de una vez y de dos, me río en su cara y le aporreo la cabeza con uno de los libros de mi carrera. Y tengo varios de tapa dura y MUY gordos. Es una amenaza.

23954_58b35c9468150Gráfica que plasma perfectamente el valor político, cultural e histórico de Hetalia.

Las situaciones están pensadas para hacer chistes facilones y las representaciones de los países son estereotipos con patas al servicio de la comedia… y de las descaradas insinuaciones yaoi. El autor se daría cuenta de que el filón estaba en insinuar y forrarse vendiendo doujinshi porque VAYA si explota el tema (cuando es la primera sugerencia que da el buscador entiendes por dónde van los tiros). En general me parece un anime simplón para matar el rato y hacerte cosplays. Diría que sus mayores defectos son: primero, que cuando le da por un chiste se repite como el ajo hasta lograr que ruegues que no siga con él. Pfff, no hay forma más efectiva de estropear una chanza. Y eso suponiendo que fuera graciosa, porque como desde el principio no tuviera gracia apaga y vámonos. Lo que me lleva al segundo defecto: varias bufonadas no resultan divertidas porque hacen referencia a algo tan sacado de contexto o específico que hace falta una nota explicativa para entender a qué se refiere el autor. Pista: si necesitas explicar un chiste es un mal chiste. Ejemplo: Ucrania en el siglo XI haciendo una gracieta sobre enseñar las tetas en televisión (¡¿?!).

Eso sí, necesito rajar del machismo. El anime tiene insinuaciones yaoi porque los protas y prácticamente todo el elenco son (cis)hombres. Esto me toca las narices por la mentalidad que tiene detrás. Vamos a ver, son representaciones antropomórficas de países, no tiene sentido que tengan género ni sexo. El género y el sexo son una realidad aplicable a personas. Deberían ser de género neutro o fluido y/o sin sexo. Ponerlos como hombres cis manda y refuerza el típico mensaje machista de que son estos los que representan a la humanidad y lo demás es subsidiario. No obstante, lo peor es que cuando aparecen las pocas (cis)mujeres que hay desearías que no lo hubieran hecho. Me explico, pese a las inexactitudes, prejuicios, invenciones y que sigo preguntándome de dónde ha salido la representación de algunos países (cofcofPoloniacofcof), al menos con los hombres se ha intentado que hagan referencia al país que encarnan. Las mujeres no hacen alusión de ninguna manera a sus países, son puros estereotipos de género:

– Bielorrusia: muy guapa, pero en realidad es una yandere aterradora que quiere a toda costa follarse a casarse con su hermano Rusia porque le da morbo el incesto.

– Ucrania: voluptuosa torpe con senos tamaño melones que botan cual súper Mario en cuanto se mueve medio milímetro. Para más inri, cuando eso pasa suena «boing».

– Liechtenstein: cría moe que va todo el rato detrás de su hermano Suiza diciendo «onii-sama» y busca su aprobación.

– Hungría: marimacha violenta a la que no le gustan demasiado las «cosas de chicas» como vestidos y está más a gusto haciendo actividades «de hombres» como pelear.

– Bélgica: mujer dulce y tranquila a la que le gustan cosas «femeninas» como cocinar postres, rollo esposa ideal.

– Seychelles: chica inocente y despreocupada que muchas veces no pilla qué está pasando y tiende a ser hiperactiva.

– Principado de Wy: niña pequeña que quiere ir de madura y con carácter, pero se nota a leguas que es bastante infantil.

También quiero mencionar el tufo a racismo. En las primeras temporadas el blanqueamiento es cosa de la animación, pero Himaruya hace cosas que te ponen la mosca tras la oreja:

– Hablar de la URSS y sólo molestarse en diseñar a los países blancos y europeos: Rusia, los bálticos y los europeos orientales; ignorando a los del Cáucaso y Asia (Moldavia no sale en el anime, pero existe en el manga, el resto no).

– Poner que EEUU y Canadá (los latinos, menos Cuba, ni existen) aparecieron espontáneamente en un territorio donde no había nadie. Por poca idea que tengas de historia tienes que saber que América se CONQUISTÓ. Hay cosas que están muy feas e ignorar deliberadamente uno de los mayores genocidios de la historia es una.

serhumano2

Sentencia

Un anime para matar el rato que va a lo que va, no hay más. Conocerlo te servirá para saber que esa gente con banderas en los salones del manga no son manifestantes.

PS: Acabaré leyendo fanfic porque me han dicho que es ahí donde está la chicha y porque, lo confieso, me dan curiosidad varias parejas y todo lo no heteronormativo es bien.

Anuncios

Queja Heptalogía Las Crónicas de Narnia (C. S. Lewis)

O cómo adoctrinar a la infancia en el cristianismo, el machismo y el racismo

Sí, sí, ya se que estos libros fueron escritos hace bastante tiempo y son hijos de su época. Y también se que todos los libros reflejan la ideología de quien los ha escrito. Pero es que esta heptalogía está hecha para adoctrinar. Me explico: no es que sean libros cuyas historias contengan machismo, racismo y una apología cristiana por el momento en que fueron escritos, es que han sido escritos específicamente para transmitir esos mensajes. Puede parecerse, pero hay una gran diferencia. Y a mi hacer libros para la infancia, que es especialmente manipulable, con el expreso propósito de adoctrinar subrepticiamente me resulta repugnante.

1467301869-tumblr-inline-nnb0o5fcpm1t7oi6g-500

Y lo peor es que estos libros se consideran clásicos de la literatura infantil y siguen leyéndose y/o recomendándose a la infancia. No digo que haya que prohibirlos, ojo, pero es necesario tener en cuenta que no son un entretenimiento inocente y tomarse el tiempo de explicarle a los peques que no todo lo que sale es bueno y deben cuestionárselo.

Apología descarada del cristianismo

Los libros están hechos para ser alegorías cristianas y enseñar a creer. Aslan es claramente una representación de Cristo y las historias, o son reinterpretaciones de partes de la Biblia (El león, la bruja y el armario es la pasión y resurrección de Jesús y La última batalla es el apocalipsis y el juicio final), o están destinadas a decir que hay que tener fe y no cuestionar los designios de Dios Aslan (El príncipe Caspian y La silla de plata).

