Juzgando libros por su portada 2: el ataque de las novelas rosas

¿Qué queréis que os diga? No dudo que hay novelas rosas fantásticas, pero algunas tienen portadas más feas que pegarle a une niñe. Como la otra vez, aclaro que no he leído ninguno de estos libros, así que bien podrían ser dignos del Nobel de Literatura, pero con las portadas y sinopsis que les han puesto yo no los tocaría ni con un palo.

El hombre de mis sueños

La mujer más bella y deseable de la tierra, (Sólo es la primera frase y ya nos han plantado a una Mary Sue de protagonista, empezamos bien. Por cierto, es muy triste que las cualidades más valoradas de la chica sean atributos físicos para agradar a los hombres, ¿para cuando, no sé, la matemática más valiente de la tierra?) la impredecible Megan Penworthy, (Acabas de decirme que es una Mary Sue y si estas se caracterizan por algo es por ser predecibles, ahora no me intentes vender la moto.) ha puesto su mirada en Ambrose St. James, duque de Wrothston, un hombre al que no conoce (No soy experta en gramática, pero juraría que aquí tendría que ir una coma.) pero con el que tiene intención de casarse. (Pues menuda interesada oportunista que es la tía, no es por nada.) Ningún otro pretendiente la conseguirá, ni siquiera el apuesto criador de caballos Devlin Jefferys, por el que ella realmente se siente atraída… (Típica historia inverosímil de amor entre clases sociales. Me abuuurooo.)

Ambrose, encubierto tras la apariencia de Jefferys (No soy experta en gramática, pero juraría que quien quiera que haya redactado esta sinopsis les tiene manía a las comas. O eso, o tenía mucha hambre y se las ha ido comiendo, porque creo que aquí tendría que ir otra.) se divierte con la descarada búsqueda del duque que Megan realiza. (Toma Geroma pastillas de goma mega destripe de buenas a primeras. Así ya puedo saber que van a tirar por el topicazo de que ella se enamora y cree que no debe, todo porque no sabe que en realidad es el hombre con el que buscaba casarse.) Sin revelar en ningún momento su verdadera identidad, (A la chica, a les lectores no han tenido ningún problema en destaparnos todo el argumento.) el atrevido y extravagante Ambrose promete frustrar los planes de Megan sin siquiera imaginar que ella se convertirá para él en la única mujer con la que siempre había soñado casarse. (Lo que yo decía, ella se enamorará de él creyendo que no debe y cuando él se de cuenta también estará enamorado. ¿Nos apostamos algo a que luego él no se atreve a decírselo y cuando ella se entera se cabrea y por eso tienen una pseudo ruptura tope dramática?)

Sin título 1

¡Arggg! ¡¡Mis ojooos!! Esta portada es tan espantosa que no sé ni por donde empezar a comentarla. ¿Qué demonios se supone que está pasando? ¿Por qué hay un tío chutado de esteroides y en pelota picada en medio del campo? ¿Y por qué hay una chica en paños menores? Parece el rodaje de una mala película porno malísima. Fijaos, si hasta ella está sacando el culo en un intento de postura sexy y tiene pinta de estar fingiendo un orgasmo… mientras él tiene cara de confuso porque no encuentra el agujero. Será de esos que no saben dónde está el clítoris, así que, desde luego, no es el hombre de mis sueños ni de los de ninguna cismujer.

De hecho, esto ni siquiera representa ningún sueño, parece más bien una pesadilla febril inducida por estupefacientes, sólo mirad ese cielo violeta. Y sí, ya sé que lo de las drogas ya lo mencioné en la entrada pasada, pero es que realmente me gustaría saber qué se toman muches portadistas a la hora de hacer su trabajo; nadie que esté en el pleno uso de sus facultades mentales (o al menos eso quiero creer) puede diseñar algo así y decir «mmm, sí, lo he hecho genial».