El problema de esto, en el ámbito de la calidad literaria, es que transmitir valores pesa más que construir un buen argumento, por lo que las tramas suelen solucionarse con deus-ex-machina como porta-aviones que se resumen en que Aslan aparece y lo resuelve todo a base de agitar su melena Pantene. Pero lo más grave es que el mensaje de los libros es horriespantoso: tienes que creer en Aslan y hacer todo lo que te diga sin cuestionar nada. ¿Que Aslan desaparece durante largos periodos en los que deja a los narnianos siendo esclavizados o aniquilados? Él sabrá y sus motivos tendrá, los caminos del señor son misteriosos no es un león domesticado, igual tienes que creer en él y su infinita bondad. ¿Que Aslan da órdenes cuestionables y cero explicaciones? Pues a obedecer y punto, que lo dice Aslan y no se le puede llevar la contraria por mucho que no te parezca una buena decisión, el razonamiento propio está sobrevalorado. ¿Que Aslan mata, deja morir u ordena matar? Pues OK. Seguro que las personas afectadas son mala gente y está justificado porque Aslan siempre es el bueno. Siempre. Aunque a veces haga casi lo mismo que la gente a la que se enfrenta o haya permitido que se creara el problema en primer lugar. O sea, nada de animar a la infancia para que piense por sí misma, reflexione sobre sus acciones y las consecuencias de estas o desarrolle un sistema de valores. Obediencia y fe ciegas sin cuestionar nada ni permitirse siquiera dudas o atisbos de pensamientos y opiniones propias. ¡Qué buen mensaje!… Para lograr una sociedad fácilmente manipulable, aborregada y llena de fanatismo.

Sin título

Machismo

Los libros están saturados de machismo rancio. La mayor parte de los habitantes de Narnia son animales parlantes y ¡aún así las hembras son amas de casa que cocinan y hacen las labores domésticas mientras los machos sí hacen las cosas que es lógico que hagan como animales! Ejemplo: una castora no puede construir diques, por el hecho de ser hembra su papel tiene que ser cocinar y limpiar para el macho mientras él ya sí construye diques. Además, en las muy escasas ocasiones en que salen animales hembras queda claro que estas son pasivas en contraposición con los machos, que sí mandan y toman la iniciativa. Véase el caso de el caballo Bree y la yegua Hwin.

En el caso de humanas no es mejor. Tienen tres papeles:

– Floreros y premios para los hombres sin más importancia que dar descendencia. Por ejemplo, la esposa de Caspian, que está ahí para que el chaval saque una recompensa de su viaje en La travesía del Viajero del Alba, darle un hijo y luego cascarla para que se empiece la trama de La silla de plata. Jamás se la vuelve a mencionar.

– Brujas malas que quieren esclavizar Narnia. Lo triste es que son las únicas mujeres realmente empoderadas porque claro: mujer poderosa = maldad. ¿¡Cómo van las mujeres a gobernar en lugar de estar subordinadas a los hombres!? ¡Vade retro satanas! ¡¡¡El poder es masculino!!!

– Apoyo a protas masculinos y ejemplo de «cómo ha de ser la mujer ideal». Sí, hay mujeres con papeles protagónicos importantes (Lucy y Jill) pero se establece una clara dicotomía: mientras los hombres son valientes, decididos y guerreros ellas deben ser protegidas y son dulces, compasivas y encargadas de tareas como la curación de los heridos. Aún en el caso de que alguna peleé se quedan en la retaguardia o se ponen a llorar por el horror de la batalla, no como los machotes, que se dan tortas con decisión en primera línea. El papel de las mujeres es, ante todo, ser señoritas y dejar la esfera pública a los hombres.

Además, mucho ojo con dejar de ser modestas y virtuosas. Una mujer que se sepa guapa y piense en divertirse es lo peor. Sólo hay que ver lo duramente que se juzga a Susan por el imperdonable pecado de aprovechar su hermosura y dedicarse a vivir su vida como le daba la gana en lugar de permanecer casta y pura hasta la sepultura fiel a Narnia, aunque fuera Aslan el que le dijera que ya no podía volver nunca.

Racismo

Mientras que los narnianos son de raza blanca y cultura occidental Calormen, el reino vecino, está habitado por personas que claramente son una alegoría de la raza y cultura árabes. Por supuesto, los calormenos son salvajes, crueles, nada honorables y adoran a Tash, un dios sanguinario que es el anti-Aslan, en una clara referencia al anti-Cristo.

Sí, hay dos personajes de Calormen que son buenos: Aramis y Emeth, pero, a parte de que el segundo no llega ni a terciario, sólo son buenos porque dan la espalda a su cultura para abrazar la narniana y hacerse adoradores de Aslan. El mensaje no puede estar más claro: la raza y cultura blancas son superiores y las demás lo peor, pero si aceptas que tenemos la razón y asumes nuestro modo de pensar haremos una excepción contigo y sí merecerás respeto, no como el resto de quienes son como tu. ¿A que somos buena gente? Pista: NO.

r

Sentencia

Si quieres darles estos libros a peques recuerda enseñarles también a cuestionarlos, no son un entretenimiento inocente.

Reseña El Niño con el Pijama de Rayas (John Boyne)

El niño más tonto del mundo

Llego muy tarde, lo sé. En su momento este libro no me llamó la atención, pensé que era «otro libro más sobre el Holocausto» que mostraba los horrores de la Segunda Guerra Mundial desde los ojos de un niño. Estaba muy equivocada. No es otro libro más, es un insulto a la inteligencia; y tampoco es una visión infantil, es una visión con un retraso mental profundo que raya la estupidez. Parece ser que el autor escribió esta novela en una semana ¡y vaya si se nota!