 

Una dulce enemistad

Entre los clanes Fergusson y MacKinnion existe un enferntamiento (Que no un enfrentamiento.) desde hace tanto tiempo que se ha olvidado la causa. Un día James (Primera aparición estelar. ¿Quién es James? Tal como lo han puesto podría ser cualquiera: James Potter, James Bond, hay muchos James.) es capturado en las tierras de los Fergusson y encerrado en las mazmorras con la condición de ser liberado cuando consienta en casarse con una de las hijas del jefe del clan para acabar con el enfrentamiento. (Dejando de lado que la oración es asfixiante, capturan a un enemigo y ¿lo matan? ¿lo torturan? ¿piden un rescate? Nooo, le dicen que quieren firmar la paz a través de un matrimonio y, como muestra de buena voluntad, le dejan hasta elegir a la chica que más le guste. No sé por qué siguen enfrentados, si en el fondo son la leche de majos los unos con los otros. Y de machistas, porque no parece que las chicas tengan voz ni voto, pero eso ya es otro tema.)

James decide elegir a la Joya de Tower Esk, la hija mayor comprometida con su mejor amigo, (¿El mejor amigo de quién? ¿De la hija mayor o de James? Porque si es el de James menudo mejor amigo está hecho este, que intenta destrozarle el compromiso a sabiendas.) pero Niall, (Segunda aparición estelar.) el hermano de Sheena (Tercera aparición estelar, ¿qué problema hay con decir a que personaje están presentando?) cree que para salvarla la mejor forma es dejar escapar al MacKinnion. (O sea, a James, ¿no? Llevan todo el tiempo llamándole por su nombre, ¿a qué viene este cambio ahora?) Cuando se descubre la fuga, todos creen que la culpable ha sido Sheena, (Y aparentemente su hermano Niall no dice esta boca es mía y la deja cargar con las culpas. Tanto no la quería.) quién es desterrada a un convento con su tía (Con los enemigos somos simpáticos y les ofrecemos la paz, pero ¿con nuestra propia familia? En cuanto creamos que han cometido el mínimo error destierro y encierro. ¿Soy la única que ve incoherente el comportamiento de esta gente?) y rechazada por su prometido. (Creo que me decanto porque era el mejor amigo de James, los dos son igual de capullos y le dan la misma importancia a los compromisos.)

El hermano de James (¿No tenéis la impresión de que quien ha escrito la sinopsis no sabe poner más un dato a la vez? Dice el nombre de une personaje, su apellido o quién es, pero todo a la vez nunca, no se vaya a herniar.) secuestra a Sheena al quedar enamorado de ella a primera vista (Topicazo.) y la lleva a su casa, (¡Que manía tienen los clanes estos con secuestrar gente! Además, el hermano de James es un machista asqueroso lumbrera, ¿qué mejor manera de demostrar tu amor que llevarte a esa persona a la fuerza a tu casa? Menudo complejo de Bowser.) pero esa noche ella tiene una pesadilla y al despertar es James MacKinnion quién está consolándola. (Hala, ya tenemos montado el romance cliché y el triángulo amoroso. Todo a la vez en plan combo.)

Su peor pesadilla se ha hecho realidad, ¿Cómo podrá salir Sheena del Castillo MacKinnion sin rebelar su identidad? (Todo culebrón que se precie necesita secretos que pongan trabas estúpidas a la historia de amor para poder alargar la historia.)

Sin título 2

Justo cuando me había recuperado del sangrado ocular de la portada anterior me encuentro con esto. Por lo menos aquí el cielo tiene un color más natural, lastima que sea lo único natural de la portada. Por favor, fijaos en esas posturas. Tienen pinta de ser la leche de incómodas. Él está en pelotas en medio de un paisaje montañoso y, al contrario de lo que nos dijo Heidi, esos sitios tienden a estar llenos de piedras y plantas que arañan y se clavan. Además, ella está entre contorsionándose y tirándose sobre él, como siga mucho tiempo con el cuello en esa posición le va a dar una tortícolis de aúpa.