Estamos ante un libro que explota un tema facilón con el expreso propósito de vender. La gente se enternece con la visión inocente de los niños y está prácticamente programada para echarse a llorar en cuento escucha las palabras «campo de concentración», así que el autor pensó que esa era la suya y que si metía ambos en un libro vendería como rosquillas.

sin-titulo

No lo juzgo por eso, ojo. Es muy legítimo querer ganar pasta con el mínimo esfuerzo, todo el mundo sueña con jubilarse antes de tiempo. Lo que sí voy a juzgar es la porquería de libro que ha escrito, porque tela.

Everything is wrong with this book:

1. Otra obra más que se basa en decir que los nazis eran muy malos sin profundizar más en el asunto. ¡Qué original! ¡Como sólo habrá un billón más que han explotado este tema!

2. El prota es Bruno, un niño de 9 años que vive en la Alemania nazi y es hijo de un general nazi… pero NO sabe qué es el nazismo, ni el símbolo nazi, ni entiende el saludo nazi. De hecho, ni siquiera sabe en qué trabaja el padre porque es incapaz de reconocer un uniforme militar. ¿Pero quién es el padre, Josef Fritzl?

3. Por si alguien lo dudaba, tampoco sabe lo que es un campo de concentración ni un judío. Vive al lado de Auschwitz (y pronuncia el nombre mal porque ni hasta ahí llega), del que su padre es el responsable, y se la pasa preguntándose dónde está y quién es esa gente tan rara que «viste pijamas de rayas».

4. ¡Ni siquiera sabe quién es Hitler! ¡No sabe ni pronunciar (ni lo que significa, por descontado) el título führer y llama a Hitler «el Furias»! ¡Por todas las valquirias del Vingólf! Si no fuera porque Boyne es irlandés creería que se ha basado en este chiste (esta novela sí que es un chiste):

Está Franco visitando una fábrica y se para a charlar con un tornero para que lo saquen los del NO-DO.

-¿Está usted contento con su trabajo? -le pregunta.

-Sí, don Claudio -responde el hombre.

-Y con su salario, ¿está usted contento?

-Sí, don Claudio.

-¿Tiene usted vivienda propia?.

-No, don Claudio -responde el tornero.

Se vuelve Franco al Ministro de la Vivienda y le dice:

-Apúntame a este hombre para las próximas casas baratas que se hagan. Que le den una.

-¡Gracias, don Claudio, que Dios lo bendiga!

-Oiga -le pregunta Franco- ¿Y por qué me llama usted don Claudio?

-Hombre, es que, como todavía no tenemos confianza, me da corte llamarlo Claudillo.

5. Tampoco es capaz de darse cuenta de NADA de lo que ocurre a su alrededor. Ve a los nazis maltratar a los judíos (y estoy hablando de cosas como partirles la cara, hacerlos llorar e incluso llegar a dispararles) y piensa que es bromichi y están jugando o ensayando una obra de teatro.

really_snl_aigflv¿De verdad eres tan tonto o es que te estás esforzando?

Ni inocencia infantil ni leches, que los niños se dan perfecta cuenta de lo que pasa a su alrededor aunque no puedan comprender bien su significado. Esta historia lo que está es contada desde el punto de vista de alguien que ha sido lobotomizado en 5 minutos con una cuchara sucia.

6. ¿He mencionado que, para más inri, todos los demás personajes sí saben perfectamente lo que pasa, como obviamente haría cualquier persona en su sano juicio? Confirmado: el crío esta lobotomizado.

7. ¡Ja! ¡Os he mentido! Sí que hay otro lobotomizado en la historia. Resulta que Bruno se hace amigo de un niño judío que, toma geroma pastillas de goma, ¡tampoco sabe qué es el nazimo ni qué de demonios está pasando! Como que ni siquiera se da cuenta de que la gente, su propia familia incluida, está siendo exterminada a su alrededor.

Desde luego, si algo tiene esta novela es que siempre supera tus expectativas. Cada vez que crees que ya es imposible que se ponga más inverosímil te vuelve a sorprender.

8. Bruno tiene el encefalograma TAN plano que NO nota diferencias entre su situación y la de su amigo judío y hasta se queja porque él está peor (¡¿?!). ¡Maldito capullo retrasado e insensible!

9. Obviamente, para alguien del exterior relacionarse con un prisionero durante MESES sin que nadie se entere es facilísimo. Ni que estuvieran controlados y hubiera vigilancia constante.

10. Pero eso no es todo, resulta que ¡colarse en o salir de un campo de concentración también está chupado! Ya sabéis, no es que fueran prisiones con altísimas alambradas muy bien aseguradas, inmensos muros, vallas electrificadas y en las que se hacían guardias constantes. No, si al final va a resultar que si los prisioneros no escapaban es porque no le ponían ganas.

11. ¿Podría no ser tan evidente que el libro trata de venderte sensiblería barata para que así pases por alto lo malo que es? Si es que es una orgía de letreros de neón que señalan escenas traumáticas que demuestren que los nazis son muuu malos.

12. ¿Podría no ser tan evidente que la única documentación de este libro es, si acaso, haber visto La vida es bella?

13. ¿A qué publico se supone que se dirige este libro? Si es infantil mal, porque no tendrán los conocimientos para pillar muchas cosas; si es adulto mal, porque es demasiado simploide y remascado como para no sentir que te están llamando imbécil a la cara.

14. El final es lo más predecible del universo. DESTRIPE Por favor, con el estilo lacrimógeno que se gasta era obvio que iban a palmarla. ¿Qué otra cosa iba a pasarles en un puñetero campo de concentración? Además, si es que en este caso era también cuestión de selección natural pura y dura. La evolución no podía dejar tanta estupidez en la piscina genética. FIN DESTRIPE

Sentencia

Esto es prostitución sentimentaloide con el expreso objetivo de ser comercial. Quien quiera un buen libro sobre el nazismo desde el punto de vista de un niño que se lea Cuando Hitler me robó el conejo rosa y no semejante bodrio.

Reseña Los Pilares de la Tierra (Ken Follett)

Los cimientos para un culebrón

¿Qué novela histórica sobre la construcción de una catedral ni qué niño muerto? Esto es un culebrón de esos que dan en la sobremesa. Lo tiene todo: amores imposibles, embarazos e hijos secretos, conspiraciones, matrimonios concertados, infidelidades, etcétera. La única diferencia es que en vez de ocurrir en Latinoamérica y tener personajes que dicen «ay Lupita» ocurre en la Edad Media y dicen «Pater nostrum». Diría que la novela va de que hay una ciudad llamada Kingsbridge donde se construye una catedral, pero sería mentira cochina. A nadie le importa un comino la catedral, lo que interesa es si los buenos podrán acabar juntos y triunfará la justicia y los unicornios vomita arcoíris dominarán la Tierra.

1¿Podrá Santiago Amador Jack quedarse con Mariola Esperanza Aliena? Descúbrelo en 1300 capítulos páginas.

Toda la trama se puede resumir en que los buenos buenosos están felices y contentos en su mundo de dulces de sésamo medievales (las piruletas no existían). Pero cada vez que las cosas van bien… ¡oh, no, un malo maloso con ganas de tocar las narices/una desgracia salvaje apareció! Así que a los pobres buenos se les complica la vida. Pero ¡que no cunda el pánico!, estos tienen una capacidad de recuperación y una suerte sobrehumanas después de las miserias. Tras sufrir violaciones, robos, engaños, maltratos y humillaciones el escritor karma piensa que ya hay suficiente truculencia para mantener la atención de los lectores y recompensa a los buenos, que encuentran casualmente dinero, gente que les ayuda sin pedir nada a cambio, su trabajo ideal y se enriquecen. Y así se alarga el libro hasta el infinito y más allá. Algunas complicaciones es TAN evidente que son diabolus ex machina que estoy convencida de que a Follet le pagaban el libro al peso. Como por ejemplo el monje que quiere juzgar a Philip para hundirle la vida… porque este le riñó por no atender en misa… hace treinta y cinco años. ¡Una mísera regañina hace treinta y cinco puñeteros años! Y luego la gente se ríe de mi rencor contra aquella compañera de clase que me robó la goma en primaria. ¡Tiembla ratera! ¡¡Bailaré sobre tu tumba!! Muajajaja.

Ejem, me estoy desviando. El caso es que a nadie le importa la catedral. Si acaso alguien se acuerda de vez en cuando de ella y la menciona así como de pasada. Y a menos que tengas un doctorado en arquitectura no puedes ni visualizarla porque se habla de ella con unos términos tan técnicos que dan ganas de decir: «eso lo serás tú, por si acaso». A Follet se le ha ido un poco la mano con la pedantería erudición en ese punto. Aunque creo que ha hecho un aceptable trabajo de investigación. Si estoy equivocada corregidme, pero me parece que el escenario medieval está decentemente construido. Da el pego, que es más de lo que se puede decir de muchas novelas ambientadas en esa época.

Peeero llegamos a los personajes y es entonces cuando esto se hunde más rápido que una fábrica de jamones en el Estado Islámico. Para empezar, todos son maniquís de corchopán. Llegan a tal nivel de maniqueísmo que habría que crear otro nivel sólo para ellos. Los buenos son inefablemente buenos y sus únicos defectos son cosas del estilo de ser demasiado indulgentes; y los malos son inenarrablemente malvados y se dedican a violar, matar, mentir, torturar y traicionar, muchas veces sólo para dejar claro lo malísimos que son, porque no ganan nada con ello.

2He aquí los complejísimos personajes de este libro.

Los buenos son: Tom Builder, que quiere hacer lo correcto, pero es mongolo y no es capaz de ver que su hijo es un abusón; Ellen, que es una mujer muy independiente a la que le gusta Tom, pero este está casado (culebrón, culebrón); Jack Jackson, un genio de la construcción enamorado de Aliena a primera vista; Aliena de Shiring, emprendedora y un hacha para los negocios que corresponde a Jack, pero no pueden estar juntos por exigencias argumentales (¿cómo se iba a montar si no la intriga amorosa?); y Philip, un monje inflexible, pero bondadoso. Los malos son: Waleran de Bigod, un obispo ambicioso que quiere escalar posiciones como sea (aspiración muy original); William Hamleigh, un sádico violador obsesionado con Aliena; y Alfred, un maltratador que quiere a Alina sólo por quitársela a Jack y alargar el argumento (¿he dicho ya que esto es un culebrón?). Sí, esas frases abarcan toda su personalidad porque son así de simples.

Además, todos tienen de medievales lo que yo de maorí. Si se les pusieran unos vaqueros darían el pego en el siglo XX, y no sólo porque todos hablan de forma moderna (e igual, porque Follet pretende colarme que un campesino, un noble y un religioso se expresan de la misma manera. Ajá). Que si las mujeres son emprendedoras, y no a través de sus maridos o de tapadillo sino con actitud chulesca en plan: «a ver quién me dice a mí que no puedo compatibilizar el matrimonio con un trabajo»; que si los campesinos se plantean que todas las personas son iguales y es injusto que los nobles digan lo contrario, además de dudar indirectamente de la existencia de Dios; que si los monjes dan más importancia a la practicidad que a las leyes divinas. ALUCINA VECINA.

3.png

Por supuestísimo, los más atrasados son los malos y los más adelantados lo buenos, para que así a los primeros les cojamos tirria cuando digan o hagan cosas que contravengan nuestros ideales y con los segundos nos identifiquemos. Típica estrategia facilona para enganchar.

Ya para rematar tenemos el relleno. Este libro es largo, muy largo, demasiado laaargo. Hay bastantes escenas de sexo y violencia que no están más que por amor al morbo, y larguísimas explicaciones innecesarias, como por ejemplo todo el rollo sobre el pasado de Philip, que ni pintan nada ni le importan a nadie, pero igual Follet las ha echao ahí que no nos falte. También hay bastante información descompensada, páginas y páginas para describir situaciones que podían resumirse en un párrafo y luego se despachan momentos con potencial en pocas líneas. Es el caso del viaje de Aliena por España y Francia, podía haber sido interesantísimo y se le dedican quince páginas mal contadas (paso de meterme en la veracidad de que una mujer con un bebé de meses pueda recorrer tranquilamente dos países en plena Baja Edad Media).