Sin contar el sitio hacia el que seguro que se le han desviado los ojos a todos automáticamente: los pelos. ¡Por todas las peluquerías del mundo, mirad esos pelos! El de ella no es pelirrojo, es rojo tomate; y el de él no es rubio, es amarillo pollo. Aunque si bien no quiero que me presenten a sus peluqueres, sí que quiero saber dónde toma él los rayos UVA, ese bronceado no es natural y menos de Escocia. Y, sobre todo, ¡que diga a qué centro de belleza a acudido para terminar tan bien depilado!

 

Tierna fue la tormenta

Él es Lucas Holt: musculoso, arrogante, de aspecto salvaje pero también peligrosamente atractivo, (Vamos, lo que viene siendo un típico Gary Stu.) que solicita una esposa por correo. (¡Como quien solicita una colección de fascículos! ¿En serio se puede ser así de machista o es que el tipo se está esforzando?)

Ella es Sharisse Hammond: una hermosa y excitante mujer (¿Es que en las novelas de esta autora las mujeres sólo son valoradas por su aspecto y su capacidad de ponérsela dura a los (cis)hombres o qué?) que intenta escapar del matrimonio por conveniencia que su padre le ha impuesto. (Matrimonios impuestos, que innovador.)

Sharisse Hammond no tenía la menor intención de entregarse a ese ranchero que había encargado una esposa por correo. Ella había llegado al Oeste desde Nueva York sólo para escapar del casamiento por conveniencia que su padre le imponía. (Me parece muy bien que se piense en las personas con alzheimer a la hora de redactar las sinopsis, pero, en serio, creo que hasta ellas son capaces de recordar lo que han leído hace medio puñetero segundo. No hace falta que repitan así la información.)

Lucas Holt, el ranchero al que había engañado con su plan, parecía salvaje y arrogante, (¿Sólo lo parecía? ¿Entonces no lo era y lo suyo era mero postureo? ¡Qué falso!) pero también peligrosamente atractivo. (Y toma más repeticiones, toma, tooomaaa.)

Sharisse no sabía que las intenciones de Lucas Holt, como las de ella, no eran honestas. (Pues al final van a hacer buena pareja y todo: les dos son unos mentiroses y falses.) Los planes de ambos para utilizarse mutuamente se vieron complicados de pronto por el silencioso deseo. (Supongo que podría ser peor, podría ser un deseo ruidoso, de este en el que se gritan obscenidades en plan peli porno.) Mientras Lucas obligaba a Sharisse a intervenir en un peligroso juego de venganza, ella lo obligaba a vibrar con una pasión que él no podía controlar. (Hombre que controla a la mujer obligándola a hacer lo que él quiere y mujer cuya única facultad es hacer que el tío se caliente hasta perder le control. Pfff. En serio, ¿a qué publico objetivo pensaban atraer a la hora de redactar esto? ¿A los violadores en potencia que van fomentado el mito de que los hombres al ver media teta dejan de ser seres racionales y no pueden controlarse? ¿O a las mujeres que visten y actúan como les da la gana para que se echen la culpa si las agreden sexualmente porque, como los hombres no pueden controlarse, son ellas las que tienen que no provocar? Tanto machismo rancio empieza a darme mucho asco.)

La distancia, el tiempo y los errores podrían separarlos, (Es lo que tiene la distancia, que separa.) pero ellos deberían encontrar el modo de estar juntos otra vez. (Deberían, en condicional. ¿Eso significa que no lo hacen? Naaa, no creo que caiga esa breva.)

Sin título 3

Porfa plis, que lo que tenga el tío pegado al culo sea un matorral de ortigas. Merece un castigo por reventarme así las retinas. ¡Qué hartura ya de tíos dopados y en pelotas restregándole la verga a tías que están entre el orgasmo y el desmayo! No me malinterpretéis. No tengo nada contra los desnudos ni las escenas sensuales, pero es que hay desnudos y escenas elegantes, artísticas o eróticas por una parte, y luego por otra están estas cosas pseudo pornos que hacen que quieras arrancarte los ojos con cucharas de té.