Sentencia

Best-seller ambientado en la Edad Media, bastante asequible y telenovelesco. Que nadie espere una novela histórica.

Reseña Heptalogía Harry Potter (J. K. Rowling)

O el poder de la popularidad para engrandecer

En efecto, me voy a meter con estos libros que medio mundo adora por formar parte de su infancia. Antes de empezar a lanzarme cruciatus y avadas quedavras mentales os pido que dejéis de lado la nostalgia y penséis en la serie como si acabarais de conocerla; creedme, la fama y el cariño infantil influyen demasiado en las opiniones.

El argumento es que a un desgraciado huerfanito le pasa algo que cambia su vida (descubre que es un mago súper famoso); desde ese momento vive mil aventuras y lucha contra el mal, a la vez que crece y encuentra el amor. Todo aderezado con un mundo fantástico lleno de magia y criaturas asombrosas. Aplaudo a Rowling por dicho mundo fantástico porque, pese a que se le notan varias fuentes, ha conseguido mezclar muy bien ideas ya existentes sobre la magia y crear un universo que tiene personalidad propia en lugar de ser un refrito de otros. Sin embargo, sobre la trama, no sé vosotros, pero si a mí me hubieran dado un euro cada vez que he visto ese planteamiento Bill Gates sería un indigente a mi lado. OK. No es lo que se cuenta sino cómo que cuenta, pasemos a ese cómo.

Para empezar, los personajes no son tópicos, son lo siguiente. En un lado del ring el bando bueno tenemos a Harry Potter, el típico protagonista temerario, algo ingenuo y a veces torpe, pero también valiente, noble, con algunas habilidades únicas y la suerte de su parte; a Ron Weasley, el amigo gracioso que no es tan listo ni hábil como Harry, pero sí leal y seguiría a este hasta el fin del mundo; a Hermione Granger, la chica lista y responsable que es la voz de la razón y cuyos conocimientos salvan a sus amigos muchas veces; a Albus Dumbledore, el viejo sabio y poderoso que hace de mentor al protagonista; a los demás amigos de Harry y a la Orden del Fénix. En el otro lado del ring el bando malo tenemos a Voldemort, el clásico enemigo cruel, despiadado, capaz de los actos más abyectos con tal de lograr sus objetivos y culpable de todas las desgracias del mundo; a los mortífagos, seguidores de Voldemort y casi tan perversos como él; y, ¿sabéis esa típica rubia promiscua, rica, con amigas tontas y cuya única razón de existir es molestar? pues si hacemos un cambio de sexo y quitamos la promiscuidad (que esto es para niños) nos sale: Draco Malfoy, con sus amigos Crabbe y Goyle. Ready? Fight!

Todos son más planos que el cartón y ninguno tiene facetas más allá de lo mencionado. ¿Evolución? ¡Eso es cosa de Darwin! Pese a los conflictos, pérdidas y obstáculos por los que tienen que pasar al final siguen siendo los mismos que eran al principio.

Y lo peor es que muchas veces se gastan una doble moral que tira para atrás. No tengo nada en contra de personajes muy buenos o muy malos (en libros infantiles, ojo) mientras estén hecho así para dar ejemplo, pero ¡tienen que ser buenos o malos de verdad en lugar de que sólo se les considere como tal por su casaen Hogwarts! Porque esa es básicamente la manera simplona de formar los bandos. Si eres hufflepuff estás de relleno y serás ignorado, ravenclaw casi igual que de hufflepuff o, especialmente, gryffindor serás considero bueno por defecto y te exculparán (o directamente ni siquiera tomarán en cuenta) todo lo malo que hagas. Mientras que si eres slytherin serás considerado malo, futuro mortífago, te juzgarán con dureza hasta por romperte una uña y también tienes muchas papeletas para ser feo. Y no me miréis mal que, aunque os duela reconocerlo, sabéis que es así menos alguna excepción puntual.

Para seguir, las seis primeras novelas tienen la misma estructura. Empiezan con Harry en el número cuatro de Privet Drive, donde es maltratado por sus horribles tíos y primo, que sólo actúan para dejar claro que son odiosos (y también que en Inglaterra no hay leyes de protección de menores). Después, Harry llega a Hogwarts donde normalmente, y siempre por razones injustas y/o malentendidos, los otros alumnos lo marginan; además, su rival Malfoy y los demás slytherin se meten con él porque, como buenos malos, viven para fastidiar y demostrar lo desagradables, tramposos y cobardes que son. Aunque nuestro protagonista aguanta lo que le echen y, acompañado de Ron y Hermione, vive varias aventuras y logra cosas que magos más poderosos y capacitados no habían podido hacer hasta la fecha, pero resulta que él con el poder del protagonismo sí puede. DESTRIPE Por ejemplo, hay obstáculos de máxima seguridad protegiendo la piedra filosofal… que Harry y sus amigos superan con once años, supongo que la mínima seguridad será una alfombra roja y letreros que te indiquen el camino. Los mejores magos del mundo no han podido localizar la Cámara Secreta en un milenio, llega Harry y deduce dónde está y cómo abrirla. FIN DESTRIPE Al final Harry y sus amigos terminan siendo héroes hasta que se acaba el año, momento en que Harry vuelve a casa de sus tíos a esperar el siguiente curso. Y el séptimo libro demuestra no sólo que la autora no sabe que hacer fuera del esquema habitual y el microcosmos de Hogwarts, sino que, claramente, es seguidora de la filosofía del capitán Sparrow. DESTRIPE Porque tenía un mundo muy interesante y una guerra que se mencionan de pasada para centrarse en contar como el trío maravilla hace acampada. FIN DESTRIPE

Sin títuloMe encantan las grandes oportunidades, las saludo con la mano mientras pasan.