¿Sabéis que? He cambiado de idea. No creo que le portadista de Johana Lindsey se drogue a la hora de diseñar las portadas. Ni siquiera creo que tenga una obsesión fetichista con los hombres desnudos, chutados de esteroides y depilados; y las mujeres medio inconscientes. Bueno, a lo mejor sí hay algo de lo último, pero decididamente el problema es que odia a la autora y está tratando de sabotearla (y no me extraña). No hay otra explicación. Llamadme ingenua, pero me niego a creer que alguien que haga su trabajo de buena voluntad acabe creando estas cosas. Algo tan mal hecho sólo puede estar hecho a posta. Y si no me creéis echadle un ojo a otras portadas de esta mujer. No me enrollaré con ellas porque se comentan solas.

Sin título 4

A este parece que lo de ir desnudo por la vida le ha acabado dando frio, así que ha decidido arreglarlo poniéndose ¡las botas de Papa Noél!

Sin título 5

Otra tía con principio de tortícolis, ¿es que le portadista está aliade con les fisioterapeutas o algo? ¿Quiere de les lectores imiten las posturas, les de un tirón y tengan que ir corriendo a pedir un masaje o qué? Porque hay posturas poco naturales, hay posturas forzadas y luego está esto.

Sin título 6

Más posturas raras y escenas semipornos. Y eso de que él no sería suave y ella no deseaba impedirle nada, asociado a semejante imagen, me suena a un intento de justificar una violación diciendo que ella en el fondo lo deseaba.

Sin título 7

Un barco en medio de un oleaje brutal no me parece el mejor lugar para montárselo, pero mejor: así puedo mantener la esperanza de que se ahogarán.

 

No somos los únicos que llevamos este estúpido apellido

Ella (¿Quién es ella?) es una pija engreída; Él, (¿Quién es él? Están escritos con mayúscula así que, ¿son sus nombres o es que esto es una novela para videntes?) un caradura molón, y son medio hermanos. (Cuanto tópico en tan pocas palabras.) Acaban de enterarse de que tienen otros tres medio hermanos, dos feúchos y una rubita adorable, que necesitan un hogar… (¿Hasta que se enteraron de que existían estaban tirades en la calle?) La guerra está servida porque Ella se pirra por tener a esa encantadora criatura que inventa tórridas historias de amor a sus barbies, (¿Qué criatura? ¡¿Una criatura, por ese apelativo intuyo que es pequeña, que ya cuenta historias tórridas?! Esto cada vez me da más repelús.) pero comete dos errores: pasar por alto que los tres están firmemente unidos (Están unidos con pegamento, no te fastidia.) e ignorarle a Él, el irresponsable. (Definitivamente, o esta es un novela para videntes o le sinopsista tiene un trauma chungo que le impide decir nombres y explicarse con propiedad, porque me he quedado más perdida de lo que estaba.)

Sin título 8

Y pasamos de las portadas saca ojos a las simplemente hilarantes. Por si la sinopsis no había sido suficiente para confundirnos, ¡toma título y portada que tampoco tienen ninguna relación! ¿Es que esta editorial se ha tomado como reto personal confundir a los lectores o qué? ¿Y qué se supone que es esa… cosa de la portada? ¿La barbi donuts, la barbi diabetes, la barbi comestible? Sólo espero que eso no sea obra de la misteriosa criatura que tiene filias raras con las barbis porque cada vez estoy más entre asqueada y perturbada.

 

Tenías que ser tú

La ciudad de Chicago no está preparada para Phoebe Somerville, el bombón más escandaloso y curvilíneo de Nueva York, (De nuevo, el único atributo resaltable de las mujeres parece ser su físico, empiezo a estar muy cansada.) que acaba de heredar el equipo de fútbol de los Chicago Stars, y Phoebe no está en absoluto preparada para el entrenador estrella de los Stars, Dan Calebow, dorada y salvaje leyenda viva de Alabama. (Pasando por alto que, aparentemente, el tío está bañado en oro y el tópico de que sea salvaje, ¿por qué se molestan en aclararnos que está vivo? ¿Tenían miedo de que creyéramos que está muerto y la novela va de necrofilia?) Calebow es todo lo que Phoebe aborrece: un machista intransigente con una sola idea en la cabeza. (Con esas características he cambiado de idea: me habría gustado más que no estuviera vivo.) Y la nueva y bella jefa es todo lo que Dan desprecia: una niña bien sin dos dedos de frente. (Por si no nos había quedado claro que lo que se valora en la mujer no es su inteligencia también nos aclaran que es pija y tonta.) ¿Por qué, entonces, se siente tan atraído por ella? (Pasando de nuevo por alto el topicazo de el odio sazonado con atracción incontrolable, si acaban de dejar bien claro que la chica está buenorra y el chico tiene «una sola idea en la cabeza», yo creo que la respuesta a esta pregunta está más que clara, ¿no?)

Sin título 9

Tetas. ¿Qué más queréis que os diga? Tetas. A lo mejor le diseñador quería ilustrar eso de que la prota es el bombón más escandaloso y curvilíneo de Nueva York, por si no nos lo habíamos creído. O eso o le dio un ataque de vagancia y simplemente recortó un cacho de la revista de lencería que estaba leyendo para pegarlo como portada. ¡Ah! Y esa especie de colgante con forma de trompetilla/silbato que tiene colgada al cuello tiene pinta de ser bisutería de la mala.

Anuncios

Juzgando libros por su portada

Todos somos superficiales, quien diga lo contrario miente, y los libros no son una excepción. La portada y la sinopsis son lo primero que vemos de ellos, así que deberían estar pensadas para atraer a los lectores. Sin embargo, hay muchas que no cumplen o directamente incitan a huir o a tener un ataque de risa, depende de cómo de desarrollado tengas tu sentido de la vergüenza ajena. Antes de empezar con los ejemplos aclaro que no he leído los siguientes libros, bien podrían ser obras maestras de la literatura universal, pero es que con esas portadas y sinopsis no me acercaría a ellos sin un periódico para forrarlos y/o una declaración firmada ante notario de que merecen la pena.

Hush hush

Nora Grey, una alumna aplicada en busca de una beca para la universidad, vive con su madre viuda en una granja a las afueras de Pórtland, Maine. (Chica buena y estudiosa, padre muerto, nunca he visto nada parecido, no, no. Por cierto, ¿por qué siempre ocurre todo en Maine?) Cuando Patch se convierte en su nuevo compañero de instituto, Nora siente a la vez atracción y repulsión (Porque Patch y Nora son imanes.) hacia este extraño personaje que parece tener acceso a sus pensamientos. (¡Un chico atractivo y misterioso salvaje apareció! Y ¡a la protagonista no le gusta, pero en realidad siente algo por él! Esto tampoco lo he visto nunca, no señora.) Luego se entera de que Patch es un ángel caído que quiere convertirse en humano. (Hala, ya se ha descubierto el pastel, no hace falta que me lea el libro, ¡gracias sinopsis!) Nora está bajo su control, (El chico va a llevar las riendas y hacer con la chica lo que le de la gana, mmm, machista innovador, que duda cabe.) pero hay también otras fuerzas en juego y de repente se encuentra viviendo hechos inexplicables y en medio de una situación muy peligrosa. (Nótese que la situación empieza a ser muy peligrosa cuando aparecen esas otras fuerzas y hechos inexplicables, a la sumisión de la chica no parece que se le de importancia.)