Por cierto, que los libros se llamen «Harry Potter y…» es un aviso, porque tooodo gira alrededor de él: el mundo se divide en los amigos y los enemigos de Harry Potter, pase lo que pase Harry Potter tiene que estar involucrado, si alguien dice algo importante Harry Potter estaba casualmente al lado para escucharlo, si hay un deporte Harry Potter es el jugador clave, etcétera. De hecho, el quidditch es un ejemplo perfecto del funcionamiento de este universo. Puedes tener un equipazo que ni Pelé y Messi, meter quince goles y que sólo te metan uno, pero si Harry coge la snitch antes que tú… se acaba el partido y has perdido por diez puntos. ¡Se siente! ¿Acaso creías que los demás jugadores y sus habilidades eran importantes más allá de entretener a los lectores al público y ayudar (o estorbar) al fantabuloso protagonista mientras él lo resolvía todo?

Por último, mencionar dos cosas. La primera que el lema oficial de la serie es, sin lugar a dudas, que el camino fácil y la lógica son para los débiles. Típica conversación entre Harry y sus amigos:

Harry: Va a pasar algo en un lugar peligrosísimo, lleno de trampas mortales y/o enemigos muy poderosos. ¡Tenemos que actuar!

Hermione: ¿Se lo decimos a Dumbledore, los profesores o alguien mayor de edad y capacitado?

Harry: ¡Nooo, por Merlín, no! ¡Que tonterías dices! Iremos nosotros, y si nadie se entera de lo que vamos a hacer mejor.

Ron: ¿Estás sugiriendo que nos enfrentemos sin ayuda a peligros que magos adultos no son capaces de superar y/o enemigos poderosísimos que dominan magia con la que nosotros sólo podemos soñar?

Harry: Exacto. Y cuanto antes mejor; las estrategias y los preparativos están sobrevalorados.

Ron: ¡Es la mejor idea que has tenido, colega! ¡Cuenta conmigo!

Hermione: ¡Y conmigo! Porque aunque parezca una locura suicida seguro que los tres juntos lo conseguimos.

El resto de personajes también se comportan así, no os creáis. Al ver a Voldemort haciendo planes se entiende que perdiera contra un bebé. DESTRIPE Para conseguir la profecía, ¿va él camuflado (ya que a nadie se le ha ocurrido poner medidas de seguridad en el Ministerio y es fácil colarse)? No, engaña a Harry para que vaya a cojerla y manda a los mortífagos a quitársela y matar al que se interponga. Mucho más sencillo y discreto, donde va a parar. Y ni hablar de su plan para resucitar con la sangre de Harry:

Voldemort: Oye Colagusano, tengo un mega plan para secuestrar a Potter. Un mortífago se va a infiltrar en Hogwarts con poción multijugos, meter a Potter en el Torneo de los Tres Magos, amañar la competición para que gane y convertir la copa del premio en un traslador que traiga al chico hasta aquí. ¡Soy un genio!

Colagusano: Emmm… ¿Y no sería más fácil y seguro que ese mortífago se quedara solo con Potter y le hiciera tocar un traslador, o que se encontraran en Hogsmeade, lo aturdiera y se desapareciera con él?

Voldemort: ¡Nooo, idiota! El camino fácil es para lo débiles.

Colagusano: Pero…

Voldemort: ¡Para lo débiles, he dicho!

FIN DESTRIPE En vez de El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado deberían llamarle El-Que-No-Da-Una. Pero Dumbledore tampoco se queda atrás. ¿Para qué compartir sus planes con la Orden del Fénix pudiendo dejarlo todo en manos de adolescentes sin recursos ni pistas? Están en juego miles de vidas y el futuro del país, pero con un poco de suerte lo conseguirán. Ajá. Claro. ¿Veis lo que os decía del camino fácil y la lógica? Estamos en un mundo en el que al final triunfan la bondad, la amistad, el amor y demás ñoñerías, pero si de las habilidades y planes de los personajes dependiera no sé quién lo llevaría más crudo.

I never make the same mistake twice. I make it like five or six times you know just to be sureLa segunda que se nota que Rowling iba inventado la historia sobre la marcha a medida que escribía los libros y cambiando cosas a conveniencia para que le cuadrara el argumento, porque la saga está llena de fallos de continuidad e incongruencias. Por ejemplo, de pronto resulta que no se puede hacer aparecer comida de la nada con magia, ya, pero llevan desde el primer libro convirtiendo objetos inanimados en animales y el cambio es permanente. ¿Cómo es que a ningún mago se le ha ocurrido nunca convertir una piedra en un cerdo y hacer una matanza cuando está pasando hambre? Igual es que los pobres no saben que la carne sale de los animales, desventajas de abandonar el colegio normal a los once años para irse a estudiar magia, supongo. DESTRIPE O, se supone que el parsel es una habilidad súper exclusiva y sin ella nadie había podido acceder a la Cámara Secreta, pero luego resulta que Ron sisea un poco y la abre. FIN DESTRIPE

Sí, sí, ya se que de haberse quedado Harry sentado mientras otros más capacitados lo resolvían todo los libros habrían sido aburridos, y que un error lo tiene cualquiera. Pero la diferencia entre un buen escritor y uno chapucero es que el primero crea un mundo, con su propia lógica y reglas, en el que transcurre una historia coherente; mientras que el segundo inventa una historia y, con tal de que esta le encaje, fuerza la coherencia y cambia las normas del mundo que ha creado, esperando que los lectores no se percaten de ello.

Sin títuloMmm, sí, nadie se dará cuenta.

Sobre el estilo de escritura tengo poco que decir. Se usa un lenguaje básico y se recurre mucho a las comparaciones para hacerse entender, no obstante, eso no es malo porque son libros para niños. De hecho, lo antes mencionado se puede perdonar, en los primeros títulos, justamente porque son historias cortas y entretenidas dirigidas a los más pequeños; y como tal funcionan estupendamente ¿qué chiquillo no quiere ser especial, hacer magia y vivir aventuras en un mundo fantástico? ¿Por qué me he referido sólo a los primeros títulos? Pues porque cuando le llegó la fama la autora creyó que todo lo que narraba era interesantísimo, así que se emocionó escribiendo y los libros duplicaron y triplicaron su tamaño.

—Hezo eHz PorKUe lA TrrAmA Zhe AzeH Maz Hadulta Y pRofunDHà.
—Ajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja *se seca las lágrimas* muy bueno, cuéntame otro.

Si alguien cree que la trama se hace más madura porque empiezan a haber muertes, algo más de violencia y besuqueos le recomiendo que deje de ver Disney. Antes de que este apareciera las historias para niños contenían eso y mucho más. Si Harry Potter es una lectura madura por los elementos que acabo de nombrar, Hansel y Gretel debería ser para mayores de edad por contener maltrato, abandono y explotación infantil, además de canibalismo, robo y asesinato; y la Bella Durmiente, con sus violaciones y necrofilia, tendría que estar prohibida en varios países.

Los libros habrían sido más adultos y profundos si hubieran aprovechado esas páginas extra bien para tratar adecuadamente temas serios y no limitarse a mencionarlos, bien para darles complejidad y profundidad a los personajes. Eso no pasa y si los libros aumentan es porque dedican cientos de páginas a contar si Ron y Hermione están juntos o no, que chica le gusta a Harry, como este va a clases, como juega al quidditch, como se hurga la nariz, etcétera. Teniendo en cuenta que lo único que ofrecen las novelas es entretenimiento, ya que no tienen segunda lectura y como material de reflexión son prácticamente nulas, meterles relleno es lo peor que se les podía hacer. Para lo que cuentan, a todas les hubiera bastado con menos de cuatrocientas páginas, ponerles más lo único que consigue es diluir el interés. Lo que era una lectura ágil donde siempre estaba pasando algo se transforma en una monótona en la que, de vez en cuando, hay algo importante entre la paja. Y encima la información está descompensada, se describen pormenorizadamente hechos intrascendentes para luego despachar muertes en una linea y dejar cabos sueltos. El colmo es el duelo final con Voldemort, del que limito a decir que lo he leído más emocionante y mejor desarrollado en fanfic. DESTRIPE ¿Tanto para sacarse de la manga que las varitas cambian de dueño al desarmar al propietario (tendría más sentido si fuera al matarlo, sino todos habrían perdido sus varitas en las clases o luchas) y que, como por casualidad Harry es dueño de la de Voldemort, a este el hechizo le rebota y en su cara explota? ¿En serio? FIN DESTRIPE

Al final ni consiguen ser libros maduros ni son ya amenos y cortos, así que acabas recordando la lectura de los primeros títulos con una mezcla de nostalgia y cansancio.

Sentencia

Libros imaginativos para pasar un rato entretenido e ideales para los niños, pero nada del otro mundo. Hay miles de historias iguales y mejores menos conocidas.

PS: Curiosamente la cosa empezó a hundirse justo cuando empezaron a fallar los títulos:

La piedra filosofal, la Cámara Secreta y el prisionero de Azkaban, bien. Son títulos apropiados que se corresponden con el argumento.

El Cáliz de Fuego, meeec. El título tendría que haber sido, claramente, el Torneo de los Tres Magos. El libro va de dicho torneo, mientras el cáliz sólo es un elemento puntual. Es como si el primer libro se hubiera llamado el Sombrero Seleccionador.

La Orden del Fénix, ja, ya quisiera. No, en serio, ya quisiera yo, porque la Orden era una organización muy interesante y sólo te la mencionan de pasada. El título tendría que haber sido algo relacionado con la profecía, porque todo el argumento se basa en ella.

El misterio del príncipe, mentira cochina, el libro no va de eso. El título adecuado habría sido el secreto de Voldemort o algo así. El príncipe mestizo tiene cierta importancia y tratan de saber más sobre él, pero eso no es, ni mucho menos, lo que vertebra la trama.

Las Reliquias de la Muerte, bueeeno, supongo que podemos aceptarlo como animal de compañía título, aunque cogido con pinzas. Las reliquias son importantes para la trama, sí, pero esta tampoco se centra demasiado en ellas.

Como podéis ver, cuando los títulos empezaron a bailar la cosa comenzó a hundirse, porque a partir de ese momento las novelas se inflaron de relleno y trataron, en balde, de ser más maduras y profundas.

GIF_157186_coincidencia_yo_creo_que_no

Reseña Lucky Star (Kagami Yoshimizu)

La estrella sobrevalorada

Hay pocas obras con un título tan apropiado. Esta serie es tan famosa y está tan, pero taaan bien valorada que se considera poco menos que una maravilla que todo aficionado a la animación japonesa tiene que ver. Y tengo entendido que en Japón incluso se sacan andas con sus imágenes, cual si de santas se tratara. Sabiendo lo anterior, tras ver el anime en cuestión, sólo puedo pensar que realmente ha sido bendecido por alguna estrella, porque si no no se explica tanta adoración. Si tuviera que definirlo en una sola palabra sería «japonesada». Es un producto nipón con prácticamente todas las características que se suelen atribuir a estos: desde personajes de ojos grandes, peinados imposibles y aspecto «mono», hasta música chillona y colores brillantes, ideales para producir un ataque de epilépsia.

Sin títuloUno de los posibles efectos de ver Lucky Star.

El elenco esta formado por tópicos con patas: tenemos a Konata, la otaku despreocupada; Kagami, la tsundere responsable; Tsukasa, la soñadora inocente; y Miyuki, la inteligente torpe. Y esas son solo las protagonistas, pero a lo largo de los capítulos van apareciendo cada vez más y máaas hasta abarcar todos los clichés habidos y por haber. Aunque esto no es malo porque están hechos así a posta (o eso quiero creer) para parodiar los animes, los mangas y la sociedad japonesa. Si los hubieran concebido de ese modo pretendiendo que fueran originales y/o interesantes habría subido a un monte para tirarlos desde lo alto de un barranco; y Green Peace me habría multado por arrojar basura. No merece la pena seguir hablando de ellos porque no tienen facetas más allá de sus roles, son más planos que un charco y no hay nada más que me apetezca se pueda decir.