Sin título

Erase una vez un ángel que sí tenía sexo, y pelos en el sobaco (¡ascazo, depílate, cacho de guarro que es por higiene!), y pantalones, zapatos no, porque al volar no los necesita, y camisa tampoco, que era necesario que fardara de músculos. ¿O es que estaba haciendo propaganda al gimnasio celestial?, ¿o a los pantalones? Total, que el ángel este iba por ahí volando tan tranquilo cuando de pronto se dio una hostia sagrada contra un avión. Yo es la explicación más razonable que encuentro. Después de la hostia el ángel se estampó contra el suelo y por eso se transformo en un ángel caído y tal. Aparentemente, el traumatismo craneal lo hizo acabar en un instituto y transformarse en un acosador que se dedica a aprovecharse de que puede leer la mente de una chica adolescente para ponerla bajo su control.

Vamos, que esto es otro Crepúsculo un romance entre una chica normal y un bicharraco ser sobrenatural de turno y, por supuesto, ambos tendrán que superar muuuchos peligros porque lo suyo es un amor prohibido por lo tóxico que es y blablablá.

Recuerda que me quieres

«Quiere muchísimo a Wendy», pensó, indignándose con ella al ver que no comprendía por qué no podía volver a tener a Wendy. (No soy ninguna experta en gramática, pero juraría que esto debería ser un punto y seguido.)

El motivo era de lo más simple: «Yo también la quiero. Y no podemos tenerla los dos, señora». (¡Menudo posesivo egoísta! ¿No has oído hablar del poliamor?)

Peter Pan y Wendy, de J. M. Barrie.

Cien años después la historia se repite. O quizá no. (¿En qué quedamos? Aclárate.)

Todavía no se conocen. Ni siquiera se intuyen. Peter y Wendy tienen un destino común del que no podrán escapar. La aventura de la vida y la magia del amor empiezan contigo, en cuanto te atrevas a descubrir su historia. (O sea, que esto es una especie de continuación/historia alternativa de Peter Pan, sólo que ahora Peter y Wendy se lían, ¿no? O al menos eso es lo que creo entender, ya que esta sinopsis es ambigua y vaga cual promesa electoral.) Podríamos hablarte sobre caracoles, estrellas, princesas que no sienten dolor, palabras inventadas, catarros mal curados o mundos rellenos (Mundos que son como las croquetas: rellenos.) de sueños donde todo es posible. (¿¡!? Lo que podríais hacer es hablarme sobre de qué va el libro en lugar de soltar al azar cosas que no tienen ningún sentido para mí. Eso parece la descripción de un chute de LSD.)

Por explicarte podríamos deleitarnos y ser un poco malas y adelantarte que el amor no siempre es dulce. (¿Os da placer explicaros?, pues nadie lo diría porque hasta ahora no habéis explicado nada.) Pero claro, eso sería adelantar acontecimientos y no entenderías nada. (Naaa, tranquilas, hasta ahora no he entendido nada de todas formas, pero justamente lo anterior sí que parece dar a entender algo sobre la historia, sólo espero que no sea un spoiler de cómo termina el amor de Wendy y Peter.) Así que olvida las últimas líneas y sumérgete en una historia donde todo es posible, incluso que el sol y la luna se besen. Pronto, todo tendrá sentido. (Me alegro de que al menos os hayáis dado cuenta de que esta sinopsis no tiene ningún sentido. Ahora, por favor, buscad el significado de la palabra «sinopsis» para que os quede claro que estas sirven para decirle al lector de qué va el libro, no para soltar cosas que sólo se pueden entender ya conociendo la historia.) Bienvenido a nuestro particular Nunca Jamás. (Algunos van a los campos de fresas y otros a Nunca Jamás, todo depende del camello.)