Sobre la trama. Pues consiste en… haber es cuandooo… sí, ese momento en que… mmm estooo, hablan. Toda la serie está compuesta por secuencias autoconclusivas en las que los personajes dicen o hacen algo. Ya está. No pasa absolutamente nada más. Se relatan, con un humor más simple que el mecanismo de un chupete, las vivencias de los personajes, buscando que te sientas identificado y/o te diviertas. Que sea simplón no quiere decir que sea demasiado malo, de hecho, suele hacerte reír. ¿Por qué digo suele? Porque este anime tiene la regularidad de una montaña rusa. Puede que con una escena te tronches y en las dos siguientes te quedes con cara de póquer, bien porque hacen referencia a algo que se te escapa (tienes que estar muy puesto en la cultura otaku o no pillarás ni un resfriado), bien porque hacían la misma gracia que una patada en el culo.

—SeRRà Qe tÙ noH PiyAs eL cHIsteh.
—En algunos casos puede ser, pero en otros digo que gracioso no significa decir o hacer la primera estupidez que se te ocurre.

Sin título
Vamos reíros. ¿No lo encontráis divertido? ¡Si es graciosísimo! ¿No? ¡¿No?! … No cuela, ¿verdad?

La serie busca complacer con un humor facilón y unos personajes con aspecto «adorable» (¿soy la única a la que esa pinta tan aniñada se le hacía inquietante? Nunca me han convencido esos personajes a los que te presentan diciendo que aunque, casualmente, aparenten once años son mayores de edad) hechos para que les cojas cariño. Además sus continuos guiños a tópicos y costumbres japonesas pueden hacerla interesante (lo cual no quiere decir que sirva para aprender cosas sobre Japón, no os engañéis, esto es al país nipón lo que las películas de instituto a Estados Unidos). Pero la parodia hay que tomársela muy en serio para que funcione, y a ratos este anime se convierte en lo que quiere parodiar, además de que puede perfectamente tacharse de insustancial, superficial y estúpido.

Mención aparte merecen Lucky Channel y los créditos finales. El primero, aunque al principio parece el típico relleno para llenar minutos, es una crítica al mundo de los ídolos japoneses que no está del todo mal. Y sobre los segundos, eso de que en cada capítulo sean una canción de un anime conocido es original, pero nadie ve los créditos de todas formas cansa rápido, algo de lo que los propios creadores se dieron cuenta, sin embargo, en serio, ¿en que momento pensaron que un tío haciendo el lilas mientras invoca a la lluvia (si eso es cantar yo soy María Callas) iba a ser más interesante?

A menos que seis fanáticos incondicionales de todo lo japonés o tengáis mucha paciencia y tiempo libre no es recomendable verla entera, es preferible limitarse a echarle un ojo a los mejores y luego a otra cosa mariposa.

Sentencia

Para entretenerse un rato y que cuando los autodenominados otakus la mencionen sepas de qué te están hablando.

PS: Por cierto el decir: «ooh Kotata es una monada y es otaku como yo, me siento muy identificado/a» no es un argumento válido para calificar a la serie de sobresaliente. Asumidlo.

Carta de Presentación

Vivimos tiempos rosas en la blogosfera. El terreno de las críticas y reseñas es como una vasta extensión donde corren ríos de corazones y crecen árboles de algodón de azúcar que vomitan arcoíris. La corrección política lo ha invadido casi todo y la adulación campa a sus anchas.

osos-amorosos_007Definición gráfica del panorama actual.

Parece que imperan una suerte de mandamientos no escritos sobre cómo ser bloguero, a saber:

1. Todo lo popular es bueno y tienes que adorarlo porque ¿cómo podría estar equivocada tanta gente? La única excepción es que haya también un grupo importante que diga que es malo, en ese caso puedes elegir dónde situarte.

2. Tu gusto es sublime y ti criterio impepinable, ergo, si algo te gusta es bueno y si no te gusta malo (bonus si ese gusto y ese criterio, en vez de ser propios, se basan en la opinión de la mayoría). Los que te digan lo contrario no son más que una panda de amargados que buscan molestar y/o llamar la atención.

3. Jamás digas nada malo de ninguna obra, ni aunque sea un hecho objetivo, porque toda opinión que no sea una alabanza hará que el autor se frustre y coja un trauma muy gordo. Además, aquellos a los que les gusta se sentirán personalmente insultados. Tienes que limar los defectos y decir que todo es fantabuloso y maravillupendo.

4. En el caso de que algo no te guste o te parezca malo, sobre todo si es algo popular, tienes que expresar tu opinión con mucho tacto, casi pidiendo perdón y reconociendo que a lo mejor es que no has sabido apreciar sus virtudes. El sentido del humor y la libertad de expresión sólo sirven para decir cosas bonitas.

Y estamos muy cansadas de ese panorama, mucho. Primero, porque es bastante desesperante ver como la gente comparte opiniones con las que estamos en desacuerdo; y segundo, pero no menos importante, porque hemos desperdiciado bastante tiempo y/o dinero en obras que todas las reseñas nos pintaron como fantásticas. Así que hemos decidido aportar nuestra opinión a la blogosfera. ¿Te sientes incomprendido porque crees que algo es malo, pero nadie te da la razón?, ¿harto de no poder decir tu opinión por ir en contra de la mayoría?, ¿estas leyendo esto con voz de teletienda? ¡Este es tu blog! Aquí nos vamos a dedicar expresamente a hacer reseñas negativas de todas las obras que nos parecen malas y/o sobrevaloradas.

A aquellos que hayáis llegado buscando una obra que no os gusta u os parece un bodrio: ¡bienvenidos! Y a los que hayáis entrado por casualidad buscando una obra que os encanta o consideráis una maravilla: ¡bienvenidos también!, porque es muy agradable que te den la razón, pero cuando no te la dan te hacen pensar y te obligan a razonar, y ambas cosas son imprescindibles para desarrollar el criterio. ¡Disfrutad!