Sin título

Sólo hay una forma de definir esto: estoy tan confusa que me hiero a sí misma. Según lo que he podido deducir de la sinopsis el libro va sobre Peter Pan así que, por favor o por dinero, que alguien me explique qué tiene que ver el argumento con una chica montada en una minibicicleta, con tendencias exhibicionistas (va sin bragas y con un vestido que le deja el culo al aire, ¿intentan darnos a entender que el libro es para mayores de dieciocho?) y a la que le ha venido la monstruación. De no haber sabido que esto es la portada de un libro hubiera pensado que se trataba de un anuncio muy grotesco de compresas. Además, ¿por qué han puesto la imagen inclinada de esa manera? No sólo dificulta la lectura del título, es que encima hace que todo parezca aun más raro ¿acaso la chica está cayendo mientras tiene la monstruación y por eso va dejando un rastro de sangre? Sinceramente, ni lo sé ni quiero saberlo. Cuando más miro esta portada menos sentido le encuentro y más yuyu me da. Igual al final este sí que va a ser un libro sobre psicotrópicos porque entre la chica esta, los caracoles, las princesas inhumanas que no tienen sistema nervioso (¡a lo mejor es que en realidad la chica de la portada es un monstruo y por eso tiene semejante monstruación!) y el Sol y la Luna morreándose…

De analizar el título e intentar descubrir su relación con la portada y la sinopsis directamente paso, ya he asumido que aquí nada tiene sentido.

Harry Potter

Estos libros sí que los he leído, de hecho están reseñados aquí.

En su momento pensé que las portadas españolas eran normales y se iban afeando conforme avanzaba la serie, pero eso fue sólo hasta que encontré las siguientes. Ahora todas las portadas españoles me parecen dignas de un museo en comparación. Juzgad vosotros mismos:

Sin título

Harry Potter y el misterio de por qué es capaz de duplicarse para hacer selfies en todas las portadas.

Sin título

Este Harry no se ha dado cuenta ni de que el cielo ha adoptado un perturbador y antinatural color rojo, ni de que está a punto de ser arrollado por un tren rodeado de purpurina. No obstante, entre esas gafas de culo de vaso y la cara de drogata que tiene tampoco me extraña que no vea ni se entere de nada, le han debido pasar algo los de Recuerda que me quieres.

Sin título

Bueno, tengo claro que el claval que vuela en una escoba-cepillo como la que tengo en mi casa es Harry. Ahora sólo me queda averiguar que pintan las inquietantes esculturas, el buitre con mala leche, el rayo en un día claramente soleado, el hombre raro corriendo en llamas (¿un pariente lejano de Katniss, quizá?), el búho gigante, la mansión de la familia Addams y la muerte que va por ahí con la guadaña al hombro como quien lleva un bolso.

Sin título

¡Co… liflores! ¡Es the walking Potter! No me diréis que no da cosa la cara de zombi que tiene el niño. Hasta el pajarraco con uñas de Lobezno y la estatua parecen más vivos y expresivos que él.

Sin título

Al portadista le pilló un ataque de vagancia, así que abrió el photoshop y, en un minuto, pegó un dragón de corchopán más tieso que la escayola sobre un fondo de agua en el que una sombra indefinida está usando el ataque salpicadura (Magikarp, ¿eres tú?).

Y atención a las portadas finlandesas. Canela en rama.

Sin título

Dejando de lado las narizotas que se traen todos. Por favor, prestad especial atención a la segunda, la cuarta y la quinta. En la número dos no sólo tenemos a un Gilderoy Lockhart con unos dientes que ya quisiera Drácula, antenas y tirabuzones, es que además ¡están los men in black ahí acoplados en la esquina! La número cuatro bien podrá llamarse Harry Potter, el fantasma raro sujetapapeles y el rubio inexpresivo de mirada perdida. Y en la número cinco nos encontramos con que Harry ha sido clonado, al fondo hay una persona gritando mientras es secuestrada por un misterioso ente volador invisible y se ha colado un bicharraco salido de Los mitos de Cthulhu.

¡Ah! Y que alguien me explique que son esa especie de mezcla entre bufanda y disfraz de bufón que llevan todos.